Carcel por cierre de calles…Un sintoma de algo peor?

La opinión del Economista…..

.

Francisco Bustamante

Como muchos ciudadanos, me opongo fervientemente a que se cierren las calles por cualquier tema que afecte a un grupo, comunidad, o similares. No creo que irrespetar los derechos de la mayoría, sea la solución de los problemas de nadie.

Pero también admito que en ocasiones, es la única manera que le queda a la ciudadanía desorganizada para ser escuchada, ya que es  ignorada por los partidos políticos, los diputados, o las autoridades responsables.
.
Es falta de tacto político, que ante un cierre de calle en lugar de presentarse las autoridades responsables, el primer acto de éstas es enviar los grupos anti motines, para disolver lo que claramente No es un motín público, ni nada parecido.
.
En países como México, es normal ver marchas con mantas por las calles, ejerciendo el derecho de expresión. Inclusive el candidato perdedor de las últimas elecciones presidenciales,  Andrés Manuel López Obrador cerró la conocida vía Reforma por alrededor de dos meses, y las autoridades mexicanas no procedieron al desalojo violento, y mucho menos al encarcelamiento de los protestantes.
.
En Argentina, la dictadura militar no les impidió a las Madres de la Plaza de Mayo expresarse, siendo esta prácticamente la única voz disidente que no fue aplastada por la dictadura que afectó ese país.
.
Y puedo dar más ejemplos que las dictaduras más sangrientas respetaron cierto que con limitaciones, estas expresiones de descontento.  Inclusive el demonizado MAN, Manuel Antonio Noriega no legitimó mediante una ley  aprobada por su obediente Asamblea de Representantes, algo similar a lo que la actual Asamblea pretende formalizar. La cárcel para aquellos que cierren las calles por protestar.
.
Nos luce tan estúpidamente absurdo que nuestros diputados dediquen valioso tiempo a estos menesteres. Acaso ese es el problema más serio que enfrenta el país? Dónde están los mecanismos de supervisión de la ejecución presupuestaria? la aprobación de los mecanismos necesarios para ir implementando la descentralización municipal?

Y la policía y las cárceles, en lugar de reservarse para atajar los delitos comunes y de cuello blanco, se convertirán en el destino de quienes recurren a expresarse en las calles? Ciertamente, voté por el cambio, lleno de esperanzas. Pero no para ver las bellaquerías que nuestros diputados aprueban, que se sirven con la cuchara grande, haciéndole un gran daño al país, a la institución de la democracia representativa, y al mismo gobierno que dicen defender. Con aliados así, el gobierno solo puede lograr desencanto.


<>

Escrito recibido por correo electrónico el 10 de abril de 2010 en Panaletras, también fue publicado el 15 de abril de 2009 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito y la responsabilidad que le corresponde.

Ministro Duboy, ejemplo a seguir

La nota de hoy para el Grupo Oficial de Amigos en Facebook del Gobierno del Cambio,  por la activista política…..
.
JENNIE GONZALEZ
Ministro “mató camarón” como albañil

No se trata de Juan Albañil, aquel personaje que se hizo famoso en la canción interpretada por el cantante “Cheo” Feliciano, sino del ministro de Vivienda, Carlos Duboy, quien ayer ayudó a construir las bases de una vivienda más cómoda para el infante José Luis Meléndez, quien padece vitíligo o enfermedad degenerativa de la piel.

Junto al viceministro Jaime Ford, y cuadrillas del MIVI, Duboy se trasladó al sector de La Soberana de Bejuco, distrito de Chame, donde vive la familia Meléndez.

El ministro Duboy señaló que se siente satisfecho por “ser parte de este proyecto que beneficia a un niño que por muchos años ha esperado por una vivienda digna para compartir con su familia”, destaca una nota de prensa.

Por su parte, la señora Aiza Meléndez, madre del niño, quien estuvo en todo momento en la jornada de trabajo, se mostró muy contenta y agradecida con este gesto humanitario y sobre todo por el cariño que hasta el momento le han mostrado a su hijo.

GOBIERNO NACIONAL

JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMA

Fuente:http://www.critica.com.pa/archivo/04182010/pol02.html#ixzz0lXxpFiAw

xx
<>
Nota publicada el 19 de abril de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

¿Reforma curricular o estafa?

La opinión de….

.

JORGE GAMBOA AROSEMENA

Hoy está en el tapete la puesta en práctica de la llamada reforma curricular educativa. Nadie puede decir que no se requiere enfrentar el efecto de un sistema educativo en crisis para lograr que nuestra población tenga mejores oportunidades de éxito en la vida. Parte de la crisis generalizada que afecta al país es la educativa.

Gremios de educadores y asociaciones de padres de familia se enfrentan gracias a que el Ministerio de Educación no proyecta confianza y menos liderazgo en la comunidad porque los rectores del sector, Ministra y técnicos, arrastran la imagen politiquera del gobierno que nada cambia.

Conversando con panameños maduros, recordábamos que nuestra época escolar tenía horarios de 7 horas diarias de clases o actividades dirigidas, ya en colegios privados o en escuelas públicas.

Hoy en día, los estudiantes van solo 5 horas diarias a clases, eso representa 2 horas menos diarias o 10 horas menos por semana, lo que es alrededor de 340 horas menos al año.   Para que los estudiantes de ahora tengan eso que tuvimos los que tenemos más de 50 años, tendrían que asistir 60 días hábiles más de lo que asisten ahora, dando como resultado que no podrían tener vacaciones porque 60 días hábiles se traducen en casi tres meses de calendario.

Hoy se discute sobre la mal llamada reforma y si se puede enmendar las deficiencias que se verifican en los exámenes de admisión en la Universidad de Panamá o en el desempeño de los estudiantes en los trabajos o en sus vidas, quienes muestran tanta deficiencia que no pueden ni siquiera discernir sobre sus problemas sencillos y menos sobre su responsabilidad social y política, donde son víctimas de una sociedad de consumo sin valores y del clientelismo político, que los hace esclavos.

Esta discusión es una quimera si no proyecta devolver tiempo y calidad en los horarios de los estudiantes. Es imposible que con casi un tercio menos de tiempo de clases y actividades dirigidas los estudiantes de hoy puedan tener los conocimientos que tuvimos los que nos educamos hace más de 30 o 40 años.

Y no he comentado que luego del horario formal muchos nos quedábamos en los planteles, o íbamos los sábados para hacer deportes o actividades culturales como cine, clubes, conjuntos típicos, grupos artísticos y demás. Y tengamos presente que la mayoría de los educadores de hoy fueron formados en este sistema de 5 horas diarias.

Con reforma o sin reforma, mientras no sumemos tiempo diario y que los planteles no tengan dos y hasta tres jornadas, nos estamos engañando. Engaño es estafa y los rectores del sector son los principales autores de la estafa. Antes había una formación integral imperfecta, hoy una caricatura de educación.

<>

Este artículo se publicó el 16 de abril de 2010  en el diario El Siglo,  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Ciao, Ieri. Ciao, Domani. Ed oggi?

El Domingo, 28 de febrero de 2010 a las 23:57,  encontrábamos  en Facebook , de  la   inspiración de  la poetisa panameña…..
.

Paola Brugiatti Goyez


Ciao, Ieri. Ciao, Domani. Ed oggi?

Qué ironía,
hoy vuelves,
cuando menos te he pedido,
vuelves.

Ahora cuando tengo un nuevo comienzo,
me pregunto si alguna vez llegué a tener un fin.

Ahora me haces recordar
lo fácil que es soñar
y cuán difícil es vivir y respirar.

Porque la verdadera dificultad no es pensar en el cambio,
ni tampoco idealizarlo:
el dilema es abrir el armario
y atreverte a salir hoy con una camisa diferente.

Siempre tengo una excusa para el retraso.
Un límite, un obstáculo.
Estas cosas que sólo yo he creado.
Siempre decide esta voz que me domina,
que evita que viva,
que te quiera sin medida.

Creo que es el momento de no imaginarme momentos,
el instante en el que fluye el río
y no lucho contra su corriente.

Es hora de morir en el intento…
Quizás despierte sin sonreír primero,
porque será su sonrisa la que me dé la bienvenida
al mundo que no me atrevo…

No dejes para después
lo que hoy está a tus pies.
Luego cuando es invierno,
no esperes al sol en los cielos,
porque, tal vez, nunca ha estado allí.

Revocatoria y camarón constitucional (I)

La opinión del Abogado y Honorable Diputado…..



Hernán Delgado

La Constitución Política de Panamá es fuente de seguridad jurídica para el ciudadano y la colectividad, que se manifiesta con el ejercicio democrático del poder público en los términos que lo proclama el Artículo 2 de la Carta Fundamental.

Por esa razón el Diputado popularmente electo adquiere, desde el momento que toma posesión de su cargo, la investidura de representante de la soberanía estatal dentro de las autoridades nacionales y extranjeras.   Esa investidura de la soberanía estatal que el Diputado ostenta desde su elección como tal no puede ser desconocida o revocada.

Sin embargo, desde 1983 se instituyó con rango constitucional, en nuestro país, la revocatoria de mandato que el pueblo soberano le otorga al Diputado electo, institución que se mantiene regulada en el Artículo 151 de la actual Constitución.

Lamentablemente la norma constitucional citada, hoy en vigencia, le otorga a los partidos políticos la facultad de revocar un poder o mandato, que no confirieron ni podían ni pueden otorgar dichos partidos, al Diputado para que ejerza en nombre del pueblo la soberanía estatal, mediante el ejercicio regulado de su función legislativa.

En efecto, el Diputado fue electo por el pueblo para que le representara en la tarea democrática de gobierno. Luego entonces, es el pueblo, por causas determinadas el único que tiene la titularidad de tal derecho.

Por ese motivo, entre otros, la Asamblea Nacional ha procurado construir un procedimiento para lograr la revocación del mandato popular de los diputados, de tal modo que ese mecanismo se inspire en el texto y espíritu del Artículo 2 de la Constitución.

Mirada esa situación en mi calidad de Diputado de la Nación panameña, advierto que la actual regulación contemplada en la ley y estatutos de ciertos partidos sobre revocación de mandato son inconstitucionales e inmorales, carentes de todo sentido lógico.

En la legislación de nuestro país aun quedan grandes resabios de la dictadura militar y el artículo 151 de la Constitución Nacional es un claro ejemplo de ello, en circunstancias que es la única nación americana y europea que tiene elevada a la categoría constitucional la revocatoria de mandato a cargo de los partidos políticos y no del pueblo soberano. (Continúa mañana).

<>

Este artículo se publicó el  14  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El Estado es de todos

La opinión de….

.

VICTORIANO RODRÍGUEZ S.

La semana pasada, mi amigo Evans Loo (abogado) me remitió un artículo titulado “Servidores públicos o serviles de políticos”, publicado durante varios días en el Diario Digital http://www.horacero.com.pa.   Dicho documento hace un análisis retrospectivo, objetivo y exhaustivo de una realidad nacional, extendido desde décadas atrás.

Por considerarlo de importancia en nuestra orientación ciudadana y sin temor a equivocarnos, hemos extraído párrafos completos del referido artículo, a fin de compartir con ustedes una filosofía de vida, así como el pensamiento de un ilustre ciudadano panameño que sin cadenas ni ataduras, pero en forma respetuosa y honesta, se preocupa por la situación nacional.

Al expresar que: “Con la excusa de la instalación o perfeccionamiento de la democracia, muchos gobiernos han pervertido hombres e instituciones”, trae a nuestra mente las situaciones acaecidas en el Fondo de Equidad de la Educación (FECE) y el Fondo de Inversión Social (FIS), entre otros.  Situaciones que de investigarse, pueden quedar engavetados. “…vemos con vergüenza ajena -prosigue- a muchos hombres peinando canas, atacando a gente sin importancia, pero se abstienen de tocar a quien da las órdenes”.

Nada sorprendente cuando de menos de mediocres se trata, atacando a mansalva como quien dispara perdigones al aire, a saber si algún ave se cruza durante el disparo, todo para ocultar la verdad, quizás la razón por la cual él expresa que: “Con mucha regularidad se condena la libertad de pensar creativo y actuar sensato… El temor a perder o no lograr bienestar o privilegios lleva al individuo al servilismo. Los serviles dominan las esferas burocráticas privadas y públicas”.

El análisis del amigo Loo y sus apreciaciones sobre un estado de derecho le permiten observaciones muy objetivas sobre funcionarios políticos, independientemente su nivel, preparación académica o la presunta experiencia. Muchas veces son manejados (as) como marionetas de los “re-partidos” políticos o los compadrazgos de alto perfil.

Por ello se refiere a la existencia de: “Servidores públicos, ineficientes, incapaces e ignorantes, que se erigen en serviles de políticos.  Son los que llaman a los padrinos para que acallen las voces que los señalan como tales.   Son los mismos que en un estado de capricho, y no de derecho, le niegan a cualquiera una petición por mas razonable que sea y únicamente para desquitarse el “agravio” de haber descubierto su incompetencia”.

Con claridad meridiana, el amigo Loo expone: “…los servidores públicos son personas pagadas para brindar un servicio de utilidad social. Es decir, aquello que realizan debe beneficiar a otras personas y no generar ganancia privada más allá de su sueldo o salario.  Ellos se deben al pueblo, no a sus jefes. El Estado es de todos y así debe entenderse”. ¡Dios te salve Panamá!

<>

Este artículo se publicó el 15 de abril de 2010  en el diario El Siglo,  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Paternalismo estatal o redistribución de la riqueza

La opinión del Médico…..

César Quintero Sánchez

La Caja de Seguro Social fue creada en 1941, el Ministerio de Salud fue instituido en 1969, la Constitución Nacional vigente de 1972 reconoce como un derecho y un deber del Estado y del ciudadano la atención integral sanitaria, frente a estas premisas contundentes, estamos esperando que en el Sistema Nacional de Salud finalmente se implementen y maximicen los recursos públicos y privados para brindar a todos los panameños Salud Igual para Todos.

Sin embargo de cara a la realidad social por la que transitamos, se hace imprescindible que el mismo esté basado en una estrategia de solidaridad humana con Políticas de Salud explícitas y consensuadas, en la cual no se discrimine a nadie por su reducida disponibilidad económica, lo cual sería tanto como aceptar que los menesterosos solo tienen derecho a vacunas, campañas de cirugías tipo teletón y fumigación, los de la clase media a operarse de hernias y vesículas y solo los ricos a trasplantes de riñón, de médula ósea y a cirugía cardíaca o cerebral.

El compromiso, alcance e impacto de la Seguridad Social rebasa los límites de responsabilidad de toda Caja de Seguro Social en cualquier país del mundo. Es sin duda patrimonio y jurisdicción del Estado Soberano, quien expresado a través de su Gobierno legítimamente elegido, tiene que decidir si su rol será al estilo norteamericano de tan solo regular un altruismo social descentralizado, enmarcado en un programa de asistencia residual basado en las necesidades de los marginados o por el contrario seguirá el modelo europeo de suplir las funciones propias de la sociedad civil en aquellas circunstancias, en donde al individuo por cualesquiera motivos, no le es posible asumirlas.

De lo que se trata es de reconocer que si bien por un lado todo gobierno tiene el deber de preservar el orden económico a través de garantizar la propiedad privada, la competencia, los precios libres, la estabilidad financiera y el crecimiento económico; por otro lado tiene como prioridad indeclinable el de promover el orden social, teniendo como punto de referencia la persona, mediante la protección de la dignidad humana y el libre desarrollo de la personalidad individual, es decir permitir que cada quien pueda llenar el sentido de su vida.

En un Estado con estas características, tipo Alemania Federal, en donde realmente se intenta cumplir la meta del Informe Beveridge de la Inglaterra de 1942, que postula que el sistema vela por el ciudadano común de la cuna hasta la tumba, no se pretende compensar las desigualdades atribuidas a los individuos, sino aquellas que emanan de factores ajenos a su voluntad y esfuerzo, tales como la pobreza extrema, el analfabetismo, el hacinamiento, la violencia social, las guerras, las crisis económicas y las injusticias de todo tipo.

<>

Este artículo se publicó el  14  de abril de 2010 en el diario  El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Mascotas, celulares y canasta básica

La opinión de…..

.

Hirisnel Sucre S.


Después de haberme encontrado y de conversar con mi condiscípulo del Instituto Nacional de Agricultura, Carlos Salcedo, destacado avicultor, decidí escribir las siguientes inquietudes como panameño y profesional de las ciencias agropecuarias por más de 40 años.

Cierto es que fue una promesa de ambas campañas presidenciales bajar la canasta básica familiar.  Yo también lo desearía, pero me pregunto: ¿cómo?, ¿a base de qué?, ¿de resolver la cadena de frío?, ¿de darle más apoyo al productor nacional? ¿ o bajando o eliminando aranceles de productos importados?

Las preguntas anteriores se podrían resolver con una ecuación: mascotas + tarjetas de celular= canasta básica familiar. Veo difícil resolverlas si no tomamos en consideración los hábitos de consumo modernos de los panameños como lo son los excesivos gastos en alimentación y cuidados de animales de pequeñas especies, llamados “mascotas” y el alto consumo de tarjetas de celular de los panameños de la campiña y la ciudad.

Me asombré al ver en un supermercado de la 24 de Diciembre, la cantidad de alimentos para “mascotas” disponibles para su clientela y después, por casualidad, pasé frente a una escuela primaria del sector, me detuve para ver a los niños en la hora del “recreo” y me asombré nuevamente al ver a cada escolar con uno y hasta dos celulares “chateando” o llamando ¿a quién? y hasta tomándose fotos.

Nunca olvido el primer día de ingreso a la Facultad de Veterinaria en el sur de Brasil, donde me gradué, cuando en 1968 el decano nos reunió y dijo:   Aquí aprenderán a ser veterinarios orientados a la producción de carne, leche y lana, porque esto es lo que necesita este país (Brasil); ese mensaje me quedó bien claro y en mis estudios y prácticas fue muy poco lo dedicado a las “mascotas”.

¿Será por casualidad que Brasil hoy es una potencia económica mundial? ¿Será porque esa era la orientación para una profesión que coadyuvara a la actividad más noble del hombre, la producción de comida?

Si bajar la canasta básica de alimentos es para que los panameños ahorremos en comida, ¿a costa de quién? Y que esto se utilice para alimentar, peinar, peluquear y poner champú a las “mascotas” y la otra porción del dinero ahorrado en alimentación familiar, dedicarlo a comprar tarjetas de celular, que la más barata vale B/. 2.10, casi igual a una libra de carne bovina de primera calidad.

Se me ocurre otra “ecuación”: ¿cuántas tarjetas de celular y cuántas libras de carne bovina compra cada familia quincenalmente?, y ¿cuánto cuesta cada “mascota” quincenalmente?

A esta última tengo la respuesta, porque mi hija Rita, que es ingeniera industrial recién graduada, trabaja en un banco, está soltera, tiene una “mascota” en nuestro apartamento en La Alameda, que por no tener conocimientos y práctica no atiendo yo, pero sí veo las facturas de su alimentación y atención, y es ¡una exageración!

Rubén Ureña, tendero de Piriatí en Chepo, me afirmó que él vendía ¡más tarjetas de celulares que pan!

A los estudiosos de esta materia los invito a que me ayuden a resolver esta “ecuación”, porque aún no la entiendo y no me sé el resultado.

P.D.: ¿Cuántos niños (as) de nuestro país desearían tener un trato y alimentación de “mascotas?

<>

Este artículo se publicó el  14  de abril de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Variaciones del combustible

La opinión de…..

.

WOLFRAM GONZÁLEZ

De abril a septiembre los precios de la gasolina en la República de Panamá no van a ser menores de tres balboas

El 6 de abril la oficina que administra la información de energía del Gobierno de los Estados Unidos publicó sus predicciones en cuanto a precios de combustibles durante el próximo verano en el hemisferio norte. El mismo comprende los meses de abril hasta septiembre.

Se pronostica que el precio de la gasolina regular alcance un incremento de aproximadamente cincuenta centavos de dólar por encima del promedio del año pasado. Es decir, llegaría a costar $2.92 por galón en los Estados Unidos.

Esto nos lleva a concluir que los precios en la República de Panamá no van a ser menores de tres balboas durante ese mismo período. Afortunadamente existe capacidad de procesamiento en las refinerías para suplir la demanda actual.

Hago la salvedad de que estos estimados se dan asumiendo que no se confronten dificultades en las facilidades de refinación de petróleo instaladas y tampoco ningún suceso geopolítico que altere el suministro de materia prima para producir combustibles.

En Panamá se han dado seis incrementos consecutivos, siendo el último la semana pasada. Y basado en lo arriba descrito, no parece existir mucha esperanza en que el costo del combustible se vea disminuido en los meses venideros.

Panamá no produce un galón de combustible refinado. Tampoco existe ningún pozo petrolero ni de gas natural que esté siendo explotado en este momento. Hay indicios de formaciones geológicas que parecen indicar existencia de petróleo. No obstante, nada en concreto aún.

Los estudios que se han hecho no reflejan una cantidad suficiente de reservas en nuestro territorio como para que justifique una operación de extracción que sea rentable y atractiva para posibles inversionistas. Por tal razón Panamá depende de los vaivenes del mercado. Dependemos del suministro de países que refinan y también de los que suplen la materia prima: petróleo crudo.

Además tenemos un consumo tan pequeño, aproximadamente de 50 mil barriles por día que no es siquiera un punto de apoyo para poder negociar mejores condiciones en cuanto a precio. Esto impacta directamente en la cantidad de importadores al territorio nacional. En la actualidad solo hay dos.

El consumo de los Estados Unidos es de 20 millones de barriles por día. Esto equivale al 37% del planeta. Por tal razón no es justo compararnos con los precios de los norteamericanos. Debo añadir que ellos tienen la mayor cantidad de refinerías del continente.

El precio del crudo la semana pasada se mantuvo en los 85 dólares por barril de manera consistente. Ha reflejado pequeñas variaciones pero no ha bajado de 84 dólares. La demanda mundial permanece en crecimiento, especialmente para el combustible diesel tanto en Norteamérica, China, India y Latinoamérica.

La economía en EEUU pareciera recuperarse y debe caer el nivel de desempleo gradualmente. Todo esto incrementará el consumo de combustibles. Aún con el nuevo proyecto del presidente Obama de explorar y explotar en el territorio estadounidense no esperemos una rebaja en precios.

<>

Este artículo se publicó el 14 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Canchas deportivas o pasaporte a la muerte?

La opinión de….

.

GARRITT GENETEAU

Cuando la Asamblea Nacional aprueba leyes que redundarán en beneficio de la sociedad, somos los primeros en aplaudir lo positivo de esa acción.   Tal es el caso del proyecto de ley presentado por el diputado Agustín Sellhorn, que está por aprobarse, y que prohibirá definitivamente la venta de licores en canchas deportivas, gimnasios escolares, estadios, etc.

Actualmente, los alcaldes tienen autorización legal para emitir permisos para venta de todo tipo de licores en sitios donde se celebran eventos deportivos, lo que trae como resultado que menores de edad se emborrachen y los espectáculos supuestamente deportivos degeneren en actos que riñen contra la moral, en crímenes, riñas tumultuarias, debido a la embriaguez.

El comisionado Castillo declaró ante la Comisión de Asuntos Municipales que el noventa y cinco por ciento de los hechos violentos de los fines de semana se originan por la ingesta de bebidas alcohólicas.

Los sucesos que engrosan las secciones informativas de la Crónica Roja tienen lugar en las canchas deportivas, donde es frecuente ver el cuadro vergonzoso de padres de familia que se emborrachan a la vista de sus hijos. Resolver este estado de cosas tan deprimente es lo que se busca con esta ley, que debe aprobarse a la mayor brevedad posible.

Muchos países de otras latitudes han prohibido el consumo de licor en eventos deportivos y nuestro país no debe ser la excepción. Los panameños decentes no pueden seguir tolerando que se confunda el deporte con el vicio. Las canchas y estadios han caído en manos de los criminales de barrios y nos hemos dado cuenta de que en esos sitios no se forman deportistas, sino elementos del mal vivir.

Grupos de vecinos dicen que están celebrando partidos de fútbol, por ejemplo, pero lo que hacen es ingerir cantidades de licor y cuando finalizan esos encuentros “amistosos”, lo que vemos es una borrachera colectiva, preámbulo de hechos delictivos tal como acontecen todos los fines de semana.

El proyecto de ley Sellhorn acabará con estos cuadros inmorales y nocivos para la salud, porque pondrá un alto a la concesión de permisos y coimas para vender licores, facultad que ejercían irresponsablemente los alcaldes. Se busca corregir una anormalidad que se introdujo en la ley 5 de enero de 2007.

Es preocupante el alcoholismo en Panamá. Debemos adoptar medidas de control tendientes a alejar de este flagelo a nuestra juventud.

Para muestra ofrecemos la preocupante noticia: Durante el año pasado se consumieron 232 millones de litros de cervezas, lo cual es excesivo para una población de consumidores que no llega a los dos millones. También se ha confirmado que el panameño consume más cervezas que el vital líquido  ¡Qué barbaridad!

<>

Este artículo se publicó el 14 de abril de 2010  en el diario El Siglo,  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Vecindad

La opinión de…..

.

MODESTO A. TUÑÓN F.

Uno de los fenómenos que lleva implícita la vida moderna es la pérdida del sentido de vecindad, de relación armónica entre los vecinos. Ha desaparecido ese saludarse cada día, preguntar por los hijos y organizar actividades en común los fines de semana.

De igual manera, la relación física se ha distanciado por los altos muros, paredes, verjas, cercas y el encerramiento de cada quien para proteger la seguridad y el patrimonio familiar.

La palabra vecindad encierra una mezcla de conceptos que aluden a cercanía; es decir una acepción relacionada con un lugar; pero también, a grupo de personas que conviven muy próximas entre sí. O sea, que son vecinos.

Pero con una característica que la brinda el sufijo “dad”, que al igual que el “ hood ” en el inglés de “ neighborhood ” o el “ age ” del francés “ voisinage ”, se refiere también a una especie de hermandad o de salvaguarda. La vecindad supone también en esencia una comunidad de personas que viven cercanas entre sí, cualidad que aprovechan para darse protección.

Estas ideas no son nuevas. El origen de los poblados surgió precisamente por una relación de vecindad, primero con familiares, luego con allegados que formaron los clanes, tribus, pueblos que tenían algo —por lo general una cultura— en común y por eso se denominaron comunidad.

Esta relación vecinal tiene además de un uso en el contexto de un poblado, una implicación importante en la vida de los países. El presidente Roosevelt buscó la solidaridad hemisférica ante las amenazas exteriores y creó el concepto de “buena vecindad” o del “ good neighbor ”; “Estados Unidos debe ser un buen vecino con el resto de los países del continente”, afirmó este mandatario.

En Europa existe también una Política Europea de Vecindad noción que supone evitar la aparición de nuevas líneas divisorias entre la Unión Europea y sus vecinos y de “consolidar la estabilidad y la seguridad y el bienestar para todos”. Esta estrategia concierne a las relaciones con aquellos países con los que se tenga frontera terrestre o marítima y que coincidan en valores como democracia, derechos humanos, buen gobierno, economía de mercado y desarrollo sostenible.

Cuando una persona o familia decide mudarse a un lugar, uno de los primeros pasos que debería realizar es estrechar los lazos con sus vecinos y crear una pequeña comunidad con ellos a fin de resolver los principales problemas que confronten y así beneficiar al grupo.

De esa manera, los servicios comunes, la seguridad, los desechos, el ornato, el entretenimiento se organizan para afrontarlos de manera colegiada por los miembros de la vecindad. Pero también hay un conjunto de prácticas que deben atenderse de manera muy especial para no afectar la vida cotidiana de cada uno de los vecinos.

En un barrio donde un vecino suele sacar su aparato de música y ponerlo a todo volumen porque a él “le gusta escuchar música así”, es evidente que se generará una controversia con los demás. De igual manera, aquellas familias que tienden a resolver sus diferencias ruidosa y agriamente, ponen en crisis la tranquilidad del vecindario.

Aquí se pone de manifiesto esa frase histórica de Benito Juárez de que el derecho de cada quien termina donde comienza el de los demás. Si se siguiera a pie juntillas, disminuirían los conflictos en la vida cotidiana.

La vida del vecindario tiene factores que la perjudican tanto interna como externamente. Hacia el interior, está la propia actitud de los vecinos. En el exterior, hay un conjunto de circunstancias que pueden afectar la tranquilidad tanto grupal como individual de la vecindad.

Los cambios en los alrededores, las construcciones, la seguridad, las relaciones con las autoridades, el acceso a los servicios, son algunos. Por ejemplo, en la construcción de edificios u otras obras, a menudo afecta al grupo vecinal y pese a las disposiciones, poco es lo que se hace para disminuir o atenuar los impactos. Ruido, polvo, accidentes, pérdida del flujo del agua, lodazales, lenguaje soez de los trabajadores, son algunos.

Cuando se vive en comunidad, se debe tener una conciencia empática —ponerse en los zapatos del vecino— para regular la relación entre quienes conviven en un lugar o cercanos entre sí. A veces, hasta se obliga uno a disminuir sus acciones y se adquieren cuidados colegiados. En Diablo, corregimiento de Ancón, un incendio se produjo en la residencia de una familia, se cruzó a la casa vecina y afectó el patrimonio.

En otra parte de la ciudad, una pareja acostumbra salir al estacionamiento del edificio donde vive a dilucidar en alta voz, sus diferencias, ante la curiosidad del resto de los vecinos que utilizan sus balcones como palco para apreciar a la pareja en paños menores, a veces, que da rienda suelta a sus requiebros sentimentales u hogareños.

En muchos casos, el cambio de status sociocultural hace que la gente lleve su situación anterior al nuevo sector y demore en hacer el ajuste mental. Por ejemplo, salir de un barrio como El Marañón para ir a vivir al conjunto residencial Los Libertadores, produce un cambio pues se requiere tener conciencia de algunas prácticas novedosas como el uso de la “chuta” o el pago de gastos de administración que antes no existían.

Hace poco, una residente de un condominio salió en la mañana de su apartamento y se encontró al vecino totalmente desnudo bajo los efectos del alcohol e inconsciente en el pasillo entre su puerta y el ascensor.

El sentido de la convivencia ha sido perdido por mucha gente y es un espacio incómodo donde los corregidores, alcaldes y otras autoridades locales, no suelen tener mucho interés en analizar, estudiar y menos tratar.

Es necesario crear condiciones para dar nuevos impulsos a la noción de vecindad, a las juntas de vecinos y crear mediante la educación comunitaria rural y urbana, una nueva cultura vecinal que ayude a las familias a resolver problemas desde muy pequeños hasta los más complejos para hacer llevadera, productiva y fructífera esa célula o núcleo de la sociedad.

<>

Este artículo se publicó el 14 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.