Inseguridad y vigilancia total

La opinión de……

.

Pedro Rivera Ramos

Hace solo unos pocos años atrás, cuando se buscaba conocer cuál era el principal problema social que aquejaba a los panameños, la inmensa mayoría casi sin dudar escogía al galopante desempleo como la causa fundamental de todos sus desvelos. Hoy ese lugar es disputado con mucha frecuencia, por la elevada y creciente inseguridad que estremece a todo el país.

No obstante, no se trata de fenómenos separados y desconectados entre sí.   No se trata tampoco de que los niveles de desempleo se hayan reducido tan significativamente, que vengan inquietando a los ciudadanos.

Desempleo e inseguridad crecen de la mano en la misma medida que las desigualdades y exclusiones sociales y económicas lo hacen. Y es que al margen de algunas particularidades y coyunturas propias de algunas naciones, no es la riqueza producida por la sociedad la que genera criminalidad y violencia, sino la injusta y aberrante distribución que termina haciéndose y que es, al fin y al cabo, la responsable principal de la alta tasa de desocupación y del crecimiento exponencial del llamado empleo informal.

Naturalmente que para los que se aferran al credo neoliberal que impuso la globalización capitalista, el ascenso sostenido de la delincuencia común y del crimen organizado en nuestro país, más que explicarse, ha de combatirse sobre todo con el mejoramiento de los pertrechos para la actividad policial y una sofisticación tecnológica de los sistemas y entidades para la represión y la vigilancia de toda la sociedad.

Es decir, se aprovecha un problema que es netamente provocado por el modelo social y económico excluyente, discriminatorio y explotador imperante, para armar al Estado; refinar y justificar sus métodos de procedimiento judicial, represión y control; invadir la privacidad e intimidad diaria mediante la vigilia constante de las actividades de los ciudadanos; valerse del miedo legítimo para restringir o suspender libertades individuales.

Nada de esto puede suponerse desproporcionado, porque nada de esto está dirigido solo y verdaderamente hacia el combate de la delincuencia, el crimen y el terrorismo como se quiere hacernos creer.   Son las manifestaciones locales de un plan general y global del capitalismo de nuestra época que persigue, entre otros objetivos:  criminalizar la pobreza y a los luchadores sociales; prepararse para desactivar con anticipación las protestas populares; contenerlas o aplastarlas con brutalidad, de ser necesario.

Eso explica la reiterada insistencia de los gobernantes por dotar a su aparato represivo de armamento y dispositivos de contención más modernos, el extenso uso de cámaras convenientemente instaladas en toda la ciudad y leyes como la 48 de 2004 contra el pandillerismo o la 51 del 18 de septiembre de 2009, destinada a conocer nuestros movimientos por internet y vigilar las comunicaciones por telefonía móvil, fija y troncal.

Aquí en nada importa que Scotland Yard, famosa policía de Londres, confiese que solo resuelve menos del 20% de sus casos con ayuda de cámaras. Y eso que esa ciudad es la más vigilada del mundo con estos aparatos.

En definitiva, encarar correctamente el fenómeno de la criminalidad en aumento en nuestra sociedad, no es un asunto que se deba considerar únicamente desde el ámbito administrativo y represivo.

Es preciso que se aborde además, desde las causas socioeconómicas, políticas y culturales, es decir, estructurales, que son las que definen y configuran cabalmente este complejo problema.

<>

Publicado  el   23  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Jesús quiere que seamos humildes

Otro mensaje al Corazón por el Monseñor……

Rómulo Emiliani

Jesús, al ver a una gran muchedumbre reunida, subió a un cerro.   Allí se sentó y sus discípulos se le acercaron. Comenzó a hablar y a enseñarles. En ese monte, Jesucristo pronunció las palabras que son conocidas como el sermón de la montaña y que representan un gran plan de acción, porque es el camino que Él presenta para que seas feliz.

En la primera enseñanza de las bienaventuranzas, dice Jesús: “Felices los que tienen espíritu de pobre, porque de ellos es el reino de los cielos”. ¿Quiénes son los que tienen espíritu de rico? Los orgullosos, altaneros, soberbios, autosuficientes, los que piensan que no necesitan de Dios, que pueden hacer todo por sí mismos. A esos necios que creen que lo pueden todo por sí mismos les preguntamos: ¿Quién te dio la vida? ¿Quién creó todo esto que existe?

“No seas necio”, dice la palabra.    La sabiduría de Dios nos dice que sin Él nada somos; que no sabemos ni el día ni la hora en que vamos a morir, porque solo Él lo sabe y nos sostiene con su mano. Dice Jesús: felices los que tienen espíritu de pobre. La frase “espíritu de pobre” identifica a los que piensan que sin Dios no pueden ni respirar y que gracias a Él están aquí. Los que tienen espíritu de pobre dan gracias a Dios por estar vivos y por haber visto hoy la luz del sol, levantarse, caminar, descansar, convivir con la gente y amar. Espíritu de pobre implica saber que todo depende de Dios y esto se conoce como humildad, virtud que me ubica en mi realidad de ser creado, totalmente dependiente del creador. Jesús quiere que seamos humildes para despertar a la verdad.

(Primera de dos entregas)

<>

Publicado el 23  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Las mujeres y la filosofía

La opinión de la Filósofa y Ex Docente Universitaria…..

.

EDILIA  CAMARGO

La Red Internacional de Mujeres Filósofas, creada por la UNESCO en marzo de 2007, realizó su Primera Asamblea en la Sede de la Organización en Paris, los días 14 y 15 de diciembre del año pasado. La próxima reunión tendrá lugar en 2011, probablemente en Azerbaiján, si llegara a concretarse la propuesta lanzada en ese sentido.

En la actualidad somos más de mil mujeres filósofas miembros de la Red, distribuidas en setenta y un países, once de los cuales pertenecen a nuestra región, Latinoamérica y Caribe. Argentina, Colombia, Venezuela, Mexico y Panama —quien escribe— enviaron representantes. El grupo más numeroso lo constituyen Europa y Estados Unidos —en la distribución geográfica de la UNESCO, EE.UU. y la UE son una misma región.   Curioso matrimonio entre los países y culturas ricos de una larga tradición filosófica y el pariente pobre que apenas si cuenta con menciones « mayores o menores » a nivel de los programas de Estudios generales o de Literatura.

Por la documentación que fue distribuida, sabemos que el Consejo Ejecutivo de la UNESCO hizo suya una Recomendación del director general, que proponía una « Estrategia Intersectorial para la Filosofía», tanto a nivel secundario como universitario.

Entre las actividades propuestas, subrayo casi con mayúsculas el pedido que se le hiciera a las Comisiones Nacionales de Cooperación con la UNESCO, para que se hicieran recomendaciones para la enseñanza de la Filosofía a ambos niveles educativos.   No hacían otra cosa más que recoger una de las pautas retenidas en la « Declaración de Paris », febrero de 1995, firmada por eminentes filósofos «as», que pedía fuera preservada o ampliada allí donde existiera o creada en los lugares donde no existiera dicha enseñanza.

Cabe preguntarse ahora, ¿Panamá sigue siendo un Estado miembro de la UNESCO? o ¿en algún momento decidió retirarse?   Y hago las preguntas al comprobar el poco eco que han tenido tanto las Recomendaciones del director general a los Estados miembros, como las Declaraciones que van en el mismo sentido.

¿Qué ha pasado, entonces, con el aprendizaje de la filosofía? ¿Podrá acaso entenderse por qué en lugar de ampliar dicha enseñanza, puesto que estudiar filosofía en Panama figura tanto a nivel secundario como universitario por más de cincuenta años, se proponga suprimirla a nivel de la secundaria?

Varias participantes, profesoras universitarias africanas, denunciaron la misma situación. Los países del ex bloque soviético talvez sean más realistas:   desde siempre la filosofía aparece como una « ciencia distinta » dentro de las Academias Científicas.   En otras palabras, se trata de un trabajo académico como cualquier otro, « física, matemáticas, bioética ».

Y … ¿las mujeres.. qué pitos tocamos en todo este lío? Porque si no lo era, salimos o al menos quien escribe, con el estómago lleno de mariposas y la cabeza que faltaba poco para estallar: ¿Seremos igual de rigurosas, objetivas y desencarnadas, tal como pretenden serlo nuestros pares masculinos?  ¿Qué busca una mujer al entrar a filosofar? « mover fronteras », « barreras » fueron las respuestas. ¿De qué fronteras se trata? ¿Habrá acaso una diferencia real, una marca, como un evento especial, si un problema es pensado por una mujer?   Y, las preguntas de oro: ¿cuánto tiempo ha de ser necesario para que un pensamiento lleve la marca de un sexo?   ¿En qué momento la feminidad se cambia en masculinidad y viceversa?   Es decir, ¿en qué momento desde mi feminidad puedo pasar la frontera, si ella existiera, para penetrar el terreno de mi « enemigo »?   Y, ¿quién es « mi enemigo » o « mi amigo », según el caso.

Por último, se quiso saber cómo nos miran nuestros pares masculinos, qué piensan los filósofos de nosotras.. La sorpresa fue grande: « no pensamos nada », fue la respuesta.  Y se agregó, creo que con toda malicia: « solo vemos a una mujer ».. Respuesta ante la cual se derrumban todas nuestras pretensiones.

¿Qué se busca? Y en esta primera Asamblea además de las cuestiones estructurales, administrativas y de comunicación, algo quedó claro: « queremos ser mujeres influyentes », lo que no significa que aspiremos a ser « poderosas » o « empoderadas ». Entre nosotras pudiéramos decir « empolleradas »;   una de las tantas máscaras que pudiéramos usar para lograr el mismo fin.  Queremos respuestas globales, aunque tengamos que ir a buscarlas « enmascaradas », algo que toca el arma secreta de todo filosofar: la ironía.

En todo caso, el fin será siempre el mismo: provocar las respuestas que tiendan a obtener lo mejor en cada situación, escoger siempre « lo mejor » —que no siempre equivale a tocar el « bien absoluto » o el « valor universal ». Y todos esos medios y fines relativos convertirlos en estrategias, no como fines en sí mismos— para lograr una mejor Resistencia al mal, pudiéramos agregar, a la grosería del día a día disfrazado inclusive de « liturgia ».

Se tocó aquí la oración de las grandes místicas del Islam, como si el cuerpo sexuado de estas mujeres fuera puesto « fuera del mundo » , sin sufrimiento alguno.. cosa que rechazamos, por razones que no podemos desarrollar aquí.

En todo caso, el desafío y las ambiciones son enormes. Queda un inmenso trabajo que hacer a nivel de los países « inventarios de los trabajos realizados por las mujeres, formación de comités nacionales, regionales, hacer visibles los trabajos, tesis, investigaciones ».

Se han puesto las bases y lanzado los desafíos, habrá que saber si estas mujeres sí o no estarán dispuestas o salir de los pasillos de sus facultades y de sus oficinas refrigeradas para dar la « pelea ».

<>

Publicado el  23  de enero de 2010   en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Líderes en tiempos de crisis

La opinión de ……

.

Gladys de Bernett

Los nuevos líderes en tiempos de crisis, o sea, en tiempos de cambios, deben ser transparentes, más aún cuando la mentira, los embustes y engaños se ponen al descubierto y desnuda al que dice liderar al propio líder que intempestivamente, muere.

El mundo que los nuevos líderes visualizan se forma desde la herencia, con experiencias tempranas, con educación y capacitación formal y con nuevas experiencias de trabajo. La mezcla de estas influencias varía de persona a persona y de sector a sector, pero el aprendizaje de la experiencia a menudo juega un rol más poderoso que la misma cultura formal.

Conozco un caso interno que ha seguido procedimientos y reglas que hoy han ejercido presión sobre varias familias creando conflictos, confusión y desastres económicos familiares. Ante estas circunstancias, cuando este líder se desplomó porque manifestó temor ya que no logró la respuesta esperada su reacción inmediata fue profundizar en los mecanismos de control, como en las cuentas de plazo fijo, en las prendas que ha guardado en los bancos o debajo del colchón de su cama para exacerbar los valores tradicionales y proponer nuevas reglas y regulaciones para manejar el cambio que se le avecinaba: su desaparición.

Este tipo de líder enferma a su consorte y como monarca trata de preservar desesperadamente el statu quo desarrollando una fachada, una máscara de aceptación del cambio convirtiéndose en rey benevolente aun a sabiendas de que su mentalidad con vieja estructura no existe.

Entonces se hace notable en los medios de comunicación y en las altas esferas buscando una imagen externa. Pues sabía que era solamente, “luz en la calle y oscuridad en su casa”.

Es así que si el cambio de liderazgo debe ocurrir a mayor velocidad, para adaptarse más rápidamente y para poder sobrevivir después del desenlace de un mal líder en este caso el cambio es dramático y expedito y puede ayudar a aliviar las presiones internas que se ajustan a dicho cambio más por reacción que por convicción.

Ante una situación como la anterior, el líder tiende a adaptar y capacitar a los otros; percibe la diversidad de opiniones como una fortaleza para agilizar el cambio; hace uso racional de la dicotomía que establece que la mejor manera de mantener control en un escenario inestable es delegándolo.

Es importante acotar que el control puede delegarse si y solo si las competencias y capacidades del recurso humano familiar es similar o excede la capacidad del que delega. Es decir, el líder que se adapta y hace adaptar a otros al cambio veloz, es un líder que entiende que la más efectiva herramienta de liderazgo está en ejecutar el proceso de facultar y dar poder a otros.

El contraste de estos modelos de contingencia con el “navegador del cambio” es que este líder ve a sus rivales como colegas, no como rivales potenciales. Su clave es facultar, su meta es cambiar, su rol es navegar, y el propósito es la supervivencia.

La situación no es el imperativo, ni la posición, ni el poder que el dinero pueda ejercer.  Cuando de esto se trata lo que se impone en este navegador de cambios es la relación intrínseca con el que se acompaña y su habilidad para guiarle a la adaptación al cambio que se esta generando en la organización.

Si las familias experimentan adaptaciones o tienden a perecer, es imperativo que nazcan nuevas estrategias de liderazgo para que el proceso de adaptabilidad sea posible. En los actuales momentos de crisis familiares por diversas razones, se impone un líder que ayude a su gente a adaptarse a los embates del cambio a pesar de la rigidez normativa de las costumbres y las directrices anteriores: Tiene que tomar el control del barco y con nueva y buena brújula ser navegador o navegadora de cambios.

Pero ¿cómo fundamentar la necesidad del cambio en individuos que responden a un ambiente inestable? Indudablemente, discernir sobre el cómo, reflexionar sobre el proceso de adaptabilidad y sobre todo examinar las fuentes de las consecuencias inmediatas y a largo plazo son elementos primordiales en el cambio que se aspira ocurra en el entorno. Es lograr ver las cosas como ellas son.

La habilidad para ver las cosas tal y como pasan, no lo que uno supone ver, quiere ver, o teme estar viendo. Es aquí en donde el capitán del cambio toma el timón del barco, muestra y enseña a los otras personas lo que en la realidad se ve por el cambio de actitud mental.

<>

Publicado  el   23  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Justicia en Panamá?

La opinión del periodista…..

.

Vidal González

“Se acabó el relajo todo el que comete acto de corrupción debe ser llevado a la justicia”, fueron promesas de campaña del presidente Ricardo Martinelli; sin embargo, esto es imposible debido a que los que tienen la responsabilidad de aplicarla son los mismos que no la han efectuado por años, y los que han puesto al país en las primeras listas de los países más corruptos del mundo.

Veinte años de cárcel para un asesino es un verdadero insulto a las víctimas, qué decir de la escogencia de los jurados de conciencia para los juicios, esto es un irrespeto a la inteligencia.

“Nos dominan más por ignorancia que por la fuerza”, Simón Bolívar.   No me explico cómo aquel ciudadano con tanta experiencia puede equivocarse al elegir las autoridades, cuando siempre estos dicen el mismo discurso: ¡Resolveré sus problemas!, pero las vicisitudes del panameño continúan en un sistema donde el pobre se hace más pobre y el rico más rico.

Recuerdo en la administración de la ex presidenta Mireya Moscoso, cada día se escuchaba un escándalo de corrupción; sin embargo, luego de unos días del mismo ya no se hablaba.

Ningún funcionario de aquella administración fue juzgado, ¿dónde estaba la justicia? ¡Acaso con un poco de dinero la Corte calla!

El escondite de los corruptos, el PARLACEN, para Panamá no va existir, eso si el presidente Martinelli hace lo que exigen los ciudadanos.   Las autoridades han hecho pública su intensión de crear un organismo parecido al PARLACEN, desde todo punto de vista esto es una ofensa a los panameños que queremos que organismos como el PARLACEN se extingan.

El presidente Ricardo Martinelli debió empezar con apoyar lo bueno, no lo hizo al afirmar el golpe de Estado de la República de Honduras, con razón se debe decir “el Gobierno de Panamá apoyó las elecciones hondureñas” y no Panamá reconoce las nuevas autoridades de Honduras, esto denigra mi dignidad.

Con asombro observo los planteamientos de los dirigentes del Partido Revolucionario Democrático PRD, en cuanto al proceso judicial al ex presidente Ernesto Pérez Balladares, como todo político investigado recurren al descarado rezo, persecución política.

La justicia en Panamá no existe, para aplicarla se necesita reformar completamente el Órgano Judicial, en estado de descomposición; deduzco que los casos de corrupción investigados para pesar de muchos panameños y desvergüenza de otros no terminarán en derecho.

<>

Publicado el 23  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Renacimiento de una marca

La opinión del investigador de mercadeo…..

.

ROBERTO  DÍAZ

Una definición apropiada de marca sería la identificación por la cual se da a conocer una empresa.   Don Shultz define las marcas como activos corporativos, equiparables a cualquier posesión de una empresa. Muchas veces me han preguntado qué nombre le pueden poner a un producto o servicio, y mi respuesta siempre es: “ el que más le guste ”.   Todo dependerá de cómo trate la marca frente al mercado donde se pretende posicionar. Si vemos las marcas existentes, muchas son exitosas y gozan de alto grado de posicionamiento en el mercado. Pero, sus nombres no dicen nada fuera de serie, solo lograron exitosamente captar al público y hoy cosechan su trabajo.

Las empresas de telecomunicaciones, en especial las de telefonía celular, han revolucionado el marketing. Este dinamismo de mercado hace que las empresas que proveen servicios lo reinventen casi todos los días con nuevos productos y promociones.   Cada día me convenzo que las marcas son emocionales. Ejemplo de ello, es el caso de la telefonía celular en Panamá.

A inicios de 2005 Movistar relanzó su marca en Panamá con una campaña de expectativa ubicando su “ M ” por todo Panamá antes del lanzamiento oficial de la marca. La “ M ” resultó atractiva y con niveles agresivos de inversión y posicionamiento.   La marca Movistar le dio al mercado el valor intrínseco deseado hacía una marca. Paralelamente, la marca +Móvil decidió renovar su imagen y lo hace con una campaña realizando cambios interesantes, dándole posicionamiento fresco y moderno con la campaña “ La red más grande de Panamá ”, refrescando su marca y de forma indirecta, el consumidor la decodificó como la red de mayor cobertura nacional, revolucionando la industria y dando el impulso más grande a la recordación de una marca, logrando superar el 56% de “ top of mind ”.

La marca +Móvil mantiene su posicionamiento como una de las marcas más reconocidas en Panamá, y lo mejor, es panameña, hecha por panameños, combatiendo con marcas mundiales, que no han podido quitarle su liderazgo en Panamá.

<>

Publicado el  23  de enero de 2010   en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Competitividad del sector financiero

La opinión de…..

Rubilú Rodriguez

El origen del centro bancario internacional de Panamá (CBI) se remonta a 1970 cuando se reformula la Ley Bancaria y se crea la Comisión Bancaria Nacional.  Desde aquel momento, Panamá se convierte en uno de los pioneros de la región fomentando el desarrollo de un centro bancario basado en operaciones locales y off-shore.

Esta conexión del CBI con el sistema internacional generó, además de una envidiable estabilidad macroeconómica, un libre flujo de capitales bancarios que incrementó el atractivo del país.   Por ejemplo, en 1969 operaban en Panamá 23 bancos con B/.854 millones de activos; para 1982 operaban 122 con B/.49 mil millones de activos, y 62 de licencia general.

Con el tiempo el CBI ha venido conformando un conglomerado que integra, además de los propios bancos locales e internacionales, una bolsa de valores, casas de corretaje, aseguradoras, empresas de contabilidad publica y clasificadoras de riesgo, amén de los organismos reguladores como la Superintendencia de Bancos, la de Seguros y la Comisión Nacional de Valores. Como es sabido, el conglomerado financiero ha basado su éxito en la competitividad, pero como todo cluster, éste requiere un continuo mejoramiento y especialización.

En tal sentido, el Foro Económico Mundial (WEF en inglés) elabora periódicamente un informe que evalúa la competitividad financiera de 55 países.   El informe, publicado en octubre de 2009, colocó a Panamá en la posición 29 (adelantando tres peldaños con respecto al año anterior),   pero le confiere el primer puesto en el ranking de América Latina.

Los países más desarrollados se mantienen encabezando el ranking, aunque este año han disminuido su liderazgo. Tal es el caso de Estados Unidos, que el año pasado ocupaba la posición número uno y pasó al tercero, siendo superado por el Reino Unido y Australia.  En Latinoamérica, luego de Panamá se encuentra Chile que retrocedió una posición, luego Brasil y Perú que avanzaron 6 y 4 posiciones respectivamente, y México que se mantuvo igual.

El desempeño de Panamá en factores políticos e institucionales fue favorable, la liberalización del sector financiero, la estabilidad del sistema bancario y el bajo costo para iniciar un negocio destacan entre los aspectos con mejor desempeño.

En la categoría de intermediación, Panamá sobresale en los índices de tamaño y eficiencia de servicios financieros y bancarios, y desarrollo del mercado de bonos.  Sin embargo, en actividad bursátil y mercado de seguros mostró menos avances.

Igualmente, en cuanto a contratación de capital humano, y manejo de la deuda pública, presentó grandes desventajas debido a la rigidez del mercado laboral y el alto porcentaje de endeudamiento.

En relación con accesibilidad financiera comercial, Panamá alcanzó la tercera posición siendo superado por Hong Kong y Singapur, mientras que en acceso financiero individual y de pequeñas empresas logró la posición 17, y el primer lugar en Latinoamérica.

Evidentemente en Panamá existen facilidades para el acceso a los mercados financieros, y el nivel de riesgo que enfrentan los bancos es bajo, considerando que la mayoría de los préstamos se beneficia del sistema de descuento directo.  Panamá ocupa por ello el primer lugar mundial en el índice de obtención de crédito.

Hace poco la firma KPMG elaboró una evaluación de la competitividad del CBI, entre cuyas conclusiones destacan la necesidad de reforzar su posicionamiento en el mercado latinoamericano, incentivar el desarrollo de un mercado secundario de valores y captar más bancos internacionales y latinoamericanos de renombre.

Solo habría que agregar a esta agenda la necesidad de que el actual gobierno preserve el equilibrio macro fiscal en materia de deuda pública y déficit. Son estas las políticas que le seguirán dando al CBI el liderazgo que ocupa hace años a nivel regional y mundial.

<>

Publicado  el   23  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.