PRD Un partido político

La opinión de la Doctora en Medicina….
.

Marisín Villalaz de Arias

.
PRD Un partido político

.

No es mi intención inmiscuirme en la vida de un partido político que no es el mío; sencillamente he sentido deseos de analizar ciertas situaciones que se han presentado en el PRD y que son del conocimiento de todo mundo porque han sido noticia en los medios de comunicación.  Desde la época de la dictadura me ha llamado la atención el fenómeno que resulta de cuando tuvieran que efectuar cambios en sus gobiernos ya que los llamados cambios profundos no eran más que movimientos de personas de una posición a otra dentro del engranaje gubernamental, siendo su causa la falta de figuras en las que ellos confiaban y consideraban dignas de ocupar posiciones.

Por el alto número de inscritos en el partido, siempre se han comportado como lo más grande que había en el país, poco dignos de que nadie los interrumpiera en sus andanzas ya que eran intocables.  Pero si los miramos fríamente, nos encontramos con un partido que nunca supo ser gobierno ni oposición, desde que vino la democracia.   Se comportaban como una organización elitista en la que se movían sólo un pequeño grupo de dirigentes que venían desgastándose paulatinamente y debilitando sus estamentos internos hasta llegar a la derrota más llamativa para quienes se consideraban invencibles ante unas elecciones algo desiguales.

Creíamos que tenían fuerza, pero han demostrado que, desde hace mucho no forman líderes de verdad, desgastando los pocos de siempre. Un partido tiene que renovarse, hacer reingeniería y evitar convertirse en una organización electorera. Para algunas personas la palabra líder no tiene un verdadero significado; por esto, cuando leí que Martín Torrijos era un líder, no podía creerlo.   Tener liderazgo encierra una serie de características y situaciones que no cualquiera las posee.

Sólo quiero decirles que, o se renuevan, no solamente con cambios internos profundos sino con figuras nuevas que están ahogadas por la permanencia de los viejos, o demorarán en volver al poder porque muchos inscritos son falsos y otros se van, no extrañando que formen otro partido.  De abajo empujan y los de arriba tienen que ceder espacio, modernizarse, hacerse nuevamente un partido fuerte para continuar en la cúpula política.  Calidad es tan importante como cantidad y muchos tienen ambiciones que los otros deben comprender.

Les envío este mensaje gratis para que lo analicen y lo hago para no ahogarme con mis pensamientos y porque creo saber algo de política.

.

<>
Publicado el 30 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: