Los verdaderos héroes

La opinión del Abogado….

.

Oriel A. Domínguez C.

.
Los verdaderos héroes

Hace 20 años el país enfrentaba su peor crisis económica, producto de las medidas impuesta por los Estados Unidos de América. El dinero en el banco estaba congelado y sólo se podía usar el que se generaba en ese momento, se paga en bonos y se cobraba una vez al mes. Esto crispó a cierto sector de la clase adinerada del país que siempre mantuvo una doble moral, ya que llenaban la comandancia de sus productos y servicios. En los cuarteles de las Fuerzas de Defensa la tropa se alimentaba con rabito mientras que la cúpula degustaba caviar. Eran frecuentes las manifestaciones del pueblo patrocinadas también por los Estados Unidos, era una abierta guerra contra la nación más poderosa. Es este el escenario que rodea la intentona golpista del 3 de octubre de 1989, liderada por el Mayor Moises Giroldi. Relatan que a las 7:10 a.m. el General llegó a la Comandancia vestido de civil y le recibe el Mayor Giroldi, jefe de la 4ta compañía de combate Urracá que custodiaba la comandancia, bajo su mando se encuentran aproximadamente 500 soldados. Le da el parte, informando lo sucedido en la noche y luego le pide permiso para ejecutar barricada (barricada era un ejercicio militar donde los soldados protegían la comandancia desplegando tropas y tanques), Noriega dice: “Adelante Giro” y con esas palabras se inicia la insurrección militar más espectacular en la historia de Panamá, esa mañana el despacho del Comandante es literalmente destruido, sin embargo Noriega sale de su despacho ileso. Detenido con su decrepito Estado Mayor, Giroldi que es su compadre le informa su situación: “En este momento usted ya no es el comandante”. Noriega hábilmente le pregunta sobre si tendría el apoyo de otros cuarteles y ahí se inicia un diálogo que termina en un supuesto arreglo amistoso.

Al día siguiente en el Cuartel Central, en el Hangar en Albrook y en el Cuartel de Tinajita son asesinados sin juicio previo 11 militares panameños.

Algunas personas cuestionan a Giroldi, dicen que él apoyo a Noriega en el primer golpe y que luego se cambió, sin embargo el primer golpe estaba condenado a fracasar militarmente desde un inicio. Otros dicen que se trataba de un “quítate tú para ponerme yo”, sin embargo si así hubiese sido, Giroldi hubiera asesinado a Noriega. Otros señalan que su error fue su falta de decisión de no ir el todo por el todo, sin embargo lo cierto es que se enfrentó a Noriega, demostrando un gran valor, si alguien quiere buscar héroes que busque quienes sacrificaron sus vidas para que hoy tengamos un mejor país.  Qué pequeño lucen los próceres al lado de estos valientes militares.
.
<>
Publicado el 9 de octubre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: