Lamentable error

.
La opinión del Educador….
.

Santander Tristán Medina

El Señor Presidente ha escogido para magistrados a dos profesionales que, sin lugar a dudas, no contribuirán a mejorar la imagen de una Corte Suprema que hace mucho tiempo clama, porque a su seno vayan aquellos profesionales del derecho cuya trayectoria, honestidad, responsabilidad y capacidad, los haga dignos de ocupar posiciones que son clave para que nuestra justicia resplandezca y sea capaz de acabar con la impunidad, con la mora judicial y con el virus de la corrupción que está haciendo tanto daño a esta entidad del Estado.

El pueblo está frustrado, porque el candidato que dice haber caminado en los zapatos del pueblo, le ha fallado en una de las promesas de mayor importancia para la vida del país.

Los panameños jamás habían imaginado que el Presidente Martinelli que obtuviera un triunfo arrollador en las elecciones del mes de mayo pasado, gracias al respaldo de las grandes mayorías nacionales sería capaz de actuar en contra del querer popular en el caso de la designación de magistrados a la Corte Suprema de Justicia. ‘Todas las condiciones estaban dadas para que Ricardo Martinelli cumpliera la más pura y contundente de sus promesas: darle un curso distinto a la justicia, aquella que sirve de incubadora de la impunidad de que tanto se jactó en combatir.

Su promesa de nombrar a los dos mejores juristas, gente independiente y de trayectoria intachable, no resistió la primera prueba, dejando caer la máscara que esconde su muy peculiar agenda de gobierno’. La Prensa 17 de Diciembre del 2009.

Le tocó a la Asamblea Nacional de Diputados considerar estas designaciones, pero estábamos seguros que las ratificarían pese a que hay grandes sectores del país que rechazan esta decisión del Ejecutivo;  a los Señores Padres de la Patria es muy poco lo que le interesa que la justicia en Panamá sea una verdadera respuesta a los derechos humanos, a la democracia y a la justicia social.

Es lamentable que el Señor Presidente teniendo la oportunidad de dar prestigio y credibilidad a su gestión gubernamental, haya tomado un camino que no es el correcto para lograr una imagen más límpida de una entidad que así lo está reclamando.

.

<>

Publicado en 26  de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: