Reducir gastos: Una alternativa

La opinión de la Ex Diputada de la República…..

.

MIREYA LASSO

Cuando un gobierno, sobre todo un nuevo gobierno, se encuentra con que los ingresos normales no son suficientes para financiar todos los gastos e inversiones que tiene su cartera de planes, recurre a imponer una reforma tributaria que le produzca suficientes recursos adicionales.   Se embarcan en aumentar impuestos, que es algo odioso de por sí en cualquier país del mundo.  Pero pocos gobiernos se preocupan por el otro lado de la ecuación: la reducción de gastos.

En los últimos años hemos tenido la experiencia de una reforma que no se preocupó por reducir gastos, sino que gravó los servicios. La oposición de entonces la calificó como “ reforma sacaplata ”, pero esa misma oposición, cuando logró el poder, implantó lo que presentó como una reforma de responsabilidad fiscal, cuyo objetivo primordial era el aumento de impuestos.

Sin embargo, para justificar los nuevos gravámenes, la Ley de Responsabilidad Fiscal dispuso medidas tendientes a enviar señales de austeridad en los gastos públicos, dando a entender que el gobierno, al sacrificarse de esa forma, tenía la autoridad suficiente para solicitar nuevas contribuciones del sector privado. De esa manera, entre las medidas decretadas por Ley, se dispuso que la planilla estatal, tanto en términos de número de empleados como del total de salarios, se revertiera a las cantidades vigentes cinco años atrás; se limitó el número de funcionarios que podrían viajar en clase de negocios; y se impuso también un límite al uso de teléfonos celulares y alquiler de automóviles para servicio público.

Al discutir esa propuesta de ley y luego el Presupuesto General de la Nación para la vigencia 2005, tuvimos oportunidad de sugerir otras medidas de austeridad y de ahorros en los gastos públicos, tales como disminuir el salario de altos funcionarios públicos -ministros, viceministros y directores generales-, así como las prerrogativas de los miembros de la Asamblea y magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Propusimos igualmente que hubiese una rendición de cuentas de los viáticos adelantados a todos los funcionarios que viajaran al exterior, para asegurar que no se produjera un exceso en el pago de esos viáticos.

Lamentablemente, esas propuestas y otras similares cayeron en oídos sordos. Esta vez propongo una medida de carácter general que podría resultar en ahorros concretos de fondos públicos. Con la capacidad gerencial de los miembros del gabinete ministerial y de los directores de entidades autónomas, sería factible exigir a cada uno de ellos que realice un profundo estudio del presupuesto de su dependencia para lograr una reducción mínima equivalente al 10% del total de gastos e inversiones, sin sacrificar la eficiencia de su desempeño. De esa manera, cada gerente será el responsable de evaluar cada una de las funciones que cumple su organización y de juzgar cuáles son los gastos superfluos e innecesarios, para luego rendir su informe al presidente.

Un ajuste general de esa naturaleza reduciría el monto de recursos adicionales requeridos y evitaría agregar un peso innecesario a la carga tributaria de los contribuyentes.

Cierto es que el aumento de impuestos sería medianamente soportable, cuando el contribuyente puede ver los resultados concretos de las inversiones estatales que su contribución hace posible, pero también es deseable enviar la señal adecuada de que el gobierno es austero y, sin excederse, exige solo lo justo y necesario.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

¿Quién gobierna a Panamá y con qué objetivo?

La opinión de la Antropóloga…..

.

Brittmarie Janson Pérez

Los panameños necesitamos saber quién gobierna a este país y con qué objetivo. Hago la pregunta porque, con sus repetidos viajes al exterior, el presidente da la impresión de que considera a la nación como un supermercado que puede dejar tranquilamente bajo un gerente de confianza.

Ante el ausentismo presidencial, parece que el ministro de la Presidencia, es el presidente ad hoc de Panamá. Hace declaraciones importantes sobre política nacional e internacional cuando esa función tradicionalmente compete al Presidente de la República. Uno se pregunta, ¿qué sabe de Panamá un ministro que ha vivido en el exterior la mayor parte de la década pasada? ¿Se identificará con el pueblo panameño?

Ya que el ministro de la presidencia parece estar tomando decisiones administrativas, también hay que preguntar: ¿Qué experiencia en administración estatal tendría un experto en relaciones públicas que trabajó en campañas electorales de otros países y fue cabildero ante el congreso de Estados Unidos?

Es cierto que, para un presidente que necesita desviar las críticas a su administración, debe ser sumamente útil el contar con un ministro de la Presidencia que tiene vasta experiencia en echarles cuentos a los ciudadanos.   Pero, los fuertes vínculos con el partido republicano de un ministro de la presidencia que trabajó en la campaña electoral de Bush y Cheney, ¿no serán un obstáculo a las buenas relaciones que Panamá debe tener con el gobierno demócrata de Barack Obama?

Es preocupante que el presidente, igual que Noriega, haya contratado guardaespaldas israelitas para su custodia.   Se dice, además, que Mike Harari–íntimo de Noriega, entrenador de la espeluznante UESAT e investigado por el tráfico ilegal de armas–vuelve a Panamá.   Ojalá no sea cierto porque trae pavorosos recuerdos de las aguas turbias, extrañas alianzas y túneles escondidos que caracterizaron los tiempos de Noriega.

Quienes gobiernan a este país no entienden que están jugando con fuego. Con su apoyo a proyectos tan controversiales como las hidroeléctricas y las minas, dan la impresión de que, con los ojos puestos en el exterior, ofrecen a Panamá para el “pro mundi beneficio”, lema que tanto criticó la difunta Thelma King.

Peor aún, el incondicional apoyo que dieron recientemente a Israel creó una situación gravísima. No solo revelaron ante el mundo una vergonzosa ignorancia en materia de política internacional, sino que con irresponsabilidad colosal se apartaron de la política de neutralidad que protege a Panamá y su Canal.

Hay que saber quiénes gobiernan a este país y con qué objetivo porque, a pocos meses de haber ganado las elecciones, han tomado pasos irregulares para dominar la Corte Suprema y la Procuraduría y se corren los rumores de una proyectada reelección presidencial inmediata o extensión del período presidencial.

Vale la pena notar que a Pérez Balladares no se le ocurrió esa peregrina idea–rechazada rotundamente por el pueblo panameño–sino tres años después de estar en el poder. Hay que sonar las campanas de alarma ahora y no cuando es demasiado tarde.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

500 años de fundación de Nombre de Dios

La opinión de…..

Juan Alberto Pascual

El pasado lunes fue un día glorioso desde el punto de vista histórico, hace 500 años el explorador español Diego de Nicuesa llegó a tierra firme y fundó para darle gracias al Todopoderoso el asentamiento de Nombre de Dios uno de los primeros de América; sin embargo fue el primero de tierra firme y el mismo sirvió a la conquista por ser el primer puerto en tierra firme dando refugio a la flota de Indias, años más tarde se construyó un camino empedrado que unía Nombre de Dios con la ciudad Panamá (Panamá la Vieja).

En 1572 el pueblo de Nombre de Dios fue destruido por el pirata Francis Drake, ya que el mismo carecía de fortificaciones adecuadas por razones de estar rodeada de manglares que no permitieron construirlos; luego de su destrucción, el mismo fue reubicado llamándose Portobello.

Hago oportuno este momento para que todos los involucrados en la celebración del descubrimiento del océano Pacífico que el 29 de septiembre del 2013 se cumplirán los 500 años del descubrimiento de este océano por Vasco Núñez de Balboa, celebración que será un éxito y será celebrada con todos los méritos que la misma merece.

En Jerez de los Caballeros, donde nació Balboa el gobierno español ha invertido 300,000 euros para su reconstrucción, convirtiéndola en el segundo museo de la ciudad, su contenido estará dedicado al descubridor del océano Pacífico, al arte de la cartografía y a personajes ilustres incluyendo a los templarios de Jerez de los Caballeros con la gran variedad de elementos expositivos y su originalidad a fin de que la visita se haga grata y amena, expresó Juan Ignacio Fernández director de la restauración.

El alcalde Carlos Angulo, sumó el proyecto de restauración de la casa natal de Vasco Núñez de Balboa como parte de los proyectos del Ayuntamiento; España ya inició sus preparativos y estoy convencido de que Panamá no se quedará atrás.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las crisis y los presidentes

La opinión del Periodista y Docente Universitario…..

.

MODESTO  A.  TUÑÓN  F.

La crisis, en su acepción más amplia, es definida como un factor o circunstancia que se genera en un sistema y afecta su normal desenvolvimiento. Es decir, se produce una perturbación que impide que las partes se relacionen y se desencadena un estado de caos. Eso ocurre tanto en los sistemas naturales como sociales; pero también es propio de la política y en ese caso, involucra la relación entre la superestructura y la sociedad.

Las crisis pueden ser de múltiple clasificación. Según su gravedad, tiempo de duración y de acuerdo a su repercusión en la sociedad. Sin embargo, en América Latina los sistemas políticos atraviesan no una crisis corta o prolongada, sino un conjunto de crisis coyunturales que dan sentido a la cotidianidad y a un esquema de afloja y encoge para regular la relación entre los gobiernos y los grupos que conforman la sociedad.

Un simposio sobre este singular tema fue desarrollado hace unos días, durante el desarrollo de la vigésima octava versión de Expocomer, la más grande actividad de exposición comercial que se desarrolla en el país. En dicho encuentro tres ex presidentes expusieron sus opiniones, basadas en sus experiencias a la cabeza del Órgano Ejecutivo de sus respectivos países.

Vinicio Cerezo de Guatemala, Ernesto Samper Pizano de Colombia y Francisco Flores de El Salvador, protagonizaron este simposio bajo la conducción de Alberto Padilla de la cadena internacional de televisión CNN y con la participación de los consultores Julio Ligorría de Guatemala y Mauricio de Vengoechea de Colombia.

Francisco Flores unió los fenómenos naturales al contexto de la crisis, dos terremotos durante su gestión para exponer que cuatro claves contribuyen a administrar los riesgos: evitar la presión de actuar de inmediato, identificar los líderes para actuar de manera organizada, establecer las dimensiones psicológicas y mantener el liderazgo frente a la crisis.

En El Salvador se vivió una guerra civil que dejó múltiples heridas al tejido político y social de esa nación centroamericana y Flores debió —pese a su juventud— navegar las presiones de las dos fuerzas políticas encontradas en su país, desde la izquierda de origen insurgente hasta la derecha empresarial.

Ernesto Samper, el colombiano, inició su exposición con un testimonio del primer día de gobierno y la incapacidad de los sistemas de seguridad estatales en ubicar y detener a “ Mugre ”, un personaje del bajo mundo. Este breve repaso de dicha agenda arrancó la hilaridad de los asistentes por semejar un relato en el mejor estilo de García Márquez, Mutis y de su propio hermano, Daniel.

En su caso, el narcotráfico, fue la circunstancia que mediatizó el proceso político y punto detonante de la crisis. El ex presidente colombiano recomendó seguir tres procedimientos para administrar esta situación: manejo de la información a través de los instrumentos institucionales, los medios de comunicación y la capacidad de negociación.

Uno de los aspectos que resaltó, fue la tendencia al manejo de la política en los escenarios judiciales y la pérdida del liderazgo presidencial, por no contar con una agenda de trabajo adecuada frente a estas contingencias.

Otro aspecto fue la cotidianidad de las crisis políticas como parte de dicha agenda presidencial a la que tendrá que acostumbrarse todo mandatario y la necesidad de contar con diferentes opciones de solución en diferentes niveles.

El ex presidente de Guatemala, Cerezo, se refirió a la necesidad de contar con un proyecto histórico que deje a la población la idea de trascendencia del trabajo presidencial. Aseguró que la crisis tiene una presencia cotidiana y se presentan hasta varias en un solo día de trabajo; “… no se ha resuelto una, cuando vienen las otras en fila …”.

Cerezo también resaltó la necesidad de contar con un equipo de trabajo correcto y su importancia es tal, que si no lo tenemos, “ vamos a provocar nosotros mismos la crisis ”. Hoy, el dilema de los presidentes y empresarios es que la agenda diaria la determinan los medios de comunicación social.

En otro punto, recomendó a los presidentes ser conscientes de que su periodo tiene fecha de culminación y tener una mentalidad de nación y no de partido; por eso se debe tener un proyecto histórico y no ideológico.

El ejercicio de balance sobre el tema de crisis fue productivo, porque se pudo rescatar la necesidad de contar con un instrumento de gestión para atender estas situaciones y planificar las actividades que permiten salir del estado de inseguridad en que por lo general se cae una vez que existen los conatos o síntomas.

Hay un conjunto de recomendaciones que se extrajeron de este diálogo de ex presidentes en el que hubiera sido recomendable escuchar las experiencias de algún mandatario o mandataria de Panamá, pues a estas alturas se han podido sistematizar los acontecimientos y las medidas que se pusieron en práctica para reducir su onda expansiva y así definir aciertos y errores.

Ítalo Pizzolante Negrón, experto internacional en comunicación, recomienda un método que consiste en evaluar tres áreas comunes a todo problema: el área de la realidad externa de las cosas, el área de elaboración de ideas recomendables y el área de aplicación de las medidas físicas —o acciones estratégicas, agregaríamos— adecuadas. Este esquema se desarrolla a través de un procedimiento predeterminado o manual.

Para tal efecto, es necesario aislar el análisis del problema o la crisis a un sitio donde se puedan evaluar los diferentes escenarios y por parte del equipo apto y requerido para tal actividad, que contará con la información rápida, completa y concisa sobre la situación.

Al menos, el intercambio de los ex presidentes nos dejó la gran enseñanza de que las crisis no son fenómenos aislados del ejercicio político; que requieren preparación, manejo y gestión. De esta planificación depende navegar sobre o sucumbir a los efectos que ellas ocasionan en un sector o en toda la sociedad actual.

¿Estamos preparados para las diferentes formas de la crisis?

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El factor humano

La opinión de…..

.

Charlie Del Cid


Estaba frente a uno de los semáforos inteligentes, y la imprudencia de un ser humano –se supone que inteligente– me hizo recordar la frase de Pascal: “El hombre es una caña, la más débil de la naturaleza; pero es una caña pensante.  No hace falta que el universo entero se arme para aplastarla: un vapor, una gota de agua basta para matarla.  Pero aunque el universo lo aplaste, el hombre sería todavía más noble que lo que lo mata, puesto que sabe que muere y el poder que el universo tiene sobre él; el universo, en cambio, no lo sabe.

Se me vino a la mente esto del factor humano. Me acordé del sargento que dirigía el tráfico en el cruce de cerro Patacón antes de que construyeran el puente.   Me acordé de otros policías dirigiendo el tráfico; no tan eficaces como el primero.   Se supone que los semáforos tienen sensores que captan cuando hay autos esperando o no.  Supongo que por eso los llaman inteligentes.  Pero no pueden hacer nada si no los programan correctamente. Si no están en sincronía provocarán tranques, como los que hemos percibido. De hecho, por muy inteligentes que sean, nuestra ciudad- lo sabemos desde hace años- fue diseñada a la libre y ya sus calles y avenidas no aguantan tantos automóviles.

¿A qué me refiero con el factor humano? Siempre seremos hombres y mujeres los que programemos las máquinas. Ellas no harán nada que no les hayamos sugerido. Todavía la inteligencia artificial depende de la mente humana. Y por eso, el factor humano es insustituible.

Los conductores nos sentimos tan impotentes cuando otro ser humano inteligente tranca la vía. Ocurre en varios cruces.  Los de la vía principal tienen el paso.   El semáforo cambia y ellos no tomaron en cuenta que la luz iba a cambiar y trancan el paso. Los demás no pudimos aprovechar nuestro turno y nos vamos desesperando. Entonces, nos tiramos por fuera; nos enojamos; les recordamos a su madre y llegamos al trabajo estresados.

¿En qué escuela del universo se nos enseña a no trancar el paso?   Por supuesto, que en el manual de tránsito.   Gracias a Dios, ya nadie obtiene su licencia por debajo de la mesa y nos hacen estudiar el manual.   Pero a la hora de estar en la calle se nos olvida.   Ahí pensé que los policías de tránsito eran más útiles e inteligentes que los semáforos, y que tenían una boletera que podría evitar que mis congéneres trancaran el tráfico.   Luego recordé que los policías a veces utilizaban su boletera para coimear…

El factor humano. Sin duda, que la frase de los obispos en Medellín es profética. Es decir, vale para todas las épocas: “No tendremos un continente nuevo sin nuevas y renovadas estructuras; sobre todo, no habrá continente nuevo sin hombres nuevos, que a la luz del Evangelio sepan ser verdaderamente libres y responsables”. Medellín, Justicia 1,3.

Sin hombres nuevos, los semáforos inteligentes serán inútiles. Sin hombres nuevos, las elecciones seguirán siendo momentos fugaces.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Por qué rechazamos la reforma fiscal?

La opinión del Sociólogo y Político…..

.

OLMEDO  BELUCHE

El Partido Alternativa Popular (PAP) rechaza la reforma fiscal propuesta por el presidente Ricardo Martinelli y su ministro Alberto Vallarino por las siguientes razones:

1. La reforma golpea a los sectores más pobres y a las clases medias de bajos y medianos ingresos, porque, pese a las exoneraciones del impuesto sobre la renta (que ya existían) y las rebajas, todos estamos obligados a consumir productos que pagan el aumento del ITBMS del 2%, por ende, se encarecerá el costo de vida sin duda alguna.

2. El precio de los alimentos SÍ se va a ver afectado por el aumento del ITBMS, porque los productores y distribuidores los pagarán en algunos insumos (agroquímicos, maquinarias, etc.) y consecuentemente lo van a trasladar al precio final del consumidor. De manera que un aumento del ITBMS sin una congelación previa de la Canasta Básica Alimenticia deriva en un aumento del costo de la vida.

3. La reforma es injusta, porque carga con impuestos a algunos sectores, en especial a las clases medias, pero mantiene un club de exonerados constituidos por grandes empresas nacionales y extranjeras (como las concesiones mineras, p.e.), y la carga contributiva es menor para sectores como los supermercados, negocio del propio presidente.

4. El gobierno pretende utilizar la reforma fiscal para mejorar la capacidad de crédito del Estado continuando la irresponsable política de endeudamiento seguida por el gobierno anterior del PRD.

5. La reforma es inmoral, porque es diseñada por una persona, Alberto Vallarino, que fue exonerada del pago de impuestos por el orden los $400 millones, hace pocos años, emanados de la venta de Banistmo al HSBC.  Ese ministro, que no pagó sus impuestos, ahora pretende subirnos los impuestos al resto de los ciudadanos.  Si el ministro Alberto Vallarino pagara el monto que se le exoneró no haría falta la reforma que ahora propone por, al menos, dos años (el monto estimado de recaudación anual es de 200 millones).

6. La reforma tampoco sería necesaria, como dijimos quienes nos opusimos a la ampliación del Canal, si en vez de dilapidar 5000 millones en una obra que no es urgente, se destinara al gasto social del gobierno, pudiendo el país duplicar o triplicar los ingresos que hoy recibe de la vía interoceánica.

7. Existen otras alternativas que no se han considerado, como la propuesta del Sr. Hatuey de Castro, que ha sugerido gravar la venta de cervezas y licores, pero que no se adoptan porque se afectan los negocios de prominentes miembros del actual gobierno. Por todas estas razones el PAP propone a la ciudadanía repudiar y movilizarnos frente a la reforma fiscal presentada por Martinelli – Vallarino.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Sobre el FIS

La opinión del Periodista…..

.

Vidal González

Con pena observo el escándalo en el Fondo de Inversión Social, FIS, que involucra a diputados de gobierno y oposición en un posible desfalco de unos 12 millones de dólares, en fin otro caso de corrupción en donde los culpables sonreirán al no ser encarcelados.

El Director del FIS, Giacomo Tamburelli, en vez de revelar la auditoría realizada por una empresa consultora que el contrató para tal objetivo, la ocultó y sin vergüenza pide despulpa a los diputados.

Por su parte el Presidente de la República, Ricardo Martinelli, solicita a la contraloría una auditoría comprensiva de la cual nada se sabe, cuando debió instar una auditoría rigurosa, para que los que se han enriquecido con el dinero de los más pobres del país purguen tras las rejas su deshonestidad. Pero ¿Qué garantiza que esta auditoría que adelanta la contraloría revelará la estafa en el FIS? Nada, al menos no espero resultados que lleven a la cárcel a los ladrones.

Creer en las instituciones panameñas no solo es masoquismo, también ingenuidad, es cerrar el entendimiento a la verdad, por creer poseerla, ya dijo alguien deje su verdad yo dejaré la mía y salgamos a buscarla.

Basta ya de robadera, me pregunto ¿cómo vamos a terminar aquí en Panamá?, en ¿donde nadie cree en nadie? seria yo el primero en exiliarme.  El panameño, tiene una historia única en el mundo, y también es falto de cultura, coraje, unidad y adhesión.

Cada día veo el desinterés de las autoridades de crear un país humano, el ejemplo de los padres de la patria es la deshonradez y que lástima que los panameños continúen confiando en estos.   Alguien dijo:  la diferencia de un político y un ladrón es que uno me elige a mí y el otro lo elijo yo.

<>

Artículo publicado el 10 de Marzo de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.