Cemis, entre la política y la justicia

.

La opinión de….

Dorindo Jayan Cortez

Recientemente, la Corte Suprema de Justicia aprobó la apertura del caso Cemis y de la ratificación de los magistrados Alberto Cigarruista y Winston Spadafora por la Asamblea Legislativa. No vamos entrar aquí a la problemática jurídica que esta decisión encierra. Nos interesa ahora que este asunto reaparece y que será el pan de cada día en la información pública, hacer algunas acotaciones que nos permitan identificar a la víctima principal de ese lamentable y bochornoso episodio, y ver si desde una justicia politizada será posible resarcir al pueblo colonense. La opinión pública debe refrescar la memoria, cuando se hable de Cemis, ¿de qué realmente se trata y qué tanto daño se hizo?

El contrato ley implicaba una millonaria inversión, de no menos de 200 millones en la etapa inicial, en el parque industrial y el aeropuerto internacional.   Por vez primera, Colón tenía la oportunidad de reorientar el tradicional modelo circunscrito al comercio y servicio de Zona Libre el que, además, se fortalecía con el Centro Multimodal.   La visión de ese nuevo desarrollo llevó a las fuerzas vivas de Colón, en un consenso no antes visto, a respaldar al Consorcio San Lorenzo lo que fue posible después de reiterados debates, incluido el traslado a Colón (a la Universidad) de la Comisión de Comercio, presidida por el legislador Laurentino Cortizo, para darle primer debate al proyecto de ley.

El daño ocasionado fue profundo al “suspenderse” el contrato ley, pero las denuncias de corrupción dieron el golpe mortal. Ese mismo golpe no lo sufrió el caso de los magistrados, con iguales imputaciones de corrupción. Hilando delgado tendríamos que preguntamos ¿quiénes han sido las verdaderas víctimas? ¿Se podrá castigar a los culpables desde una justicia politizada e intervenida? No dudamos que es el pueblo colonense el afectado número uno; los jóvenes esperanzados en las plazas de empleos fueron igualmente perjudicados, se hablaba de más de 500 plazas en la primera etapa.

También feneció una experiencia bonita que llevó a grupos antagónicos a unificar criterios sobre un proyecto alternativo y beneficioso, motivador de esperanzas. El regocijo y todo el esfuerzo, sin embargo, duró poco tiempo, y el entusiasmo no solo se esfumó sino que quedó convertido en una frustración que aún late en nuestras cabezas. Que ello se juzgue con los valores reales de la justicia, tenemos nuestras dudas, pero el tiempo se encargará de revelarnos los resultados.

Lo cierto es que al volver a nuestros oídos el Cemis, ello revoletea en nuestros recuerdos y reproduce la frustración de ayer, la rabia, incluso, contra aquellos (sin saber exactamente quiénes) que con sus actitudes deshonestas, crearon las condiciones para que se malograra esa esperanza.

Ya veremos qué arrojará la apertura de estos dos casos de vergüenza nacional. Veremos qué hará la justicia y qué hará la política. Nada de lo que ocurra, empero, logrará resarcir el duro golpe, el daño irreparable, que ha sufrido el país, y Colón en particular.

<>

Publicado  el   8  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El Niño y el ladrón.. un cuento (II)

.

La opinión del Fotógrafo….

ARISTIDES HERRERA BRAVO

.

“Juan vengo en tu ayuda, porque lo mereces. Eres hombre bueno y debes atender tu hogar”, indica el Niño de Belén, quien sentado en un camastro luciendo divina sonrisa agrega: “Observa que por designios de mi Padre la celda permanece abierta, y los vigilantes están dormidos. Puedes marchar en paz”.

Han pasado dos semanas, es Nochebuena. Los villancicos alegran el ambiente y el sol desvaneció la humedad. Las noticias destacan la fuga del delincuente. Las sirenas vuelven a funcionar, el secuestrador ha retornado al sitio del delito, provocando que agentes vayan al punto donde arrestaron al malhechor.

El primero en acudir es el cazador del ladrón del Niño Dios, quien irrumpe en el lugar vociferando: “ El criminal siempre regresa a la escena del crimen, y ahora es igual ”.

Pero de pronto calla, viendo la grama de fina textura y sin huellas del barrizal.   Atónito observa el delicado acabado de las estatuas de la Sagrada Familia, y crece su estupor al ver a Juan arrodillado y acompañado por una señora con tres hijos a su lado. Se respira santidad.

Tañen las campanas del nuevo día, ha nacido El Redentor, y se oye al mecánico agradeciendo hallarse de nuevo con los suyos.   El militar de hinojos susurra: “ Se robó al Niño Dios y a mi corazón, bendícenos Señor… ”.

<>

Publicado el  8  de enero de 2010   en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Amor, dulce amor

.

La opinión de la Banquera….

Lucy A. de Jaén

Hoy estuve hablando sobre el amor, ese que se profundizó cuando me casé con Chito, (q.e.p.d.).

Cuando empecé a trabajar en el Chase Manhattan Bank, yo sólo tenía 15 años de edad y era mi tercer trabajo después de mi graduación.

Él había salido a desayunar porque como jefe de contabilidad entraba muy temprano y era, casi siempre el último en salir.

Debido a estos detalles él mismo se presentó y ese fue el comienzo de un amor de 50 años.

En su escritorio tenía un retrato grande de una joven que había trabajado ahí, que yo se lo hice quitar cuando acepté casarme con él “ahí le dije, sólo el mío”, y así lo hizo.

Aunque nos veíamos casi todo el día, en la noche me visitaba para hablar solamente del amor que nos unía y del futuro que nos esperaba.

En aquella dulce y segura época, todos los sábados de 7 p.m. a 11 p.m. los jóvenes salíamos a bailar, muchas veces hasta el amanecer y los noviazgos eran seguros y discretos.

Actualmente, el amor no ha cambiado, es dulce y halagüeño siempre; lo que sí es distinto es la seguridad sobre todo en las noches.

El que lea este artículo dirá “esta señora todavía está enamorada”; y lo estoy de mis recuerdos.

¡Feliz Año a mis lectores!

.

<>

Publicado el 8 de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Enfrentando el futuro energético

,

La opinión de…..

.

Silverio Henríquez A.

La electricidad es de fundamental importancia para el uso doméstico y para el desarrollo industrial sostenido. Desafortunadamente, aún dependemos del petróleo para satisfacer todas nuestras necesidades energéticas.

Los voceros del Gobierno y los medios de comunicación han lanzado campañas para que se ahorre energía, pero todo cae en oídos sordos. El consumo y la producción de electricidad (energía instalada) están tan cerca, que de acuerdo al secretario de Energía basta “un estornudo” y nos quedamos a oscuras. El fenómeno de El Niño ya está aquí lo que significa un verano seco y una merma en hidroelectricidad.

La dependencia del petróleo a nivel mundial ha traído graves consecuencia por el calentamiento global, provocado por el hombre. La última Conferencia sobre el Cambio Climático (Estocolmo, diciembre 2009) ha sido frustrante para muchos, porque no se llegó a ningún acuerdo vinculante entre los países participantes. La afectación de las economías mundiales fue más importante que los efectos ambientales (sequías, inundaciones, vida marina, salud, etc.).

Si nos asomamos al panorama global, la situación tampoco es alentadora. A la fecha, la población mundial se estima en 6 mil 500 millones de almas (ONU-Población y Desarrollo) de las cuales China e India se llevan el 35% ganándole, a toda América en consumo energético per cápita. La proyección para el año 2050 se estima en 9 mil millones de habitantes. Las energías alternas, aunque importantes, no son lo suficiente para satisfacer la demanda mundial. Demos un vistazo a la realidad actual de las principales energías limpias/energías renovables.

La energía hidroeléctrica, para ser realmente rentable (cientos/miles de megavatios), necesita de la inundación de grandes cantidades de terreno y, por supuesto, del desplazamiento de gran cantidad de pobladores. Actualmente, los mejores lugares están tomados. Sin embargo, no siempre llueve y un año de sequía daría al traste con cualesquier programación de producción.

La energía solar es la que más ha avanzado a nivel mundial produciendo unos cinco millones de megavatios en los últimos años (Power Magazine-diciembre 2009). Se necesita un nivel de radiación adecuado para mayor efectividad. La dificultad principal es que la luz solar está finamente distribuida y es muy difícil de concentrar. Obviamente, el sol no siempre brilla y aunque el precio por kilovatio hora (kwh) aún no es competitivo, es de gran ayuda a la demanda energética creciente. Requiere subsidio.

La energía eólica también ha tenido un desarrollo importante. Condiciones especiales: las torres producen de uno a dos megavatios cada una, solamente; necesitan de un “flujo laminar de viento” y velocidades de 14 a 22 kilómetros por hora; ocupan un gran espacio físico. Nuevamente, la dificultad aquí es que el viento no siempre sopla. Aunque el precio por kwh aún no es competitivo, es de gran apoyo en la mantención de la energía eléctrica instalada cuando está disponible.

Por lo anterior, la energía nuclear ha resurgido como una alternativa importante para la independencia energética. La materia prima (uranio) es reciclable y existe suficiente material para los próximos 2 mil años. Además, la seguridad y la mejora en los diseños de los reactores nucleares de nueva generación (EPR) aseguran una producción de cantidad de electricidad a precios razonables (cinco centavos por kwh). El costo de una central nuclear de mil megavatios es de 2 mil 500 millones de dólares. Su construcción toma cinco años y se estima un retorno de inversión de 10 años.

La energía nuclear es una solución al problema del calentamiento global, ya que no genera gases de invernadero, solo vapor de agua. Como valor agregado, produce gran cantidad de hidrógeno que es de fundamental importancia para la fabricación de celdas de combustible. Los nuevos procesos de vitrificación (Areva, Francia) han demostrado ser seguros y eficientes para el tratamiento de los desechos nucleares. La información abierta y la educación de los ciudadanos han sido determinantes para el cambio de actitud hacia las centrales nucleares. Hay mucha información disponible para todos los interesados.

<>

Publicado  el   8  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Bomberos con otro norte

.

La opinión del Periodista……

.

MARCOS WEVER A.

Un hecho que se constituyó en un hito histórico dentro de las lides bomberiles del país ha sido la organización y desarrollo del Seminario Taller para la elaboración del Plan Estratégico del Cuerpo de Bomberos de la República de Panamá, llevado a cabo recientemente en la Facultad de Derecho de nuestra primera casa de estudios.

Y es que en esta ocasión, los camisas rojas, buscando cerrar las brechas y el resquebrajamiento surgido en el plano interno de sus instituciones, por desacuerdos generados ante el anteproyecto para una nueva ley que los rija y más aún, que los aglutine como un monolítico ente nacional de servicios múltiples, empiezan a ser socios y partícipes en la construcción de una visionaria y avanzada infraestructura de extinción de incendios, búsqueda y rescate con toda una gama de especialidades.

Socios y partícipes de la reedificación de una entidad, que paradójicamente debe resurgir de manera técnica, administrativa y científica de entre los escombros generados por el fuego del olvido y las llamas de la indiferencia. Bajo esa perspectiva, el bombero de Chepo con el de la región chiricana, la diligente oficinista de Veraguas con el cirujano de exitosa carrera profesional en Panamá, han concordado con otros bomberos y bomberas y sus respectivas autoridades de todo el país, no para llover sobre mojado en torno a la necesidad de más implementos de labores o de un mayor número de autos de trabajo.

Concienzudamente y con el firme propósito de rescatar a su organismo, se han sentado en equipo, para determinar las primeras rutas estratégicas que conlleven a una óptima administración de los recursos en general de la misma y para sentar además los sólidos pilotes en donde descanse su nueva institución.

Quizás por primera vez en su historia, los miembros de esta entidad deponen urgencias personales, para evaluar las necesidades en común y determinar respuestas que sean objetivas, eficientes, eficaces y, sobre todo, realizables en el menor tiempo posible.

Con la iniciativa, se implementa una novedosa faceta dentro del engranaje que propulsa a los bomberos, haciendo de la planificación estratégica una garantizada herramienta que les sustente un futuro exitoso y ensamblado escudo frente a todo tipo de amenazas.

Mediante el análisis profundo del FODA bomberil y bajo una perspectiva de desarrollo integral, los caballeros y damas del fuego dan un gigantesco paso en muchos de los aspectos concernientes al tema de la seguridad nacional y un enorme salto en cuanto a mantener encendida la antorcha de su vocación de servicio.

Que esa lumbre no se apague y que, por lo contrario, todo el apoyo del gobierno y la ciudadanía se constituya en combustible para mantenerla activa por y para Panamá.

<>

Publicado el  8  de enero de 2010   en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Nueva Presidencia de la Corte

.

La opinión del Doctor en Derecho y Docente Universitario…
.

Hernán A. De León Batista

Recientemente el Pleno de la Corte Suprema de Justicia escogió al Magistrado Aníbal Raúl Salas Céspedes como su nuevo Presidente para el bienio 2010-2011, noticia esta que recibo con satisfacción, ya que como ex Asistente de Magistrado de la Corte, me consta que el mismo es una persona respetuosa, un profesional comprometido con la Administración de Justicia, muy estricto y ante todo humilde.

Por ello, frente al rumor de que el nuevo Magistrado Alejandro Moncada podría ser el próximo Presidente de la Corte, con el mayor respeto consideraba que todavía no era su momento, ya que apenas empezará la delicada labor de la judicatura, frente a la experiencia ha obtenido en estos últimos años el Magistrado Salas, quien conoce internamente de las necesidades de cambio, especialmente las internas, que requiere el Órgano Judicial, destacándose el establecimiento de un eficaz y eficiente sistema de selección de magistrados y jueces, así como el resto de los servidores judiciales, por medio de la Carrera Judicial, donde sea irrestricto el apego a los méritos de los aspirantes.

Confío en que el nuevo Presidente de la Corte, Magistrado Salas, junto a su Vicepresidente, Magistrado Alberto Cigarruista Cortés, quien ha venido trabajando los últimos años por un Código Agrario y las reformas procesales civiles, tomen conciencia de los grandes cambios que se deben dar en el Órgano Judicial, a fin de que la ciudadanía tenga la confianza de una institución que ha sido cuestionada en los últimos años, y que exista la confianza de los ciudadanos cada vez que van en busca de la tutela judicial efectiva, aunado, que de seguro ellos compartirán, de la necesidad de una nueva jurisdicción de protección de los derechos fundamentales, así como de una posible creación de Sala Constitucional o Tribunal Constitucional, tal como manifestó el Magistrado Cigarruista en el programa televisivo Debate Abierto del día lunes 4 de enero del presente año.

Esperemos que con la experiencia que tiene el Magistrado Salas en todos estos años en la Corte Suprema de Justicia, sea de mucho provecho para mejorar nuestro sistema judicial que tanto reclama la sociedad panameña.

<>

Publicado el 8 de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Aumento del ITBMS contraviene la política de crecimiento

.

La opinión de…..

.

Ezequiel Dawson V.

Una medida de orden fiscal, como la propuesta de aumentar el Impuesto de Transferencia de Bienes Muebles y Servicios (ITBMS), resulta en estos momentos contraproducente, ya que el efecto resultante afectará a diversos sectores económicos y sociales, en consecuencia de su impacto en los costos operativos y el costo de la vida.    Si lo que se pretende es aumentar el caudal del ingreso que permita engrosar los fondos del tesoro para ser canalizados en proyectos para beneficio de la sociedad, no resulta precisamente la mejor medida.

Cualquier aumento tributario siempre desencadenará dos fuerzas en contrario: a los que beneficia y a los que perjudica. Medir correctamente los perjuicios como los beneficios constituye el primer deber de los promotores de esta medida, ya que lo que ordena el razonamiento es evitar profundizar el encarecimiento del costo de la vida, que de por sí ha venido mermando notablemente en los últimos años el poder adquisitivo del trabajador, y aumentar el ITBMS, por su parte, estimula la corriente inflacionaria.

Antes de instrumentar un aumento como el que se pretende deberían ser satisfechas las siguientes interrogantes: ¿Quiénes pagan más ITBMS en nuestro país, los nacionales o los extranjeros? ¿En qué clase social (pobre, media, alta) se concentra en términos relativos el mayor pago de este impuesto? A nivel internacional, ¿un aumento del ITBMS haría más competitivo al país o por el contrario le haría perder competitividad?   ¿Qué garantías se tienen de que un aumento de este impuesto les será compensado, y cómo, a los estratos de ingresos bajos que tendrán que asumirlo?  El ITBM, en su momento, luego el ITBMS, constituyen hoy por hoy un renglón significativo de los ingresos tributarios del país.

Encarecerlo obviamente se puede pensar que incrementará este caudal impositivo (aunque a una tasa menor), pero queda por delante la siguiente inquietud: ¿A qué precio? Un aumento de este impuesto, dado el actual costo de la vida, resulta ser altamente impopular. Los grupos sociales de reducidos ingresos como medianos se verían automáticamente afectados. El sector comercial y turístico se vería impactado negativamente con esta medida. Y así sigue toda una cadena de efectos adversos a nuestra economía.

¿Qué si el ITBMS de Panamá es uno de los más bajos de la región y que por esa razón, se está perdiendo una oportunidad de mayor recaudación? La respuesta a mi juicio es que esta oportunidad esconde un desacierto. El costo de oportunidad de un ITBMS más alto a la postre redundaría en una serie de efectos adversos que al final cuando se hacen las sumas y las restas el resultado es menor de cero (negativo).

En una economía como la  panameña, de la cual tres cuartas de su riqueza proviene de los servicios, toda medida asumida que tenga vicios de pérdida de competitividad contradice el modelo sobre el que se ha venido apoyando el crecimiento del país.

<>

Publicado  el   8  de  enero  de 2010  en   el  Diario  La  Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.