Lucha Social y los Educadores. Una historia que se desdibuja

La opinión del Economista….

.

Francisco Bustamante

Se dice que en Panamá casi todo mundo tenía un maestro o un policía en la familia. Esto indicaba la raigambre popular de estos dos estratos o estamentos como se dice hoy, en la sociedad panameña. Y como ironía de la vida, ambos grupos tomaban posiciones antagónicas. Los policías defendiendo los intereses de la oligarquía, los maestros defendiendo los intereses de las mayorías.

Con el advenimiento de la “Revolución Octubrina”, vimos un cambio de paradigma. Los asociados al proyecto militar, llegaron a negar la autonomía universitaria, porque..” la revolución abarca todos los aspectos de la vida nacional, y no caben autonomías que limiten el proceso revolucionario..” palabras más, palabras menos.   Lo cierto es que con la revolución octubrina, se penetran los organismos gremiales de educadores, se dividen, pero siempre subsiste un grupo que se opone al gobierno militar, llegando inclusive a forzarle el brazo.

Entre los “triunfos” de los gremios de educadores está la defenestración de la reforma educativa de los militares. La misma fue combatida recurriendo al temor secular del panameño a la izquierda. Se tildó dicha reforma de comunista, y mucha gente con intereses anti gobierno se montó en dicha campaña. La Reforma Educativa, fue derogada.

Desde entonces, la educación panameña ha venido decayendo en calidad. Las escuelas públicas pierden terreno y competitividad comparadas con las escuelas privadas. Recuerdo en mis tiempos que quien no podía aprobar en el Instituto Nacional, emigraba a  ciertas escuelas privadas.   Hoy es al revés.

Todavía los maestros siguen siendo un grupo combativo en la sociedad. Lamentablemente, no veo la calidad de dirigencia de aquellas épocas, cuando los educadores eran admirados, respetados e inclusive queridos por sus estudiantes. Hoy día vemos a los educadores, por lo menos un grupo significativo, amparados bajo las banderas de grupos autodenominados de izquierda.

Y la verdad sea dicha, me lucen más articulados, capaces y centrados los dirigentes obreros de izquierda que los dirigentes magisteriales. Estos se destacan por luchar por intereses gremiales, como cualquier sindicato.   Les importa más sus conquistas laborales, la estabilidad de sus puestos, que la calidad,  la pertinencia, la actualidad de la “educación” que imparten.

Hoy día, recién empezado el ciclo educativo, suenan los tambores de guerra y de llamados a huelga en contra de la tímida reforma piloto que inicia el Ministerio de Educación. No conozco los detalles de dicha reforma. No he visto el anuncio de la misma en los diarios. Creo que es un error de cálculo de las autoridades nacionales. Pero también sé que la misma se basa en estudio y trabajos ya realizados en el pasado. Y que es urgente iniciar un proceso de cambio en la educación.

Me hubiese gustado una reforma que empezara por educar a los educadores ya que la calidad del cuerpo docente es fundamental.  Pero es mejor un paso tímido en la dirección correcta, que otro en la dirección de satisfacer a los grupos gremiales interesados en su propio beneficio, solamente.

<>

Artículo enviado el 12/04/2010 8:38 por el autor, a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: