Poema 54

Poema 54

.

Autora:  Gymara De Obaldia Brid

Me hace ilusión amarte,
Entregarme a ti de forma irracional,
No pensar en el después,
Quiero cristalizar el momento,
Hasta derretir tu cuerpo en mi cuerpo!

Después de la pasión quedé inmóvil…
Amarte de esta forma,
Es una tentación, un vicio,
Me encuentro aquí atrapada por tus brazos,
Y aspiro a quedarme dormida,
Y no despertar mientras exista vida!

Amarte así es un detalle,
Es besar la esperanza,
Es tocar los sentimientos con las manos,
De la misma forma que se tocan las teclas de un piano,
No hay justificación,
Para perderse un solo instante de este Amor!

Entre sudor y deseo,
Aprendimos a soñar despiertos,
Recuerda corazón,
Que yo soy la mujer que te ama,
Y que guardará silencio,
Y que tú eres el hombre de mis sueños,
Mi eterno amor secreto!

<>

 

 

Publicado el 14 de octubre de 2009 en Facebook por la autora: Gymara De Obaldía Brid, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

La hora de los monumentos

La opinión del periodista…..

Juan B. Gómez

.

La hora de los monumentos

.
Una multitud despidió al gran campeón de la democracia, Guillermo Endara Galimany. Y se cumplió el antiguo apotegma de que a los grandes hombres se le reconocen los méritos después de muertos.

¡Cuántas calumnias y bajezas no dijeron de Endara los mismos que ahora le rinden pleitesía!

Pero Endara no será una excepción.   La historia está llena de ejemplos.   En los últimos meses de vida de Bolívar, el genio moribundo era odiado y perseguido con furor homicida.   Y llegó a Cartagena con el propósito de embarcarse para Inglaterra para morir lejos y en paz; pero no pudo viajar; y trató de regresar; pero al llegar al puerto de Santa Marta tuvieron que bajarlo porque el hombre se moría.

Y lo llevaron a la hacienda de San Pedro Alejandrino, de un amigo suyo, y allí murió unos días después.

En una visita que hice a esa hacienda, le oí decir a un historiador que nos servía de guía, que los días que Bolívar pasó allí, se le veía solo y abandonado; pero cuando se supo que agonizaba, la noche antes de su muerte, más de 3,000 hombres llenaban el patio de la histórica casona.  “ El porvenir, Bolívar, son los tiempos”, rezaba una vieja canción escolar.

Y el presidente Abraham Lincoln tenía un ministro, Edwing Stanton que lo odiaba y lo tildaba de “ payaso, vil e intrigante”.   Pero al morir Lincoln, asesinado, Stanton sollozando, declaraba;  “ Aquí yace el más grande conductor de hombres que el mundo haya conocido”.

A los grandes hombres siempre les llega la hora de los monumentos después que han muerto. Y al gran demócrata panameño, Guillermo Endara, también le ha llegado la hora de los monumentos…

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Van 100, faltan 1726

La opinión de la Ex Diputada de la República…..Mireya Lasso

.

MIREYA LASSO

.

Van 100, faltan 1726

.
Se ha creado —y parece que hemos aceptado— un cierto misticismo sobre el significado de los primeros cien días de cada gestión presidencial. Si analizamos este invento tendríamos que concluir que es un período al que le asignamos una función equivocada. Erróneamente se ha cultivado la expectativa de que en ese plazo se deberán mostrar resultados concretos; pero ellos son prácticamente imposibles de alcanzar porque, en nuestra opinión, su función primordial no son los resultados concretos, sino más bien el envío de señales de dirección y rumbo.

Si hacemos un poco de historia, recordamos que a escasos días de su toma de posesión la presidenta Mireya Moscoso visitó la ciudad de Colón y, con pala en mano, participó en una jornada de limpieza operando un tractor para recoger basura acumulada en el sector de Pueblo Nuevo. Por su parte, el presidente Martín Torrijos el mismo día de su toma de posesión convocó el primer Consejo de Gabinete en el Palacio de las Garzas para tomar varias medidas de inmediato, entre ellas, la derogación de la limitante reglamentación de la Ley de Transparencia, para permitir a cualquier ciudadano solicitar información en posesión de cualquier institución pública y la aprobación de un proyecto de ley para extender ciertos beneficios de exoneración en el pago de impuestos para estimular el empleo.

Más recientemente, el presidente Martinelli inició su gestión convocando a su Gabinete en el sector de Las Garzas para tomar varias medidas de inmediato, como la aprobación del bono de “ 100 para los 70 ”, la creación de las secretarias del Metro y de la Cadena de Frío, y las auditorías de los Corredores Norte y Sur y de las concesiones administrativas.

Estos ejemplos muestran un mensaje claro: la intención de trabajar de inmediato sin pérdida de tiempo para resolver los problemas más urgentes cuya atención requería la comunidad, según su voluntad recién manifestada en las urnas. Si tuvieron o tendrán éxito es harina de otro costal y recordemos que el presidente Guillermo Endara no tuvo igual posibilidad de enviar esas señales inmediatas, porque se vio forzado, sin previo aviso, a conformar un equipo de gobierno para enderezar el caos y recoger los escombros de la postinvasión, mientras ocurría el mayor y más vergonzoso saqueo de la capital.

En nuestro concepto, los “ cien días ” no son más que una extensión del primer o segundo día que, más que nada, reflejan imágenes o muestras de intenciones de los nuevos gobiernos y de lo que está por venir. Ningún proyecto serio de mediano o largo plazo puede mostrar ningún resultado concreto en ese corto tiempo, pero se puede vislumbrar el camino a seguir y se pueden definir objetivos materiales y morales y maneras de lograrlos.

Sería de gran interés —y de inusual valentía— que la actual administración nos mostrara una visión clara del Panamá que espera haber construido para el año 2014, el país que entregará a la siguiente administración. Con una visión global, no fragmentada y compartida con toda la comunidad, cada quien podría aportar su granito de arena para luego sentirse orgulloso de haber ayudado a construir el Panamá que todos anhelamos. El éxito o desilusión sería responsabilidad de cada uno y para eso son los restantes 1726. (El año 2012 es bisiesto).

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

texto

Cobro de flujo libre agilizaría el Corredor Sur

La opinión de…..

Diego Hernández Martins
.

Cobro de flujo libre agilizaría el Corredor Sur

.

Implementar un esquema de cobro de flujo libre o free flow, como el existente en las autopistas de Santiago de Chile, es la meta del Corredor Sur para reducir el congestionamiento en las cabinas de cobro de peajes.

Se deben buscar soluciones que permitan llegar cuanto antes al sistema de flujo libre debido al alto crecimiento vehicular que enfrenta el Corredor Sur y toda la red vial de la ciudad de Panamá por los más de 40 mil automóviles que entran en circulación anualmente.

Entre los pasos para lograrlo están: la conformación de un registro nacional vehicular, el establecimiento de fotografías y videos como prueba de infracciones y la implementación de multas electrónicas por evasión en la autopista del Corredor Sur.

La empresa ICA Panamá, S.A., ejecuta un programa de acciones inmediatas que busca lograr reducir hasta en 50% los tiempos de espera.

Se establecieron cuatro cabinas dobles en la Ciudad Radial y en el área de Atlapa, que llegarán a 14 en total para el mes de diciembre próximo, que funcionarán solamente con pago exacto para darle fluidez al cobro. Con esto, el Corredor Sur llegará a 75 cabinas para finales de 2009, 34 más de las 41 cabinas originales que operaban desde 1999. La inversión estimada en las cabinas dobles se estima en un millón de dólares.

Además, se adecuó un carril más en la Vía Israel B, por el incremento de vehículos ante la cancelación de la reversibilidad de Vía Israel en la mañana, por la apertura de la cinta costera.

Se ha iniciado una campaña para que los usuarios cancelen el peaje con pago exacto y recargar periódicamente y con saldos mayores de 10 dólares en las tarjetas de proximidad, lo que servirá para que se reduzcan los tranques.

El sistema de telepeaje, “SurExpress” (Tags) se inició en diciembre de 2008 con una inversión cercana al millón de balboas, y al cierre de septiembre de 2009 el porcentaje de participación del sistema fue de 3.5%, lo que representa un parque vehicular de 5 mil vehículos con Tags, la gente se puede afiliar con cualquier tarjeta de crédito en el centro de Atlapa.

Bajo el esquema actual de cobro, donde el uso de medios electrónicos es opcional y no obligatorio, llegar al 100% de los usuarios es un esfuerzo de convencimiento importante, actualmente el 46% de los usuarios del Corredor Sur usa ya tarjetas de proximidad y Tags, pero aún falta bastante y se necesita la colaboración de todos los que eligen el Corredor Sur como su vía para movilizarse.

La empresa ICA tiene más de 60 años de experiencia en la construcción y operación de infraestructuras, actualmente opera más de mil kilómetros de autopistas concesionadas incluyendo el Corredor Sur.

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Violencia, delincuencia y criminalidad

La opinión del Psicologo y Docente…..

.

Javier Comellys

.

Violencia, delincuencia y criminalidad

.
Los estudiosos de la conducta humana y los fenómenos sociales plantean la tesis, que tanto la violencia como la delincuencia y la criminalidad se originan por múltiples causas. Lo que se inclinan al concepto sociológico manifiestan que la estructura social tiene que ver mucho con el problema; ya que la adaptación de un individuo a la sociedad, está condicionada a la estructura social; es decir, al medio familiar, como a la educación, a la cultura, al medio ambiente etc. Todos ellos influyen determinantente en la formación de la personalidad del joven que se está formando. Cuando la estructura social está en crisis se genera el comportamiento mal-adaptativo, el pandillerismo o delincuencia juvenil; es cuando se incrementa la frecuencia y la intensidad del delito. Esto se debe en parte a que la estructura social está constituida de elementos mediante el cual sus miembros deben tener acceso a lo que Thomas Merton denomina los medios y las metas, cuando estos elementos se institucionalizan ocurre la homogeneidad, el equilibrio, la estabilidad y la seguridad en la sociedad. Lo contrario a esta situación ocurre cuando los medio y las metas no encajan; es decir, cuando el pueblo no tiene acceso ni oportunidades de lograr sus más deseado objetivos, para una mejor vida, de ahí se origina el fenómeno de la violencia en toda su forma, conflictos, convulsiones, pandillerismo, narcotráfico, criminalidad etc.

Erich Fromm, en sus reflexiones como humanista, nos dice que la violencia se genera como producto de una crisis generalizada de valores, y de identidad, es cuando empieza el proceso de la desintegración cultural. Esta crisis se refleja cuando el individuo ha perdido el conocimiento del significado de las cosas, obras materiales y espirituales, cuando desconoce el significado de la vida, de los sentimientos, de la identificación con sus semejantes, con los demás, con los amigos, con la autoridad. El joven violento, delincuente y criminal no tiene esperanza ni en si mismo, en su familia, en el sistema que le rige; en otras palabras, se ha sumergido en la ignorancia de su propio mundo, y de todo aquello que su pensamiento puede crear, una meta, un objetivo, una visión, una misión en la vida.

Esta es una de las razones por la cual los humanistas plantean las tesis que la violencia, el pandillerismo y la delincuencia juvenil es un problema ético, que tiende a incrementarse en la medida que se origina la desintegración cultural, en la medida que los valores y actitudes positivas vayan degenerándose, en la medida que se prediquen en los colegios meros sofismas que no tienen ningún sentido para los jóvenes. . Todo esto nos lleva a concluir, en el hecho de que un delincuente que viola todas las leyes y normas establecidas por la sociedad, que atenta contra la vida, la propiedad y los bienes de otras personas, que utilizando la fuerza bruta de la violencia le arrebata la cartera a una pobre e indefensa anciana, no es más que la expresión de una crisis social; es cuando el individuo ha dejado de ser virtuoso, bueno, generoso y honrado, de actuar de acuerdo con ello, sobre la base de las fuerzas de sus potencialidades naturales y de la razón.

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Basura nuestra de cada día

La opinión del  Periodista y Docente Universitario…. .

MODESTO  A. TUÑÓN  F.

.

Basura nuestra de cada día

.
Hace algún tiempo, durante el periodo electoral conversaba con un periodista bocatoreño que se había presentado como candidato independiente a la Alcaldía de Changuinola. Me preguntó que cómo veía su aspiración y le respondí con otra pregunta, que si él tenía un plan para resolver el problema de la basura de ese Municipio.

Mientras el periodista-candidato meditaba su respuesta, un grupo de gallegos presente en la reunión empezó a conversar sobre la experiencia española en algunos municipios para disponer de los desechos. Se inició, entonces, un amplio diálogo sobre el tema y las medidas requeridas, que implican algo de entusiasmo, originalidad y capacidad de gestión.

Cuando uno se encamina por carretera a la ciudad de Changuinola desde Almirante, atraviesa un bosque húmedo con alguna elevación. En un momento, se percibe una mancha blanquecina en la estrecha carretera y es menester bajar la velocidad. Al pasar por este lugar, uno mira a la derecha y observa con asombro una montaña de desechos que invade la carretera. Ese es el vertedero de los poblados del distrito.

La basura no solo se acumula sobre la vía pública, se interna en el bosque y cae en un precipicio hacia el mar. El Municipio de Changuinola ha sido multado por el Ministerio de Salud por el ineficiente manejo del vertedero.

Su situación no es única; la mayoría de las comunas de los distritos del país enfrenta una situación similar y sus consejos municipales y alcaldes se sienten incapaces de resolver la precaria situación de los desechos, de los residuos que las familias, empresas e instituciones han depositado en los cestos, bolsas y otras formas menos tradicionales de procesamiento.

A unos kilómetros de Changuinola, la ciudad portuaria de Almirante, se deja ver un panorama un poco diferente. Ella tiene un canal por donde entran las embarcaciones que vienen de la cabecera de provincia y otros destinos. Ese estrecho marino es el vertedero de la basura del poblado y de lo que sobra en el mercado.

Se ha convertido en “ un gran dolor de cabeza municipal “ la gestión de los desechos en todo el país, tanto de ciudades o poblados pequeños, como de grandes urbes, como David. A veces existen opciones posibles y la realidad impide alcanzar algún tipo de salida, como en Coclé y Herrera.

Según cifras de consultoras y organismos especializados, en Panamá se produce, como en países desarrollados, un promedio de casi un kilo de basura por persona al día.

Hace algunos años conocí un proyecto en un municipio de la ciudad de Querétaro, México. Allí un grupo de amas de casas recibió la encomienda de reciclar toda la basura de vidrios y metales y ellas formaron una empresa que daba empleo a un amplio grupo de mujeres que contribuía con el trabajo de procesar los desechos de la ciudad.

Una gran cantidad de material que va a los vertederos puede separarse, reciclarse y constituir materia prima para otros usos. Esto lo han comprendido los “ piedreros ” que extraen todo lo que pueden vender y les permite sacar algunas ganancias para mantener su vicio.

Los desechos se dividen en un 45% de material orgánico. El resto, corresponde a papel y cartón en un 26%, plástico 12%, vidrio 6%, metales 5% y otros 4%. Es evidente que un 55% de los desechos es aprovechable para reciclarse.

Este es un aspecto hasta ahora desconocido por los municipios. Una eficiente administración y manejo de los desechos tiene que partir de organizar la forma de deshacerse de los sobrantes hogareños. Tres o cuatro cestos (vidrios, papel, metales y otro de materia orgánica), luego son depositados en lugares adecuados para que cuando venga el camión recolector le resulte más fácil depositarlos en sitios específicos del vertedero.

Sabemos, por ejemplo, que una empresa se dedica a sacar o comprar todo el plástico del vertedero y que lo empaqueta para exportarlo. Igual debe suceder con el material metálico que se compra en lugares adecuados y el vidrio.

El material orgánico que queda da lugar a la producción de gas metano y, como opción, es materia prima para la elaboración de abono orgánico que pequeñas empresas pueden procesar para resolver necesidades locales y bajar la alta dependencia de los agroquímicos, como en el pueblo de Canoas, en las montañas de Herrera, donde un ágil campesino tiene movilizado a todo el pueblo en una abonera comunitaria.

También recuerdo que en la ciudad de México, los pepenadores tienen completamente organizada la recolección de cartones y cajas de ese material que se desdobla y es adquirido en cada barrio por empresas que lo procesan y reciclan. De esa forma es reutilizado y no llega a los vertederos. A este punto deben llegar los municipios en Panamá.

Cuando llega un nuevo alcalde, en lugar de buscar cómo emplear a cada uno de los miembros de su familia en la estrecha planilla municipal, debería sentar las bases para el desarrollo de una gestión que ordene las diferentes áreas de trabajo. Lo positivo es que esto puede dar lugar a una buena entrada a la comuna.

Es necesario que los alcaldes y los munícipes trabajen en sentar las bases para un nuevo tipo de gestión municipal que ponga en uno de sus primeros sitios de preferencia la posibilidad de que el manejo de los desechos se convierta en una fuente de recursos con total transparencia para las escuálidas arcas del gobierno local.

La basura que todos generamos puede ser un buen negocio para nuestros municipios, brindarles un segundo aliento económico y reducir la dependencia al erario nacional. Lo otro es el alto grado de contaminación por gases que se elevan a la atmósfera. Es un asunto de todos y su solución nos debe interesar.

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Esclavitud en el siglo XXI

La opinión del Empresario…..

.

Arturo D. Melo S.

.
Esclavitud en el siglo XXI

.

Dos hechos ocurrieron en España en 1492 que fueron de relevancia para su historia y para el mundo. A principios de ese año se rindió, llorando, a los reyes católicos el rey moro de Granada. Granada fue el último reducto moro que cayó en manos de los cristianos, después de 800 años de lucha de liberación. “No llores como mujer, lo que no has sabido defender como hombre”, le dijo la madre del último rey moro a su hijo. Y un enorme ejército de superhombres cristianos quedó desocupado.

El primer hijo heredaba la tierra, el segundo se debía a Dios y todos los demás tenían que entrenarse desde niños para luchar contra los moros. A principios de 1492, este ejército quedó desocupado y su falta de nuevas metas lo puso inquieto, amenazando pelear entre sí, o contra sus propios gobernantes. Entonces, un navegante llamado Cristóbal Colón descubrió, el 12 de octubre, el continente que él creía era “las Indias” y que después se denominó América, dándole una nueva meta al ejército de superhombres, transformándolos en conquistadores.

La conquista de América se hizo con relativa rapidez y a los “indios” que no murieron se les esclavizó. Algunos de estos esclavos murieron por el maltrato, pero muchos más murieron de las enfermedades que trajeron los conquistadores, contra las cuales los indios no tenían inmunidad. En Panamá, en vano Urracá resistió hasta el año de su muerte, 1531, sin haber sido derrotado por los conquistadores, y luego nuestros indios también fueron esclavizados. El maltrato y las enfermedades mermaron el número de esclavos indios, y su escasez se hizo tan evidente que Fray Bartolomé de Las Casas propuso reemplazar a las indios por esclavos negros de África.

Algunos de los esclavos indios fueron liberados y los esclavos negros llenaron al faltante de mano de obra esclava. La esclavitud privaba a los indios o negros de su libertad, pero aseguraba su supervivencia y la de sus familias. Claro que no se les pagaba seguridad social ni sobre tiempo, ni vacaciones ni se les daba aumento de ingresos o beneficios, pero los dueños se aseguraban de que si sus esclavos cumplían con sus cuotas de producción, tuvieran ropa, casa y comida, para ellos y sus familias. La esclavitud ha sido abolida, por rebelión o por ley, varias veces en nuestra historia. Pero hoy día, los esclavos del volante, que conducen autobuses, camiones y taxis, también tienen que cumplir con su cuota de producción, pagadera a los dueños de los vehículos que ellos operan, igual que los esclavos de antaño, pero no tienen asegurada la ropa, casa y comida de ellos y sus familias. Para tratar de lograr recursos para cubrir estas necesidades, tienen que conducir sus vehículos a altas velocidades y por largas horas, causando cansancio, daños y muerte, sin que hayan tenido tiempo para darles el debido mantenimiento, porque, lo que les queda después de cubrir la cuota es para ellos, aunque a veces no alcance para cubrir sus necesidades básicas.

En este sentido, los esclavos del siglo XXI reciben una menor compensación que los de la antigüedad. Y a los de ahora, igual que a los de antes, no se les paga seguridad social, ni sobretiempo ni vacaciones ni aumento de ingresos o beneficios. Nuestra sociedad, que pretende ser justa, permite en el siglo XXI un tratamiento de los esclavos del volante, peor que el que le daban los conquistadores a sus esclavos. Mientras esos esclavos del volante no sean liberados, no se solucionará el problema del transporte de pasajeros o graneles. Liberar a los esclavos del volante significaría que todos reciban un salario justo por ocho horas de trabajo. Si trabajan horas extras, deben ser compensados de acuerdo al Código de Trabajo, por el sobretiempo laborado. Sus vehículos deben tener pólizas que paguen los daños que sufre el vehículo y los daños a terceros. Deben recibir el descanso de vacaciones pagadas. Su empleador y ellos deben pagar sus respectivas cuotas de seguridad social.

Esta liberación de los esclavos del volante del siglo XXI causaría costos adicionales significativos. En caso de los camiones, los dueños deben asumir los costos adicionales y trasladarlos a los usuarios en el costo del servicio. En el caso de buses y taxis, estos costos deben ser asumidos por el Estado y pagados de las recaudaciones de impuestos, como subsidio, para hacer justicia social, no subiendo los pasajes a los ciudadanos que están obligados a usar el transporte público.

.

<>
Publicado el 14 de octubre de 2009 en el diario LA PRENSA, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.