¿A cuánto el metro?

La opinión de ……..

.

RAFAEL PITTI

No se trata de asunto de bienes raíces o compra de tierras, pero ya que lo menciono, creo oportuno averiguar si en el Proyecto de Ley sobre derechos posesorios se consideró actualizar lo pertinente al valor catastral de los bienes del Estado que datan promedio de 60 años. Es materia impostergable realizarlo, para impedir los continuos e históricos abusos de diferentes administraciones gubernamentales, esperamos que así sea, o de lo contrario, convenirlo de la forma más expedita.

A lo que me refiero es al precio anunciado de lo que costará la construcción del mal llamado proyecto de solución al problema del transporte masivo en Panamá.

No se malinterprete esta apreciación, claro que merecemos un transporte moderno, eficiente y veloz. Pero, $1,500 millones para tan solo 14 kms. lineales es sospechoso.

Hace pocos años, cuando el acero y el cemento estaban en precios altísimos, los estudios arrojaban un promedio de costo de entre 70 a 75 millones el kilómetro en Panamá, teniendo en cuenta la configuración geográfica de suelos y subsuelos, además de las condiciones climatológicas para lo que representa tiempo en duración de la obra.

No soy experto en finanzas ni ingeniería, pero, como muchos, tengo la suficiente capacidad, inteligencia y entendimiento para colegir que algo raro merodea este emblemático proyecto. A más de 107 millones el km.,  son nada más y nada menos que $32 millones 144,000 de más el km., a lo anteriormente contemplado.

He participado en foros y leído sobre opiniones muy técnicas y versadas, donde se señala que una de las menores opciones para resolver nuestro problema de transporte urbano es el metro, sin embargo, para sustentarlo e imponerlo, Martinelli tomó como muestra y ejemplo el de Santo Domingo, Rep. Dominicana.

Veamos la marcada distorsión con relación a la realidad del lugar. Originalmente se había planificado construir 10 kms., a un costo de 32.6 millones, pero, reformularon 4.5 kms. en nueva longitud, ello sorpresivamente disparó a 50 millones el costo, totalizando poco más de $700 millones al final de la obra. Entonces, contabilizando medio kilómetro de más en Santo Domingo, aquí 14 km., nos costarán más del doble, y la pregunta es a razón de qué.

Para nadie es un secreto que una de las formas de esquilmar dineros públicos es, precisamente, con sobrecostos. No voy a asegurar nada de lo que no tenga pruebas, pero datos y cifras, obtenidos en fuentes fehacientes y confiables, obligan a todos los sectores y organismos de nuestra sociedad a meditar y actuar conforme lo dictan los parámetros constitucionales y de derecho, enmarcados en el concepto de fiscalización y óptima administración de los recursos del Estado, que son de todos.

No hay que olvidar lo que se pregona, que unos “ entran limpios y salen millonarios ”; de igual forma tomemos las providencias para presumiblemente evitar, que millonarios gulas disimuladamente se aprovechen de nuestras riquezas.

<>

Publicado el 30 de enero en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: