Reforma Educativa

La opinión del Ingeniero…..

.

Cristóbal Silva

Los gobiernos de los países en vías de desarrollo tienen un gran compromiso con sus pueblos en cuanto a lograr una transformación de sus políticas en el sector de educación para integrarse a una economía, nacional en primera instancia y global en segunda instancia, que requiere el conocimiento como verdadero capital y como primer recurso de riqueza. En consecuencia, las instituciones educativas van a ser exigidas para que demuestren eficacia y asuman la responsabilidad para preparar a estudiantes que luego puedan contribuir al crecimiento del país mediante su trabajo con el suficiente conocimiento para ser realmente productivos.

El mundo actual requiere cambios en los métodos de aprendizaje y de enseñanza para que los estudiantes pueden comprender y aprender el manejo de nuevas tecnologías y nuevas disciplinas académicas, ya que las anteriores han quedado totalmente obsoletas, a luz de un mundo nuevo en el cual las fronteras se han borrado y en el cual se requiere manejar relaciones y soluciones globalizadas entre los países. En estos tiempos no solamente necesitamos saber leer, escribir, sumar y restar, sino que tenemos que manejar conocimientos informáticos aún a nivel elemental, así como de áreas que contienen un nivel tecnológico más avanzado que lo rutinario.

Este situación ya se ha demostrado en países que ahora son desarrollados (Japón, Corea del Sur, Singapore, Brasil y Chile) los cuales aceptaron este reto y entrenaron, en conjunto con el sector privado, a su fuerza laboral joven para que fuesen capacitados, productivos e independientes. Un trabajador con conocimiento puede decidir su propio futuro y no estar sujeto a las protecciones que ofrecen los sindicatos. Cada vez con mayor frecuencia, vemos que las buenas carreras profesionales son reconocidas mediante diplomas que se obtienen con base al talento y a la dedicación y no necesariamente por ser descendientes de padres con muchos recursos económicos. Un estudiante talentoso, con creatividad y educación terminada, puede convertirse en un trabajador que puede decidir su propio lugar de trabajo y su salario o compensación económica adecuada, en virtud de lo que “sabe hacer con eficiencia”. Al mismo tiempo, los empresarios de esta época requieren de trabajadores productivos y con capacidad de concebir iniciativas que puedan aportar al crecimiento de las empresas, ya sea como administradores, investigación o trabajadores con habilidades mecánicas. El mercado ya existe y en Panamá parece no estar satisfecho. Si hay demanda, hay que producir la oferta, y esto le toca promocionarlo al Estado. Pero la educación no queda solamente confinada a las escuelas. Los empleadores también tienen responsabilidad de enseñanza, mediante la formación y adiestramiento de sus empleados, especialmente los mejor formados, lo cual debe considerarse como una inversión rentable. De acuerdo a lo que hemos leído recientemente en los medios, tanto el Ministerio de Educación como los empresarios, parecen haber entendido esta necesidad. Enhorabuena.

<>

Este artículo se publicó el 3 de abril de 2010 en el Diario El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: