El problema del transporte (I)

La opinión de…..

.

Luis C. Vargas J.

El bus estaba en marcha, y los pasajeros subían por la puerta principal y trasera del “diablo rojo”.

Esto me recordó tiempos pasados, cuando por 8 año s viví en la capital y experimenté la zozobra del transporte público. Vi cómo muchos pasajeros fueron ultrajados e inclusive estuve a punto de caer de un bus en marcha.

Creo que no hay un solo panameño que no haya tenido una experiencia negativa con respecto al servicio de los buses y otros medios de transporte. Cada uno tiene algo que contar. Razón por la cual he decidido escribir este artículo sobre el transporte público. Haciendo la salvedad que hay transportistas responsables y corteses con los cuales hemos tenido el privilegio de tratar, pero es una triste realidad que en términos generales, el Sistema de Transporte y su personal necesitan urgentes cambios y adecuaciones.

Son muchas las tragedias que han sucedido ante las cuales no podemos permanecer ciegos e indolentes:

Octubre 1997: 20 heridos, entre ellos 19 niños, producto de un accidente en vía Tocumen, luego que un bus de la ruta Don Bosco- Transístmica perdiera el tren trasero.

23 de octubre de 2006: el autobús 8B-06 de la ruta Mano de Piedra- Corredor Norte, se incendió en el área de La Cresta, cerca del templo Hosanna, allí murieron 18 personas calcinadas. Hubo 25 heridos.

En octubre 2002: también murieron 5 personas calcinadas en un accidente de un bus de 56 pasajeros de la ruta Ciudad del Futuro, ocurrido en Arraiján.

En un diario local del lunes 27 de Nov. del 2006, se publicó un artículo sobre víctimas del transporte donde se mencionaron 4 personas (3 mujeres y un varón) a causa de la irresponsabilidad y el comportamiento violento de los conductores y pavos. De ellos, 2 perdieron una pierna, una quedó inválida y otra murió cuando el conductor le pasó por encima con el bus y lo irónico de esto es, según menciona el artículo, que todos los responsables de estos atropellos aún están libres.

Uno de los últimos y fatales accidentes que todavía resuena en las mentes de los panameños, ocurrió el 13 de agosto de 2009, cuando un bus que cubría la ruta Las Garzas de Pacora fue embestido por un camión de volquete, dejando como saldo 24 víctimas

El jueves 12 de agosto de 2009 un pavo fue atropellado por el conductor del propio bus donde laboraba. El bus era de la ruta Vía España Veranillo.

Al hacer este breve recuento, vemos que son muchas las tragedias que han sucedido en el transporte, que van desde panameños mutilados, calcinados, heridos y aún agredidos por el descuido de transportistas y empresarios que no se han preparado para realizar un servicio tan delicado, como lo es el transporte público. Digo delicado porque se trata de transportar seres humanos, de todas las edades, razas, culturas, y estados de salud diversos y lo más importante que son creados a la imagen de Dios.

Creo que de todas las tragedias, la mayor es que este problema todavía no se ha resuelto.

Analizando a profundidad esta crisis, creo que todos tenemos un grado de responsabilidad y algo que aportar.

<>

Publicado el 21  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: