Echar de menos o de más

.

La opinión de la Arquitecta y Ex Ministra de Estado….

.

MARIELA  SAGEL

Newport Coast, CA. Leía hace poco que la expresión “echar de menos” no debería ser tal, sino lo contrario, “echar de más”.  Sin embargo, hurgando en el significado de las expresiones, encuentro que “echar de menos” significa en teoría “notar la falta de alguien o algo” o “tener sentimiento y pena por la falta de alguien o algo”.

La forma castellana que se documenta a partir del siglo XIII es “echar menos”, pero en el siglo XVIII se convirtió en “echar de menos”. Como siempre, el “de” se cuela en todo lo que decimos. Pero es el “más” o el “menos” lo que está en discusión.

El año que acaba de terminar tuvo de todo: unas elecciones que culminaron un proceso que fue innecesariamente doloroso, agotador y por demás costoso, donde presenciamos atónitos cómo se ventilaban conciencias y vituperaban prestigios, además de confirmar aquello que “todo pueblo tiene el gobierno que se merece” y lamentablemente, nuestro Panamá no solo lo ha más que confirmado, sino que demostró que la calidad del nivel de la población está íntimamente ligada a los candidatos que tuvimos y donde a duras penas votamos por el menos malo, porque no nos quedó de otra. La época pre y post elecciones ha sido todo lo incierta e inestable que una pueda imaginar y aún no termina de arrancar este Singapur to be como pretenden hacernos creer algunos ilusionistas.

También se desinflaron estrellas y sueños, pero damos gracias a Dios porque no hubo grandes tragedias colectivas, como en años anteriores, y dentro de todo lo malo que fue la accidentada puesta en escena de las villas de la Cinta Costera, no se ven tan mal, aunque no hayan ganado ningún premio Guinness y mucho menos se tropiece uno ni por casualidad con un Niño Dios en un pesebre o con los Tres Reyes Magos, una vez se haya estrellado contra los muñecos de Disney y los avatares chinos.

El año que termina nos dejó algunas tristezas por la partida en forma prematura de amigos entrañables y también alegrías, por los triunfos de nuestros hijos y allegados, ya sean personales o profesionales.

El cambio climático nos tiene locos y vivimos verdaderos contrastes en nuestro país tropical, con lluvias torrenciales y veranos borrascosos en los momentos más inesperados, aprestándonos a tener una larga temporada seca, donde la tierra va a estar pidiendo a gritos por agua, que es hoy el recurso más importante y también, el más desperdiciado, especialmente en Panamá.

La educación no termina de entenderse ni por las autoridades encargadas y así como los padres le echan la culpa a los maestros y profesores por el fracaso y las malas actitudes de sus hijos, los maestros hacen poco o nulo esfuerzo por enderezar varillas que vienen torcidas por malos ejemplos presenciados en casa y estamos ante una (o varias) generaciones perdidas, que lo único que van a aportar a la urgencia de un cambio de actitud de parte de nuestra juventud, —que imita solamente lo que ve en la televisión y en las revistas de chismes— es la habilidad en los teclados de los blackberries, que ya ni respetan las reuniones familiares y mucho menos los espectáculos públicos.

En fin, un año más o un año menos, igual al dilema de echar de menos o de más o aquel que dice del vaso medio lleno o medio vacío. Todo un año desperdiciado o uno digno de un rico crecimiento intelectual. El balance es al final de uno mismo y, en lo que a mí respecta, a pesar de las pérdidas personales y de los desencantos, ha sido aleccionador saber dónde debo enfocar mis esfuerzos para que los mismos no resulten fallidos.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

¿Eres de los que se deprimen?

.

La opinión del Escritor y Analista Político….

.

RAFAEL MONTES GOMEZ

El 2009 se fue y llegó el 2010, no sin antes haber dejado una estela de problemas y dificultades en la vida de las personas.

No soy psicólogo ni psiquiatra, pero tratare de ayudar.

Hay una historia verdadera, pasó a finales del mes de mayo de 2009 en China. Un tipo amenazaba con suicidarse y nada que se tiraba abajo del puente. En este caso eran las deudas, pero para otros el discursito de siempre: “nadie me quiere, estoy solo en este mundo, me abandonaron, estoy deprimido”, etcétera.   Al final la inmadurez siempre da por llamar la atención, estas personas muy dentro de ellos saben que el amor y la vida es otra cosa, pero prefieren lamer heridas. Ni hablar de los Emos, esos, son más pendejos todavía.

Entre la multitud, especialmente había un tipo buena gente que desde abajo le hablaba tratando de convencerlo de su error, mientras él seguía con su amague “me tiro o no me tiro”, al final el chinito buena gente se cansó, se subió al puente y lo aventó abajo.

El soldado jubilado Lian Jiansheng, de 66 años, rompió el cordón policial para tender una mano al supuesto suicida Chen Fuchao. Lo empujé dijo Lian Jiansheng “porque los suicidas como Chen son muy egoístas”.

Forzosamente, cayó al vacío el supuesto suicida emocional. Bien golpeado quedó, de a milagro no murió, y el soldado aspirante a psicólogo, preso.   La lección: el amor y la vida no son conceptos preconcebidos… mucho menos lloradera, es más esfuerzo… Vive la vida y ¡vívela bien!

Siempre he tratado de aplicar esto a mi vida y probablemente es el único consejo bueno que puedo dar a los “depre”: 4 letras: Dios, 7 le acompañan: Prójimo, únelas con otras 4: AMOR. 6 letras más: S-E-R-V-I-R y no a uno mismo sino a otros. Allí está la esencia de la vida. La gran “F”, nunca la encontraremos en nosotros mismos, mucho menos en el YO.   Hay mucha gente que te valora, incluyendo los que tienes más cerca… lo siento no puedo dar consejos de sentimentalismo.

Sé fuerte.  Sé de lo que hablo, yo me deprimo, con más frecuencia de lo que piensan. No te voy a pedir que leas la Biblia, quizás no la vas a entender, y en este momento no hay tiempo para explicar.  Lo que Jesús el Hijo de Dios, el más grande Maestro que ha existido sobre la Tierra, enseñó en su mensaje acerca de la vida, se resume en un todo: “Ama a Dios, ama a tu prójimo, sirve a los demás, sé fuerte, date una oportunidad de ser feliz”.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Oportunidad para mejorar el sistema de salud

.

La opinión del Ingeniero……

.

David A. Ocalagán B.

Los panameños no perdemos la esperanza de contar con un mejor sistema de salud público nacional, sencillamente, porque somos un pueblo generoso, solidario y luchador, con principios claros y deseos de una mejor condición de vida.

Como un simple ciudadano, que está vivo gracias a que nuestro querido Panamá cuenta con un sistema de salud público nacional, con dificultades y fortalezas pero solidario, mantengo mis esperanzas de que encontraremos entre todos –pacientes asegurados y no asegurados, la población en general, los funcionarios de salud y las autoridades gubernamentales– las mejores soluciones para mejorar la calidad de los servicios que necesita la población.

Pero, sobre todo, nos esforzaremos en detener el avance de las nuevas enfermedades  que cada día cobran más vidas, por medio de su prevención y capacitando a los funcionarios de salud para unificar los criterios clínicos sobre la atención adecuada; todo ello a fin de alcanzar estilos de vida más saludables.

La salud pública nacional se mantiene en alto riesgo. La ausencia de agua potable para toda la población, la deficiente recolección de basura y la forma inadecuada de alimentarnos, nos llevan a la alta tasa de enfermedades que padecemos los panameños, tanto transmisibles como no transmisibles.

Este 2010 tenemos una nueva oportunidad para mejorar los esfuerzos que se vienen desarrollando durante estos últimos años, no tenemos otra opción.  Si cada persona no toma las mejores decisiones para conservar su salud, y las autoridades sanitarias tampoco hacen nada, el resultado será negativo en la salud personal y nacional.

Las autoridades no deben pensar que solo ellas tienen la solución a los problemas, tampoco los pacientes o funcionarios de salud, las soluciones están en el conjunto de propuestas que presenten. No considerar a otros actores, solo porque sus planteamientos distan mucho de los nuestros, puede ser negativo para el propio sistema de salud nacional y, principalmente, para los pacientes.

Estoy convencido, como paciente permanente en estos últimos 16 años del sistema de salud público, que tenemos todas las condiciones humanas, materiales y financieras para salir de la crisis sanitaria en la que nos encontramos. Es un asunto de voluntad y confianza; nadie es dueño de la verdad, de la vida y menos del futuro.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

2009: Al desnudo la carcomida esfera política

.

La opinión del Dirigente Sindical y Secretario General del SUNTRACS….

.

GENARO  LÓPEZ

El 2009 será recordado como el año de los “shows mediáticos” y del irrespeto al pueblo trabajador.

Durante los primeros cinco meses del año estuvimos sometidos a una férrea campaña publicitaria dirigida a crear y limpiar figuras, a enaltecer falsas promesas y a destinar nuestros impuestos a financiar campañas multimillonarias para garantizar el triunfo de figuras que posteriormente no tienen que someterse al proceso de revocatoria de mandato de sus electores.

Quedó al desnudo la carcomida esfera política. La narcopolítica cruzó todo el espectro, dejando al descubierto su cuota de poder a través de las inversiones que realizan a las campañas electorales.

El ascenso de Ricardo Martinelli, que si bien no venía del bipartidismo, sí convivió directamente con ambos grupos, solo ha significado un cambio de rostros (aunque hay algunos viejos), pero no de forma de gestionar el Estado.

Continua el nepotismo, la corrupción, la impunidad, las contrataciones directas para favorecer a allegados al gobierno, el uso de las arcas del Estado para usufructo personal, el entreguismo al imperialismo (Uso de nuestro territorio para la instalación de 11 bases militares gringas), la demagogia, la incapacidad, el autoritarismo, la prepotencia, los atropellos, la indiferencia hacia los pobres. Sigue la venta de la nación, mediante apoyo y concesiones onerosas a empresas transnacionales (mineras, hidroeléctricas, seudoturísticos, ganaderos), que atentan contra el ambiente y representan desalojos forzosos de vastas comunidades campesinas y pueblos originarios. Siguen los paseos presidenciales al exterior, los gastos suntuosos, el derroche millonario en publicidad.

Se imponen los ungidos en puestos de dirección, caso de la CGRP y de la CSS. Se imponen como magistrados de la Corte Suprema de Justicia a elementos de dudosa reputación, sin solvencia moral y de comprobada incapacidad, altamente cuestionados por importantes sectores de la sociedad, que fueron engañados mediante los acostumbrados “shows mediáticos” presidenciales, que sugerían la posibilidad de nombramientos transparentes sin el favoritismo político de los gobernantes de turno. Sigue la Asamblea de Diputados legislando a favor de los intereses del poder económico y político, a través de aplanadoras que en la madrugada aprueban las leyes que interesan al Ejecutivo.

En términos sociales tenemos más de lo mismo: aumento de los precios de la Canasta Básica Familiar y bajos salarios; se agrede a comunidades en lucha por tierra, agua, transporte, carreteras, vivienda, etc.; con madrugonazos se imponen leyes antipopulares y lesivas al interés nacional; persiste la represión, la persecución. A pesar de la militarización de la Policía, aumenta la inseguridad ciudadana y la criminalidad. Igualmente, se violan los derechos humanos y se ignoran las demandas de nuestros pueblos originarios, de las víctimas por envenenamiento con dietilenglicol y del bus incendiado en la avenida Martín Sosa.

Siguen distrayendo la opinión pública a través de campañas diversionistas, manteniendo los “shows mediáticos”, como el reciente caso de Ernesto Pérez Balladares.

¿Cambio de qué, cuando se siguen los mismos métodos empleados por el PRD? Este sigue siendo un gobierno de los millonarios, para los millonarios y por los millonarios.

El gobierno neoliberal de Martinelli pretende el próximo año continuar las imposiciones contra los intereses populares y nacionales. Se prepara para aumentar el ITBMS del 5% al 8%; el alza exorbitante del pasaje y privatización del transporte público en favor de un monopolio; privatización de los servicios de la CSS vía externalización de servicios y reducción de beneficios a los asegurados y sus dependientes; imposición del mismo modelo educativo elaborado por las autoridades del anterior gobierno (PRD), ante el total desconocimiento de la problemática educativa, por parte de la ministra de Educación; más despidos en el sector público; desenfrenada alza en el costo de la vida. En medio de ello, persecución y campaña de desprestigio contra la dirigencia honesta y beligerante de los gremios y organizaciones populares.

Frente a los retos para el 2010, es necesario que sigamos redoblando nuestros esfuerzos de lucha contra las injusticias y atropellos. Exijamos respeto y rebelémonos contra quienes oprimen y desprecian al pueblo. Digamos ¡No! a la mafiocracia, partidocracia y a quienes pretenden gobernar como si Panamá fuera un supermercado.

Es la hora de la organización y lucha. Construyamos poder popular y convoquemos una Asamblea Constituyente Originaria que funde un nueva república de bienestar, progreso, solidaridad, plena soberanía, auténtica democracia y oportunidades reales para todos los panameños.

En estas fiestas de fin de año, enviamos un fraternal y solidario saludo a todo el pueblo panameño a nombre de Frenadeso, renovando nuestro compromiso de seguir la lucha por un Panamá Mejor.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Terrorismo judicial

.

La opinión del Abogado…..

.

Alberto E. Fadul N.

¿Cómo entender el título del escrito? Humo y espejos: señalamientos oscuros repletos de doble sentido. El que no la debe no la teme. Bla, bla bla… Ha, pero como sirven los jueguitos de palabras para recordarles, a determinadas figuras, lo que representan las deudas ciertas, sujetas a cobro. Pero el juego es más complejo. Por otro lado, está el uso, no casual, de los disgustos acusativos, ferozmente expresados, que vulgarmente representan, en ocasiones, un salvamento, indirecto, de imagen para personajes de presente y futura utilidad…

Si todavía fuésemos la ciudadanía de la época de los militares y la invasión liberadora, (con sus efectos positivos y negativos) donde, a pesar de la misma, aún estábamos, muchísimos y por demasiado tiempo, anonadados por el terrorismo de Estado, perseguidor de la Cruzada Civilista; podría señalarse, con algún grado de ridícula inocencia que, en la actualidad, nos dejáramos confundir por los personajes de antaño, quienes con miradas sombrías acusan, en demasiados medios de comunicación y con incansable repetitividad, al actual gobierno, de semejante falacia.

Es pertinente entender, que hoy día, nos sigue acosando, con poca vergüenza, un Órgano Judicial y demás instituciones conexas que administran justicia, así como, las semillas sembradas en una amplia gama de niveles, que en el ayer, hoy y todavía, posiblemente, a futuro seguirán rindiendo los frutos oscuros que, por inexactas diligencias y procesos mal concebidos, endulzan la impunidad de una corrupción rampante que, para olvidar un poco, sólo basta recordar los últimos veinte años de gobiernos “democráticos”. ¿Humanos se equivocan?

Por allí se hablaba y no a soto voz, que el Vice Presidente de la República comentaba que el partido más grande de la oposición, conservaba elevados niveles de influencia dentro del actual conjunto de instituciones estatales. ¿Será cierto ello? ¿Para qué les sirve todo eso? No sólo uno de los dos partidos intercambiables, sembró sus semillas. Cierto es que uno tuvo más tiempo anterior, casi el doble y tal vez utilizó abonos de mayor efectividad, pues, para el otro, sus semillas engendraron débiles y egoístas arbustos de los cuales brotaron frutillas de poco uso organizacional. Debo agregar que, en la carrera hacia la nefasta corrupción estatal, uno de los dos partidos contaba con una marcación de partida muy atrasada frente al otro, entendiendo además, que en el gobierno del Presidente Endara (q.e.p.d), de su parte, hubo “0” corrupción. Al buen entendedor, pocas palabras.

Por otra parte, puede ser que estemos totalmente equivocados y como, en 20 años, no se procesó a ningún “pez gordo”, los que hoy pretenden romper ese inocuo registro estadístico, se les confunda el objetivo y el mismo sea seriamente, estigmatizado con la figura, inexacta del Terrorismo Judicial.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario El Panamá América, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La satanización del educador

.

La opinión de….

.

Abel L. Guerra I.

Es evidente que nuestra situación en el ámbito educativo es precaria y carente de resultados cónsonos que ayuden a la niñez y juventud panameñas a enfrentarse a los nuevos retos laborales de este siglo, pero no sólo nuestra preocupación se enmarca en el ámbito laboral, sino en una formación integral de ciudadanos responsables y disciplinados en su actuar en la sociedad.

Comentaba mi difunta abuela: “al perro más flaco se le pegan las pulgas”, refiriéndose a la situación que viven las personas más propensas a ser acusadas injustamente. Ahora bien, ante esta incertidumbre educativa se quiere buscar responsables, y entre ellos se acusa al docente y se apela a discursos falaces, pretendiendo resaltar la labor vocacional del docente de antaño contra los nuevos docentes, que pareciera no tienen “vocación”.

En apariencia se puede entender que el ser docente es un “llamado espiritual”, casi angélico, para ejercer una profesión que no sólo exige rigor académico, sino una serie de atributos para disciplinar a una futura generación en total carestía de conciencia ética.

Últimamente todo el mundo quiere opinar y menospreciar la labor docente, sin conocer la realidad del ser educador en este país, y argumentan a raíz de casos particulares convirtiéndolos en juicios universales, satanizando así al educador panameño, que en la mayoría de los casos son mártires de una sociedad en plena decadencia axiológica y un sistema educativo que lo restringe.

Digo esto con propiedad, ya que se nota en nuestras escuelas, específicamente en la dirección del plantel, extensiones de corregidurías juveniles con toda clase de casos que van desde riñas hasta consumo y tráfico de drogas; y nuestros educadores se convierten en “antimotines” que deben salir con su casco y tolete, metafóricamente hablando, para controlar a una juventud desbocada, producto de una subcultura de violencia que impera en nuestros barrios.

Las visitas pedagógicas a las familias como antaño son nulas por la inseguridad en los barrios, aparte de todo esto, el educador no sólo debe conocer sobre su materia, sino ser psicoterapeuta, director espiritual, padre sustituto, abogado, en una palabra, asumir muchos roles para poder enfrentar la vorágine de la educación que lo supera por su complejidad.

Reconocer la labor educativa como una acción transformadora no recae solamente en el educador, también en los padres y madres de familia, medios de comunicación (que no están realizando su labor, más bien desvirtúan la formación con sus programaciones televisivas o radiales y publicaciones carentes de contenido), el Gobierno central, que en muchos casos se deja llevar por las políticas de organismos internacionales que buscan sus propios intereses; y sobre todo de la sociedad en general, que debe salir de su letargo para apoyar la labor de la gran mayoría de estos insignes educadores que día a día se sacrifican porque creen en la transformación del ser humano por medio de la educación.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Prensa, a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Ladrar o comer, o ambas cosas (II)

.

La opinión del Economista y Docente….

.

ANTOLINO HERRERA CASTILLO

Un observador agudo decía: en cualquier lugar si un perro está comiendo, no se le puede molestar, porque responderá con gruñidos o mordiscos. O sea, él defiende su derecho a comer. Ha de suspender su comida, porque es más importante para él protestar.

Por analogía, importante es la participación ciudadana en todos los aspectos, cuando determinan el destino del país. Por ejemplo. La calidad y prestigio de la fabricación de autos japoneses, así como los equipos electrónicos y otros productos se debe a la población, que empezó a exigir más a quienes eran responsables de la dotación de estos recursos.

En Panamá, hay cosas que no se entienden. Otro ejemplo. La CSS, hoy se espera que sufra una transición. De no ser así, vendría a ser un anacronismo, en donde se repiten los mismos incidentes que ya cansados asegurados han repudiado. Por muchos años la CSS ha alojado una junta directiva que ningún asegurado escogió.

Después de todo, ¿no son los asegurados quienes sufren todos los desaciertos y aciertos de los empotrados en cuanto cargo directivo exista en la Caja o en cualquier otra institución del Estado?

También nos llegó la noticia de que por lo menos los ciudadanos, con conocimiento de causa y efecto, podrán emitir sus opiniones respecto a la selección de nuestros más insignes representantes de la justicia —los magistrados—. Excelente. Pienso que con algunos bombillos encendidos se podrá revertir el hasta ahora sabor amargo de la justicia panameña. Afortunadamente, en este país hay gente que piensa y cree que no hay ninguna razón para permanecer atados a estructuras permanentes de estancamiento y atraso.

El ejercicio electoral; institución de la democracia representativa, viene a ser un arreglo político,  puesto que el ciudadano una vez ejerce el derecho al sufragio, pierde todo contacto sobre las figuras que escogió. Nos viene al pelo el enunciado, “¡ahora le toca al pueblo”.

Para los que cuestionan mi forma de expresar las cosas, les recuerdo que solo defiendo el derecho a protestar o a disentir cuando sea necesario. El perro hace lo mismo y, sin embargo, lo consideramos en un menor grado evolutivo. No hay sorpresas, mi hermano.

<>

Publicado el 3  de enero de 2010 en el Diario La Estrella de Panamá , a quienes damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.