Los panameños y los otros

La opinión de…..

.

Penny de Henríquez

Cada vez que veo, escucho o leo las noticias en algún medio local, me asalta un sentimiento de malestar ante la política discriminatoria que la gran mayoría de periodistas o presentadores utilizan en su lenguaje cuando muestran un hecho, seguramente sin siquiera darse cuenta de que lo están haciendo.

Y esto es tan extendido, que ya hasta los invitados a los programas, políticos o no, también imitan estas acciones. “No es justo que los panameños no tengan agua para sus necesidades vitales”, decía un conocido colega, y otra expresaba que “los panameños no se merecen tal cosa”. Ejemplos como estos abundan. Esta mañana leí en un diario la cifra de “panameños que han muerto en accidentes de tránsito”.

Lo anterior parece indicar que los extranjeros que viven en nuestro país, que trabajan y pagan sus impuestos igual que nosotros, sí pueden vivir sin agua, sí se merecen cualquier cosa y no se pueden morir en accidentes de autos.

Estimados colegas, los extranjeros también necesitan agua para vivir y también pueden accidentarse en las carreteras y morir igual que los panameños, ya que aunque sean oriundos de otros países, no vienen de Marte.

¿Por qué cuando se hace algún reclamo justo no se dice “las personas” en vez de utilizar ese término de “panameños” que segrega al resto de la población sin ningún tipo de consideración y respeto?

Todos los seres humanos son importantes y tienen los mismos derechos. Los extranjeros que han venido a nuestro país de donde sea y por el motivo que sea han dado grandes aportes a lo largo del tiempo en las diferentes facetas vividas por nuestra nación. La gran mayoría de nosotros tiene en nuestros ancestros a un extranjero o a varios, de manera que dejarlos de lado cuando se habla de los derechos de los ciudadanos es un claro desconocimiento de nuestra historia, y lo más importante, de las normas elementales de la educación, la cortesía y las buenas maneras.

No más exigencias para los panameños, sino para los habitantes del país. No más estadísticas que midan la vida y hechos de los panameños, sino de todos los ciudadanos que aquí habitan y comparten con nosotros sueños, esperanzas e ilusiones, luchando cada día, igual que nosotros, por un Panamá mejor… para todos.

<>

Publicado el 22 de febrero de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito de les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: