Nuevas cárceles

La opinión del Abogado, Diplomático, Ex Director de la Policía y la Ex PTJ….

.

OSWALDO   FERNANDEZ

.

Nuevas cárceles

Enhorabuena se ha hablado de la edificación de nuevas cárceles. Pese a que hace más de diez años fue destruida la vieja Cárcel Modelo, poco o nada eficiente ha resultado el papel de las que se construyeron posteriormente, no sólo por el hacinamiento que se repite, sino por las evidentes debilidades que testimonian las reiteradas evasiones que ponen en tensión a toda la sociedad.

Así que construir nuevas cárceles en todo el país constituye una medida acertada, que estará incompleta, sin embargo, si paralelamente no se implementan modelos funcionales en el tratamiento de los detenidos, y en correctivos a la mora judicial que impone a los reos sanciones tardías al mantenerlos en condición preventiva de manera indefinida, esto es la denominada detención preventiva o sentencia anticipada.

Es importante atender esto porque en el pasado ha quedado demostrada la demagogia con que ha sido tratado el tema. No bastan nuevas cárceles sino se asumen programas de resocialización que hagan del delincuente un ser útil a la sociedad, en lugar de una amenaza peor. Es obvio que existirán personas no rescatables, pero esa no es la regla sino la excepción.

Durante el tiempo que pasan en la cárcel se convierten en una carga económica para la sociedad, que tras ser víctimas de sus ilícitos, termina pagándole por delinquir. Los reos deben ser incorporados a alguna forma de trabajo que genere recursos.

Si se parte de que el estar detenido genera un costo para el Estado y para la sociedad, nada incoherente sería la posibilidad de que ese reo pague tanto al Estado como a la sociedad su estadía en la prisión.

El sistema alemán por ejemplo regula esa figura, y lo que genera el reo paga al Estado y le paga al mismo detenido una suma que va a una cuenta, que al final de su condena se le retribuye y tiene un recurso con el cual enfrentar los primeros meses de su libertad. Como manifestamos al inicio, enhorabuena las nuevas cárceles, mejor si dejan de ser la universidad del crimen y se convierten en efectivos centros de resocialización.

<>
Publicado el 10 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: