Todo listo para los IX Juegos Deportivos Centroamericanos

La nota en Facebook para el Grupo Oficial de amigos del Gobierno del Cambio Martinelli – Varela, por la activista política…..
.

JENNIE  GONZALEZ

El ministro de la Presidencia, Jimmy Papadimitriu, el presidente del Comité de los IX Juegos Deportivos Centroamericanos, Edwin Cabrera, su equipo de trabajo y la directora de Pandeportes, Farank Levy, se reunieron con periodistas deportivos, radio comentaristas y DJ´s de diferentes emisoras y televisoras para informar y escuchar inquietudes de los medios presentes en referencia a la contienda deportiva lista para verificarse en Panamá del 9 al 20 de abril.

Cabrera explicó lo concerniente a las delegaciones participantes e informó que la entrada para la inauguración el 9 de abril es a las 7:00 p.m. en el restaurado estadio Rommel Fernández será completamente gratis.

Al igual, aclaró que pese a que las entradas para los diferentes eventos deportivos son gratis, las mismas serán controladas, por medio de boletos, y que después se explicará la mecánica con los medios y patrocinadores, para que lleguen a todo el público interesado en ir a apoyar a su país en las diferentes competiciones.

En ese sentido, se les explicaron los avances de los juegos y todo acerca del sofisticado sistema de informática que les permitirá acreditarse para cubrir los diferentes eventos a través de la página web http://www.ixjuegoscentroamericanos.org.pa y una clave que se le proporcionará a cada medio para su acreditación o directamente en las oficinas del Comité, ubicadas en el centro de Convenciones ATLAPA.

Por su parte, la Directora de Pandeportes aclaró que una vez terminados los juegos, los implementos deportivos adquiridos para el evento serán distribuidos en todo el país para el entrenamiento de los atletas panameños en las diferentes facilidades deportivas.

Para finalizar el ministro Papadimitriu exhortó a los representantes de los medios a incentivar al pueblo panameño para que asista a las diferentes competiciones a apoyar al país y disfrutar de un espectáculo deportivo olímpico que no se realizaba en nuestro país desde hace más de 40 años.


GOBIERNO NACIONAL

¡JUNTOS HACIENDO UN MEJOR PANAMA!

<>
Nota publicada el 26 de marzo de 2010 en Facebook por la autora a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Aproximación a la Educación panameña (1903-1953)

La opinión del Profesor de Filosofía….

SAMUEL PRADO F.

La Educación panameña de 1903 a 1953 estaba principalmente basada en la concepción liberal y conservadora. Los liberales planteaban la educación laica, pública y masiva y los conservadores, la educación religiosa, privada y elitista.

Estas dos concepciones filosóficas, políticas e ideológicas determinaron fundamentalmente la constitución, desarrollo y consolidación del sistema educativo y la institucionalidad político-gubernamental en este período. A su vez educación y política son los elementos fundamentales de la constitución, desarrollo y consolidación del proyecto de Estado-Nación que se expresaron a través de los partidos liberal y conservador.

En materia de políticas educativas aplicadas por ambos partidos en sus sucesivas administraciones, encontramos las siguientes acciones: Ley 11 de 23 de marzo de 1904, Orgánica de Instrucción Pública; construcción de escuelas a nivel nacional desde 1904; becas para estudiar en el extranjero desde 1904; formación y perfeccionamiento docente; creación del Instituto Nacional de Panamá mediante Ley 22 de 1907 y la Escuela Artes y Oficios en 1907; coeducación adoptada mediante Ley 35 de 10 de marzo de 1919; creación de la Universidad de Panamá mediante Decreto Ejecutivo

Pensadores y políticos liberales distinguidos, como Eusebio A. Morales, José Dolores Moscote, Guillermo Andreve, Jeptha B. Duncan, Octavio Méndez Pereira o José Daniel Crespo, al igual que conservadores destacados, como Abel Bravo, Nicolás Victoria Jaén, Melchor Lasso de la Vega o José de la Cruz Herrera, aportaron al desarrollo del sistema educativo.

En cuanto a los principios educativos liberales tenemos: educación liberadora, humanista, socializante, nacionalista, patriótica, cívica y moral, democratización, socialización y descentralización de la educación. Los principios educativos conservadores son: educación escolástica (aristotélica-tomista) y la educación moral-religiosa Cristiana-Católica.

Es importante señalar las influencias en el pensamiento y la obra educativa de los pensadores y políticos liberales: desde el Pragmatismo de John Dewey (1859-1952) filósofo, psicólogo y pedagogo norteamericano y William Heard Kilpatrick (1871-1965) filósofo y pedagogo norteamericano; el Socialismo de Anatoli Vasilievich Lunacharski (1875-1933) político, dramaturgo y crítico literario ruso; Alekséi Maksímovich Péshkov, cuyo seudónimo era Máximo Gorki (1868-1936) escritor ruso; y Antón Semiónovich Makarenko (1888-1939), pedagogo ucraniano y el Pensamiento Pedagógico de Johann Friedrich Herbart (1776-1841) filósofo, psicólogo y pedagogo alemán.

A pesar de ser concepciones y teorías opuestas, los liberales de este período lograron sintetizar los principios, conocimientos y experiencias que más se adecuaban a nuestra realidad educativa, siendo de esta forma tolerantes, participativos y eclécticos.

Para concluir es necesario conocer nuestra historia educativa para aprender de los errores cometidos en el pasado, para tratar de no repetirlos y para aproximarnos a las concepciones, principios, obras y experiencias exitosas. De esta manera el debate sobre el tema educativo fuera más sustentado y las propuestas y acciones para transformar curricularmente se elevarían cualitativamente para beneficio de la comunidad educativa y la nación entera.

<>

Artículo publicado el 27 de marzo de 2010 en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.

Encuestados dicen “No a la Reelección” en la Universidad

La opinión del Docente Universitario…..

Dorindo Jayan Cortez

Recientemente, 11 de marzo de 2010, El Panamá América da a conocer un sondeo por Internet que, sin ser científico como advierte el mismo medio, pone de manifiesto un sentir que podría ser, a juicio nuestro, generalizado en la sociedad panameña y en la misma Universidad de Panamá.  Las respuestas están referidas a la “pretensión de reformar la Ley Orgánica de la Universidad para que el Rector sea reelegido por quinta vez”.

La Encuesta podría resultar, para sectores interesados, intrascendente. No obstante, ante los retos actuales y futuros que tenemos los universitarios; ante el decrecimiento sostenido de la población estudiantil, que se redujo en 25.8% entre 2003 – 2009; ante el incremento, además, de las finanzas para mantener el funcionamiento institucional que supera significativamente los cien millones anuales, y que vienen de los impuestos que paga la población; todo ello nos lleva a sostener que lo que piense la población sobre la Universidad debe interesarnos a todos, de manera que la efectiva y positiva labor que, en efecto, se lleva a cabo, desde las distintas Facultades, Centros Regionales y Extensiones Docentes, sea valorada en su justa dimensión y no se nos juzgue por los intereses coyunturales de una reelección.

Del sondeo realizado, el 54% respondió como “absurdo” la pretensión reformista. El 36% la consideró incorrecta; solamente el 2% lo concibe conveniente, y el 7% lo ve correcto.   Si bien no se ha realizado este ejercicio con la población universitaria, es innegable que crece el divisionismo entre quienes impulsan el statu quo y los que nos oponemos a un tema que considerábamos superado desde el 2005 cuando, por consenso, se logró aprobar la nueva ley, se permitió la reelección de autoridades ya reelectas y se les aumentó el periodo de tres a cinco años. Pero, igualmente, se estableció el impedimento a la reelección por los dos periodos siguientes.

Si la Universidad, además de forjadora de los profesionales de la nación, es también forjadora de la ética, de la moral, de la credibilidad; el espejo en el que debe alumbrarse el resto de la sociedad panameña, entonces debemos dar ejemplo de respeto a los procesos que internamente se discuten y aprueban.

Si desconocemos lo que a tan solo cuatro años atrás defendimos como “bueno”, cómo creer entonces que lo que ahora se pide aprobar, nuevamente con reformas a la Ley, se va respetar cinco años después.

La reforma a la Ley Orgánica para la reelección se justifica resaltando la ”exitosa labor administrativa de la Rectoría”. No negamos el trabajo realizado. Pierden de vista, empero, que esa misma labor se engrandece si utilizamos los recursos (tiempo, creatividad, trabajo, concertaciones, concentraciones) para unificarnos en la tarea de superar las limitaciones que aún persisten y enfrentar con éxito los retos, en vez de emplear esos recursos para impulsar reelecciones que los universitarios creímos superadas.

¿Y la conciencia universitaria? No es el temor de expresar nuestras ideas, en una u otra dirección, el que debe rondar los predios universitarios. Debe ser la conciencia crítica que nos heredaron las generaciones pasadas, la que debe irradiar con luz potente para orientarnos por el camino correcto, por el que caminemos con pasos firmes y certeros para seguir engrandeciendo las tareas de la Universidad de Panamá.

<>

Este artículo se publicó  el  27 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La construcción de ciudadanos

La opinión de….

.

RICARDO  COCHRAN  MARTÍNEZ

Puede parecer que esta frase nos suene bastante impersonal y tal vez materialista en sumo grado, pero ciertamente debemos considerar que todo Estado político debe velar por otorgarle a sus ciudadanos la oportunidad y los medios para que pueda procurarse su propia felicidad dentro de las leyes positivas.

La forma como los Estados políticos contemporáneos pueden asegurar el bienestar de su población es a través de la idea del progreso y del conocimiento, porque la ignorancia es la peor condición humana, por la vulnerabilidad a la que estamos sometidos y porque es un insulto a la dignidad humana.

Las ideas que poseía Platón expresadas en La República sobre la educación se basan en la afirmación de que esta es la mejor forma para construir ciudadanos, otorgándole a cada uno las capacidades y las herramientas necesarias para exigir y crear un mundo con dignidad, al cual por su naturaleza misma no podrá renunciar, es decir, por su condición de ser libres y conocer.

La educación es a la par un mecanismo de superación personal y una herramienta que homogeniza a una sociedad, le da forma, le hace crear conciencia de sí mismos y los demás, como una comunidad, como sociedad y como pueblo. La educación, reitero, es la forma más justa, más correcta, de construir un país a su vez más justo y correcto.

Puede ser que la actual visión de la educación sea bastante superficial y no tiene nada que ver con lo que Platón expuso, por cuanto la forma de concebirla, solo crear oficios más no cultura y conciencia, no estamos formando ciudadanos que amen a su país, que amen y respeten la justicia o, por otra parte, que tengan una vida más sabia.

Considero que Karl Lowitt tenía razón, uno de los problemas que heredamos de la Revolución Industrial es que llegamos a considerar que los hombres son al igual que las máquinas que manejan: autómatas.

La educación nos ayuda a pensar, a rectificar errores también, pero si es vista solo como una oferta publicitaria o una mercancía, que se puede vender en cualquier callejón, sea en Salsipuedes o sea en Paitilla, como cualquier trasto, entonces estaremos formando los antisociales del futuro, y ellos aún con un grado académico atentarán contra sí mismo y contra su patria. ¿Ahora vemos lo importante y real de la educación?

<>

Artículo publicado el 27 de marzo de 2010 en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde

¿Una obra de 180 millones?

La opinión de…..

.

Arturo Rebollón H.


Caminando por la cinta costera podemos ver el gran espacio que se ha generado, pero una simple mirada en detalle desnuda una falta de calidad estética, inadmisible en una obra de semejante costo.

La compañía constructora es la diseñadora del proyecto, por lo que es su responsabilidad terminarlo con calidad. Es notable lo burdo de los detalles, entre ellos resaltan:  cordones que parecen culebras y el muro principal sin ningún acabado; el concreto crudo con los huecos de los insertos de la formaleta; la corona del muro no tiene inclinación, por lo que el agua chorrea indiscriminadamente hacia adelante o hacia atrás; los bordes del muro desalineados asemejan una culebra, cuando deben ser perfectamente alineados y redondeados; las impresiones grotescas de la formaleta en el frente; las juntas de expansión no llevan el mástico elastomérico que requieren para preservarlas y que funcionen; además, el maltrato de la hierba junto al muro denota que mucha gente camina por ahí y se sienta en el muro e indica que se requiere una acera amplia, adjunta al muro en toda su extensión.

Los pocos drenajes plásticos, baratos, son inadecuados para una obra pública de esta magnitud, la terracería es irregular y sin los drenajes adecuados podría provocar charcos y la migración del agregado fino o tierra dentro de la base de matacán, incrementando los asentamientos y empozamientos.

La rampas de los pasos peatonales, con taludes de tierra casi verticales sujetos con geomalla plástica y metálica, podrían sucumbir al primer conato de fuego de la grama seca existente, produciéndose una rápida erosión del relleno y seguidamente el colapso de la rampa.

El corte y mantenimiento de la grama en esa posición vertical no es tarea fácil. La redondela interna que forma el talud deja un hueco en el centro que solo sirve para acumular basura, se debió rellenar al nivel de la rampa.

El pavimento de la rampa no tiene juntas, por lo que se rajó por donde le dio la gana, la baranda metálica de la rampa muestra una pintura descascarillada, además tienen uniones soldadas de forma antiestética, llenas de porosidades y verrugas visibles a simple vista.

La vía principal tuvo que ser sometida a un proceso de desbaste (pulido) mecánico en casi toda su extensión para disimular las irregularidades, pero eso tiene el inconveniente de reducir la vida del pavimento, porque adelgaza la sección del mismo en ese punto, deja expuesto el agregado grueso, que por cierto ya se está desgranando en algunas áreas por la abrasión de los vehículos.   Además, los tragantes de la calle son absolutamente burdos con unas tapas antiestéticas.

Bajo el tramo elevado sobre la Avenida 3 de Noviembre, en El Marañón, es inconcebible que dejaran la isleta en tierra, cuando llueva será un lodazal, eso debió ser pavimentado.

El inicio de este paso elevado en la Avenida de los Mártires es sencillamente un monumento antiestético con taludes irregulares, basura de la construcción del proyecto todavía en las vigas del puente, y una cueva degradante de malvivientes bajo el puente donde conecta con dicha avenida.

Los panameños que queremos el progreso para nuestro país, y que con nuestros impuestos financiamos estas obras, no debemos aceptar pasivamente estas “omisiones” en este multimillonario proyecto ni en ningún otro. Nuestras autoridades deben hacer uso de sus facultades contractuales, garantías, etc., para obligar al contratista a hacer las correcciones.

Si el diseño y obra son deficientes, que lo corrijan sin costo para los contribuyentes.

<>

Este artículo se publicó  el  27 de marzo de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La agonía sin fin de la educación en Panamá

La opinión del Catedrático ….

.

Ricaurte L. Pacheco Tack

La semana pasada, un profesional que trabaja en el área de genética de un hospital en Vancouver, Canadá, me comentaba que tenía que ir el domingo al laboratorio para enseñar la técnica de extracción de ADN a tres niños de quinto grado, ya que estaban participando en un concurso de Ciencias entre las escuelas públicas de Vancouver. Lo que llama aquí la atención, no es la enseñanza de una técnica sino, el alcance de la conceptualización de un proyecto en niños de 10 a 11 años, el apoyo de los padres y la receptividad de una unidad hospitalaria a la solicitud de una escuela primaria.

Por un lado, queda clara la importancia dada a una actividad educativa por parte de la comunidad y por otro, se revela un proyecto educativo innovador.

¿Por qué no ocurre esto en las escuelas locales, cuando Panamá es uno de los países de la región que más recursos destina a la educación y cuando se dispone de un acceso a la tecnología superior al de muchos países vecinos?

Desde hace más de tres semanas, a través los medios de comunicación, se han venido divulgando los avances del reestreno de aquella vieja película que podríamos titular La agonía sin fin de la educación en Panamá.

De todos es conocido que en los últimos 30 a 40 años, nuestro sistema educativo se ha deteriorado paulatinamente y que estamos, al menos en lo que respecta a la educación estatal, a escasos milímetros del fondo.

Más que a la falta de un presupuesto adecuado, esta situación responde, en gran medida, a la falta de capacidad administrativa en todos los niveles del proceso.

Antes de emprender la tarea de reconstruir el sistema educativo debemos:

i) establecer qué perfil cognoscitivo deben poseer los educandos que egresan de los distintos horizontes del sistema y

ii) ser conscientes de que los resultados de los cambios se verán al menos luego de una década.

Se hace hincapié en las ventajas de la transformación curricular y en la adecuación de la educación a los tiempos que corren con miras a elevar la competencia del país, la calidad de vida de los ciudadanos y al logro de un desarrollo sustentable, etc.

Todo eso es valedero; no obstante, se requiere la participación objetiva y sin sesgos políticos de las autoridades del MEDUCA, educadores y padres de familia.

He escuchado que la educación comienza por casa lo que implica, que la escuela no es una simple guardería.

En pos de encontrar algún punto de ruptura en la cadena de causas que han contribuido al deterioro de la educación, la transformación curricular debe contemplar cambios fundamentales en los centros de educación superior donde se forman los maestros y profesores.

Nuestras universidades y facultades de Educación, no son ajenas a este problema y tienen una gran cuota de responsabilidad. Algo no debe estar funcionando bien ya que en ellas se forman los profesores y muchos de los que egresan, ejercen como maestros en la educación básica.

(Continúa mañana).

<>

Este artículo se publicó  el  27 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Facebook adictos y compañía ilimitada

La opinión de….

.

RAFAEL MONTES

Quizás algunos no sepan de lo que estoy hablando, aún así cada día crecen los usuarios de los medios tecnológicos entre los más maduritos: Ipods, computadoras personales, programas de computadora, blackberries, redes sociales como Facebook, o cualquiera de sus presentaciones, video juegos, etcétera.

Se rumora entre los litigantes que los más viejitos “ pararon ” el Proyecto Justicia sin Papel, porque simplemente no les gusta los medios tecnológicos, les da “ wakala ”.   De pronto tendrían sus verdaderas razones para oponerse a la dominación tecnológica, conspiración “ Pinky y Cerebro ”.

El primer síntoma del adicto es precisamente la negación. Luego recurre a la defensa que él tiene el control, “ la droga no me controla, yo puedo parar cuando quiera ”, diría una persona atrapada en el uso de estupefacientes. Ya se escuchan frases similares entre los blackberry-adictos, hasta tienen una canción. La verdad es que tienes que aceptar que el Facebook como instrumento de comunicación es el fenómeno tecnológico de la época.

Lo bueno del tema es que da mucho trabajo a los expertos de la conducta humana. Lo malo: toda una generación atrapada que da para pensar que las historias de George Orwell, H.G. Wells, Ray Bradbury y otros autores de lo distópico, pronto va a cumplirse su profecía.

En 1995,  a partir del diagnóstico del abuso de drogas, el psiquiatra Iván Goldberg estableció criterios para diagnosticar la adicción a Internet y de allí derivan los conceptos de las demás adicciones tecnológicas.  En general, sus síntomas son similares a los de cualquier adicción psicológica.   Sin embargo, no debe confundirse a un adicto con una persona que, por razones laborales, pasa muchas horas conectadas a Internet.   Lo anterior es precisamente mi caso, lo que demuestra que se pueda evolucionar con facilidad a esa fase de adicción.

Por ejemplo, el adicto a Internet presenta humor variable, ansiedad, impaciencia por la lentitud de las conexiones, estado de conciencia alterado, incapacidad para salirse de la pantalla, privación del sueño (evalúa si permaneces conectado hasta la madrugada), mala alimentación (ocasiona fatiga, debilidad y deterioro de la salud).   Si se te ocurre interrumpirlo.. Hulk se manifiesta muy irritable. Según Goldberg, también puede experimentar desinhibición y aquella sensación de intimidad o que algunos les parece que el tiempo se detiene o pasa muy rápido.

Las cualidades de Internet que parecen desatar este tipo de adicción están relacionadas con la velocidad, la facilidad de conexión, la cantidad de información procesada en segundos y el anonimato. El daño en la personalidad es mayor cuando la persona ya tiene baja autoestima, pues inicia una intensa búsqueda de sensaciones, su fobia social aumenta, es más fantasioso de lo acostumbrado, no pone atención a sus deberes, muestras alteraciones psicopatológicas y depresión.

Así que la próxima vez que le digan A.D.I.C.T.O. en relación a la computadora, sepa que lo que quieren decir es: Atrapado, Directamente Influenciado, Controlado por la Tecnología, y Obseso.

La pregunta es para pensarla: ¿Son los millares de cyber-adictos y compañía ilimitada un peligro para la sociedad moderna?  Aún no lo sabemos, lo que sí podemos decir es que son un peligro para la construcción de relaciones sanas y a su entorno social próximo: su familia.

<>

Artículo publicado el 27 de marzo de 2010 en el  Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor,  todo el crédito que les corresponde.