Violencia: especializar los cuerpos de investigación

La opinión del Abogado, Diplomático  y Ex Director de la Fuerza Pública…..

Oswaldo Fernández

.
Violencia: especializar los cuerpos de investigación

.
La sociedad panameña sigue conmovida con los hallazgos de cadáveres cada semana en parajes solitarios.

No es nuestra cultura. Puede que en el pasado uno que otro crimen nos estremeciera pero no se producían tan seguido, ni de la manera tan siniestra como se vienen registrando.

La primera consecuencia de esta actividad delincuencial es la forma como trastorna sicológicamente al ciudadano, preocupado ya por otros delitos como robos, violaciones u otra clase de agresiones.

Desde que asumió la administración del país el nuevo Gobierno ha ensayado repuestas enérgicas para controlar la situación. Los allanamientos en áreas donde operan pandillas juveniles, el incremento de operativos y otras medidas se perciben como destinadas a devolverle al ciudadano la seguridad de transitar y operar libremente en su país.

Pero lo cierto es que la complejidad del problema no puede, de ninguna manera, cobrar responsabilidades únicamente en los organismos de seguridad del Estado.

Hasta donde se sabe, cada uno de ellos ha ido aportando medidas y recursos, pero la dimensión del problema podría estar reclamando la conformación de una estructura especial para la nueva tipificación de delitos.

Por ejemplo, a la tipificación de nuevos delitos que transcurren en el país, deben seguir mecanismos y cuerpos especializados. No en vano se crearon organismos como la UAF para detectar los delitos financieros.

De la misma manera aquellos delitos vinculados al narcotráfico deben tener, además de las Fiscalías correspondientes, cuerpos élites destinados a verificar las ejecuciones, las formas operativas, los grupos afines, etc.

Debería verse igualmente la manera no riesgosa como pueden vincularse a organismos territoriales para ubicar los lugares donde los grupos criminales vienen operando.

Un incremento en la presión a la delincuencia urge, respetando las reglas del sistema democrático de gobierno, porque dada la gravedad del problema, ya nadie está esperando justificaciones, sino soluciones.

Ya no importa si se hacen o no los esfuerzos, la evaluación social se determina por los resultados, y estos a su vez alcanzan una connotación política que puede producir registros erróneos en una sociedad que se ha cansado del problema y pide a gritos la solución.

.

<>
Publicado el 15 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: