Para Panamá es vital la ecología, la conservación y el cambio climático

La opinión del Economista, Docente Univeristario y Ex Contralor ….

.

Rubén Carles

.

Para Panamá es vital la ecología, la conservación y el cambio climático

En la actualidad los temas relacionados al cambio climático, energía limpia y medio ambiente captan la atención nacional. Nuestro presidente, Ricardo Martinelli, participó activamente en la Cumbre sobre Cambio Climático en la Organización de las Naciones Unidas, en Nueva York.

Lo acompañaron el vicepresidente, Juan C. Varela, el director de la Anam, Javier Arias. El presidente Obama, de Estados Unidos, plantea una nueva posición de su país frente al Protocolo de Kyoto y, ayer, el ambientalista Al Gore se presentó para exponer opiniones acerca de sus propuestas sobre el cambio climático que lo hicieron acreedor al Premio Nobel.

Todo esto coincide con el interés que el tema origina en Panamá con la participación de entidades públicas y privadas, entre las cuales sobresalen el Smithsonian, TNC, Usaid, Natura, Fundasep, Fundación Chagres, Ancon, Anam, Anarap, MarViva, ACP, Apede y el público en general.

Y ahora un recuerdo. En Panamá, desde 1960 se iniciaron estudios sobre el tema forestal. Entre 1964 y 1968 se estableció el Departamento Forestal en el MACI (Ministerio de Agricultura, Comercio e Industria) y se expidieron los primeros instrumentos legales sobre aguas y foresta. Se otorgaron becas para capacitar técnicos forestales y se iniciaron importantes proyectos de riego y reforestación. Surgieron los parques nacionales y las reservas forestales que incluyen volcán Barú, Campana, Chagres, Camino de Cruces, Caño Sucio, Bajo Grande, Piedras Gordas y el Centro Investigativo Forestal de Chiriquí.

A partir de 1965 se inició el proyecto de forestación en La Yeguada, apoyado por la FAO, y luego en otros lugares con la participación de la AID, que aumentó inicialmente a siete mil hectáreas los bosques de pino del Caribe en Panamá.

En 1992, el gobierno de Guillermo Endara expide la ley que establece incentivos a la reforestación y entre 1992 y 2008 fueron sembradas 60 mil hectáreas por empresarios e individuos privados. En los últimos 10 años, las exportaciones de madera llegaron a $80 millones. Todavía continúan.

Ahora bien, a partir de 2006 en algunos círculos oficiales surgieron cuestionamientos a los incentivos a la reforestación, lo que produjo frustración en el sector y disminuyó la actividad de siembra. Basta señalar que solo en la Asociación Nacional de Reforestadores de Panamá fueron sembradas 40 mil hectáreas de teca y otras variedades. Los presidentes de la Anarap fueron Lorenzo Hincapié, Miguel Vallarino, Luis Carles, Beatriz Attie, Isabel Balcevicious y Osvaldo Lau.

La Anam, con la participación de sus directivos S. Heckadon, Ricardo Anguizola, Mirei Endara, Ligia Castro y Javier Arias, desarrolló esfuerzos que deben ser apreciados e intensificados en el futuro inmediato. Los incentivos a la reforestación deben ser restablecidos. Si en algún momento existieron algunos abusos estos deben ser corregidos, prevenidos y sancionados. El país debe, ahora, adoptar políticas claras y definidas para apoyar las actividades de reforestación y conservación de recursos naturales por parte del sector privado y entidades públicas; la Anam, la ACP y el Mida deben promover la siembra de árboles.

También deben intensificar esfuerzos para proteger obras de riesgo, los ríos y cuencas fluviales, específicamente las fuentes de aguas vinculadas a la operación del Canal y el aprovisionamiento de agua para el consumo de la población en amplios sectores del país. Sin agua no podría funcionar el Canal.

Los acontecimientos que arriba señalamos, ponen en evidencia que en el mundo surgirá gran interés por conocer y apoyar los esfuerzos que Panamá realice en cuanto a la protección del medio ambiente, el cambio climático y la conservación de recursos acuíferos, particularmente cauces, ríos y nuestros bosques. Las instituciones internacionales vinculadas a estos temas apreciarán la decisión de los panameños de trabajar en defensa de su medio ambiente y sus recursos naturales, particularmente el agua, y nos ofrecerán un apoyo decidido. De ello estamos convencidos.

.

<>
Publicado el 1 de octubre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: