Panamá y Fuenteovejuna, todos a la una

La opinión del Ingeniero…..

.

Eduardo A. Esquivel R.

En Panamá curiosamente estamos en una etapa “mediática” en que las figuras públicas son más populares producto de campañas publicitarias costosas o porque fueron presentadores de televisión.

Desafortunadamente esta popularidad es ilusoria y temporal, ya que llega un momento en que la realidad supera la ficción.

Las “consultas” populares que se planean, si no son manipuladas como el referéndum por la Ampliación del Canal o algunas encuestas, sin duda son positivas, ya que el gobierno se dará cuenta de su eficiencia y de su verdadera popularidad. Estas no son vinculantes directamente, aunque si lo serán de cualquier manera, ya que el Pueblo comprobara si el Gobierno escucha su voz o si la ignora. Y esto sera decisivo para las decisiones en el referéndum por la reelección o en las elecciones presidenciales en el 2014.

A mi parecer los “Temas” nacionales no pueden ser sometidos a consulta porque son muy complejos. Por ejemplo: ¿Cómo podría ser sometido a consulta la seguridad pública? ¿O la Educación? Lo que tiene que ser sometido a consulta o a aprobación o desaprobación son los funcionarios públicos (Ministros) responsables por estos temas: La seguridad, la salud, la educación, la alimentación, el medio ambiente, el trabajo, la vivienda, la energía, el comercio, etc.

Una vez un sabio dijo que los gobernantes solo se podían mantener en el poder a través de dos medios: por la esperanza o por el miedo. Lo curioso es que en nuestras pseudos-democracias, casi siempre se accede al poder explotando la esperanza del Pueblo, con promesas de resolver todos sus problemas, y al fallar en estas promesas, cuando el Pueblo les reclama, recurren a la segunda opción, el miedo, para mantener el poder.

La Ley que sanciona con 2 años de cárcel a las personas que cierren calles no solo es absurda sino que puede ser peligrosa, ya que las personas, en su desesperación, pueden optar por otros medios de protesta mucho mas violentos, como esta ocurriendo en muchos países ahora mismo.

Las manifestaciones y cierres de calles seguirán, y no creo que el Gobierno pueda meter miles de personas a la cárcel, al menos que quieran convertir el país en cárcel.   Escuche en la calle decir a alguien que lo único que falta es que los diputados oficialistas saquen una Ley que prohíba criticar o hablar mal del gobierno. Bueno, de hecho sin ley, hacer esto ya es bastante peligroso, si no que lo digan los civilistas.

La situación de Panamá cada vez me recuerda más a Fuenteovejuna de Lope de Vega, donde el pueblo, cansado del abuso del poder del Comendador, hace justicia por sus manos. Y cuando el juez pregunta quien es el culpable, le dicen “Fuenteovejuna, (el Pueblo) señor”.

Ante la imposibilidad de meter todo el pueblo en la cárcel y comprobado el abuso del poder, el Rey lo que hace, sabiamente, es reconocer que el pueblo no quiere poder sino justicia. Como lectura alternativa, sobre el mismo tema, les recomiendo la vida de Julio Cesar.

<>

Este artículo se publicó el  20  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: