Cambio climático, política y derecho

La opinión del Abogado Ambientalista…

.

Harley J. Mitchell Morán

.

Cambio climático, política y derecho

Uno de los éxitos del ambientalismo moderno es el hacer de conocimiento común las causas y consecuencias del cambio climático global. Hoy se conoce que la producción de gases de efecto invernadero, que calientan la tierra al atrapar el calor del sol, mientras que se deforestan los bosques, que sirven de sumidero a algunos de esos gases, provoca comportamientos extremos del sistema climático del planeta.

Aquellos pasan por alterar el patrón de lluvias, su intensidad, distribución y ocurrencia, el aumento progresivo de temperatura promedio del planeta fomenta el derretimiento del hielo de los polos con el subsecuente levantamiento del nivel del mar, pérdida de espacio en sistemas insulares y costeros, súbitos cambios en el comportamiento de los ecosistemas que afecta la capacidad de supervivencia de las especies que los componen, el aumento de la incidencia e intensidad de fenómenos relacionados como la desertificación, el Niño y La Niña, así como la nueva distribución geográfica de enfermedades tropicales, son sólo algunos de los hoy conocidos efectos de este fenómeno producido por el ser humano.

Los organismos internacionales reaccionaron acumulando la información científica relevante, que se convirtió en parte de su agenda. Los instrumentos jurídicos resultantes, la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático de 1992 y el Protocolo de Kioto de 1997 son referencia para los países en general y aquellos listados como causantes de la situación en particular, bajo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, todo con el objeto de estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero y de preparar a los países para los efectos negativos de este fenómeno sin disminuir su competitividad económica.

Aún así, hace falta más acción a nivel interno de los países. Las conductas de los diversos actores sociales deben evolucionar para empezar a soñar con enfrentar seriamente al cambio climático. Este no puede combatirse con eficacia ejecutando el mismo modelo de desarrollo que tenemos hoy en Panamá y la región. Con la información técnica disponible ya es hora de que el ordenamiento jurídico se actualice de cara a este reto ambiental transversal. Ya nuestro país cuenta con políticas claras en el tema: la Política Nacional de Cambio Climático, formalizada a través del Decreto Ejecutivo No. 35 de 25 de febrero de 2007, que a su vez ha generado la primera comisión de trabajo gubernamental con el Decreto Ejecutivo No. 1 de 9 de enero de 2009.

La Segunda Comunicación Nacional sobre Cambio Climático que expida el Gobierno panameño a través de la Anam debe contar con los insumos necesarios para analizar la necesidad de actualizar la legislación nacional sobre diversidad biológica y el manejo de ecosistemas marinos y costeros, la contaminación por gases, instrumentos de gestión ambiental y reglamentaciones industriales, así como controles sanitarios entre otros temas. Lo que hace falta, más que estar conscientes del problema, es la formulación y aplicación de un ordenamiento jurídico debidamente adaptado a este complejo desafío.

.

<>
Publicado el 4 de octubre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Independencia judicial

La opinión de….

.

Roberto Moreno Obando

.
Independencia judicial
.
Una vez más nos acercamos al momento en el que, de acuerdo a nuestra Constitución, el Presidente de la República deberá nombrar a dos nuevos magistrados en la Corte Suprema de Justicia.

En los países democráticos el poder judicial está llamado a ser el fiel de la balanza que provea a la sociedad la seguridad de que existe un organismo al que puede acudir en busca de equilibrio entre el poderoso, llámese Estado o sector económico y el ciudadano de a pie, quienes frente a la justicia deben ser iguales, siendo su única ventaja tener la razón.

Para que este equilibrio funcione, se requiere de una administración de justicia fuerte e independiente, con recursos propios, que le permitan ser eficaz al requerirse su concurso, aún cuando esa eficacia signifique ir en contra de intereses económicos o políticos, lo cual en términos generales aún no ocurre en nuestro país.

Pareciese que aún no hemos comprendido que la administración de justicia es tan importante para el desarrollo de un país como la educación o la salud, o peor aún, que hay sectores que prefieren mantenerla, además de ciega, sorda, coja y atada de manos para que no pueda hacerlos responder por sus actos.

Además de la necesidad de dotar al sector justicia de recursos suficientes para su eficaz funcionamiento, es de vital importancia lograr que quienes juzgan lo hagan atendiendo a lo que dice la ley y lo que es justo, sin ser susceptibles de ningún tipo de influencias externas, las cuales no solo pueden ser de carácter político, sino además tentaciones económicas o amenazas tanto a su persona como a su situación laboral.

Para ello necesitan la estabilidad en sus puestos que solo le brindará una carrera judicial basada en méritos, además de salarios adecuados y condiciones mínimas de seguridad personal. En días pasados leíamos con estupor que un organizador de eventos en la Alcaldía gana más que un juez que debe resolver conflictos millonarios o decidir sobre la libertad de una persona, además de que no tiene siquiera un escolta que lo proteja de los criminales a los que ha puesto tras las rejas.

En los últimos años ha habido algunos avances en materia de independencia judicial, e incluso se logró que se tomara en cuenta a la sociedad civil a la hora de la escogencia de los magistrados y que se prohibiera que estos salieran de los ministerios y la Asamblea, limitando un poco la total discrecionalidad del Ejecutivo en dicho sentido, sin embargo, pareciera que estos avances van a involucionar de ser cierto que se pretende incluir a miembros del Ejecutivo en la comisión que participa en la escogencia de los mismos.

Es oportuna la ocasión para mejorar nuestro sistema, garantizando mayor transparencia en la escogencia de magistrados independientes, de reconocida experiencia y larga trayectoria, preferiblemente en la administración de justicia, lo que garantizaría que fueran totalmente ajenos a la política partidista, como ocurre por ejemplo en el sistema brasileño, que tiene una sólida ley de carrera, en la que se contempla que los jueces escojan de entre ellos una terna que es presentada al Ejecutivo para la designación final.

.

<>
Publicado el 4 de octubre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El Mayor Giroldi y la “Actividad enemiga”

De las notas en Facebook del Escritor y Analista Político….Rafael Montes Gomez
.
Rafael Montes Gomez
.
El Mayor Giroldi y la “Actividad enemiga”

Muchos reflexionan en el 3 de octubre del ´89 haciendo las preguntas equivocadas.   No cuestiono la heroicidad del Mayor Moisés Giroldi Vera y su grupo.   Fue un acto de valentía y coraje, la respuesta de sus propios militares al tirano.   Medio Panamá sabe que Giroldi no tenían absolutamente nada que ver en ningún sentido, con los civilistas, su idea no era poner a Endara en la presidencia.

Mayor Moises GiroldiEs una lástima que hasta en la película acerca de Noriega “God´s Favorite”, lo hagan lucir como un tonto.   No obstante, tomen en cuenta que Giroldi si había informado a los norteamericanos previamente de ese golpe  ¿Porque los gringos no lo apoyaron y lo dejaron solo?  Sigue siendo un misterio.   Indistintamente a esos hechos lo que la ciudadanía espera es que a Giroldi y su gente se les haga ¡JUSTICIA!

Reflexiona en esto: el mismo día 4 de octubre del ´89 los líderes del PRD –los mismos de ahora- emitieron el siguiente comunicado: “No podemos seguir tolerando la actividad sediciosa, inconstitucional y antinacional… Solo medidas ejemplares frenarán la actividad enemiga”.

Para los que preguntan porque expongo al PRD, allí esta su respuesta, no se puede decir que han cambiado, teniendo a esos mismos lideres, a las mismas figuras desgastadas con la misma mentalidad. No se puede poner vino nuevo en odres viejos.

Aún así, escuche a miembros de ese partido proponer con desparpajo a Carlos Duque Jaén como la figura de consenso que restablecería el torrijismo y arreglaría los problemas en ese partido. “Duquiriviris” el presidente vitalicio y último candidato del noriegato.

¿Consenso? esas son las ironías del PRD. Los militares del noriegato procedieron a asesinar a Giroldi y a su gente del golpe del 3 de octubre… (11 en total, casi como para recordar el 11 de octubre).  A 20 años de estos hechos tan espantosos y bochornosos, aún ni a los muertos, ni a sus familiares se les ha hecho JUSTICIA.

.
<>
Publicado el 4 de octubre de 2009 en Facebook y en este medio con autorización del autor,  a quien damos todo el crédito que le corresponde.