La complicidad con Uribe

La opinión del periodista…..

.

DEMETRIO  OLACIREGUI

La contención que significó la pasada administración a las pretensiones del mandatario Álvaro Uribe, ha recibido la contracara de la complicidad por parte del presidente Ricardo Martinelli. EE.UU. presionó al gobierno anterior, sin éxito, para que permitiera vuelos de reconocimiento y operaciones de helicópteros en Darién.

El gobierno anterior enfrentó también las amenazas de Colombia de bombardeos fronterizos sobre supuestas formaciones guerrilleras. Como no logró sus objetivos, Uribe se involucró en la pasada campaña electoral al abrir la puerta a la incursión injuriosa del convicto David Murcia. Lo que siguió es ahora historia política. El candidato de Martinelli ganó la Alcaldía capitalina y en el Palacio de las Garzas tomó posesión un totalitario de vocación.

La inversión de Uribe está generando dividendos. El primer resultado de su reciente visita a Panamá ha sido el confuso incidente fronterizo en el que resultaron muertos supuestos guerrilleros de las FARC.   El gobierno dijo que se trató de un ataque fortuito sin coordinación con Colombia, con quien solo intercambió inteligencia e información.

Sin embargo, Uribe y el alto mando militar colombiano, al felicitar el gobierno panameño, hablaron de la cooperación militar, policial y de inteligencia. El diario colombiano El Espectador , citando al ministro de Defensa, Guillermo Silva, dijo que se trató de un bombardeo coordinado con las autoridades panameñas que entienden que hay que acabar con los refugios de las FARC en países vecinos.

Uribe no ha tenido éxito en exterminar a las FARC. El solo hecho de no ser derrotada, es un triunfo para esa guerrilla. Su presencia en la escena política y militar del país, se ha fortalecido al aliarse con el ELN e iniciar un proceso de reorganización. Eso anticipa un recrudecimiento de la guerra estimulada, además, por el incremento de la presencia militar de EE.UU. en siete bases colombianas.

Constituido en el gendarme de Washington en la región, Uribe ha convertido a Colombia en una plataforma de agresión contra Venezuela. (Uribe acaba de asegurar que EE.UU. no lo abandonará pese a que senadores demócratas pidieron el fin de la asistencia militar estadounidense ante el fracaso de su política de seguridad y las denuncias de tolerancia del gobierno y las fuerzas armadas con nuevas bandas paramilitares). En ese sentido, la creación de 11 bases aeronavales en el Pacífico y el Atlántico panameño en la práctica son un apéndice de la presencia estadounidense en las bases colombianas y pueden derivar, igualmente, en plataformas de agresión contra Venezuela. Es conocida la larga tradición de EE.UU en utilizar terceros países para realizar operaciones de espionaje y lanzar ataques militares.

La concentración del ejército colombiano en la frontera con Venezuela, en el contexto de la tensión alimentada por EE.UU, favorece a las FARC. Se anticipa así la agudización del conflicto interno en Colombia y el alejamiento de una salida negociada, lo que conformaría el peor escenario para el vecino país. En ese contexto, Panamá debe hacer valer su autonomía y no dejarse arrastrar en forma irresponsable hacia una guerra civil que le es ajena y menos involucrar al país en un conflicto bélico de alta intensidad.

<>

Publicado el 4 de febrero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que al  autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: