El ser humano y su entorno

La opinión de….

.

JAIRO HENRI PERTUZ SUÁREZ

La vida, don preciado que nos concede el Creador, viene siendo despreciada y explotada por una sociedad cada vez más carente de valores.   Todo se mide en función de dinero.   La política exterior de las llamadas potencias mundiales vienen siendo dirigidas a lograr rentabilidad, ventajas aviesas y hasta criminales para dominar.   El ser humano y su entorno, no interesan.

Los pobres, cada vez son más pobres. De allí surgen, por rebeldía natural, en reclamo de derechos, los sindicatos, las guerrillas estigmatizadas y otros movimientos de la sociedad. La injusticia social no retrocede. África, Asia, Indoamérica y parte de Europa, nos muestran pueblos explotados y sometidos históricamente a las más oscuras y bajas prácticas. Gobiernos dictatoriales de la derecha civil y militar han venido cometiendo toda clase de abusos y crímenes.

Proliferan proyectos mineros e hidroeléctricos que son más perjudiciales que beneficiosos (explotación y adjudicación) despojando a millones de etnias nativas de sus tierras, culturas y vidas, existiendo otras tecnologías menos traumáticas.

Si el turismo, sin monopolios ni abusos contra la naturaleza, ha demostrado mundialmente mejores resultados para todos, ¿por qué destruirlo con los citados proyectos?   El director de la ATP podría realizar mejor sus labores dedicando tiempo atendiendo en su despacho. Sus cercanos colaboradores no atienden con calidad ni eficiencia. Vanos serán los esfuerzos de cámaras de turismo, capacitaciones y promociones.

Por otro lado, nuestra Caja de Seguro Social (CSS) continúa su vía crucis. Se continúa manejando políticamente. Nombrar más médicos y enfermeras solo aumentará la planilla. Todos los servicios están recargados por atender los “beneficiarios” que no les corresponde atenderlos la CSS.

El señor presidente de la República, Ricardo Martinelli, y el director de la CSS, Guillermo Sáez Llorens, lo saben bien. Los gobiernos ni siquiera pagan las cuotas de los miles de empleados públicos que, con sus “beneficiarios”, atiende esa entidad. Conscientemente están matando a los asegurados, especialmente a los jubilados.

En otro aspecto, mentes perversas, sacian su maldad tratando de desprestigiar a la Iglesia Católica. Los sacerdotes son millones y son humanos. Algunos cometerán errores. Si los judíos sufrieron holocausto, los cristianos continúan sufriendo un largo y despiadado holocausto desde Jesús, el disidente.

La reforma educativa no llena los requisitos para formar mejores ciudadanos, capaces y con normas de conducta. Se han eliminado materias básicas (cívica, urbanidad, física, literatura y geografía universal), no es integral. Somos seres humanos, no productos para el mercado laboral.

<>

Este artículo se publicó el 18 de abril de 2010  en el diario El Siglo,  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: