“¡No dispare, por favor!” (II)

La opinión y el mensaje al corazón que nos regala el Monseñor.…

Rómulo Emiliani

Matar a una persona es conectar con Caín y todos los criminales de la historia, y unir las manos manchadas de sangre y levantarlas con el puño cerrado, retando al Dios de la Vida, creyendo que los crímenes quedarán impunes. ¡Nadie se escapa del tribunal de Dios!   Asesinar es hacerse cómplice con Satanás y contribuir a la orgía de muerte violenta que como un reguero de sangre ha acompañado al ser humano durante toda su trayectoria en la tierra.

Matar a una persona es quitarle, robarle a la familia de los hijos de Dios un ser con sus cualidades intrínsecas y fuerzas originales que contribuían al desarrollo de la especie humana.  Es alterar el orden divino que existe en toda la creación y que continuamente es afectado con las muertes violentas, que cortan sustancialmente la aportación histórica que todo ser humano hace.  Y es que toda persona tiene su especial contribución en esta marcha ascendente de la humanidad y todo crimen ocasiona una pérdida para toda la creación que aspira a lo pleno y total.   Respetar la vida, aún del peor criminal, sabiendo que Dios está en todos y que es el único que puede crear y tiene derecho a finalizar nuestro paso en la tierra, es norma absoluta.

Matar es detener, alterar el fluir de la vida en las personas, que en cadena luminosa transmite de una generación a otra la riqueza humana y espiritual que todo ser humano aporta.   Quedan los niños sin recibir lo mejor de sus padres; los pueblos sin experimentar la contribución de sus líderes políticos, religiosos, empresariales y laborales. Todo porque a alguien, por codicia, venganza, intrigas sectarias, o para callar la verdad o saciar sus placeres morbosos, decide acabar con la existencia de un ser humano.

Cómo quedan truncados procesos de evolución de la conciencia, de entregas preciosas, de tareas nobles en la promoción del Bien Común, todo porque alguien seducido por las tinieblas, apretó el gatillo de una pistola, o mandó a matar a una víctima en manos de sicarios. En todo asesinato pierde la humanidad, pierde el criminal porque se envilece y llora Dios, porque se muere un hijo de sus entrañas y se trunca su plan de salvación.  Pidamos al Señor nos haga respetar siempre la vida, ya que con Él somos invencibles.

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Escandalosa confiscación de la propiedad privada

La opinión del  Abogado…..

.

JOSÉ DE JESÚS GÓNDOLA

MINA HIDRO-POWER CORP. , acudió ante la Jurisdicción Administrativa de Plena Jurisdicción para solicitar la impugnación de la resolución administrativa expedida por la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos (ASEP), porque no concedió la prórroga solicitada oportunamente según lo pactado, y sin embargo resolvió indebida e ilegalmente la concesión administrativa que le reconoció el derecho a construir, mantener y explotar el proyecto hidroeléctrico Bajo de Mina.

Así el demandante no hizo más que buscar la tutela judicial efectiva para proteger su derecho a la propiedad de este bien, elaborado mediante un esquema particular que corresponde a los dibujos, modelos, y diseños expresados en los planos correspondientes, que configuran el contexto de su propiedad intelectual integrados por las producciones de su talento, y su derecho de autor, que quedaron debidamente protegidas por la Ley.

Cuando esta concesión administrativa se otorga a un tercer concesionario, sin esperar las resultas del proceso, se desprende que lo que se ha ejecutado es un despojo de los derechos inherentes a la propiedad, lo más parecido a una expropiación o una confiscación de bienes , pero sin el pago de la indemnización correspondiente; situación que es insostenible en un Estado de Derecho.

El Derecho a gozar y disponer la Propiedad Privada sin más limitaciones que las establecidas por la ley , está consagrado entre los derechos fundamentales con rango constitucional, que nuestro ordenamiento jurídico reglamenta conjuntamente con las producciones del talento, la propiedad intelectual, el derecho de autor, lo mismo que la propiedad sobre las concesiones administrativas.

Por otro lado, se produce la inadmisión de la Demanda de Protección de los Derechos Humanos propuesta posteriormente,  bajo la concepción de que “ el proceso ha sido dirigido a demandar la protección de los derechos humanos justiciables de una persona jurídica, encaminados a la anulación del acto impugnado ”.

Es visible el error de enfoque en que se incurre: por un lado se autoriza a las personas jurídicas para la contratación de actos con la administración pública; por otro se le niega la protección de sus derechos justiciables frente a la misma.

Peor aún, constituye un evidente y claro contrasentido el no avalar la tutela de los derechos justiciables de tales personas jurídicas frente a la administración pública, cuando las mismas son una creación jurídica reconocida por el Estado, que gozan de la facultad de recurrir por vía del amparo constitucional.

Estamos así ante una concepción “ restrictiva ”, que concibe como titular del derecho de protección solo al “ ser humano ” como una categoría genérica distinta respecto a la “ persona ”, en la que sí queda integrada la “ persona jurídica ”, como el ente susceptible de responder ante los derechos y obligaciones generados en el seno de la sociedad.

Invocamos, pues, una acción de tutela para restituir el derecho y la libertad empresarial violados de forma ostensible. Debe quedar claro que las personas jurídicas son entidades a las que el Derecho atribuye y reconoce una personalidad jurídica propia y, en consecuencia, capacidad para actuar como sujetos de derecho, esto es, para adquirir y poseer toda clase de bienes, para contraer obligaciones y ejecutar acciones judiciales encaminadas a un fin digno de protección.

En el caso que nos ocupa, hay que considerar que la sociedad demandante fue creada ad hoc para pactar con el Estado panameño una concesión para la construcción, administración y explotación de una central de generación eléctrica determinada, para luego (…) encontrarse sin la debida tutela y protección de dicha actividad permitida por el tráfico jurídico, lo que le impide alcanzar los fines de interés, tanto públicos como privados, inherentes a la naturaleza de su creación, tal como ha sido reconocido previamente por el propio ordenamiento jurídico.

La persona jurídica de derecho privado es el fruto del ejercicio de los derechos fundamentales por los ciudadanos que la integran, buscando una organización susceptible de administrarse con mayor eficiencia y, por lo tanto, ella misma se convierte en un medio para el ejercicio de esos derechos, algo transcendental en cuanto a que el reconocimiento de derechos fundamentales a personas jurídicas se busca en los intereses de las personas físicas tras de ellas.

La tutela judicial efectiva corresponde al derecho de todo ciudadano para acceder a la jurisdicción, que en este caso se negó a la persona jurídica que represento. Ello significa que se le niega la posibilidad de ser parte de un proceso con el objeto de obtener una resolución motivada y argumentada sobre la petición amparada por la Ley. Vibra en este contexto el tema del debido proceso ; regulado por la Ley con las debidas garantías en beneficio de las partes.

Es obvia así la importancia que revisten las garantías tendientes a asegurar la efectividad de los derechos fundamentales, como también la organización del poder a través de una serie de potestades que se atribuyen a las magistraturas públicas, facultadas para construir garantías políticas de control de libertades por medio de la jurisprudencia.

Se trata de la necesidad de proteger a las personas jurídicas nacionales en dos de las más valoradas libertades que les reconoce expresamente la Constitución Nacional: la libertad de empresa o de asociación y la de poseer todo tipo de bienes lícitos.

Quedan conculcados los derechos justiciables de mi representado en las instancias instituidas constitucionalmente para la preservación de derechos fundamentales de los asociados. Se configura así una Negligencia Grave al momento de ejercer la función jurisdiccional: ¿Cómo es posible que en el Pleno de la CSJ se haya acreditado la usurpación de competencia en la advertencia propuesta, sin que a la vez se lesionen los derechos fundamentales que se reclaman, así como también el derecho fundamental de acceso a la tutela constitucional?

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La posibilidad de dos OEA: una democrática y otra comunista

La opinión del empresario…..
.

Guillermo Roca Rivas

En la reciente cumbre celebrada en Cancún México, 32 países de América Latina más los países del Caribe, se acordó la creación un nuevo foro hemisférico similar la antigua OEA., creada en la década de los 40 con una filosofía democrática en los asuntos internos de la región.

Dicha corporación se ha venido manejando desde ese entonces dentro de un ambiente democrático a pesar de ligeras diferencias entre si sobre todo desde la expulsión de Cuba por haber violado los preceptos que rigen a esa corporación latina.

Dichas diferencias internas han sido discutidas y aprobadas dentro de un ambiente de ligeras incoherencias como, fue el caso de la restitución de Cuba ante la OEA., sin exigirle las condiciones que establece el gremio regional, que es ajustarse al cumplimiento a la democracia entre sus miembros.

Posteriormente el golpe de Estado al Gobierno Constitucional de Honduras donde a pesar de la presión de sus miembros, nada se pudo hacer para restituir la democracia en su período de gobierno.

Desde allí se ha venido notando el deterioro, la desconfianza y la rivalidad en algunos de sus miembros hasta el extremo de ser calificada de marioneta de los grandes intereses políticos, económicos y sociales, de algunos de sus miembros inclusive Estados Unidos de Norteamérica.

En la cumbre de Río recientemente celebrada en Cancún, México, 32 países de la región, más los países del Caribe acordaron constituir un nuevo foro regional influenciado por el gobierno de Chávez y sus aliados de la región, a fin de constituir un nuevo foro regional con nuevos estatutos que serán aprobados y ratificados en la próxima cumbre que ha de celebrarse el próximo año en Caracas, Venezuela.

Según los entendidos, de construirse el nuevo Foro de Río o sea un nuevo gremio continental, la antigua OEA y sus estatutos quedarán sin efecto en su filosofía democrática y vendrá a restituir la nueva OEA con espíritu comunista manejada por los países del eje comunista de la región. Amanecerá y veremos.

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Rumbos históricos

La opinión de……

.

GUILLERMO  ROLLA  P.

La historia toma rutas tortuosas, porque la hacen los hombres, con múltiples factores y variables en el tiempo que la influyen. Pero al final, la dirección tiene un derrotero que lleva a los pueblos a definir sus rumbos y metas. Chile eligió el camino del socialismo democráticamente por vía electoral por los años 70.   La oligarquía y las corporaciones internacionales se asustaron y la CIA creó a Pinochet. Fue un ERROR estratégico, porque intentó torcer la historia natural de una nación.

Luego de una atroz dictadura, el pueblo recuperó su camino. El tiempo pasó y otra vez Chile electoral y democráticamente volvió a los socialistas, y el país siguió progresando en democracia. Y es más, ahora alternó el poder.   Otras muchas dictaduras se dieron en el continente por el mismo ERROR, y esos países han vuelto a tomar el camino civilizado del humanismo. La justicia, aunque débil y lenta, ha definido que no habrá más dictaduras en América. La impunidad sería propiciarlas. En todos los países se ha condenado a los dictadores, se ha indemnizado a las víctimas y aún se sigue juzgando y condenado a malos militares.

Aquí tuvimos una dictadura, que inventó unos tratados que traicionaron al 9 de Enero del 64;   intentan adulterar la historia con un Torrijos espía del Pentágono como negociador entreguista y aún persiste la impunidad. El objetivo es la soberanía total para el progreso económico y social del país.  Esa es la historia lógica. Pasamos por gobiernos oligárquicos, por dictaduras, por tratados entreguistas, por la desorientación de una parte de la izquierda cobarde y oportunista, por intervenciones militares extranjeras en 1968 y 1989, por demagogias y frustraciones; pero el pueblo seguirá su inexorable destino de desarrollo social y nacionalismo.

La historia, aparte de ser veraz, en su análisis debe considerarse la geopolítica con sus distorsiones por presiones económicas y militares internacionales. Señalar los ERRORES para que los nuevos que vengan no los repitan. La justicia no puede permitir la impunidad, correríamos el riesgo de volver a repetirla. La unidad se logrará juzgando a los violadores de los Derechos Humanos e indemnizando a sus víctimas y corrigendo los tratados del Canal (con paraguas a perpetuidad). El ERROR cometido aquí por la ingenua y antinacional izquierda, los llevó a ser cómplices de la corrupción, el asesinato y el narcotráfico. Nuestra posición geográfica tiene que ser para beneficiar a todos los que aquí vivimos y no seguir siendo “ pro mundi ”, con peajes puestos por el comercio mundial y riesgos de intervención militar.

El Darién, nuestra rica y bella selva, la quieren convertir en el anzuelo para conducirnos a conflictos bélicos (intervenciones) y ecológicos ajenos a las comunidades indígenas. Ojo con los errores. No se debe tocar ese paraíso, no solo por el ambiente y sus riquezas biodiversificadas; sino por la vida de nuestros hermanos aborígenes.

La inseguridad armada, las drogas, pero sobre todo las enfermedades, acabarían con nuestras etnias. Primero hay que implementarles un sistema sanitario integral con inmunización general. Nuestros hermanos del Darién carecen de inmunidad para muchas enfermedades.

Darles medios de vida adecuados a su cultura, uso moderno de la tierra, llevarles tecnologías adaptadas a su entorno y seguridad.

Aquí aparece otra contradicción. Queremos inversiones, pero cuando llegan nos pretenden acusar de paraíso fiscal o de lavado de dinero. La OCDE lo que debe hacer es justificar los altos impuestos en sus países, que los utilizan para hacer guerras, mejorar sus controles fiscales y eliminar su consumo de drogas.

Las grandes corporaciones, que controlan los G 7 – 8, etc., lo que deben hacer es invertir sus millones en mejorar los niveles de vida y el poder adquisitivo de los pobres del mundo, con justas inversiones para crear empleos y convertirlos en clientes. El mismo criterio vale a nivel local, aumentar la producción tecnificada para bajar los costos con el mercado de escala y así reducir los precios, reinvertir en crear empleo e investigación científica. El despilfarro, la corrupción, la ineficiencia, el juegavivo, la indolencia y los errores estratégicos son vicios que nos distancian de la unidad y la ruta hacia un Panamá Mejor.

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde

Pintada de verde del 13 de marzo de 2010

La opinión de la Abogada, Periodista y Ambientalista ….

.

LINA VEGA ABAD

ACCIÓN. A pesar de todos los pesares, hay esperanzas. Cada día hay más gente, comunidades y empresas con conciencia sobre la crisis ambiental que deciden aportar con recursos a la búsqueda de soluciones o, al menos, mitigaciones a los negativos impactos que hemos ocasionado en este planeta que tan generosamente nos alberga.

Por ejemplo, el “Climate Partnership” del banco HSBC, un programa que inició en 2007 y que para Panamá tiene singular importancia porque ha beneficiado con $8 millones al Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI). La idea es trabajar con autoridades, ciudadanos y formadores de opinión en ciudades como Hong Kong, Londres, Nueva York o Shangai, para acelerar la adopción de políticas de baja emisión de carbono.

Hace unas semanas, se reunieron en Panamá investigadores de todo el mundo y empleados del HSBC en el STRI, para analizar los primeros resultados del programa que ha sido estructurado como un modelo de “ciencia ciudadana”, en el que los empleados del banco colaboran con los científicos en la búsqueda de información sobre temas como la importancia de los bosques, el valor de los servicios ambientales o la protección de las fuentes de agua.

Y mientras los científicos usan ese material para sus investigaciones, los empleados del banco -profundamente transformados- ponen en práctica acciones que impacten positivamente en el ambiente. En resumen, acción basada en conocimiento. Justo lo que necesitamos por aquí.

<>

Artículo publicado el 13 de marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Los desafíos de nuestra política exterior: El caso de Israel

La opinión de…..
.

Eloy Fisher

El Presidente Martinelli en días pasados suscribió una serie de declaraciones sobre Israel que desataron una polémica dentro y fuera del país. Si bien nuestro mandatario tiene derecho de asumir una posición personal sobre éste, un conflicto complejo e intractable, no me parece prudente que aquellas valoraciones subjetivas se traduzcan en lo que son obvios errores de perspectiva y posición política. No obstante, este episodio pone sobre el tapete lo importante que debe ser la formulación de una política exterior que se apegue a lineamientos estratégicos, más allá de la política criolla y los apasionamientos del momento, especialmente en medio de un contexto internacional fraccionado e incierto.

Hace un mes tuve el honor de ser invitado a un programa de intercambio para viajar alrededor del Líbano y de reunirme con académicos, líderes políticos y religiosos de ese país con el objetivo de conocer de primera mano los problemas del conflicto del Medio Oriente. Y si bien los detalles del conflicto son conocidos por todos, lo que a veces escapa de los periódicos son los tonos que asume el conflicto y de cómo responde a intereses estrechos, tal y como es narrado por sus conocedores. Por eso sus observadores más avispados, demuestran un profundo escepticismo vistas las profundas contradicciones y resentimientos del conflicto. En el caso libanés-israelí, pocos conocen que durante la invasión israeli del Sur de Líbano en 1982 para expulsar a la OLP, los shíitas recibieron al ejército israelí con rosas sobre sus tanques y que tras años de ocupación, lo que antes era esperanza, se transformó en esa fractura bélica que se extiende desde el Sur del Libano con Hezbolá a través de Siria hasta Irán.

Peor aún, cada vez son más evidentes las distorsiones que impone el sistema electoral israelí sobre este tema – todo en medio de un contexto demográfico en franca aceleración producto de la construcción de asentamientos ilegales con subsidios provenientes de Estados Unidos. En parte el parlamentarismo israelí es culpable de la progresiva involución del proceso de paz, una trampa para observadores ingenuos de la región. Partidos en los extremos del espectro político actuán como bisagras en la conformación de los gobiernos, lo que conlleva el desarrollo de un aquelarre político entre el laborismo, miembros del derechista Likud e incluso del partido Yisrael Beitenu, cuyo líder, el zionista Avigdor Lieberman, es actualmente Ministro de Relaciones Exteriores. Y peor aún, esta dinámica se articula con procesos deficientes de interlocución con otros actores políticos – el centrista Kadima también corteja a electores ultra-nacionalistas quienes son los que tienen más probabilidades de votar. Mientras tanto, los partidos políticos palestinos enfrentan graves problemas institucionales, tal como se evidenció en las elecciones del 2006 cuando Al-Fatah perdió las elecciones parlamentarias ante Hamas, a raíz la ineficiencia y la corrupción crónica que propicia la debilidad institucional de la Autoridad Nacional Palestina.

La lista de asuntos por abordar es extensa y no me corresponde siquiera abordarla superficialmente. Pero arañar a esta complejidad demuestra cuan insular es nuestra cultura política, a pesar de los golpes de pecho de considerarnos como una sociedad cosmopolita, puente del mundo y corazón del universo. Muchos en Panamá, en todas las esquinas del espectro político, asumen una posición ramplona sobre temas que no entienden, o peor aun, que creen entender pero sin tener la humildad necesaria de reconocer que no tienen todas las respuestas. Honestamente, yo tampoco las tengo, pero soy de la convicción que la mejor manera es debatir esto es de forma serena y abierta, con responsabilidad y profesionalismo, y muy lejos de la politiquería criolla que tanto atraso nos ha traído a lo largo de los años.

<>

Este artículo  fue publicado el 13 de marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.