Los abogados y la corrupción

La opinión de la abogada…..
.

Maribel Cornejo Batista

.

Los abogados y la corrupción

.

La señora Juana tiene a su hijo detenido y ha contratado a un abogado para que lo defienda. El abogado ya presentó el poder, la actualiza de cómo avanza el caso de su hijo y le cobra el primer abono de sus honorarios “profesionales”.   El detenido fue llamado a juicio y posteriormente condenado.   La señora Juana está desesperada y el abogado lo percibe, le anuncia que va a presentar un recurso de apelación y también le dice:  “no se preocupe, eso lo podemos arreglar allá arriba, deme mil doscientos balboas, que es lo que me están pidiendo en el tribunal, para que su hijo salga libre”.   La señora Juana no escatima esfuerzos y sacrificios y le entrega al abogado la suma solicitada.   Ella no tiene idea que su abogado ha cometido un delito.

Si el abogado se hizo entregar esa suma indebida con el pretexto de procurar el favor de un servidor del Organo Judicial (o de un testigo, perito o servidor del Ministerio Público), está incurriendo en un delito que se llama prevaricato. Tanto el Código Penal anterior como el actual, contienen este delito y forma parte de los delitos que atentan contra la Administración de Justicia.

Al hacer una comparación de ese delito en ambos códigos, tenemos que el actual registra un aumento de pena (dos a tres años de prisión), con relación al anterior (seis meses a dos años de prisión).   El código anterior consagraba como parte del delito, la pena accesoria consistente en la inhabilitación para el ejercicio de su profesión hasta por tiempo igual al de la condena, después de cumplida esta.   El nuevo código la eliminó del artículo que contiene el delito, pero la establece entre las penas accesorias y sentencia que “es obligatoria la aplicación de la pena accesoria… aunque no esté prevista en el delito de que se trate”.   Significa que si un apoderado comete el delito de prevaricato y resulta sancionado por el mismo, debe ser inhabilitado para ejercer la profesión.

Desafortunadamente son constantes los comentarios que se escuchan de apoderados que le piden dinero a sus clientes, porque a su vez el fiscal o el juez se lo ha pedido.   Ya vimos que si es un pretexto, el delito es prevaricado. Pero ¿qué sucede si no es pretexto, sino verdad?   La respuesta es sencilla, tanto el abogado como el servidor judicial que pidió el dinero, estarían incurriendo en delito de corrupción.   Y si el cliente de ese apoderado entrega el dinero a sabiendas que es para pagar una coima, entonces también le alcanza la conducta delictiva.

Tratándose de un pretexto, la Administración de Justicia resulta vulnerada, ya que en la mente de ese cliente queda la imagen de una justicia que está en entredicho.   Si el pedido del dinero es cierto, es la Administración Pública la que está en juego, porque todo servidor público recibe su salario del Estado y no corresponde a los usuarios del sistema hacer “pagos” a los mismos, ni para que haga, ni para que deje de hacer algo propio o contrario a sus funciones.

Corresponde a todo abogado, como auxiliar de la justicia, el deber de resguardar y proteger el correcto desenvolvimiento de la misma, lo que no se logra con el comportamiento descrito. Por eso, cuando su apoderado le pida dinero para entregarle a un testigo, perito o servidor del Organo Judicial o del Ministerio Público, revóquele el poder que le otorgó o absténgase de otorgárselo y denúncielo.

<>
Publicado el 9 de noviembre de 2009 en el diario El Panamá América, a  quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: