¿Qué Jesús seguimos..?

La opinión de…..

.

ROBERTO DÍAZ HERRERA

“Pobres de ustedes fariseos que gustan ocupar el primer puesto en la sinagoga y recibir saludos en las plazas. Ustedes son a los que se pedirán cuentas de la sangre de todos los profetas que haya sido derramada desde el principio de la creación”.

Al leer esa sentencia de maldición de Jesús, no podemos dejar de observar que en 21 siglos Jerusalén y sus áreas circundantes no alcanzan, la paz y la pólvora sigue allí.

La iglesia de mi generación puso énfasis y nos grabó a un Jesús milagroso y súper bondadoso, el cual como clímax de su historia terrena, proyectando sus enseñanzas maestras, termina derrotado y frustrado sobre una cruz. Vencido, vejado y despreciado por soldados obscenos, representantes de una oligarquía clerical corrupta y explotadora, que cohabita hipócritamente con los vulgares colonizadores romanos. Tal es él Jesús, de acuerdo a esa imagen, propio de beatas aburridas, menopáusicas, reñidas con el intelecto y el pensamiento filosófico progresista. De esa lectura histórica heredada, extraen los ideólogos bolcheviques aquella frase, bien vendida: “la religión es el opio de los pueblos”.

Naturalmente que su alimento conceptual es aquella iglesia medioeval retrógrada con sus cúpulas pelechadoras de las cortes reinantes, reñidos todos con sus pueblos y sus hambres morales y físicas. Aquellos mil años de oscurantismo, del que nos vinieron los saqueos conquistadores salvajes de que nos habla Galeano en sus Venas Abiertas. Se prohíbe a los filósofos como si la mente y el pensamiento se pueden aplastar eternamente.

Tiempos en que del Vaticano surgen grandes hombres y también algún Papa tan concuspicente que no se cuida de esconder sus múltiples hijos de las propias gradas de la Capilla Sixtina. Esos asuntos tienden a desdibujar, sin ninguna razón, al Cristo Original, del intermediario erróneo o malévolo, y de ello se produce con la Revolución Francesa y el apagón de un largo milenio, el advenimiento de una nueva y sola Diosa: La Razón.

Aquella entelequia incrédula que desconoce la magia de la creación, el poder del Creador y la fuerza arrolladora del Cristo, que se muestra no solo resucitando muertos y curando ciegos, sino mas bien en la revolución de la conciencia que nos muestra un Jesús, pausado y sereno, humilde y fraternal, pero que también muestra su látigo ante la hipocresía de la clase religiosa que intenta vender a Dios con el propio templo de piedra.

Preferimos en general ver a un Jesús crístico ensangretado y fracasado en el ataúd del Viernes Santo, dándonos lástima por sus cruces y llagas. Pero nos negamos a admirar en su esplendor sencillo al Jesús que emerge de la tumba de Nicodemo, con células frescas y renovadas, que asombra a María de Mágdala, ella misma resucitada moralmente, con entera autoestima, desde las miasmas de la prostitución.

En medio de un planeta, rodeado de ojivas nucleares sin detenerse, agonizando frente a su destrucción, una clase de líderes mundiales, que a pesar de alguna esperanza como la de Obama, no logra penetrar en las lacras de los intereses egoístas; del culto fanático al Dios Dinero.

Jesús no es fracaso ni tontería, ni olor a sotana. El propio autor místico e iluminado, Edouard Schure, plasma en su pluma incomparable, en su obra “Los Grandes Iniciados”, en un recorrido de los mas altos personajes espirituales, Krisna, Hermes, Moisés, Buda, Pitágoras y otros, y se rinde ante el Jesús que muestra, como luego lo imita contemporaneamente Ghandi, a un Revolucionario sin precedentes, a una obra social invencible de fuerza solidaria, de paz poderosa, que doblega sin armas, a los mas arrogantes conquistadores.

Su arma fue el impacto que dura y dura, en sus parábolas sencillas pero estremecedoras. Ese Jesús no puede ser contaminado ni siquiera por los recientes escándalos de parroquias inmorales. ¿Acaso un general generoso y victorioso debe ser culpado por los actos infames de cobardes o traidores, sean coroneles, capitanes o cabos, de entre su ejército?

“¡Pobres de ustedes maestros de la Ley, que se adueñaron de la llave del conocimiento! Ustedes no entran y no dejaron a otros que entraran”.

<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Hoy

La opinión de…..

.

I. Roberto Eisenmann, Jr.

Hoy Viernes Santo paso el día pensando en ese admirado hombre crucificado en una cruz de palo.

Procuro analizar su existencia y preguntarme hasta qué punto he podido lograr imitarlo y cuántas veces –y por qué– he fracasado en el intento. Termino siempre en lo que algunos llaman “oración” y que yo procuro sea una privada conversación con mi Dios y conmigo mismo. Las oraciones institucionales de mi Iglesia tienden a repetirse de memoria una y otra vez sin mayor pensamiento o comunicación con nuestra espiritualidad; por eso, yo prefiero “conversar”.

Inicio siempre con un sincero y profundo agradecimiento por todo lo bueno que nos ha ocurrido en toda –toda– la familia. Luego analizo los percances, tropiezos y tragedias, y lo que aprendimos de ellas que nos permitió ser más humanos, más solidarios, más desprendidos… en fin, más seguidores de Cristo.

Procuro nunca pedir. Sobre todo, jamás pido a mi Dios que dos más dos sean milagrosamente cinco. Es una señal de egoísmo que siempre termina en desilusión y reclamo. No; por allí nunca es la cosa.

Entre los escritos de Paulo Coelho encontré que para él la oración también es conversación, y hay algunas cosas en que coincidimos. Por ejemplo: él le pide a Dios que proteja nuestra dudas, porque la duda es una forma de rezo, de oración. Ella (la duda) es la que nos permite crecer porque nos obliga a mirar sin miedo las muchas respuestas a una sola pregunta.

Coelho pide al Señor que proteja nuestras decisiones. Después de dudar, pide valor para que seamos capaces de elegir un camino. Que nuestro “sí” sea siempre “sí”, y nuestro “no” sea siempre “no”; que una vez elegido el camino nunca miremos hacia atrás ni dejemos que nuestra alma sea roída por el remordimiento.

Que el Señor proteja nuestras acciones porque la acción es una forma de oración. Que mediante el trabajo y la acción podamos compartir un poco del amor que recibimos. Que el Señor proteja nuestros sueños y que, independientemente de nuestra edad o nuestras circunstancias, seamos capaces de mantener encendida en el corazón la llama sagrada de la perseverancia, la esperanza y el entusiasmo.

Para aquellos que estamos en la “Tercera Edad”, que nunca nos deje en la soledad.   Que siempre tengamos un plan de vida.   Que jamás permitamos pensar en morir antes de morir, porque la vida es la única forma de manifestar su milagro. La vida –en todas sus etapas– es una maravilla… una belleza que tenemos que agradecer.

… y que gracias a su sacrificio como hombre crucificado en esa cruz de palo, sabemos (porque lo sabemos) que la muerte no existe. Lo que existe es una transición (tan traumática como el nacer) de una vida terrenal… hacia otra por conocer. Así, con la ayuda de Paulo Coelho, ha sido hoy mi conversación (u oración) con ese hombre que tanto admiro y a quien trato –sin éxito– de imitar… llamado Cristo.

<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Día Mundial del Autismo

La opinión de la Comunicadora Social…..

.

JEASSY MAE DÍAZ

La Asamblea General de Naciones Unidas, en noviembre de 2007, determinó que el 2 de abril de cada año se conmemorara el “Día Mundial de la concienciación sobre el Autismo”.

En el mundo entero, esta condición ha registrado un aumento significativo a pesar de lo difícil para ser diagnosticada. Los tratamientos implican múltiples pruebas y evaluaciones, además de duras experiencias para quienes tratamos de brindar a nuestros hijos una mejor calidad de vida, enfrentados al desconocimiento de esta condición por el 90% de la población, por consiguiente, escasa información, tratamientos, especialistas, orientación, etc.

Son muchas las situaciones vividas, pero hoy quiero compartir una de las más difíciles que como madre, he experimentado al buscar con desesperación y ansiedad una fórmula mágica en tratamientos o medicaciones que normalizaran la condición de mi hijo, permitiéndole una independencia y un desarrollo absoluto. Espero que este testimonio, de alguna forma, contribuya a solidarizarme con aquellas personas que cuidan y aman a un autistas, para que sientan que sus gritos desgarradores de impotencia, que han tenido mucha veces que silenciar ante la incomprensión de un médico o un terapeuta que parece no entender la fragilidad con que se lastima a un padre que por la complejidad de los tratamientos, siente la inseguridad de no saber con certeza si hemos tomado la mejor decisión. Que logremos hacer entender, que la lástima y la consideración no forman parte de tratamiento alguno, que buscamos manos y mentes solidarias que nos acompañen y faciliten la misión de ser guías y maestros de nuestro ser querido y que requerimos mecanismos para facilitarles su camino.

Esta patología no generaliza un tratamiento o una medicación, ya que las características que presenta un paciente autista, son tan variadas que muchos nos hemos sentido en un limbo entre hipótesis y pruebas de ensayo y error que, la mayor de las veces, lejos de animarnos nos desaniman.

Ojalá tengamos la posibilidad de ser escuchados, como un primer gran paso, para recibir el tan esperado apoyo y guía que nos ayude a sentir tranquilidad para continuar luchando por nuestros queridos autistas, que necesitan la ayuda de quienes los rodean.

Amigos, a la fecha, no existe cura para el autismo… por más que duela esta realidad, nos obliga a salir de nuestro sufrimiento y buscar esa fortaleza que nos lleve a empezar con optimismo a ver el camino en forma más clara… que esto no se convierta en una derrota… sólo cambiemos un poco nuestras expectativas y definamos, guiados por Dios, nuestros objetivos, así desaparecerá el miedo y llegarán mejores tratamientos y mejores médicos que nos llevarán a resultados que nos darán la tranquilidad y la anhelada paz de que construimos un mejor entorno para ese ser especial.

<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Viernes Santo

La opinión del Abogado y Docente Universitario…..

,

Miguel Antonio Bernal

La voz del viejo campanario de la Iglesia de la Heroica Villa de Los Santos llama hoy, Viernes Santo, a todos los santeños, a recordar tanto en sus pensamientos, como conversaciones y acciones de este Viernes Santo, la pasión y muerte de Jesucristo

También, para estas fechas, nadie que desde las primeras décadas del pasado siglo, santeño o no, recorriera los campos y poblaciones de las provincias de Los Santos y Herrera, puede olvidar la dedicación permanente, los desvelos y la abnegada protección que brindara la “Niña Anita” a los pobres del campo, a los enfermos, a los desvalidos.

Mucho menos su decidida participación en las actividades cívicas y religiosas en la Heroica Villa de Los Santos. La Semana Santa, San Juan de Dios, las Festividades de María Virgen, Noche Buena y tantas otras actividades que por más de tres cuartos de siglo contaron con sus servicios, al igual que los pacientes del Hospital San Juan de Dios que recibieron sus manifestaciones de bondad infinita.

Ana María Moreno Castillo, nacida un 28 de mayo de 1887, que dedicó su vida al bien y la virtud, vive en nuestra memoria -“espejo donde vemos a los ausentes”- donde viven presentes tantas imágenes de nuestra infancia y pubertad, en los que destacan los recuerdos de quien desde niños nos brindó sus ternuras y caricias, de quien nunca nos negó una sonrisa, que con su lento andar y su rostro celestial, acogía en el calor del hogar familiar las alegrías y tristezas de todos, para convertirlas en oraciones que solo su bondad infinita podía hacerlas llegar al cielo: la Niña Anita… nuestra Mamá-tía.

A raíz de un reconocimiento que le ofrecieron los habitantes de La Villa de Los Santos, el Padre Francisco Sáenz se refería así, en 1946, de la Niña Anita: “…ha sido la Maestra de la Ciencia que lleva al cielo, el Catecismo, de todos los que son buenos en Los Santos, la que sabe vestir de galas nuestro templo parroquial, la que sabe rezar por todos nuestros amados difuntos. La que llamamos todos: “La Niña Anita”. ¡Hija buena de Dios! ¡Hija noble de Los Santos?

En una sociedad dónde, poco o nada se hace para dar a conocer y honrar la vida y obra de quienes, con humildad y regocijo, entregaron su vida a practicar el bien sin esperar recompensas, la memoria de la Niña Anita adquiere, para estas fechas de Semana Santa, especial relevancia. Ello es así por tratarse de una persona que supo conjugar, a lo largo de toda su vida, el más alto significado de las enseñanzas cristianas y el amor al prójimo. Supo siempre, en palabras de Cervantes, en la llaneza y en la humildad, compartir con el prójimo los regocijos más aventurados.

<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el Diario El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Entre bromas y realidades

La opinión del Comunicador Social…..

.

ERNESTO A. HOLDER

Mis entrañables y muy queridos compañeros históricos, entre bromas y verdades,  me comentaban en días pasados sobre el rigor (o falta de) en las opiniones y propuestas expuestas por este servidor en este espacio últimamente.   Es cierto que no me refiero directamente a los acontecimientos que se desarrollan semanalmente, ante todo, en el ambiente político y que tienen incidencia la vida de la Nación.  No voy a meter la mano en el fuego, pero no pretendo gastar este espacio en las carencias y nimiedades que suceden de la actividad política nacional.

El pueblo panameño (y en este caso es así: el pueblo panameño) escogió por abrumadora mayoría hace un poco menos de un año, a la fórmula política que nos gobierna.  Las razones por las cuales eso sucedió han sido y continuarán siendo analizadas por muchos “politólogos” y demás analistas. Lo cierto es que esa fue la selección.

Qué el aún nuevo gobierno ha dado muestras de desconocimiento del arte de gobernar, del manejo de la administración pública y que – al igual que el gobierno anterior — funciona en relación a las encuestas, la publicidad y la imagen pública, parece una realidad.  De que ha posicionado en la mente de muchos de que “ahora le toca al pueblo” con sus programas de 100 a los 70, bonos educativos, devolución de impuestos y de más, es una realidad. De que la oposición, llámese PRD, ha sido aplazada políticamente y, por el momento, sin posibilidades de ejercer una influencia notable y válida en los asuntos de la vida nacional, es una realidad.

El PRD vive las circunstancias de su conducta política de los últimos 10 a 15 años.  Formalizó el clientelismo y los grupos que, en vez de favorecer un programa común desarrollo nacional, se agazaparon en razón del personalismo de llegar al poder y las posibilidades económicas que eso significaba. Se alejó de sus principios fundamentales y perdió su razón política y social que lo sostuvo como el  Partido que pudo sobrevivir y continuar después de la invasión de 1989.  Y qué decir de la corrupción interna.

La razón de lo que sucede en las esferas sociales y políticas cotidianas, que pudiera generar párrafos y párrafos de opiniones críticas en un espacio como éste, al final — y al principio — tiene que ver con la conducta humana. Ya otros despotrican todos los días en ese sentido.  La decisión del pueblo panameño el pasado mayo de 2009, invariablemente,  tiene que ver con su propia conducta.

La razón de las decisiones de gobierno para con el resto de la sociedad tiene que ver con la conducta humana – la individual — y de cómo ven como gobierno que puede ejercer influencia sobre el resto de la sociedad. Eso quiere decir que si gobernar es vigilar las próximas encuestas, en vez de hacerlo bajo una convicción íntima e ideológica, es un problema de conducta humana.

Yo creo que el ser humano desde que nace hasta que se hace viejo debe trabajar por terminar sus días como un ser superior en este universo. Y si la vida te da la oportunidad de liderar a otros (maestros, religiosos, empresarios, políticos, etc.), esa conducta superior es ineludible.

En vez, la lucha hacía el fin es la de enriquecerse, para algunos desmesuradamente; ejercer el poder ganado u otorgado con egoísmo y sin consideraciones.   Manipular las oportunidades jugando vivo y aprovechándose al máximo. La cosa pública hoy es el pasatiempo de mucha gente.   Yo no quiero seguir el juego.

Todos los grupos políticos tienen mucho trabajo por delante, solo represento un voto pero a mi me van a tener que convencer de que sus planes para el futuro tienen como único – único — objetivo el bien común; el de los más necesitados y no la mezquindad de algunos personaje – de ambos lados — que solo quieren llegar a ser presidente.

Eché un vistazo a mis entregas de los últimos seis meses  y la verdad es que no encontré algo que cambiaría.

De hecho, pretendo seguir por el mismo camino. Si observan bien, me refiero a temas que tienen que ver – en términos generales y otras muy particulares — con la conducta humana y la necesidad de que cambie su rumbo para llevarnos a un estado humano superior. Tan sencillo como suena pero tan remoto en el contexto actual.

<>

Este artículo se publicó el 5 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Guerra educativa

La opinión de…..

Vidalis Castillo

Para desarrollar un proceso educativo cuyos resultados sean fructíferamente medibles es necesario un docente actualizado y consciente que tome en cuenta que la educación en todos sus aspectos no es estática y por norma debe estar sujeta a cambios, sobre todo en esta década en donde la evolución tecnológica está en nuestras puertas. Los cambios educativos que se nos presentan son necesarios en la búsqueda de la optimización del fondo y forma del sistema que en estos dos aspectos ha sido totalmente deficiente a través de los años y todos somos conscientes de que cada día se deteriora más.

La máxima autoridad en educación de un país, en este caso el Ministerio de Educación, es la autoridad regente y competente de acuerdo a lo que establece la ley para sugerir, recomendar y fomentar cambios en el sistema educativo en la búsqueda de mejorar la calidad de la enseñanza–aprendizaje en todos sus aspectos, los demás miembros de la comunidad educativa debemos apoyar con entusiasmo los cambios en la búsqueda de mejores resultados educativos.

Los gremios docentes como parte de la sociedad, como panameños, padres de familia y sobre todo por ser educadores debieran acatar lo que establece la ley, aportando ideas, recomendaciones, sugerencias y manteniendo siempre el deseo de dar lo mejor de sí al sistema, su principio profesional debe estar basado en la ética docente que exige comprender su papel a desempeñar primero como miembro de la comunidad educativa y luego como afiliado a una asociación, sosteniendo por sobre todas las cosas el diálogo en base al respeto, eliminando las críticas destructivas, las agresiones verbales, el reto, las ausencias injustificadas, los llamados a huelga y marchas, el irrespeto a sus superiores y las constantes ausencias de un verdadero liderazgo.

Tristemente nuestros gremios juegan a la política en la búsqueda de popularidad para en las próximas elecciones estar en la lista de los candidatos y es entonces cuando lograrán sus objetivos, entre los cuales no está “dar lo mejor de sí a los estudiantes”.

Si la educación hubiera sido independiente de la política, hoy las cosas serían diferentes, si los gremios docentes realmente desempeñaran su papel de líderes de la educación, el sistema no estuviera en crisis por esta guerra anual donde no hay vencidos ni vencedores, donde hay solamente graves heridos: nuestros estudiantes.

Los gremios han convertido a la educación en un campo de batalla: ellos versus la institución educativa, en esta pugna se lanza la primera bala el primer día de clases y generalmente culmina a finales de noviembre. Hoy, su excusa para el combate que dicen se avecina es la transformación curricular, pero todos sabemos que esa no es la coartada, en el fondo solo buscan el protagonismo de todos los años, de todos los gobiernos, de todos los días: demostrar a la sociedad el poder que ellos tienen en la educación, parece ser que no se han dado cuenta de que en este caso la sociedad no les apoya, porque a la fecha no han demostrado ser verdaderos líderes. Si realmente les importara la transformación curricular, serían ellos los primeros en apoyarla, porque a la larga los beneficiados son los estudiantes, los centros educativos y ellos como docentes.

Las asociaciones educativas de hoy deben aportar a la educación con proyectos valiosos, estando presentes cada día en sus aulas de clases, motivando a sus estudiantes y demostrando que son lideres educativos dando valor a lo que hacen y para quien lo hace.

<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Cerrando las válvulas

La opinión del Periodista…..

ANTONIO GRAELL FLORES

Luego de la invasión a nuestra tierra istmeña por parte del Ejército de Los Estados Unidos de Norteamérica el 20 de diciembre de 1989, la seguridad en nuestro país brilló por su ausencia.

La secuela post-invasión, nos dejó a una Policía desmoralizada, armas de fuego por doquier, los asaltos a los Bancos eran el pan nuestro de cada día, le siguieron los secuestros, la narco mafia se apoderó de las calles, principalmente en los sectores marginados, se hace obligatorio la creación de Agencias de Seguridad Privadas, surgen las bandas juveniles y la violencia se enseñorea a lo largo y ancho de la capital, Colón y San Miguelito, Arraiján y La Chorrera.

Esta realidad a algunos no les gusta escucharla, porque en su momento aplaudieron la invasión bajo el cínico lema “Causa Justa”. Pero bueno, el daño ya estaba hecho.

¿Qué hacer ante esta creciente ola de crímenes que se extiende en todo el territorio nacional hoy día?.

Algunos apelan a elevar la pena a los delincuentes, sean menores o mayores de edad. Otros opinan que debe armarse a la Policía con mejores equipos para combatir el crimen. Hay quienes son del razonamiento que mejorando el sistema penitenciario se pudiera disminuir la inseguridad en que vivimos.

Señores, aquí se inició en el año 2007 un programa “Iglesias-INADEH por una comunidad mejor”, iniciativa que tuvieron los ingenieros Vladimir Herrera, por parte de las iglesias cristianas evangélicas y Juan Planells por el INADEH. El programa inicia con reuniones entre los Pastores y las diferentes bandas que operan en Santa Ana y El Chorrillo para explicarles el plan de capacitación en las instalaciones del abandonado colegio Bonifacio Pereira ubicado en la Calle 26 de El Chorrillo (área roja); que les daba la oportunidad de capacitarse en Construcción Civil, Mecánica Automotriz, Electricidad y Soldadura en una primera fase, que les permitiría estar capacitados para ingresar en el mercado laboral o bien ser dueños de sus propios talleres. La tarea de estos Pastores no fue fácil, lo cierto es que con la predicación de la palabra de Dios y brindándoles una oportunidad de poder salir adelante, luego de convencer a los ”Capos” de permitirle a estos jóvenes que labrasen su futuro con esta oportunidad que les brindaba el INADEH, el Bonifacio Pereira abrió sus puertas con el compromiso de parte de los diferentes grupos de garantizar la paz y seguridad a los participantes, facilitadores y personal administrativo del “Bonifacio Pereira”. Lastimosamente la politiquería afectó este proyecto y lo poco que se consiguió para disminuir la delincuencia en el 2008, se fue al traste porque más importante eran las elecciones presidenciales que la seguridad ciudadana.

En cuanto a la deserción del estudiantil, que luego se convierten en semilleros para el hampa, las estadísticas demuestran que el principal motivo de deserción es la falta de una buena alimentación. Es por ello, que muchas iglesias han creado comedores infantiles que muchas veces no reciben ayuda de los gobernantes, pero que llevan a cabo su labor de acabar con los bolsones de miseria que existe en la Capital y San Miguelito. No basta la represión, sino que hay que cerrar las válvulas que alimentan a las pandillas, como lo son: la falta de oportunidades, exclusión social, deserción escolar y la falta de participación política de los jóvenes.

Sería saludable que este gobierno que preside Ricardo Martinelli, aprovechara los cinco (5) millones de dólares provenientes de la ONU y del Sistema de Integración de Centroamérica (SICA) para programas de prevención de la delincuencia y los volcara en retomar el proyecto “Iglesias-INADEH por una comunidad mejor” e involucre a las iglesias católicas también, como la Fátima en El Chorrillo, la de Santa Rita de Casia en Bello Horizonte en el corregimiento de Juan Díaz y tantas otras que en conjuntos con las Juntas Comunales, las Alcaldías y algunos planteles que luego de las 5:00 P.M. están vacíos, pudieran utilizarse para dar capacitación a la comunidad.


<>

Este artículo se publicó el 2 de abril de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.