Crisis y oportunidad en el cambio climático

La opinión del periodista y docente universitario….

MODESTO  A.  TUÑON  F.

.

Crisis y oportunidad en el cambio climático

.
Una imagen de la Tierra, fotografía tomada desde la luna, presenta un tranquilo panorama del planeta azuloso y lleno de nubes que no manifiesta mayor conflicto, ni siquiera la huella que el hombre deja a su paso.   Un acercamiento deja ver un escenario no tan tranquilo; más bien patético y desolador. Fenómenos climáticos han desdibujado el perfil tradicional del planeta.

Así empieza Al Gore, ex vicepresidente de los Estados Unidos de América, quien ostenta los premios Nobel de la Paz y Príncipe de Asturias, su exposición sobre las condiciones actuales del planeta, ocasionadas por la acción del hombre sobre los recursos naturales y la forma como el entorno —a escala mundial— responde y transforma sus procesos normales.

Al Gore estuvo en Panamá y dictó su conocida conferencia “ An incovenient truth ” (“ Una verdad incómoda “), llevada al cine como un documental y con información actualizada sobre el alcance de estos cambios y las posibilidades tanto de mitigación, como de adecuación; pero con la patética situación del efecto en las formas de vida de los humanos.

El primer juicio que establece Gore es el balance del concepto crisis, que según manifiesta y basado en uno de los caracteres chinos, tiene el significado doble de conflicto y oportunidad.   El expositor considera que esta etapa no experimentada antes por los humanos en su relación con el ambiente, implica estos crecientes fenómenos de riesgo, pero que también abren la posibilidad de oportunidades a grupos y comunidades organizadas.

El origen de la situación se genera por fenómenos físicos que son causados por una exagerada cantidad de gases de efecto invernadero —producidos por diferentes acciones humanas— y que al elevarse a la atmósfera en forma normal, no pueden ser absorbidos en su totalidad, se reflejan nuevamente hacia la Tierra y aumentan las temperaturas promedio.   Esto ocasiona el fenómeno de un deshielo en los polos y progresivamente un cambio en diferentes escenarios que terminan por modificar las condiciones en que se produce la vida.

Evidentemente que estas relaciones de causas y efectos son agudizadas por una visión y prácticas del progreso económico; además por tres condiciones o factores específicos: la deforestación, el cambio del uso de la tierra y la creciente producción de gases por diferentes actividades basadas en la combustión del petróleo.

Es decir, el crecimiento económico es un avance, pero erosiona las relaciones con el entorno, modifica la evolución de los recursos naturales y ocasiona desequilibrios climáticos, que ya estamos percibiendo y que se manifiestan con cambios inesperados en el patrón de lluvias, resequedad, inundaciones, condiciones atmosféricas, entre otros.

Pero quizás el cambio más dramático tiene que ver con el aumento del nivel de las aguas en los océanos y mares y la alteración de las temperaturas promedio que afectan la vida de plantas y animales y su subsecuente efecto sobre el hombre y sus actividades de producción. Aparte de esto, hay un desequilibrio en las dinámicas naturales de plantas y animales, que en algunos casos, conduce a la extinción de especies; por ejemplo, el caso de los anfibios en varias regiones.

También ocurre el desequilibrio de las cadenas de alimentación de ciertas especies; por ejemplo, la desaparición de ciertos depredadores que en el campo causa el aumento de roedores que ocasionan el hanta virus. Así ocurre con la disminución de anfibios, depredadores de mosquitos, que son el vehículo o vector de ciertas plagas, incluso el dengue.

La exposición se nutrió con esclarecedores ejemplos en diversas partes del planeta de las contradicciones entre desarrollo e impactos en la naturaleza. Indicadores en ambos polos; crudeza de las intensas lluvias y fenómenos de las últimas semanas y días en el sureste asiático; los nuevos modelos de tormentas que llegan a sitios no afectados con anterioridad; cambios en el ritmo de cosechas, siembras y migración de especies de animales, son algunos casos.

Aquí resaltó el expositor los efectos del cambio climático en Panamá, país que tiene una vinculación con dos océanos y donde su principal actividad —el Canal— está vinculada a un recurso tan primordial como el agua. También reconoció el peligro de una futura disminución de este recurso estratégico y expuso el efecto del calentamiento de las aguas oceánicas en el Pacífico cercano al istmo centroamericano.

La conferencia que dictó este político norteamericano resaltó las implicaciones morales de esta situación que enfrenta la humanidad —el juicio más profundo, importante y trascendente de su discurso— y su visión de la necesidad de cambiar este panorama que pone en peligro la vida humana del futuro.

La valiosa oportunidad de tener una experiencia así en esta capital —segundo país en Latinoamérica, luego de México—, concede a Panamá una importancia en esta crucial reflexión sobre las perspectivas de nuestras relaciones con el ambiente.   También resalta el panorama de las múltiples posibilidades de gestión, trabajo y bienestar que pueden salir de la aplicación de estrategias de mitigación y de adecuación.

Por esa razón son importantes las medidas y políticas locales y regionales, así como un nuevo acuerdo que modificará el Protocolo de Kioto y que debe ser asumido en diciembre de 2009 en Copenhague, capital de Dinamarca. Allí se definirán el futuro y las perspectivas de las diferentes sociedades, cuyo referente común es esta condición del cambio climático.

La realidad de aprovechar este escenario planetario para readecuar nuestras acciones y crear nuevos esquemas económicos que conviertan en actores a comunidades y grupos humanos que nunca han sido tomados en cuenta por el mercado, es un amplio camino al que la utopía brinda un claro estadio de opciones, que debemos aprovechar, porque no hay otro lugar ni queda más tiempo.

.

<>
Publicado el 7 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: