Cómo no se clasifica a un Mundial

La opinión de…..

.

Juan Carlos Delgado

En el fútbol, hemos clasificado seguidamente a tres mundiales juveniles Sub 20. Hemos ganado un subcampeonato Copa de Oro y un campeonato Copa de Naciones. Sin duda, son logros que hay que respetar. Pero también nos ha quedado un sabor amargo al no clasificar para el Mundial Sudáfrica 2010 cuando teníamos todo para hacerlo.

Los hechos del pasado tienen diferentes historias que afectarán de manera positiva o negativa nuestro futuro. Nosotros, como comunicadores sociales especializados en fútbol, tenemos la obligación de recordarle a nuestra sociedad, por cualquier medio, esas historias. Lo debemos hacer para que aquellos dirigentes, quienes tienen la responsabilidad de hacer que las cosas sucedan, sientan la presión de la opinión pública y no se equivoquen cuando van a tomar decisiones trascendentes.

Para las eliminatorias mundialistas pasadas, se contrató al señor Alexander Guimaraes como técnico de la Selección Nacional de Fútbol de Panamá. Su contratación fue un total fracaso, no porque no clasificamos, sino porque le interrumpimos la oportunidad de aprender a un técnico nacional, como era en esa oportunidad Julio Dely Valdés. Recordemos que a Julio se le quitó la Selección para entregársela a Guimaraes.

En las eliminatorias hacia el Mundial 2006 para Alemania se contrató a un colombiano llamado Cheché Hernández, quien también fracasó.

Y, aunque muchos lo recuerdan como el artífice de una gesta memorable, el subcampeonato en la Copa de Oro de 2005 no es menos cierto que para esto no se le contrató. Qué decir de tantos técnicos extranjeros que han llegado vendiéndonos ilusiones.

El argumento para vendernos a Guimaraes y a todos los técnicos extranjeros que se hicieron cargo de las diferentes selecciones fue que eran técnicos de renombre y con currículum. Al final, estos renombres y currículums no sirvieron de nada.

Ahora, que ya se piensa en el Mundial de Brasil 2014 se deberá nombrar un nuevo técnico en la Selección. En esta oportunidad no se puede tropezar con la misma piedra. No pueden existir otros intereses que no sean los del fútbol panameño. Por eso esta reflexión.

Julio Dely Valdés es, hoy por hoy, el mejor técnico panameño y está activo en el primer mundo futbolístico. Es el mejor jugador de fútbol que ha tenido nuestro país. Además, es un ídolo admirado por todos los futbolistas panameños. Cumple con el perfil para ser el técnico de la Selección Nacional. Si bien es cierto, nadie puede garantizar que con Julio clasificaremos a un Mundial, al menos le estaremos dando la oportunidad de aprender a un panameño.

<>

Publicado el 27 de febrero de 2010 en el Diario La Prensa,  a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: