Poema 30

De la inspiración de la Arquitecta….Gymara de Obaldía Brid
 
Gymara de Obaldía Brid
 
 
 
 
POEMA 30
 
Retrato los recuerdos en la mente,
Y ahora que te has ido,
Me cuentan que en las noches es tan grande tu pesar
Que te es imposible respirar,
Que ironía…
Después que engañaste a mi corazón con tus mentiras!
Me han contado
Que tu vida da vueltas como un ave cuando está perdida,
Que tus sueños se convierten en pesadillas,
Al pensar que te fuiste y me dejaste con el alma compungida,
Y que escondes mi foto en un lugar bien discreto de tu vida…
¿Que me extrañas?
Que desfachatez, que sangre fría…
Como puedo yo creer, si fuiste el autor
De tanta humillación?
Me han contado que tus lágrimas se escapan
Al descubrir que mi perfume,
Lo tienes alojado en tu perdida alma,
Y que no puedes vivir con la tortura,
De sentir esa fragancia al despertarte en las mañanas…
No te creo, más bien lo siento!
Por que mi corazón ha cicatrizado,
Y hoy, por otro corazón late ilusionado…
Y todo el inmenso dolor que me causaste,
En un frasco lo deposité, le di vuelta y para siempre lo cerré…
Y aunque visiblemente esta herida se quede para siempre,
Ten la seguridad de que contigo,
Jamás…escucha bien,
Te lo juro por Dios,
Jamás regreso contigo…
 <>
 
Publicado el 3 de octubre de 2009 en sus notas de Facebook por la autora, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

Agronomía: hermosa profesión

La opinión del Ingeniero Agrónomo…..

Carlos Eduardo Galán Ponce

.
Agronomía: hermosa profesión

.

La agricultura es la más noble actividad que puede desempeñar, desde el más sencillo hombre del campo hasta el mejor dotado profesional. Y son las ciencias agropecuarias las que capacitan académicamente a los técnicos que le proveen su soporte técnico. Pero además de su preparación académica, las inclemencias del tiempo a que está sometida la actividad agropecuaria, han llevado a los profesionales del ramo, a agudizar el ingenio para minimizar sus efectos.

En el estudio de las ciencias agropecuarias, está presente ese factor que es común a todas las profesiones universitarias. Como decían mis profesores del Tecnológico de Monterrey, te enseña a buscar la solución a un determinado problema con una facilidad mayor que aquel que carece de ella. Por ello, un profesional universitario, de cualquier disciplina, sale de las aulas provisto de la capacidad para administrar con eficiencia una actividad pública o privada, aunque esta no corresponda al ámbito de su especialidad.

Ahora, cuando se trata de ejercer un cargo público, además de su formación, en ese ejecutivo debe prevalecer un concepto férreo de la honradez, del sentido común, del aprecio por la colectividad a la que te debes y del respeto y la consideración que merecen todos los ciudadanos. Cosas que no parecen ser parte del legado de la pasada administración.

Los aeropuertos internacionales son, en todas partes, esa “ventana al mundo” que ofrece a los miles de viajeros que por allí transitan, la calidad de los productos de la región. Este concepto, en un mundo globalizado que vemos anillándose en tratados de libre comercio, que diluyen la disparidad en los aranceles, es tomado cada vez más en serio por los gobiernos responsables. Solo tienes que visitar cualquier aeropuerto cercano: México D.F., Santiago de Chile, Buenos Aires, Bogotá, San José. Cualquiera. Además de las áreas duty free, todos poseen amplias facilidades para la oferta de sus productos nacionales de renombre. No hay que ser un genio para ver que, aunque estos no pueden pagar los millones por los que licitan los grandes intereses de los importadores o las franquicias internacionales, es allí donde el país capta la divisa más efectiva. Por eso reciben un trato diferente. Porque al final, el beneficio para la economía de la Nación es mucho mayor.

El aeropuerto de Tocumen ha sido la excepción. Coto de caza exclusivo de las grandes empresas importadoras. Interminables filas de monótonos almacenes ofreciendo a gritos todos lo mismo. Perfumes, licores, lentes, ropa de marca, maletas, cosméticos y cuanta cosa venga de afuera.  Las ferias de Portobelo de hace 100 años, ahora de vidrio y metal y con más luces.  Ya una vez hice pública la forma despectiva como el gerente comercial del aeropuerto, Erick Goldoni –que no sé qué hace allí todavía–, expulsara a unos jóvenes agricultores–industriales chiricanos que, con debido contrato, habían tenido la “osadía” de instalar en el área comercial de ese aeropuerto, un atractivo y diferente local, con los mejores estándares de calidad.   Su pecado: ofrecer un producto nacional.   Café producto de sus fincas de Boquete, galardonado con el cuarto premio de calidad en la feria mundial de Nueva York.   No eran de “la rosca”.

Invocar la formación profesional del nuevo gerente de Tocumen S.A., para descalificar su capacidad para ejercer sus funciones no solo es una ofensa a nuestra profesión.   Es una falta de respeto hacia un superior a quien ni siquiera habrán podido conocer.   Pero quizá el pecado del ingeniero Flores, es que su formación agropecuaria le hará ver a ese aeropuerto de forma diferente a como hasta ahora ha sido en manos de “idóneos” como los actuales.   Sin esa mezquindad que le ha vedado la presencia allí al éxito internacional de una agroindustria propia. Tan poco panameños son, que no le cabe en sus cabezas el valor de aquello que proviene de lo que mi gran amigo Ezequiel Rodríguez P. llama:  La patria profunda. De “más allá del puente”.

Y el colmo es que, restos de un vergonzoso pasado, pretendan ahora escogerse ellos mismos a sus jefes, con una campaña de mensajes anónimos, que solo los desprestigia a ellos.   Los retrata con la ausencia total de los valores éticos que debieron llevarlos a brindar su franca colaboración a un nuevo superior.  Pero a nadie van a amedrentar. Ya no hay muñecos timoratos al frente del gobierno. Y no se sorprendan si aparece por allí “el mazo”, a entrarle a las autoridades, pasadoras de datos y de cortesías indebidas de ese aeropuerto.  Para caerle luego a ese cuerpo de “idóneos”, a ver si encuentran dónde se depositó el dinero de las licitaciones millonarias de los duty free.   O cómo partieron hacia Cuba los despojos de las esculturas robadas de los “juegos de antaño”, a revivir al dictador.

.

<>
Publicado el 2 de octubre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

‘Pagar para sufrir’

La opinión de….

Emma Mendoza A.

.
‘Pagar para sufrir’

.

Si existe un problema que requiere la intervención urgente de las autoridades correspondientes es el relativo a la administración y movilidad de los mal llamados corredores, convertidos en vías de empantanamiento que no solo carecen de una movilidad real y expedita, sino de arterias adecuadas para el ingreso y egreso de los vehículos, ocasionando grandes perturbaciones viales y automotrices.

Lo anterior no solo se debe al pésimo diseño y calidad de los materiales usados en la construcción de estas vías “expresas”, implica además un asunto de planificación, ya que en los momentos más concurridos por los usuarios se recargan las casetas de control por el problema de desahogo señalado, y porque en el denominado Corredor Norte colocan escaso personal para el cobro de la cuota (¿por ahorro o por venganza?) durante las horas de mayor circulación.

De igual manera, las desembocaduras o accesos de los mismos no se compadecen con los lineamientos urbanísticos adecuados. Si se trata del Corredor Sur, la salida o entrada en Llano Bonito es un diseño copiado de los cráteres de la Luna y si de Brisas del Golf hablamos, tampoco cuenta con calles de desahogo adecuadas. Este monumento a la estafa ciudadana ha convertido la principal avenida y vías adyacentes de la mencionada barriada en un calvario que disminuye la calidad de vida de los residentes, tirando por la borda el confort y la seguridad que los motivó a la adquisición de su vivienda.

Un sinfín de inconvenientes sufre esta población y áreas vecinas, entre los que podemos contar el insidioso tranque vehicular en las horas de intenso tráfico, obstaculizador de entradas y salidas de las residencias, amén de la contaminación del aire; el innegable perjuicio por el aumento intenso de los ruidos, a lo que se suma la peligrosidad de accidentes vehiculares para toda la familia, especialmente niños y adultos mayores. Los tranques vehiculares que padecemos los conductores en ambos corredores corroboran fehacientemente el fracaso de sus promotores y realizadores, pero a despecho de las promesas de campaña del actual gobierno en relación al ordenamiento de los mismos, solo escuchamos una retórica que pospone cada vez más las decisiones asertivas.

Sin embargo, con independencia de la política estatal, nuestros “paisanos míos panameños” pagan para sufrir los interminables y desesperantes paros de las mal llamadas vías rápidas, más costosas que algunas de Estados desarrollados, sin que poseamos los ingresos que derivan los que habitan allá.

Por otro lado, la Dirección de Tránsito y Transporte Terrestre en los momentos de mayor necesidad se invisibiliza, permitiendo el acostumbrado juega vivo de los conductores, verbigracia el empoderamiento de los hombros de las calles (incluidos los corredores) para adelantar a los que resignadamente nos mantenemos en la línea correcta. Huelga decir que esto, tanto como la detención de los autobuses y taxis fuera de los lugares establecidos, contribuye al desorden en el manejo, al aumento del tranque y al de accidentes previsibles.

¿Será posible que los panameños dejemos de sufrir por lo que pagamos? o en definitiva ¿dejemos de pagar para sufrir?

.

<>
Publicado el 2 de octubre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Océanos intoxicados

La opinión de….

JORGE G. CONTE B.

.

Océanos intoxicados

Desde el comienzo de la era industrial la producción de los países denominados “Desarrollados” y hoy aquellos en “Vía de desarrollo” se han multiplicado de forma exponencial, al igual que los residuos de estos procesos. Estos residuos, que van desde el agua caliente hasta los metales pesados e inclusive metales preciosos, han sido vertidos comúnmente en sistemas de alcantarillado, en el mejor de los casos, quebradas, ríos o directamente a cuerpos de agua, que concentran y distribuyen estos contaminantes con un destino común, los océanos. Los océanos, por lo tanto, se han convertido en el basurero del ser humano, tanto del que vive y produce en tierra firme, como de los millones que viven, transitan y producen en los diversos mares y océanos.

En Panamá, por su extendida costa, su falta de tratamiento de los desechos sólidos urbanos y los líquidos industriales y el gran sistema comunicante de la actividad marítima mundial, hemos sido y seguimos siendo un punto negro en cuanto a los desechos que vertimos al océano, los cuales se esparcen por toda la costa, por las corrientes marinas, afectando a las especies marinas y costeras y a los seres humanos que consumimos estos recursos.

La cadena trófica, por tanto, queda impregnada de nuestros propios desperdicios y vuelven a nosotros como alimento, afectando nuestra calidad de vida y la salud en general de las poblaciones más vulnerables.

Uno de esos desechos es el mercurio, que se metiliza y se convierte en tóxico al contacto con el agua y se bioacumula por las especies marinas y costeras. El metilmercurio presente en esos organismos al ser consumido por los humanos y animales degenera el sistema nervioso central de los fetos menores de 3 meses, afecta los procesos motrices y cognitivos y produce el autismo en niños menores de 5 años; en grandes concentraciones produce cáncer en los adultos.

El mercurio está presente en productos de consumo masivo y uso frecuente como algunas pilas y baterías, especialmente las denominadas “ Botón ”, las lámparas fluorescentes y los bombillos ahorradores de energía, los termómetros y otros instrumentos de medición de presión especialmente en el sistema de salud público, las amalgamas dentales, los tomacorrientes y hasta en el azogue utilizado para ritos y ceremonias.

Dar a conocer dónde se encuentran y cómo manipular estos productos una vez termine su vida útil es función del Estado, a través de la ANAM, de los productores y distribuidores de esos productos, de los diputados a la hora de elaborar las leyes que los prohíban y regulen su adecuada disposición final y de los ciudadanos y ONG’s de carácter ambiental, para que de ahora en adelante evitemos la contaminación de los océanos, fuentes de salud, riqueza y alimentos para toda la Humanidad.

.

Publicado el 2 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

A construir el instrumento político de la clase obrera

La opinión del Coordinador de la  Liga de Trabajadores Hacia el Socialismo.

GERARDO GONZÁLEZ

.

A construir el instrumento político de la clase obrera

.
“Que la Partidocracia se prepare” fue una de las consignas de Frenadeso, que celebró su congreso a mediados de agosto pasado. Desde el punto de vista de las necesidades del pueblo, la decisión de incursionar en la actividad política electoral es científicamente correcta. Pero, para muchos trabajadores puede ser una sorpresa el tipo de organización política que ha sugerido Frenadeso. Manteniendo el debido respeto a dichos compañeros, nos permitimos expresar desde una óptica clasista la necesidad objetiva en materia de organización política que necesita la clase trabajadora.

En primer lugar, se debe construir una organización no para aspirar a administrar el Estado burgués ni cogobernar, sino para cambiar, por vías revolucionarias, su naturaleza de clase. Es decir, establecer un nuevo tipo de Estado con clara hegemonía de la clase obrera y popular. Para que esto sea así, el instrumento político debe ser clasista (que responda a los intereses de la clase obrera); de combate (no electorero); de militantes (con influencia de masas); regido por el Centralismo Democrático; estructurado fundamentalmente en la clase obrera, y que sea parte de una Internacional Revolucionaria.

En segundo lugar, es claro que en el programa de la nueva organización partidaria se debe tomar en cuenta la insurgencia de nuevas contradicciones y la acumulación de viejas tensiones que subyacen en el seno de nuestra sociedad. Se debe tomar en cuenta la historia de las luchas sociales, en donde la clase obrera, el conjunto del pueblo, ha escenificado gloriosas jornadas de lucha que la prensa burguesa y el sistema ideológico del capitalismo pretenden hacer desaparecer. El programa de la organización de nuevo tipo debe hacer suya la defensa del ecosistema y las culturas autóctonas, el respeto real a los derechos de la mujer, la promoción de los valores humanos y la defensa de la juventud.

En tercer lugar, el instrumento político de la clase obrera debe ser portador y promotor de lo que llamaríamos una nueva ética. La propuesta renovadora del socialismo revolucionario, como antítesis del capitalismo, no puede ir desligada de una conducta que exprese lo más sublime del ideal humano.

Desde las posiciones del Socialismo Revolucionario les decimos a Frenadeso, al proyecto CASA, del cual forma parte Juan Jované, y al Partido Alternativa Popular que tomen en cuenta que en la lucha de clases la cuestión decisiva es la construcción de la dirección revolucionaria. En Panamá, ya las clases dominantes cuentan con sus partidos, con las cúpulas de CONATO y Fenasep y con grupos que desde la pequeña burguesía y las capas medias hacen eco a las posiciones del Estado de Derecho y derecha de lo más salvaje del capitalismo. Esto confunde al pueblo y entretiene a la clase obrera. Lo que hace falta en Panamá es un partido político de la clase obrera con vocación de poder, que oriente la lucha y ofrezca la propuesta de redención social que la historia le ha encomendado.

*

<>
Publicado el 3 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¡Ya son cien días!

La opinión del administrador de empresas…..

.
CATALINO ROSAS

.

¡Ya son cien días!

.
Culminando ya los 100 primeros días del Gobierno Martinelli — Varela, los cambios que se palpan en una gestión que debe cumplir con un electorado impaciente por ver realizadas las promesas de campaña son cada vez más notorios.

Este corto periodo, que ha estado lleno de grandes logros que se veían con incredulidad por muchos, ha sido satisfactorio, principalmente por los planes sociales que se han implementado desde el día uno, como, por ejemplo, los 100 dólares a los mayores de 70 años, con lo que se hace verdadera justicia social a quienes no reciben jubilación y en su primera ronda se vieron beneficiados más de 70 mil adultos mayores.  La creación del Fondo Solidario de Vivienda que contribuye con residencias de interés social y aporta 5 mil balboas a las personas que van a adquirir su residencia nueva por primera vez, dando un empuje a la economía en todos los sentidos.

La recuperación de terrenos del Estado, que eran usados con fines lucrativos, sin que se percibiera ningún beneficio colectivo de estos bienes.  Los primeros pasos para la red de Internet gratuita, que logrará colocar al país en unos de los primeros puestos de comunicación y tecnología a nivel mundial, la anunciada y tan anhelada baja de la energía eléctrica.

En cuanto a grandes proyectos de inversión, la construcción del Metro es una de las principales iniciativas del gobierno Martinelli – Varela, que se comprometió con los panameños, durante la pasada campaña presidencial, a construir en la ciudad capital un sistema de transporte masivo eficiente, moderno y digno por lo cual ya se iniciaron los estudios de suelo y se ha consultado con los especialistas internacionales para hacer factible esta obra.

Ya se han preparado en estos primeros 100 días los planes para la educación, la salud, la seguridad, el combate a la pobreza y a la corrupción que son prioridades, con planes concretos para abordarlos.

A pesar de que se encontró la economía en un franco proceso de desaceleración, lo que ha llevado a ajustar a la baja las previsiones de crecimiento para este año a menos del tres por ciento, los útiles escolares gratis a estudiantes pobres; más recursos para la Policía Nacional; severas multas para los conductores que cometan infracciones de tránsito y castigo seguro para los delincuentes de cualquier edad, son algunas de los promesas que a futuro inmediato deberán estarse cumpliendo por el Gobierno del Cambio y de las Manos Limpias en los próximos meses.  Solo nos queda esperar y seguir apoyando cualquier gestión en pro y beneficio del país.

*

<>
Publicado el 3 de octubre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Invasores profesionales

La opinión de …..

Aldo Stagnaro

.
Invasores profesionales

Hay un grupo de abogados que se especializa en arrebatarle las tierras a las personas que han invertido sus ahorros a largo plazo en ese rubro. Esto ocurre en el distrito de Arraiján y está dirigido por un abogado que se jacta de tener influencia con las autoridades de La Chorrera.

Ese abogado tiene un grupo de colegas que actúan como testigos y se presentan como ayudantes de él, como macheteros y cultivadores de fin de semana.   Son hábiles en actuar como testigos y actores en esos menesteres.

Voy a precisar, hace casi 40 años mi padre compró un potrero y después de ingente trabajo y dinero invertido lo convirtió en una pequeña urbanización.   Construyó y vendió modestas casas y también lotes para un centro comercial que actualmente da trabajo a cientos de arraijaneños.   En la actualidad disponemos de un remanente de terreno y estábamos en proceso del diseño de un pequeño desarrollo urbanístico hasta que, con sorpresa, nos enteramos que ese grupo de abogados arteramente nos atacó con una sigilosa demanda por prescripción adquisitiva.   Lo insólito es que el abogado que dirige este ataque le compró su casa a una propietaria original a quien mi padre le había vendido y cuyo lote colinda con nuestra finca madre.

Mi padre autorizó a los originales dueños disponer de la basura orgánica enterrándola en ese terreno junto a la casa; de esa práctica nacieron unos árboles desperdigados que son reclamados por el demandante como “evidencia de su cuido y celo”.   Para desvirtuar esta falsa afirmación consignamos al expediente una declaración notariada donde la propietaria original declara que nunca vio a ese abogado sino cuando él le compró su casa.   Sin embargo, el demandante llevó a su grupo de “apoyo” en pos de su ilegal reclamo.

Ahora estamos a la defensiva por este reclamo que se está ventilando en La Chorrera, donde espero que se le haga justicia a mi padre.   No pueden las autoridades despojarlo de una tierra que él ha utilizado y cuidado según su profesión.   Mi padre es desarrollador de bienes raíces y constructor y así ha actuado cuidando ese terreno.   Mi padre no es agricultor y, por ende, no cultivó plantas sino casas y creó lotes en esa tierra que vendió a matrimonios jóvenes hasta por tres balboas el metro.

El que un juzgado nos despoje de nuestro terreno por no haberle sembrado unas yucas sería una flagrante ofensa al espíritu de esa ley creada para socorrer a pobre campesinos sin tierra; nunca para ampliar lotes adyacentes.  Eso es innoble avidez.

Confío en que la ecuanimidad de la justicia de La Chorrera sabrá identificar esta desdichada y artera emboscada.

.

<>
Publicado el 2 de octubre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.