Día de la Tierra y ciudades verdes

La opinión de la ambientalista…..

l

ESMERALDA NÁJERA

Hoy 22 de abril celebramos el Día de la Tierra, dando pie a la realización de grandes iniciativas en países y naciones, para llevar a los ciudadanos de todo el mundo ejemplos concretos y efectivos sobre el cuidado de la tierra, de cómo remediar los padecimientos provocados por la acción humana y qué medidas tomar para la preservación de sus recursos naturales y el ambiente a fin de garantizar la propia vida.

Cabe destacar la Primera Cumbre Mundial sobre el Cambio Climático y los Derechos de la Madre Tierra, de Tiquipaya, Bolivia.   Esta cumbre aborda aspectos del Cambio Climático como los recientes descubrimientos y el estado en que se encuentran las negociaciones por parte de la comunidad que conforma los EEUU entre otros tópicos no menos relevantes.

También crece el interés por adoptar un comportamiento ético, repleto de valores humanos hacia la Tierra, sus recursos y el ambiente, que haga posible revertir la actual dirección que sigue el cambio climático en el planeta. Para poder superar el actual estado de situación, debe sustituirse el uso de las máquinas generadoras de dióxido de carbono, los aerosoles y aquellos productos que degraden el ambiente y sus elementos naturales. Consideremos la Educación y la Comunicación Ambiental como opciones que se empinan para proveer conocimientos fundamentales y de primer orden sobre la Tierra, el ambiente y sus recursos, todo íntimamente vinculado a la vida misma.

En Panamá, cuyo significado equivale a Tierra verde, el 22 de abril motiva valorarnos como hijos de una madre tierra verde. El ser nación de una tierra verde conlleva emprender con el mejor ánimo y regocijo compromisos que den bases para enrumbar estrategias factibles sobre el ambiente y recursos naturales. Veamos como nuestra realidad ambiental de país pasa por el Canal, su cuenca, zona adyacente y población circunvecina; el Canal, constituye una actividad comercial de prioridad en el desarrollo económico y natural, que tiene un complejo de estructuras creadas por el hombre que armonizan con los procesos naturales que se desarrollan con y para el Canal. La región del Canal se desarrolla atendiendo el concepto de Tierra verde, la cual se convierte en un ejemplo factible de sostenibilidad, que las autoridades públicas pueden asimilar para replicar en áreas geográficas locales y así, mantener vivo el significado de la palabra Panamá. Las áreas geográficas pueden ser espacios públicos, como la denominada “Cinta Costera”, que bordea el litoral de la Ave. Balboa en la ciudad capital y ayuda a mitigar los efectos de la muralla de cemento que se eleva con las nuevas edificaciones (rascacielos).

La Cinta Costera es una propuesta ambiental de sostenibilidad, encaminada a ser modelo de ciudad verde, porque entre otras cosas sirve para: motivar la utilización de su espacio para actividades humanas al aire libre, ello dará sustento a la comprensión del medio natural y el equilibrio que debe mantenerse para disponer de una vida con calidad.

Celebremos los 40 años del Día de la Tierra, hoy 22 de abril, adoptando un desarrollo sostenible al estilo de la tierra verde.


<>

Este artículo se publicó el 22 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: