Coppola, el Tigre y 2012

.

La opinión del Profesor de Filosofía….

.

Charlie Del Cid

La familia es más valiosa que todo. En una frase que me pareció lapidaria, más o menos eso decía el director de cine Francis Ford Coppola. Algo así como que él no dirigía por gloria o dinero; sería capaz de dejar el cine por su familia. “Picasso era un gran artista, pero un pésimo esposo y padre de familia; yo prefiero ser un tipo sencillo…” Qué frase tan verdadera, lástima que el mundo de hoy no valore eso.

En nuestra cultura postmoderna, la vida familiar no pesa tanto como el éxito, la fama, los triunfos. Para los esquemas del mundo lo que cuenta son tus ejecutorias, tus premios, los óscares, grammys, etc.   La familia es algo privado que no tiene tanto peso.  El asunto es que cuando la familia falla, la persona, el ser humano, tiene muchas probabilidades de ser inestable y tener una vida problemática.

La familia es lo más grande que tenemos. De qué valen nuestros diplomas, doctorados, cuentas bancarias si nuestra familia está destruida. El caso de Tiger Woods es ejemplar. ¿Podrá levantarse de esta situación? La debilidad lo llevó a destruir su familia. Claro que todos merecemos una oportunidad y no pocas veces muchas oportunidades. Seguro la vida se la dará. Para él ha llegado el Apocalipsis; por cierto Coppola dirigió una película llamada así.   Para el Tigre del Golf llegó el 2012 antes de tiempo.

Cuidar una familia es un arte. Hoy los padres de familia dormimos, mientras los enemigos de la familia, así como el Herodes bíblico, acaban con nuestros hijos.   Sin duda que hay que sacrificar algunas cosas para poder salvar la familia. En un libro que leí hace años saqué una frase memorable: “Para decirle sí a algo o a alguien, tienes que decirle no a otras cosas u otras personas”.

Para tener tiempo para nuestros hijos y parejas, tendremos que decirle no a otras cosas que tal vez son buenas, pero no son prioritarias. Ya dice el refrán:”Lo bueno es enemigo de lo mejor”. Es bueno ver tele, es bueno ver los deportes, ir a los conciertos, ir a las rumbas, pero lo mejor es ir en familia y con nuestra familia.

Hace unos años un amigo decía que el no podía salir a pasear sin sus hijos y su esposa. ¿Cuántos de nosotros pensamos como él? Este domingo que acaba de pasar era la Solemnidad de la Sagrada Familia. En un mensaje a la humanidad el Papa decía: la familia “es el camino seguro para encontrar y conocer a Dios”. En un mundo que se olvida de Dios cuán verdadera es esa invitación. Ya decía el padre Peyton: “La familia que reza unida, permanece unida.”

Salvemos nuestras familias del Apocalipsis, que no llegará en el 2012, sino que está en el bombardeo que recibimos a diario. La iglesia doméstica es más importante que cualquier éxito humano. Parodiando al Maestro diríamos: De qué le sirve al hombre ganar el mundo, si pierde su familia.

<>

Publicado en  1 de enero de 2010  en el diario El Panamá America, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: