El riesgo psicosocial de la TV

La opinión de la Psicóloga Especialista de la conducta humana….

.

GERALDINE  EMILIANI

En las sociedades modernas es cada vez mayor la importancia de la televisión y, la calidad de los contenidos de los programas educativos, informativos y de entretenimiento que transmite, deben estar relacionados con el proceso de socialización que todo ser humano requiere.

Sin embargo, la TV, con su poder de fascinación por su imagen visual —que es su columna vertebral— y por el limitado número de vocablos que utiliza en su programación, parece estimular el condicionamiento para la estrechez mental y la sumisión al enseñar técnicas de violencia y sexo que motivan y golpean emocionalmente y, se venden ideas y formas de vida nada edificantes.

Decir que los padres pueden elegir los programas más adecuados a la formación de sus hijos es una utopía, porque son los que menos se sientan a ver TV con sus hijos y cuando no se tiene la formación o preparación suficiente como para determinar cuáles son los programas más apropiados, la situación es desconcertante.

Un estudio realizado por Dimitri Christakis y el National Longitudinal Survey of Youth de Washington, DC. señala que la depresión, la obesidad, la falta de comunicación y atención en los niños y adolescentes, son provocados por la sobreexposición a la televisión.

Investigadores de la Universidad de Pittsburgh y la Escuela Médica de Harvard realizaron un estudio sobre los hábitos de consumo en 4142 adolescentes sanos, y calcularon que cada hora de TV vista al día de programas violentos aumenta la probabilidad de deprimirse un 8%; y, son incapaces de solidarizarse con las víctimas de la violencia. Los videojuegos y la Internet tuvieron igualmente efectos contraproducentes en la salud mental de los muchachos.

Bandura, Ross y Ross (2002) realizaron un estudio longitudinal de 10 años y demostró que cuando los niños eran expuestos a modelos agresivos en la TV, imitan esta clase de conductas, se eleva la presión sanguínea y pelean más con los compañeros de juego.

Walma van der Mollen, 2004, mostró que el realismo violento en los programas de televisión incrementa de modo dramático los efectos de agresión, temor inmediato y la idea de que el mundo es un lugar peligroso; lo mismo se observa cuando son expuestos a noticias de crímenes y accidentes de diversos tipos mostrando efectos emocionales fuertes y duraderos.

En 1997, el Ministerio de Salud de Colombia divulgó una investigación cuyos resultados mostraron que la programación que presentaba un mayor número de escenas violentas eran las telenovelas (315/día); los programas recreativos, incluidos dibujos animados y series infantiles animadas, (176/día); y los noticieros (83/día).

Hay cientos de estudios realizados sobre los efectos de la TV, solo he mencionado unos cuantos.   De los que he leído, todos concuerdan en que los riesgos psicosociales dependen del contenido del mensaje, de las características del televidente, de su familia, así como de su entorno social de modelos agresivos.

Es por ello, que se debe considerar que los efectos nocivos de la televisión son un problema de salud pública, dado que en un sinnúmero de culturas, los niños, adolescentes y adultos son educados por la televisión, única forma de diversión.

La televisión ha demostrado ser buena o mala, según el uso que se le dé.   Puede ser un vehículo de convivencia pacífica, o un canal de odio y agresión. Usted escoge.

<>

Publicado el 31 de enero de 2010 en el diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, .o mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

La otra cara de la yuca

La opinión de……

.

Mayteé Zachrisson

Hace pocos días fue presentando un proyecto que, desde mi punto de vista, es altamente innovador, ejemplo de responsabilidad social, desarrollo sostenible y que pretende darle a la yuca un valor que para muchos era desconocido.

Se trata del Proyecto Panayuca, el cual surge por una iniciativa entre la Asociación de Pequeños y Medianos Productores de Panamá (Apemep) y un grupo de empresarios panameños; para el mismo cuentan con el apoyo del Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida) y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (Idiap) y el capital semilla fue brindado por Cervecería Nacional, como parte de su política de responsabilidad social empresarial.

Durante la presentación se pudo conocer que la yuca es un cultivo rico en almidón que compite, por ejemplo, con el maíz a nivel industrial en la producción de almidón.

En América, solo Paraguay, Brasil y Colombia han desarrollado una industria importante de derivados de la yuca, lo que brinda la oportunidad a nuestro país de participar en el amplio mercado al cual la industria de la yuca se enfrenta en la actualidad, generando nuevas expectativas para la explotación de la misma como materia prima.

La primera etapa del proyecto incluye 526 vitro plantas, de 13 variedades distintas, provenientes del Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT), cuya sede está ubicada en Cali, Colombia, y que realiza estudios principalmente de las variedades de arroz, frijoles, pasto tropical y yuca para su mejor explotación y aprovechamiento.

Desde diciembre las vitro plantas están en los laboratorios del Idiap, en donde ya comenzó su multiplicación. El proyecto culminará su proceso de multiplicación y macro propagación al cabo de 20 meses, que es cuando se le entregarán a los agricultores panameños las estacas semillas, provenientes de las vitro plantas, para que comiencen la producción comercial de estas variedades.

Para este proyecto están participando 300 organizaciones en todo el país, entre cooperativas, asentamientos campesinos, grupos indígenas y mujeres rurales, que suman más de 60 mil personas.

Apemep y el grupo de empresarios panameños que se unieron para esta alianza crearon una empresa llamada igual que el proyecto, Panayuca S.A., la cual será la que tendrá la tarea de comprar la yuca a los productores para luego producir el almidón y comercializarlo.

La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) por todos los beneficios y el enorme futuro que tiene la yuca está animando a muchos países a que la cultiven e inviertan en la mejora de sus procesos de producción, transformación y comercialización.

<>

Publicado el 31 de enero de 2010  en el Diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que le corresponde.

To some friend far away.

De la inspiración de la poetisa panameña y estudiante de periodismo……
.

Paola Brugiatti Goyez

.

To some friend far away.

de Paola Brugiatti Goyez,
Busco una palabra en mí que me recuerde lo que fui.
Los autos pasan y yo los veía pasar.
Sin haber predicho nada
y sin dejarme imaginar,
él arrancó el suyo y me dejé llevar.

Hoy no te encuentro ni en mis escombros,
ni en el presente, ni en el futuro,
ni en ningún lugar donde ayer estabas.
Reencarné en un cuerpo que no está allí,
que está muy fuera y lejos de ti.

No me enorgullece, me hace infeliz.
Saber que no me perdiste, ni yo a ti,
pues yo a mí misma, me perdí.

Tengo una deuda de por vida,
quiero recordar dónde te guardé
para encontrarte y no creer en ningún tiempo.

Creer sólo en la magia y sus misterios.

Pero, tal vez, ya olvidé cómo era todo eso.
Sin hacer ningún esfuerzo, cambié de estación:
luego de haber amado tanto,
increíblemente,
pasó el verano y pasó el invierno.
Cambiaron los cielos y, con ellos,
nosotros.

Cómo después de haber sido tanto,
cómo después de haber sido todo,
hoy no siento nada…
Quizás, sólo un poco de nuestra eterna nostalgia.

Intento volver a sentir tu esencia, en vano.
Regresa hoy en un segundo y, tal vez,
podamos conocernos otra vez.

Volvamos

Estoy bien, amigo.
Te prometo que estaré bien.
Ahora que no soy yo quien te espera,
estás, eternamente, invitado a volver.


This one goes out to the one I love. This one goes out to the one I left behind.

<>

Publicado el 1 de febrero de 2010 en Facebook para compartir por la autora, a quien damos todo el crédito, el mérito y la responsabilidad que le corresponde.

Prueba de fuego para el Presidente

La opinión de…….

.

Ricardo Gutiérrez

Para el momento en que escribo este artículo he pasado días leyendo la información publicada en medios impresos y escuchado la opinión de distintas personas sobre los hechos suscitados a partir del supuesto escándalo de corrupción que se dio en el FIS.

Hay teorías e incluso comentarios de algunos investigados que señalan que la auditoría se hizo con el propósito de tener elementos de prueba en contra de los diputados de oposición, a quienes se habría llamado para informarles de los hallazgos, con la intención de chantajearlos políticamente.   Con lo que no se contaba era con que esta información celosamente engavetada se filtrara a los medios de comunicación y que se supiera que también presuntamente estaría involucrado un diputado del partido gobernante.

Ha habido declaraciones que buscan descalificar la investigación hecha por la firma López Consultora por no haber sido autorizada.   Pero señores, aunque no haya sido autorizada, los hallazgos tienen mérito suficiente para el inicio de una investigación. Quienes piensan que descalificando a la consultora lograrán justificar o sumir en el olvido lo encontrado, se equivocan

Por otro lado he leído de la intención del Presidente de cerrar el FIS y crear otro institución con más controles y fiscalización. Es que acaso con cambiarle el nombre a las instituciones y crear nuevos controles se resuelven los problemas. La fiebre no está en la sábana.

Y usted señor Presidente está ante un escándalo que podría alcanzar mayores proporciones que el tan sonado caso Cemis.   Esta es la oportunidad que usted tanto ha buscado de llevar las investigaciones hasta las últimas consecuencias y condenar a todas aquellas personas que se compruebe su participación en las denuncias.

Señor Presidente, si quiere cambiarle el nombre al FIS, hágalo, pero tenga la certeza de que solo es el castigo ejemplar y la condena de los implicados el único camino de enviar un claro mensaje a quienes todavía piensan que pueden con impunidad disponer de nuestros dineros para lo que mejor les parezca.

Todos estaremos pendientes señor Presidente, usted lo dijo, AHORA LE TOCA AL PUEBLO, queremos ver concretar con hechos lo que se prometió con palabras.

<>

Publicado el 31 de enero de 2010  en el Diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Punto de vista ¿Puede un siervo amar a dos amos?

La opinión del periodista……

.

Luis Serrano Polanco

En los próximos días se estará celebrando en nuestro país una de las fiestas más esperadas por todos los panameños “Los Carnavales”.

Durante todo el año las personas ahorran dinero, hacen préstamos, empeñan prendas, con el fin de poder participar de la fiesta. Quisiera preguntar a aquellos que se preparan para ir de fiesta, ¿puede un siervo amar a dos amos?

Dijo el Señor Jesús: ““Nadie puede servir a dos señores; porque aborrecerá a uno y amará al otro; o bien se entregará a uno y despreciará al otro..” (Mt 6,24). ¿A quién amas tú? No podemos decir que amamos a Dios, e ir tras una fiesta que no tiene nada que ver con él.

Nos hemos acostumbrado a vivir de esa manera, y muchos dicen que no tiene nada que ver con Dios, que es solo un tiempo de diversión. Lamento decirte que cuando participas de estas fiestas rindes culto a Satanás, quien es mentiroso, desde el principio de los tiempos “El ha venido para matar, hurtar y destruir” (Juan 10.10).

Querido amigo, tú que aun estás pensando alistar tus maletas para irte de viajes hacía el interior, te pido que pienses bien, medita, a quién amas de verdad. Muchos dicen amar a Dios, pero con sus acciones lo menosprecian, participar de esta festividad es menospreciarlo. Dios dejó leyes que debemos obedecer “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, y con toda tu mente. (Mt. 22:37).

Veamos la situación que viven nuestros hermanos en Haití, y no pensemos que somos mejores que ellos, o que Dios no los ama a ellos; simplemente que el Señor es un Dios de “Amor”, pero también es “Fuego Consumidor”, y cuando no se respetan sus estatutos y decretos tiene que actuar. Que no se nos olvide lo que sucedió con Nínive (Arrepentimiento y Perdón) y en los tiempos de Noé (Juicio).

Querido amigo, Cristo te Ama, y no quiere que vayas tras una fiesta que lo único que trae al pueblo panameño es luto y dolor, piensa que Dios tiene cosas bellas para ti, no las dejes ir por unos cuantos días de placer. La Palabra  del Señor dice “Hay caminos que para el hombre parecen rectos, pero son caminos de muerte”. (Prov.16.25 ), no te dejes llevar.

<>

Publicado el 31 de enero de 2010 el Panamá América Digital. a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

‘Au revoir’, Noriega

La opinión de…..

.

Betty Brannan Jaén

La insistencia con que Manuel Antonio Noriega ha peleado por regresar a Panamá en vez de irse a París, le parecerá enternecedora a quienes no recuerdan el noriegato.  A su abogado Frank Rubino, le gusta decir que el ex dictador solo quiere regresar a Panamá para “sentarse en su mecedora y gozar a sus nietos”, como si estuviera hablando del más benévolo de los abuelitos y no de un hombre de crueldad irrefutable. Ese cuento de la mecedora está bien para los extranjeros ingenuos, pero no para los que conocemos al sujeto.

¿Será que Noriega aspira un retorno al poder en Panamá?   Quién sabe. Tengo indicios muy fidedignos de que él no se arrepiente de nada y que se aferra a la idea de que Panamá estuvo mejor bajo su régimen de lo que está ahora.

Tengo razones para pensar que cuando sus allegados le dan noticias de Panamá, cada titular sobre inseguridad y corrupción es para él una prueba de que las cosas en el país están peor que antes.

Además, es lógico suponer que en estos 20 años de prisión, él ha estado pacientemente planeando su venganza contra todos sus adversarios; poner ese plan en marcha requiere estar en Panamá, no en París.

Increíblemente, él todavía tiene seguidores en Panamá, al juzgar por las calcomanías pro-Noriega que uno ve por la calle. Aun así, dudo sinceramente de que tenga suficiente arrastre político como para montar un ascenso al poder.

En todo caso, creo que no tenemos que preocuparnos mucho de eso, porque considero casi seguro que la orden de extraditarlo a Francia se mantendrá.   Como sabemos, su apelación fue rechazada el lunes por la Corte Suprema de Estados Unidos, aunque dos magistrados conservadores expresaron su desacuerdo con esa decisión. Al día siguiente, Jon May, el otro abogado de Noriega, me dijo que ellos planean peticionar para que la corte reconsidere.

Tendrán que actuar rápido, porque Rubino le dijo a Agence France Presse (AFP) que el derecho procesal estadounidense les da un plazo de solo 25 días para presentar esa petición. Varios expertos comentaron en AFP que es “altamente improbable” que la maniobra tenga éxito y eso concuerda exactamente con lo que me señaló Susan Bloch, profesora de derecho en la Universidad de Georgetown, que lo calificó de “muy, muy improbable”. Ella explicó que como los magistrados se circulan entre ellos los borradores de sus fallos y salvamentos de voto antes de emitirlos, es obvio que la posición de esos dos magistrados no encontró respaldo entre los otros siete.

Yo agregaría que aun si la Corte Suprema cambia de parecer y acepta el caso, no veo probable que el fallo final favorezca a Noriega, ya que definir las protecciones para “prisioneros de guerra” impactará el tratamiento para acusados de terrorismo y miembros de grupos como Al Qaeda. Me luce seguro que los magistrados conservadores en la corte adoptarán una línea dura en contra de ampliar las protecciones a estos acusados.

Para ilustrar, un caso hipotético: Supongamos que un terrorista nigeriano, miembro de Al Qaeda, llega a suelo estadounidense como “prisionero de guerra”, teniendo casos penales en Estados Unidos y Holanda. Estados Unidos lo enjuicia primero y es condenado. Al completar la sentencia, Holanda pide su extradición para enjuiciarlo allá también. ¿Creen ustedes que la Corte Suprema de Estados Unidos va a utilizar el caso Noriega para dictar una regla que, en casos así, requeriría repatriar al terrorista en vez de enviarlo a los demás países que le tienen casos pendientes? Creo que no.

Después de que la Corte Suprema haya terminado con el caso Noriega, de una manera u otra, a Hillary Clinton le corresponde, como secretaria de Estado, firmar la orden de extradición. Me luce imposible que ella intervenga para salvar a Noriega de la justicia francesa.

Por todo lo anterior, recomiendo que Noriega vaya aprendiendo un poco de francés.

<>

Publicado el 31 de enero de 2010  en el Diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

¿Dónde estás Panamá?

La opinión de…..

.

Federico Humbert Arias

Hay que ser pigmeo de intelecto o tener una visión miope de nuestro futuro si, por pasar de inverosímiles, no nos revientan en la cara los peligros que se ciernen hoy sobre la institucionalidad del frágil Estado panameño.   La tormenta que se ve venir, como resultado del martilleo con que el Órgano Ejecutivo arremete contra el Órgano Judicial, causándole fisuras gravísimas, es preocupante.

La designación –una vez más- de magistrados allegados, pero peor aún, su zambullida inmediata en una gestión expedita para remover a la Procuradora General de la Nación, aparte de altamente peligrosa, es inmoral.

Hoy están en juego principios que van mucho más allá de quién es el procurador/a, o cuán eficiente o débil es su gestión. En peligro está la institucionalidad del Estado panameño, la cual debe cimentarse sobre la independencia de sus tres órganos, pero pareciera estar girando hacia una concentración de poderes con dominio absoluto sobre el rumbo y devenir del país.

En la política criolla latinoamericana, lastimosamente, es común que nos encontremos con exabruptos y dificultades que nos corroen, que van desde malos manejos y actos de corrupción, hasta atentados contra nuestros valores, principios y derechos constitucionales; sin embargo, ante estos funestos escenarios, tenemos la dicha de que siempre hay quienes alzan su voces y, con sus acciones sirven de contrapeso a los excesos y nos regresan un sentir de esperanza.

Toda sociedad consciente y responsable, debe gozar de quienes ayuden a mantener un equilibrio sensato, coadyuvando a detener este tipo de vicisitudes. Sin embargo, tan preocupante como lo que está ocurriendo con el Órgano Judicial y el Ministerio Público, es la ausencia de esas voces que, como cantalantes, deben servir de reflexión y guía.

¿Dónde están? ¿Dónde está la incisiva voracidad de los medios de comunicación, que tienen que servir de críticos frente a todas estas arbitrariedades?

¿Dónde están los intelectuales cuya tinta no conocía el miedo y que, ante circunstancias similares, tanto ilustraron y dieron valor a las páginas de opinión?

¿Dónde están las voces de panameños íntegros como José Raúl Mulino u otros miembros del actual gobierno, con quienes en la época de la dictadura peleamos hombro a hombro contra irresponsabilidades como las que ocurren hoy con la Procuraduría?

¿Dónde están esas voces, que conociendo lo imprudente y nefasto de estas acciones, hoy nos dejan perplejos con su silencio?

¿Dónde están los pronunciamientos de la Iglesia, de los gremios o de la sociedad civil?   Sin duda, su silencio se verá como cómplice, cuando todo se haya derrumbado.

¿Dónde están las personas cercanas al Presidente y su Gabinete?

¿Dónde están sus amigos personales, esos verdaderos amigos que dicen lo que no se quiere oír, y cuyos principios y valores están por encima de la pusilanimidad y adulación?  ¿O es que todas esas personas cercanas no ven lo que está ocurriendo?

¿Dónde está la oposición? ¿Dónde está el PRD?, quien con sus virtudes y defectos tiene la obligación de servir de contrapeso en el tinglado político, con críticas y arrimos, pero también con voceros creíbles y planteamientos productivos.

En fin, ¿dónde está Panamá?

Como panameños, tenemos una responsabilidad inalienable de defender la institucionalidad del Estado, ante las oscuras nubes que se ciernen sobre los estamentos democráticos por los cuales tanto batallamos. No verlo es triste; no quererlo ver, inmoral.

Hoy el país nos pregunta: ¿dónde estás tú? Solo esperemos que nuestras voces y acciones eviten que en el futuro, el país y nuestros hijos nos tengan que preguntar: ¿dónde estabas tú?

<>

Publicado el 31 de enero de 2010  en el Diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.