La denuncia anónima y la libertad de expresión

.

La opinión del Ingeniero….


EDUARDO A. ESQUIVEL

Hace poco escuché al estimado Dr. Italo Antinori, en un programa de TV de debate, denunciar la “Cultura del Anónimo”, que se ha hecho muy popular en Panamá últimamente, especialmente por el uso del Internet. Y estaría de acuerdo con él en términos generales desde el punto de vista ético y moral,  pero este fenómeno tiene su origen en factores muy específicos que de cierta forma, más que lo justifican, lo hacen necesario.

En una sociedad donde la Ley y la Justicia no obedecen las reglas del juego, es sumamente peligroso para las personas honestas y sin recursos denunciar los delitos o crímenes de las deshonestas que siempre tienen poder y recursos. En Panamá es muy común que el denunciante es el que queda preso o multado.

Nada ilustra más este fenómeno que “ El Pasquín ”. En la antigua Roma el que denunciaba ante la justicia algún crimen o delito cometido por un poderoso de seguro terminaba con sus huesos en la cárcel, en el mejor de los casos. Por esto, en una estatua llamada “ Pasquino ”, ubicada en una calle céntrica de la ciudad, se colocaban anónimamente escritos donde se hacían públicas las denuncias.  A estos escritos se les llamó “ Pasquines ”.

Con el tiempo, en muchos países con gobiernos donde la Ley y la Justicia están al servicio mercenario de los poderosos, han surgido los “ Pasquines ” como un mecanismo de libertad de expresión, ante la falta de Justicia. Han tenido diversos nombres, pero se caracterizan por el anonimato y la mordacidad de sus denuncias.

En este siglo XXI, el Internet es el medio para “ Pasquines ” más modernos, donde vemos “ Blogs ” y “ Páginas Web ” anónimas, donde inclusive cualquiera puede participar y dar su opinión anónima o con seudónimo.  También están los correos electrónicos, que se pueden enviar anónimamente. Es impresionante la cantidad de programas que existen para permanecer en el anonimato electrónico, inclusive hasta unos que cambian el Protocolo de Internet (IP) a voluntad.

Los esfuerzos de algunos gobiernos, con control de la libertad de expresión, para controlar el Internet son los mismos que hacia el Estado romano para averiguar quiénes eran los que escribían los pasquines, para encarcelarlos o matarlos. Sin embargo, este medio de libertad de expresión ha continuado siendo efectivo, inclusive en situaciones donde los medios de comunicación han sido comprados o censurados por las dictaduras.

No es válido el argumento de los gobiernos totalitarios de que el control estatal del Internet y de otros medios de comunicación es necesario porque se utilizan para cometer delitos, porque estos gobiernos consideran un delincuente a cualquiera que no piense como ellos o no esté de acuerdo con sus acciones.

El simple hecho de que la libertad de expresión de los ciudadanos esté en riesgo, hace que estas medidas sean contrarias a la Constitución Nacional y a las normas internacionales de los derechos humanos.

.

<>

Publicado en 25 de diciembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Constitución, Sociedad y Justicia Electoral

.
La opinión del Doctor en Derecho,  Abogado y Docente Universitario….

SILVIO GUERRA MORALES

La institucionalidad del Estado empieza por hacer lectura de su juridicidad y de su soberanía. La juridicidad del Estado se conecta, directamente, con la judicialidad, ello si se entiende que toca a los tribunales de justicia de un país, máxime a la Corte o Tribunal Supremo de una nación, interpretar y aplicar las leyes.

De allí que, para determinadas materias, que los doctrinarios llaman jurisdicciones o foros especializados, a las mismos, es el propio texto constitucional, quien les crea un ámbito propio de conocimiento en donde, aun la Corte, solo puede intervenir sujeta a la presentación de excepcionales medios recursivos. Para el caso panameño, sólo es posible impugnar las decisiones del fuero electoral mediante las acciones de inconstitucionalidad.  No se prevé, en nuestro estatuto constitucional, ningún otro mecanismo.

De otra suerte, si las decisiones de la jurisdicción electoral, no se respetan por parte del Ejecutivo o de la Asamblea Nacional de Diputados, y luego, al paso de las sentencias del Tribunal Electoral, salimos con leyes que demuestran un poco importa hacia esas decisiones o sentencias, entonces estamos, sin duda alguna, dando al traste con la tan necesaria institucionalidad del Estado de Derecho que se repute como “democrático y constitucional”.

No puede ser cierto, jamás lo será, que si el Tribunal Electoral dicta una sentencia, en determinado caso, vayamos a llorarle al Ejecutivo para que nos haga una ley y nos resuelva la situación concreta que padecemos.

Si los distintos fueros o foros jurisdiccionales de la República de Panamá no se respetan; si al fragor del capricho o cobijados por un terrible manto y pésima concreción de para qué sirve el poder político, defenestramos el sistema jurídico del país; si tiramos cuesta abajo los conceptos y los cuerpos del Derecho; o si, por potra parte, relegamos la juridicidad condicionándola a la decisión de uno, las democracias se trastocan, no por arte de birlibirloque, sino por autocratismos severos y perversos, en una flaca expresión del consenso democrático que, otrora, puedo haber legitimado el ascenso al poder.

No hay duda alguna que la sobrevivencia del Estado depende, en gran medida, de la juridicidad y de la judicialidad. De una juridicidad que entienda su apego y acoplamiento perfecto a la Constitución y de una judicialidad que interprete que su máximo gobierno es la fuerza normativa que emerge de la propia Constitución, ello, desde luego, por encima de cualquier mandato político o de gobierno de turno.

Una juridicidad y una judicialidad, que pretendan marchar o cabalgar al galope de la Constitución, cuanto más un gobierno, estará destinado al fracaso social, más si es la propia sociedad la que empieza a percatarse que las reglas de la convivencia social, las que emanan de la Constitución, son burladas y pisoteadas.

De hecho, el Señor Presidente no necesita un asesor más; pero nunca faltará en mí la buena fe y la sana voluntad, como es el caso, para decirle que aún se está a tiempo de preservar el timón de la nave llamada Estado dentro del curso que le señala una brújula llamada Constitución Nacional.

<>

Publicado en 25 de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Crónica de una dictadura (II)

.

La opinión del Médico….



ENRIQUE A. ALEMÁN ARIAS

El 14 de junio de 1978  son asesinados Jorge Camacho del FER y Juan D. Rodríguez, culpándose a miembros del G—2. En octubre de 1978 la Asamblea de Representantes de Corregimientos designa como presidente de la República a Aristides Royo y como vicepresidente a Ricardo De La Espriella.

A principios de 1979 se funda el Partido Revolucionario Democrático, el “ partido del proceso ”. Del 4 de septiembre al 31 de octubre de 1979 ocurre la gran huelga de los educadores, con apoyo de muchos otros sectores de la sociedad. Huelga del CONATO. Movimientos de protesta por la presencia del Sha de Irán en Panamá. Surgen múltiples escándalos por corrupción y malversación de fondos (azucareras, asentamientos campesinos, Cerro Colorado y Cerro Petaquilla, Vacamonte, Cemento Bayano, masificación de la Universidad, proyectos hidroeléctricos, COFINA, integración de Salud, ATLAPA, proyecto de viviendas de la CSS, puente Van Dam, FENACOTA…).

El 31 de julio de 1981 muere en forma repentina el general Torrijos en un accidente aéreo, en circunstancias aún no del todo aclaradas. Le sucede el coronel Florencio Flores, pero ya el 3 de marzo de 1982 miembros del Estado Mayor, encabezados por los tenientes coroneles Rubén Darío Padres, Manuel A. Noriega, Roberto Díaz Herrera y Armando Contreras, llaman a retiro a Florencio Flores y queda como nuevo comandante Rubén Darío Paredes, quien también es promovido a general. Después de un largo movimiento de protesta contra la Reforma Educativa, lideralizado por los educadores, el 31 de julio de 1982 Aristides Royo se ve obligado a renunciar, aduciendo dolores en la garganta (el famoso gargantazo). Es reemplazado por el vicepresidente Ricardo De la Espriella.

Para esta época la deuda externa se había incrementado de tal manera que representaba las tres cuartas partes del PIB. Estallaron más escándalos de malversación de fondos, que le costaron la destitución y exilio del procurador general de la Nación, Rafael Rodríguez, quien se había decidido a investigar dichos delitos. El Centro de Investigaciones Jurídicas de la Universidad de Panamá, en un folleto titulado Datos Legislativos sobre los Empréstitos del Gobierno Nacional, demuestra que la deuda externa adquirida por la dictadura entre 1969 y 1982 superaba los quince mil millones de dólares.

En agosto de 1982 se reúnen Rubén D. Paredes, Ricardo De La Espriella y Arnulfo Arias, con el fin de preparar unas elecciones generales en 1984. Se efectúan reformas a la Constitución Nacional, las cuales fueron aprobadas en el referéndum de abril de 1983. El 12 de agosto de 1983 Rubén Darío Paredes se acoge a la jubilación para dedicarse a su candidatura oficialista, supuestamente con el apoyo del nuevo comandante, el general Manuel Antonio Noriega (“ Buen salto, Rubén ”). De todos es sabido que Rubén Darío no logró el apoyo del nuevo comandante ni de fuerzas políticas importantes, por lo que no logró culminar sus aspiraciones.

El período comprendido entre el 12 de agosto de 1983 y el 20 de diciembre de 1989 fueron los años del noriegato o de la narcodictadura, con el decidido apoyo político del PRD. El 29 de septiembre de 1983 se aprueba la Ley 20, que vendría a ser la Ley Orgánica de las Fuerzas de Defensa. El 6 de enero de 1984 en el cuartel de Tinajitas, la dirigencia del PRD y el Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa proclamaron como precandidato oficial a la Presidencia al Dr. Ardito Barletta. El 15 de febrero de 1984 Jorge Illueca sucede a Ricardo De La Espriella, quien había renunciado sin mediar explicaciones.

El 6 de mayo de 1984 se efectuaron elecciones generales, siendo los principales contendores el oficialista UNADE (Nicolás Ardito Barletta, Eric Arturo Delvalle y Roderick Esquivel) y la oposición ADO (Arnulfo Arias, Carlos Rodríguez y Ricardo Arias Calderón). Además de la descarada utilización de recursos del estado, dichas elecciones fueron un claro ejemplo de escandaloso fraude perpetrado por las Fuerzas de Defensa y el PRD. Al día siguiente de los comicios un grupo paramilitar denominado “ Comando Especial ” del PRD, bajo las órdenes de Silverio Brown, un delincuente común, irrumpió en el recinto de la Junta Nacional de Escrutinios e incluso atacó con armas de fuego a numerosos simpatizantes de la ADO. El 17 de mayo el Tribunal Electoral declaró ganador a Nicolás Ardito Barletta por el escaso margen de 1713 votos, cuando aún quedaba por resolver la impugnación del distrito 4-4. A principios de agosto de 1984 Silverio Brown es asesinado y varios miembros del Comando Especial o Séptima fuerza huyen al exilio. La represión militar se agudizó.

Fuente : Estudios Sobre el Panamá Republicano

Patricia Pizzurno Gelós

Celestino Andrés Araúz

<>

Publicado en 24 de diciembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Solidaridad en Navidad

.

La opinión de…..

.

Rogelio Herrera

La solidaridad es posible cuando hay conciencia de grupo, se trata del logro de la unidad en donde se conocen y resuelven los diversos problemas que aquejan a la sociedad. Estos escollos pueden ser económicos, políticos, religiosos, sociales o culturales en general.

Cuando la conciencia de grupo se manifiesta positivamente, estamos en presencia de la solidaridad en donde se entrelazan la cooperación y la seguridad de los individuos. Del latín soliditas, expresa la realidad pura de un cuerpo entero. Unido, compacto, cuyas partes son de la misma naturaleza.

El cristianismo predica que todos los hombres somos iguales ante la presencia de Dios dentro de la sociedad tanto en miniatura (la familia) como en la sociedad en general. Así, afirmamos que el concepto de solidaridad desde el punto de vista teológico se vincula con la fraternidad de todos los hombres, que debe reinar en toda época del año principalmente en las fiestas decembrinas, cuando el mundo cristiano se apresta a celebrar el nacimiento del redentor. Por lo tanto, debemos buscar el bien de todas las personas, siendo dignos hijos de la divinidad.

Debe haber un cambio de actitud que favorezca el desarrollo de todos los individuos y países, en donde exista una igualdad radical correspondiente a la dignidad del ser humano, no importa qué condición psicosomática, nacionalidad, partido político o credo profese.

Sí la injusticia se manifiesta, es el momento de unión entre los hombres de buena voluntad, a fin de perseguir ese fin común que es la solidaridad. Este sentimiento será expresado por medio de la familia con mucho amor y comprensión por medio del amor filial, fraternal. Aquí los padres tienen una gran responsabilidad ya que deben lograr un hogar solidario.

Hagamos de esta Navidad la mejor de todas, compartiendo con los que menos tienen. Llevando a nuestra mesa a los que podamos de tal manera que hagamos crecer el valor del individuo para que se sienta protegido por el grupo.

En la presente Navidad vivamos solidariamente al compartir lo que tenemos, la estrechez no es más que la falta de solidaridad entre los seres humanos, no podemos seguir con el pensamiento negativo de “quítate tú para ponerme yo”.

La pobreza y la desdicha de otros no pueden ser ignoradas por nosotros. No sabemos si los que aumentan el petróleo o los especuladores de estos productos estarán felices con estos precios desmesurados, como alguien expresó, no es más que un espejismo momentáneo de explotación, de perversión y en contra de la humanidad.

Seamos solidarios con aquellos que, producto de los desastres naturales, las enfermedades, las guerras, la pobreza y la falta de oportunidades, viven momentos difíciles.

Compartamos algo de lo nuestro con aquellos que requieren nuestro apoyo.

<>

Publicado el  23 de diciembre de 2009 en  el  diario  LA PRENSA, a  quien  damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Vive una Navidad diferente

.

La opinión del periodista…..

.

AQUILINO  ORTEGA LUNA

¡Dios tiene algo especial para tu vida en esta Navidad! Deja atrás los días de tristezas y los momentos de angustia, a partir de este día tu existencia experimentará un giro de 180 grados, ¡Dios te va a sorprender! Dios quiere volver a nacer en este día en tu corazón, quiere mostrarte que hay esperanza y que las situaciones difíciles que enfrentaste en el 2009, pasarán a ser un simple recuerdo del pasado.

“ Alma mía en Dios solamente reposa, porque de Él es mi esperanza. Él solamente es mi roca y mi salvación. Es mi refugio, no resbalaré ”, (Salmo 62: 5, 6). Atrás deben quedar los tiempos donde la celebración de la Navidad estaba adornada por fiestas y regalos, pero donde Jesús, el “ Rey de Reyes y Señor de Señores ”, principal protagonista, no estaba invitado. Entra a la celebración de la Navidad con un espíritu distinto, sabiendo que en Dios hay esperanza para los que sufren, para los que padecen enfermedades y tienen innumerables necesidades.

Tu vida empieza en este día, olvida los errores y equivocaciones, el “ Dios de lo Imposible ” tiene previsto manifestarse en tu vida de manera sobrenatural y poderosa, porque te ama con un amor que no se puede medir.

¡Deja que el amor de Dios florezca en tu corazón! Que se apodere de tu alma, y que la encienda con pasión, vigor, entusiasmo y alegría. ¡Abandónate en esta Navidad en los brazos de Jesús! Él quiere adornar tu vida con una paz que supera el pensamiento humano y con la libertad que da la seguridad de sentirse amado por un Dios justo y hacedor de maravillas.

Es el deseo de Dios que a partir de hoy todos los días sean para ti Navidad, que reconozcas que Él trabaja contigo y no para ti. ¡No pidas nada para ti y recibirás mucho! Y si has de pedir, pídele a Dios que te convierta en instrumento valioso en sus manos, que puedas llevar consuelo a los que sufren esperanza a los que lloran y paz a los que se debaten entre la vida y la muerte en la cama de un hospital. En esta Navidad agradece a Dios por haberte dado vida, por su amor inmensurable y por todo lo que te dio y te quitó.

Agradece a Dios por los días de angustia y los días de gozo y alegría, por todo el cariño recibido y la ausencia de afecto y por haberte encontrado cuando estabas perdido y por haberte amado cuando nadie te quiso amar. Eleva en este día tu corazón a Dios y déjalo que Él lo llene del regalo más maravilloso que puede recibir el hombre, ¡La Salvación de su alma! ¡Dios te ha dado todo lo que tienes! Bendiciones materiales y espirituales, amor, paz y, sobre todo, vida y vida en abundancia y a cambio solo espera de ti un corazón rendido a sus designios. Dios quiere convertir tu vida en una eterna Navidad! donde la paz, la esperanza y el amor iluminen todos y cada uno de tus pasos.

<>

Publicado en 25 de diciembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Crónica de una dictadura (III)

.
La opinión  del Galeno….
ENRIQUE A. ALEMÁN ARIAS

El 11 de octubre de 1984 Nicolás Ardito Barletta toma posesión como presidente de la República.

El 19 de noviembre de 1984 se crea el movimiento de oposición Coordinadora Civilista Nacional (COCINA). Para esta época Panamá era considerado un punto central del narcotráfico internacional y se señalaban figuras militares y políticas panameñas.

En julio de 1984 se descubre un laboratorio para procesar cocaína en Darién, con la complicidad directa del teniente coronel y secretario ejecutivo del Estado Mayor de las Fuerzas de Defensa (FF.DD), Julián Melo B. La prensa internacional publica que en Panamá se reunían importantes figuras del narcotráfico y que este país servía de refugio para criminales relacionados con las drogas. El diario La Prensa de Panamá, principalmente a través de la columna En pocas palabras,  fustiga diariamente con estas evidencias a las fuerzas militares y políticas del país.

El 21 de agosto de 1985   el dirigente de COCINA, Dr. Mauro Zúñiga, es secuestrado en Santiago de Veraguas por elementos del G—2,  fue liberado a las pocas horas, después de ser golpeado y recibir los secuestradores órdenes radiadas de liberarlo.   El 14 de septiembre de 1985 aparece decapitado el cadáver de Hugo Spadafora.   Este brutal asesinato lleva a generalizados movimientos exigiendo Justicia.

Roberto Díaz Herrera junto con el general Manuel A. Noriega obligan a Barletta a renunciar en septiembre de 1985,  al proponer el presidente una Comisión Independiente que investigue ese crimen.   Le sucede Eric Delvalle, quien desde el principio mostró una incondicional sumisión a las FF.DD.   Los medios oficialistas denuncian como “ movimientos sediciosos y subversivos ” y “ traidores ” a cualquier disidente de la mentira institucional.

En 1986 se hace pública la investigación en EE.UU sobre acusaciones contra la FF.DD respecto al tráfico de drogas, de armas, blanqueo de dinero y violación de los derechos humanos.

El 6 de junio de 1987 el recién jubilado coronel Díaz Herrera, resentido por su retiro forzado, dio declaraciones públicas confirmando las acusaciones de fraude en las elecciones de 1984, el negociado de inmigrantes ilegales, la participación de miembros de las FF.DD en el narcotráfico y en el asesinato de Spadafora, entre otros señalamientos.

En una noche de junio diversas organizaciones cívicas, profesionales, empresariales crean la Cruzada Civilista. El 10 de julio de 1987 ocurre el famoso Viernes Negro, con la represión más brutal que señalen los anales de nuestra historia.

El 5 de febrero de 1988 se inicia, en Tampa y Miami, el encauzamiento por narcotráfico contra Noriega.

El 15 de febrero de 1988, sin ninguna organización y apoyo, Delvalle destituye a Noriega, pero quien se queda sin trabajo fue el presidente, al ser destituido por el general.   Se designa como ministro encargado de la Presidencia al ministro de Educación, Manuel Solís Palma.

La economía panameña funcionaba al 40% de su nivel normal de producción y la Comisión Bancaria Nacional había ordenado el cese de todas las operaciones de los bancos de licencia general.

El 16 de marzo de 1988 el coronel Leonidas Macías lleva a cabo un frustrado golpe contra Noriega con apoyo de otros oficiales. El Consejo de Gabinete declaró el Estado de Urgencia en todo el país.   Se organizan los Batallones de la Dignidad.  En agosto de 1988 muere Arnulfo Arias y su entierro supuso una silenciosa y gigantesca manifestación de repudio contra el régimen existente.

Se organizan elecciones generales para el 7 de mayo de 1989, siendo el candidato presidencial del grupo oficialista COLINA el perredista Carlos Duque; y por la oposición ADOC, el arnulfista Guillermo Endara.

El triunfo abrumador de la ADOC impidió el fraude, por lo que el oficialismo declara nulas las elecciones, con la subsiguiente frustración de la población.

El 10 de mayo de 1989, en el Parque de San Ana, los Batallones de la Dignidad, con la anuencia de las fuerzas civiles oficialistas y militares, atacan una caravana de los candidatos de la ADOC que exigían se reconociera su triunfo. El saldo fue de varios muertos y heridos; las imágenes televisivas de tan triste y bochornoso evento recorrieron el mundo.

El 31 de agosto de 1989 se crea un Gobierno Provisional presidido por Francisco Rodríguez, quien toma posesión como presidente el 1 de septiembre. Se organiza el Comité de Defensa de la Patria y la Dignidad (CODEPADI).

El 3 de octubre de 1989 ocurre otro intento de derrocar a Noriega, comandado esta vez por el mayor Moisés Giroldi. El movimiento fue sofocado y, el 4 de octubre, Giroldi y otros militares, que habían intervenido en la intentona, fueron asesinados en la llamada Masacre de Albrook.

En octubre de 1989 se aprueba un grupo de decretos leyes, conocidos como las Leyes de Guerra.

El 15 de diciembre de 1989 la resucitada Asamblea Nacional de Corregimientos declaró el país en Estado de Guerra.

El 20 de diciembre de 1989 ocurre la invasión de EE.UU a Panamá con su saldo de muertos, heridos y desaparecidos nunca determinados, pero definitivamente con el cobarde abandono a su suerte de las tropas por parte de la mayoría de la oficialidad y de su general. Después de refugiarse en la Nunciatura, el acusado de narcotráfico, Manuel Antonio Noriega, se entrega al ejército invasor y a la DEA.

Nunca jamás nuestra sociedad debe dividirse por tanta intolerancia y odio. Solo el respeto y cumplimiento de las leyes evitará que se repita esta historia. La ilegalidad y corrupción enraizadas en nuestra sociedad son las principales causas de injusticias pasadas y actuales.

La historia nos enseña que no debemos olvidar las lecciones pasadas, porque si no repetiremos los mismos errores. Por ello debemos siempre perdonar, pero no olvidar.

Nadie debe estar por encima de la Constitución y leyes. Nadie, ningún grupo político, debe jamás acumular demasiado poder por demasiado tiempo. El poder corrompe. El poder absoluto, corrompe absolutamente.

Fuente : Estudios Sobre el Panamá Republicano

Patricia Pizzurno Gelós,
Celestino Andrés Araúz

<>

Publicado en 25 de diciembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Carta al Niño Dios

.
La opinión de fotógrafo y escritor….
.

ARISTIDES HERRERA BRAVO

Cuando era un niño de corta edad y se aproximaba la Navidad, como aún no sabía escribir, le solicitaba a mi hermano mayor o a mi mamá que me hicieran una carta para el Niño Dios pidiéndole juguetes y muchas cosas más.

En la mañana del 25 de diciembre saltaba de alegría viendo lo requerido al pie de mi cama o al lado del nacimiento alumbrado por velas votivas, porque las extensiones eléctricas de foquitos multicolores eran muy costosas.

Nuestro humilde cuarto semejaba cosa de otro mundo ante mis maravillados ojos. Además aparecían otros regalos para el resto de los integrantes del hogar. Al instante, sin asearme, salía al patio del caserón de piezas de alquiler donde residíamos, para encontrar a otros pequeños retozando con los aguinaldos de aquella ocasión inolvidable.

Pelotas, soldaditos de plomo, sogas para saltar, patines de hierro, trenes y carritos de cuerda eran parte de los presentes para los chiquillos que durante el año habíamos guardado buena conducta.

A medida que iba creciendo, ciertos amiguitos mayores se burlaban de mis creencias diciéndome que era mi madre quien compraba los obsequios dejados junto al pesebre navideño. Al comienzo, enojado por las palabras en contra de los principios cristianos enseñados por la gestora de mi vida, hasta llegué a pelear con aquellos muchachos, a quienes consideraba profanadores de la conmemoración de la llegada al mundo del hijo de El Señor. La costumbre de la mencionada misiva se ha ido perdiendo, y ahora los padres de familia le inculcan a sus retoños que es Santa Claus quien trae los presentes de Nochebuena.

Asimismo los comerciantes, en su gran mayoría judíos, desde las postrimerías del mes de octubre engalanan sus comercios con enormes figuras del barbudo gordito vestido de rojo y sonora carcajada. También lo encaraman en trineos tirados por descomunales renos animados No se ve por ninguna parte la Sagrada Familia en el establo de Belén. No podemos dejar de reconocer que el agringado Papá Noel es un excelente promovedor de las ventas de fin de año. Ahora, siendo un septuagenario redacto mi cartita para el recordado hijo de María y José, nacido entre pajas y rodeado de animales. Si vieran mis antiguos compañeritos, algunos en el más allá, que la tinta utilizada son lágrimas de tristeza y añoranza por mi lejana infancia donde el bien, la honradez, la sabiduría y otras virtudes humanas imperaban en Panamá.

Asimismo, estoy orando de rodillas para que termine la delincuencia juvenil, la drogadicción, los asesinatos, el maltrato a niños y mujeres, etcétera. También clamo por el amor a la justicia divina y terrenal. En pocas palabras, para que alumbre las mentes panameñas y regrese para siempre la imprescindible paz social.

Sé que no depende de quien me trajo mis juguetes en aquellas lejanas navidades de la época de la Segunda Guerra Mundial, porque si la mayoría no aporta su granito de arena en la consecución de lo reclamado al Niño de Belén mis súplicas serán en vano.

Por eso recurro a esta misiva con la finalidad de que llegue a los corazones de la totalidad de mis conciudadanos. Todavía estamos a tiempo de volver a nuestro bello pasado.

<>

Publicado en 25 de diciembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.