Concentraciones económicas

La opinión de….

.

PEDRO MEILÁN

Las concentraciones horizontales pueden disminuir o impedir la libre competencia económica

Según la Ley 45 de 2007 se entiende por concentración económica, la fusión, la adquisición del control o cualquier acto por virtud del cual se agrupen sociedades, asociaciones, acciones, partes sociales, fideicomisos, establecimientos o activos en general, que se realice entre proveedores o potenciales proveedores, entre clientes o potenciales clientes, y otros agentes económicos competidores o potenciales competidores entre sí.

El pasado 15 de marzo, día internacional del consumidor, fue publicada en la Gaceta Oficial N° 26,489 la Guía para el Control de las Concentraciones Económicas. Ésta explica en detalle la metodología de análisis que realiza la Acodeco al momento de evaluar una concentración económica y determinar si afecta el proceso de libre competencia.

Las concentraciones entre agentes económicos competidores o potencialmente competidores se conocen como concentraciones horizontales. Éstas son las concentraciones que deben analizarse con mayor cuidado, ya que pueden disminuir o impedir la libre competencia económica y la libre concurrencia respecto de bienes o servicios iguales o similares. Con este tipo de concentraciones los agentes económicos involucrados pueden alcanzar economías de escala para reducir costos y ser más competitivos. También existen concentraciones verticales, en éstas los agentes económicos involucrados forman eslabones diferentes dentro de la cadena de producción. Por ejemplo, una empresa adquiere o se fusiona con uno de sus principales proveedores. Este tipo de concentraciones, usualmente, no disminuyen ni impiden la libre competencia económica. Deben analizarse con mayor cuidado en el caso de empresas que son líderes en el mercado y/o poseen poder sustancial en alguno de los mercados pertinentes analizados.

Al momento de analizar una concentración económica el primer paso y quizás uno de los más conflictivos y difíciles en algunos casos, es la determinación del mercado pertinente. Éste se determinará en términos de los productos y/o servicios que lo componen (dimensión del producto) y del área geográfica para la cual la venta de estos productos es económicamente viable (dimensión geográfica). Es decir, son los productos sustitutos (idénticos o similares) que estén disponibles en la misma área geográfica.

Recomendamos a los agentes económicos a revisar la Guía publicada en Gaceta , y en nuestra página web.

Para evitar futuras impugnaciones en los tribunales contra concentraciones de agentes económicos o consumidores que se sientan afectados, recomendamos la utilización de la “verificación previa”. Este es un proceso en el cual los agentes económicos involucrados someten a la Acodeco toda la información relevante relacionada con la concentración, para que esta institución determine si la concentración afecta el proceso de libre competencia y libre concurrencia. El beneficio de la verificación previa para los agentes económicos involucrados es que las concentraciones que hayan sido verificadas y cuenten con el concepto favorable por parte de la Acodeco, podrán operar válidamente y no podrán ser impugnadas posteriormente. Las concentraciones que no se hayan sometido a verificación previa no podrán ser impugnadas después de tres años de haberse efectuado. Sin embargo, antes de este tiempo, cualquier persona podrá impugnar la concentración.

<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá,, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

.

Se acabó la luna de miel de Martinelli

La opinión del Sociólogo y Político….

.

OLMEDO BELUCHE

Los efectos narcotizantes de las pasadas elecciones, inyectados mediante la jeringa de los medios de comunicación, empiezan a pasar, y la gente sale del sueño de opio, en el que hubo la vana ilusión de que un gobierno de banqueros y comerciantes resolvería los enormes problemas sociales acumulados por veinte años de “democracia” neoliberal, realizando el “cambio” tan deseado. El pueblo panameño empieza el duro despertar tras una noche de feliz borrachera y la goma, el guayabo, la resaca, duele.

Siguiendo el consejo de los sabios neoliberales, los mismos que asesoraron antes a Martín Torrijos, Ricardo Martinelli, aprovecha la “ luna de miel ” tras las elecciones para imponer sus medidas antipopulares: la reforma fiscal que sacará entre 200 y 500 millones dólares de los bolsillos de la clase trabajadora y las capas medias para engrosar las finanzas públicas que alimenten las contrataciones directas, mediante las cuales los millonarios se hacen más millonarios; y tratar de destruir a los gremios más combativos de la sociedad, obreros de la construcción y educadores, a unos con la represión, a los otros con una reforma curricular que pone sus puestos de trabajo en la cuerda floja.

Quienes creyeron el cuento del “ verdadero cambio ”, ahora descubren que Martinelli se escribe con “ M ” de mentira, de “ Más de lo Mismo ”:  alzas incesantes de los precios de la canasta básica, en especial de la comida que él mismo vende en sus supermercados; ninguna esperanza para el 42% de la fuerza laboral en que naufraga en el subempleo, menos para el 8% hundido en el desempleo abierto; los barrios populares, y también de las “ clases medias ”, azotados por la delincuencia y la violencia; los productores agrícolas e industriales pagando más impuestos y sin ningún estímulo, pues, claro, el gobierno está en manos de los comerciantes importadores.

Pero la gente despierta de la modorra. De nada han valido las campañas de desprestigio contra el movimiento sindical ejecutadas por “ comunicadores ” bien pagados; ni tampoco los miles de policías echados a la calle, no para combatir el crimen, sino para perseguir a obreros; ni tampoco la violación del Estado de Derecho, arrestando a 300 personas por repartir volantes; ni mucho menos su detención arbitraria por 3 días; ni las obscenidades del ministro Mulino.

El jueves 18 de marzo, trajo la primavera a Panamá: más de 15,000 personas se hicieron presentes en la marcha convocada por los gremios magisteriales, sindicatos y organizaciones populares.   Pudieron ser más, pero el operativo policial para desviar buses y detener a centenares les impidió llegar. Pero no importa, ellos también saben que “ solo el pueblo, salva al pueblo ” y que “ sin luchas, no hay victorias ”.

Se acabó la ilusión y empezó la lucha, como antes pasó con los gobiernos de Endara, Pérez Balladares, Moscoso y Torrijos. Solo cabe añadir que, a la lucha por la defensa de los derechos sociales, económicos y democráticos del pueblo panameño, hay que añadir la lucha por construir el partido político de los de abajo, para que algún día haya el “ verdadero cambio ”.

Con ese objetivo estamos construyendo el Partido Alternativa Popular.

<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Conciencia social panameñista

La opinión de….

.

Elvins Santander Cedeño


Nuestro país ha sufrido cambios en las últimas décadas, tanto para bien como para mal. Sin embargo, solo subsisten los pensamientos políticos arraigados a la propia cultura de nuestro Panamá, con verdadera historia nacida desde las entrañas de un pueblo luchador e incansable, en pro de la justicia social.

Ese es el legado panameñista que tuvo su génesis en un poderoso movimiento, desde las necesidades del arrabal olvidado, el campesino abandonado, el nacionalista inquebrantable y el profesional esforzado; quienes en su momento de la mano del doctor Arnulfo Arias Madrid, arrancaron grandes conquistas como la Caja de Seguro Social, institución insigne del trabajador; el voto femenino condicionado, apertura embrionaria para la democratización de las urnas, pero sobre todo, la lucha por la igualdad del género; entre otras que la historia patria rescata indiscutiblemente.

Esa es la verdadera esencia del panameñismo, la defensa a ultranza de la panameñidad y sus componentes. La conciencia social del doctor Arias Madrid fue su mejor enseñanza y la juventud está llamada a conocer esta ideología, para no ser engañada sobre ella, aun con los errores cometidos por sus seguidores como en todo proceso social y político.

La decisión histórica de apoyar la propuesta de Ricardo Martinelli no es una casualidad, fue debido a la maduración del proceso de renovación dentro del Partido Panameñista. Más importante que eso fue cómo la campaña del cambio tuvo que incluir las consignas sociales de nuestro partido: los 100 a los 70, el histórico aumento general de salarios, la eliminación de la tercera zona salarial, bonos de vivienda a los más humildes, todo esto de la mano de un presidente que solamente navega en un solo norte, llegar a un verdadero cambio.

Nuestra injerencia fue tal que innegablemente le imprimimos esa naturaleza popular que tiene nuestro colectivo tal y como fue fundado en su origen; aparte de esto le dimos a esa victoriosa campaña toda una estructura y base sólida de militancia con cuadros políticos brotados de cada rincón de la nación con la misma cultura que el doctor Arias Madrid nos legó. Fue decisiva nuestra participación, con lo cual estamos orgullosos de un proyecto que ahora como gobierno debemos cumplir, debemos enrumbar nuestro país al desarrollo; en pro de los más necesitados sin la menor de las excusas.

Digan lo que digan, el panameñismo se ha hecho sentir aupando y aportando cada una de las medidas a favor de la clase pobre y a la clase media; solo con el consenso y el diálogo debemos gobernar. Deponer intereses personalistas de cualquier sector y evitar influencias fuera de las fronteras panameñas como máximas del gobierno del cambio. Tarea histórica es mantener vivo el pensamiento del doctor Arias Madrid, puro como en su génesis, nacionalista como siempre, popular como toda su militancia e igualitario como en su práctica. Panamá, para los panameños.

<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La Casa de Noriega

La opinión de la Periodista….

.

NEYLA AYARZA

Casi que a diario, al pasar por la que otrora fuera la casa del general Noriega, llegan a mi mente recuerdos de aquellos años de mi mocedad, en los que aquel personaje, tan cuestionado, ocupó los titulares de todos los diarios, nacionales e internacionales.

Fue un periodo de nuestra historia que aún hoy es noticia. Sin embargo, quienes dirigen los destinos del país, parece que con su odio y resentimiento, quisieran borrar aquel episodio, que funesto para quienes lo adversaron y de gloria para quienes se enriquecieron de él, sigue y seguirá siendo letra indeleble en las páginas del libro de nuestra historia.

Y es que tales sentimientos nublan la visión y no ven que la Casa de Noriega guarda pedazos importantes de nuestra identidad y por tanto debe ser conservada como un patrimonio de nuestra historia y de la cual puede beneficiarse el país, convirtiéndola en un museo, lo cual sería de gran atractivo para nacionales y extranjeros, tal como se ha hecho en otros países como Cuba, en donde la residencia de Fulgencio Batista es un café museo abierto a todo público. Destruir o vender la Casa de Noriega no hará que los panameños borremos el régimen militar dictatorial y la consecuente vergonzosa invasión a Panamá.

La historia está para recordarnos los errores del pasado y rectificar los presentes. Un verdadero cambio implica la reconciliación y no la venganza, tal como lo dejo expresado Nelson Mandela, encarcelado 30 años en Sudáfrica y posterior gobernante de su país, quien dejó huellas imborrables por su nobleza y espíritu de conciliación. Los enconos solo sirven para dividir y, en este momento, a nuestro país le urge la integración de todos los sectores, si realmente deseamos un cambio.

Finalizo este artículo citando aquel proverbio chino que sentencia: “ El sabio puede sentarse en un hormiguero, pero solo el necio se queda sentado en él “. Dejemos el hormiguero, si realmente deseamos el bienestar de todos los panameños y trabajemos unidos por un mejor futuro para nuestros hijos.

<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Dicho y hecho… Ahora le toca al pueblo pagar más impuestos

La opinión de….

.

Alexis Alvarado Jutting


Dejen el cuento chino, ahora le toca al pueblo pagar más impuestos;  quedó evidenciado que este gobierno de empresarios, algunos buenos, decentes y éticos, otros malos, sin ética ni moral que se aprovecharon de los gobiernos anteriores e incluso con este gobierno siguen favoreciéndose con la disminución de los impuestos sobre las rentas que han hecho a su medida.

Han engañado a la población del país, señalando que el aumento del 7% de impuesto del ITBMS es para beneficiar al que menos tiene. Pero por el contrario, los únicos que sacarán provecho por la reducción del impuesto impositivo serán los empresarios. A partir del día 1 de julio los panameños cantaremos “los locos nos tienen trabados con el 7%”.

Que se recaudarán 200 millones de dólares y que con este ingreso al fisco nacional, se podrán beneficiar con una beca universal todos los estudiantes de Panamá, lo cual aplaudo. 800 mil becas, el monto total asciende a 16 millones de dólares. Argumentan que los que reciban estas becas compensarán sus gastos por el aumento del 2% del ITBMS, que los más afectados son los que ganan menos de mil balboas, dado que muchos de ellos no se beneficiarán por la sencilla razón de que no tienen hijos en las escuelas.

Dejen el cuento chino y no se hagan los locos; digan cuántos cientos de millones dejará de percibir el fisco nacional con la disminución del impuesto sobre la renta que pagan las empresas, y que la mayoría de la población panameña estará subsidiando con el aumento del 7%. Tengo la percepción de que estas reformas se hicieron expresamente con el objetivo de lograr un grado de inversión de país, para endeudarnos hasta las zapatillas. Les recomiendo leer el libro de Peter Eigen Las redes de la corrupción, la sociedad civil contra los abusos del poder.

Por lo menos rectificaron con la Ley 18 de 15 de marzo de 2010, darle a los inmuebles que se acogieron al avalúo de menos de 100 mil balboas el incentivo de la exoneración de los primeros 30 mil balboas, sin embargo, los de más de 100 mil balboas, y las propiedades horizontales, nos tocó nananina. Ahora resulta que los jubilados tenemos que realizar el trabajo de fiscalización del impuesto del 7% de ITBMS porque el Ministerio de Economía y Finanzas no tiene la capacidad de hacerlo, tenemos que guardar todos los recibos por un año, donde conste que pagamos el impuesto del ITBMS, así fiscalizar a los empresarios, para que no defrauden al fisco nacional, a su vez, reconocernos el 30% hasta el máximo de 166.66 balboas por año, o sea 50 balboas, tremenda migaja, 4.17 balboas mensuales.

Por consiguiente, el Gobierno debe hacer justicia a los jubilados, darles un aumento de por lo menos 50 balboas mensuales a rajatabla a todos los que ganen hasta mil 500 balboas, para que puedan cubrir el aumento del 2% de ITBMS. Además, suplir sus necesidades por el aumento de la canasta básica alimentaria, tales como el pollo, la leche, el pan, los huevos, la carne, las frutas, los vegetales, los tubérculos, comprar las medicinas que no hay en el Seguro Social.

Por lo menos asistir una vez al año a un médico internista, cardiólogo u otros en clínicas privadas, ya que no hay suficientes médicos en estas especialidades, así evitar que nos llegue la pelona antes de tiempo, y disfrutar y hacer disfrutar un poco más a nuestras familias, especialmente a nuestros nietos y bisnietos, y amigos. Además de no tener que formar filas desde la 5:00 a.m. y cuando llegas a las 5:30 a.m. a solicitar el cupo, te digan el mismo pregón de siempre, “no hay cupo”, qué indolencia con los jubilados, o como ellos nos llaman abuelitos o ancianos.

Dejen el cuento chino, que en estas reformas tributarias no hay equidad fiscal y menos justicia social, dicho y hecho… ahora le toca al pueblo pagar más impuestos.

<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Prensa y en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Cuidado con el fondo fiduciario

La opinión del Primer subsecretario de Relaciones Internacionales del P.R.D. y ex presidente del Parlacen

.

JULIO PALACIOS SAMBRANO

He leído con mucha preocupación la noticia que indicaba que el fondo fiduciario estaba generando perdidas por el orden de los $5 millones, solo entre septiembre del 2009 a la fecha, según el audito de la empresa consultora internacional KPMG.

Según la noticia, la cartera de inversión de dicho fondo está en manos de las empresas internacionales Goldman Sachs Asset Management, BackRock Financial Management Inc. y Morgan Stanley Dean Witter Investment Management Inc.

Creo que esta información deberá de ser objeto de atención inmediata por parte de las autoridades competentes y del pueblo en general, porque estamos hablando del fondo de ahorro de todos los panameños.

Es importante recordar que a lo largo de nuestra historia, ya han ocurrido serios atentados a los fondos de ahorros del pueblo, los cuales nacen con la República, cuando en 1904 el gobierno de EE.UU. le dio al gobierno de Panamá, en calidad de compensación por la firma de los tratados a perpetuidad del canal en 1903, la suma de $10 millones. ¿Qué hizo el gobierno de la época?, depositó seis millones, de los diez millones que originalmente había, y los puso a jugar en la bolsa de valores de Nueva York, con la buena intención de que diera más beneficios para el pueblo. Ese fondo se conoció como el “ Fondo constitucional de los Millones de la Posteridad ”.

Lo que no se pudo prever en ese entonces fue que el mundo tendría la primera guerra mundial, luego vendría la crisis de 1929 y por último la segunda guerra mundial.   Fueron varios los gobiernos que trataron de rescatar los ahorros del pueblo panameño en las décadas del 30 y 40, hasta que finalmente se logró en el segundo periodo presidencial del Dr. Arnulfo Arias, a través de la Ley 14, de febrero de 1950, mas solo pudo recuperarse el 25% de la suma original, y solo Dios sabe dónde terminó el resto o cómo se extravió.

Son pocos los panameños que saben que una vez tuvimos la oportunidad de tener un fondo de ahorro nacional y que lo desperdiciamos por tratar de sacarle mayor provecho, como dice el viejo refrán “ fuimos por lana y salimos trasquilados ”.

Pero lo más triste es que si no le pelamos bien el ojo, estamos a punto de que nos ocurra lo mismo, porque nuestro actual fondo fiduciario está en manos de empresas financieras internacionales y no creo que el pueblo sepa con claridad cómo están funcionando, lo que sí sabemos es que a la fecha hemos tenido pérdidas.

Debo recordar que el actual fondo fiduciario es el producto del proceso de privatizaciones que inició el gobierno del presidente Endara, que sin ningún reparo privatizo el 100% de algunas de las empresas estatales, y que fue el gobierno del Dr. Ernesto Pérez Balladares el que mejoró el programa, salvando la mitad de las acciones del resto de las empresas privatizadas a favor del Estado panameño.

Nuestro fondo fiduciario para el desarrollo, no es más que el fondo de ahorro del pueblo panameño y bajo ninguna circunstancia debemos cometer los mismos errores del pasado.


<>

Este artículo se publicó  el  29 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá,a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.