Decisión en la Autoridad del Canal

La opinión del dirigente empresarial……

.

Enrique A. de Obarrio

Quien dude que Panamá se encuentra en los albores de asegurar a mediano plazo la posibilidad del desarrollo humano y social de las mayorías, deberá hacer un viaje al pasado y convivir con los próceres, quienes arriesgaron sus vidas para legarnos nuestra independencia de Colombia dando a luz la República de Panamá, como un paso trascendental en el devenir histórico del istmo y de nuestra nación.

La onda sonora de la separación de Colombia –107 años después – reproduce escenarios políticos parecidos, si aceptamos que la República nació, creció y se desarrolló bajo el influjo material y espiritual del protagonismo de la ruta interoceánica.

Hoy debemos atender con patriótico celo lo que el presidente Ricardo Martinelli Berrocal (2009 –2014) decidirá en cuanto a la elección de nuevos directores en la junta directiva de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP). Y es que el destino –paradójico en asuntos de la Patria– le ha otorgado el nombramiento de seis miembros de la junta directiva de la ACP, adicionales a los ya elegidos Rómulo Roux –actual ministro del Canal – y Rafael Bárcenas.

Este 13 de febrero deberá reemplazar a Antonio Domínguez, Mario Galindo y Guillermo Quijano, convirtiéndose en el presidente que, además de haber sido ministro del Canal, tendrá enorme poder para proteger una institución modelo de la República y en el mundo, hasta ahora inoculada contra la presión político partidista y las inconfesables ambiciones del poder económico.

Martinelli y esa junta también deberán nombrar al próximo administrador una vez finalice el periodo de Alemán Zubieta, en el año 2012, y a solo dos años de concluirse la gran obra de ampliación.

A favor de los miembros que hasta ahora han ocupado las sillas de esa junta, hay que reconocer que sus ejecutorias han sido reputadas, manteniéndose apartadas del influjo político y defendiendo el prestigio bien ganado de ser una institución autónoma, cuyo único interés es mantener el Canal eficiente, seguro y con manejo transparente, haciendo sostenible su creciente rentabilidad.

Por si no se sabe, entre 2014 y 2025 el conglomerado de la ruta aportará unos 28 mil millones de dólares a las arcas del Estado.

Los panameños que votamos sí a la ampliación, lo hicimos después que el presidente Torrijos aceptara finalmente la propuesta de trabajar en una estrategia nacional de desarrollo, en virtud de un proceso de Concertación Nacional, que ha de ser tenida como hoja de ruta en la ejecución de los planes quinquenales de Gobierno, en forma continua por administraciones que se sucedan cada cinco años, con miras a superar la pobreza y corregir la desigualdad.

Los panameños que favorecimos a la opción del cambio en las pasadas elecciones, lo hicimos confiando en el liderazgo del presidente Martinelli, para transformar positivamente la forma de administrar la cosa pública, depurando un sistema político corrupto.

¿Cómo debe ser el perfil de los próximos directores de la ACP? Pido a la sociedad nacional que exprese su parecer por cuanto medio de comunicación social encuentre disponible. Se trata de preservar una institución libre de corruptelas, porque con la ampliación del Canal de Panamá y la ejecución solidaria de la estrategia nacional de desarrollo, estamos a un brinquito de salir de la pobreza, superar la inequidad, y codearnos con los países del primer mundo.

<>

Publicado el 3 de febrero de 2010  en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: