Panamá ciega y engañada

.
La opinión de la Poetisa Panameña y estudiante de periodismo….

PAOLA  BRUGIATTI  GOYEZ

Consumismo: resulta que no se trataba de una palabra técnica, ni de un concepto que sólo se dedica a criticar a la sociedad actual. En un mundo donde nuestras actitudes parecen estar dirigidas por nuestra propia forma de ver las cosas, es todo lo contrario.  En este mundo, nada es casualidad.

Sigmund Freud, el padre del psicoanálisis, sabía perfectamente que nada era casualidad.

Si había animales pensantes incapaces de diferenciar entre el bien y el mal, se trataba de los seres humanos.

Desafiando toda la ética existente; lo que pensamos que está bien para nosotros está determinado por quienes, en efecto, nos hacen creer que está bien.

El ser humano es, por naturaleza, un animal lleno de creencias que modifican su forma de pensar y actuar.

Edward Bernays, el sobrino americano de Freud, mejor conocido como creador de las relaciones públicas, creó también el mundo actual. Analizando los estudios de su tío acerca el comportamiento humano, Bernays entendió que convencer a los individuos era una tarea sencilla, porque las empresas, gobiernos o una sola figura (como él), conociendo las teorías de Freud, podían ordenar los elementos emocionales y “casarlos” con los elementos materiales. A partir de este matrimonio, las personas no verían los productos como una necesidad, sino como a un placer.

Democracia: el diccionario de la Real Academia Española la define como la doctrina favorable a la intervención del pueblo en las decisiones del Estado.

Las potencias emergentes del siglo XX, como Estados Unidos, jactándose de sus tendencias fuertemente democráticas, no hicieron más que vender la idea al pueblo de que eran libres y felices. ¿Libres y felices?   Conformes con Bernays, han hecho creer a la sociedad que es libre si se subyuga a una misma realidad, en la que puede si puede escoger entre medias verdes y rojas,  si tiene dinero en su cartera para comprarlas, entonces es un ser libre y feliz.

La única forma de lograr que el pueblo calle y se conforme, que crea fielmente en que lo poco que tiene es más que suficiente; entonces, el mundo es perfecto, porque es controlable.

El consumismo representa, por tanto, el engaño de nuestra conciencia: deformar nuestra definición de felicidad y aceptar el mundo tal como está y no como debe ser. Al fin y al cabo, desde el punto de vista de un estratega político, es una excelente forma de dominio de las masas: sí, de hecho, es una manera de que las empresas reciban grandes ingresos y paguen, por tanto, mayores impuestos al Estado.

Con esto, el Estado poseería un presupuesto ganador, que podría ser invertido en las necesidades de la sociedad. Se trata de la función básica de los gobiernos: invertir.

Haciendo una breve comparación con Panamá, ¿qué sucede si tenemos un pueblo consumista, empresas a las que no se les exige pagar impuestos, por el amiguismo y la corrupción que las liga al gobierno?   Tenemos como resultado una caótica distribución de las riquezas y falencias absurdas, como salud, producción agropecuaria y transporte deficientes.

Son absurdas y criminales en un país con tantos recursos.  Conscientes de que nos controlan nuestras creencias, de que determinan nuestro estilo de vida, lo mínimo que podríamos exigir es la buena inversión de las riquezas estatales a favor de nuestras necesidades básicas.

Así es como pondríamos a ejercer realmente el verdadero significado de “democracia”.

<>
Publicado el 10 de diciembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que le corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: