Ciudades, la clave del cambio climático

.

La opinión de….

.

Graciela Arosemena
.

Desde el año 2008, por primera vez en la historia, más de la mitad de la población mundial vive en las ciudades, y la tendencia es que este fenómeno vaya en aumento.

Esto nos debe preocupar, ya que las ciudades y su actual modelo insostenible, son responsables de gran parte de los problemas ambientales del planeta, incluyendo el cambio climático.

A pesar de los escépticos, los informes del panel intergubernamental sobre cambio climático (IPCC, por sus siglas en inglés) sostienen que hay evidencias concluyentes como para constatar la influencia del dióxido de carbono (CO2) antropogénico sobre el cambio climático, y las ciudades son responsables de generar cerca del 70% de ese CO2.

Irónicamente, las ciudades son vulnerables a los desastres naturales asociados al cambio climático que ellas mismas están provocando. Y el riesgo es aún mayor en ciudades costeras como la nuestra. Las urbes son, entonces, relevantes en la implementación de estrategias contra el cambio climático, de hecho a través de la planificación urbana pueden reducirse las emisiones de CO2, a la vez que se resuelven problemas ambientales y urbanos como la contaminación, los residuos y el transporte. El reto es vincular el cambio climático con las prioridades ambientales y el desarrollo local.

Una ciudad que tienda a reducir la dispersión urbana, que posea un transporte público eficiente, que defina una normativa de eficiencia energética en la edificación, puede reducir la huella de carbono de la ciudad y al mismo tiempo mejorar el funcionamiento y la calidad de vida de los ciudadanos.

Nueva York, Milán, Singapur, son algunos ejemplos de ciudades que han tomado en serio el cambio climático; Panamá tiene todo por hacer, en un momento en el que el modelo de ciudad es determinante para el planeta.

En diciembre próximo se celebrará la reunión de Copenhague contra el cambio climático, donde 180 países se esforzarán en conseguir un acuerdo, en medio de sus propios intereses políticos. Mientras el mundo decide, el calentamiento global está en marcha y si no actuamos rápidamente, además de provocar graves desajustes ambientales, la merma de especies y el aumento del nivel del mar, el mundo perdería hasta el 20% del PIB anual indefinidamente, según el Informe Stern sobre la Economía del Cambio Climático. En cambio para prevenirlo se necesitaría un 1% del PIB mundial.

Aunque este fenómeno climático es de carácter global, su prevención sólo puede alcanzarse mediante acciones locales, y las ciudades son un escenario local que puede actuar sin esperar a pactos globales, convirtiéndose en poderosos agentes de cambio.

Es imprescindible introducir el criterio de vulnerabilidad y riesgo climático en el diseño de políticas urbanas, y orientarlas para la reducción de emisiones de CO2 y la prevención de los efectos del calentamiento global. Es especialmente preocupante que hasta ahora Panamá esté haciendo todo lo contrario, desconocer el medio ambiente en favor de una política urbana cuyo principal criterio es el desarrollo inmobiliario.

La ciudad de Panamá necesita urgentemente un plan de acción en materia de cambio climático, cimentado en la seguridad de nuestra ciudad y del planeta, de lo contrario seremos víctimas de nuestra propia imprevisión.

.

<>
Publicado el 26 de noviembre de 2009 en el diario LA PRENSA, a  quien damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que le corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: