Guillermo Endara El Grande

La opinión del Escritor y Analista Político….Rafael Montes Gomez

.

Rafael Montes Gomez


Guillermo Endara El Grande

Guillermo Endara Guillermo Endara nos ha enseñado a todos grandes lecciones. Endara representa coraje, humildad, nobleza, honestidad, valores consecuentes de una vida dedicada al servicio público.

Con coraje se repelía el ataque inmisericorde de la soldadesca. El viernes negro es recordado por muchas familias. Ese día nuestros hermanos fueron a parar con sus huesos a la temible Cárcel Modelo. Cientos de prisioneros de conciencia. En aquellos tiempos, el noriegato tenia a todo un país en vilo, en una atmósfera dantesca, las batallas se escenificaban en las calles.

No fue mejor para nuestro héroe. Las vivas imágenes de un Endara bañado en sangre, Arias Calderón siendo atacado por batalloneros, y un Billy Ford tirando puñetes enfrentado a un enemigo numeroso compuesto por codepadis y copacobrids armados y repartiendo varillazos, hizo lucir al régimen como cobarde e inhumano.

Endara tenía tan buen humor que se vacilaba a sí mismo. “Pan de Dulce” apodo que con burla le fue impuesto durante la campaña, fue convertido por él en un cariñoso apodo, que demostró a los funcionarios que caricaturas, apodos o reventaderas, no tienen porque socavar la grandeza de un hombre humilde.

A pesar de su triunfo arrollador al igual que al Doctor Arnulfo Arias Madrid en un momento, le negaron la Presidencia.  Luego vendría la invasión.   Guillermo “mírame a la cara, nunca te he mentido” Endara fue de una nobleza y honestidad incomparable. Nadie nunca siquiera puede osar decir que se robo un peso.

Quienes tienen que estar en mayor medida agradecidos con su noble carácter son sus adversarios políticos, el PRD. En un momento en que Endara contaba con todo el poder en lugar de aplastarlos como muchos pedían y querían, los perdono.   Él permitió que el PRD se recuperara e hiciera oposición para el buen equilibrio de los poderes. Esto no fue del agrado de algunos que no comprenden el correcto arte de gobernar.

La grandeza de Endara se ve reflejada desde su discurso ante la tumba del Doctor Arias y le llama “El Grande”, disminuyéndose el mismo y dándole paso a quien merecía esas atenciones en su momento, contrasta con aquellos que creen ser el centro del universo y piensan que los puestos son eternos.

La grandeza de Endara se ve reflejada hace poco, cuando en un acto de perdón sin precedentes se reconcilio con Arias Calderón, ambos sabiendo que le quedaba poco tiempo.

“Servir hasta el sacrificio” no era un simple eslogan de campaña, fue una realidad permanente.   Eso explica porque en su funeral la gente durante el trayecto lo ovacionaba, y agitaba pañuelos blancos, evocando aquellos tiempos de lucha extrema por la democracia, entendiendo que este héroe representaba todos aquellos valores.

Endara es grande hasta en su muerte.   Él reconcilio a la nación entera y al Partido Panameñista.   Dios quiera que por un Panamá mejor, nuestros actuales gobernantes aprendan estas lecciones humanas y políticas imperecederas.

.

<>¨Publicado el 1 de octubre de 2009 en Facebook por el autor, a quien damos todo el crédito que le corresponde.

La verdad desnuda

La opinión de….

.
Carlos Guevara Mann

.
La verdad desnuda
.
En 1986, un grupo de jóvenes universitarios –en una acción relámpago– colocó en la entrada del antiguo Club de Golf de Vía Porras un cartelón que decía “Parque Héctor Gallego”.   Antes de que los militares, custodios del parque (denominado “Omar Torrijos” por la dictadura) lograran quitar el cartel, reporteros del diario La Prensa tomaron la fotografía de la proeza estudiantil y la colocaron en la primera plana del periódico.

La acción de los estudiantes buscaba reconocer a las víctimas de la dictadura y no al jefe de los victimarios.   En respuesta a la acción de los universitarios, algunos sujetos adictos al régimen militar se entregaron a una orgía de loas en honor del difunto tirano y de toda clase de denuestos en contra de los valientes jóvenes.

Pasaron los años y, con el regreso al régimen civil, empezaron a suprimirse los homenajes al dictador, de la misma manera como tras la tiranía los dominicanos destruyeron las estatuas de Trujillo; los nicaragüenses, las de los Somoza; los chilenos, las de Pinochet; y los cubanos, las de Batista.   Irónicamente, en todos estos países han sido develadas recientemente efigies del dictador Torrijos.

Acerca de la que se ha colocado en La Habana, por cierto, el detective privado Luis Carlos Muller ha dicho que fue hecha con el bronce fundido de las esculturas conocidas como “Los juegos de antaño”, que misteriosamente desaparecieron, bajo las narices del Servicio de Protección Institucional (SPI), del parque donde en 1986 se llevó a cabo la hazaña citada (La Prensa, 18 de septiembre).

Tras el desalojo del régimen castrense, se sacó del aeropuerto de Tocumen, letra a letra, el nombre del tirano fallecido; se le quitó al parque de Vía Porras el nombre de “Omar” y se le colocó el de “Padre Héctor Gallego”; y, poco a poco, fue eliminándose el culto a la personalidad impulsado por los falseadores de la historia, enquistados en el PRD, partido que incluso usa la bandera tricolor para sus actividades políticas, práctica que bien podría ahora prohibirse, por ley.

Pero al ganar Pérez Balladares –en 1994– el PRD dio al sitio, nuevamente, el nombre de “Omar”.   Aquella acción fue parte de su nefasta campaña de exaltación de un ser represivo que, entre otras ocupaciones, fungió por varios años como espía pagado de la Brigada 470 de Inteligencia Militar de Estados Unidos.

Sus admiradores no mencionan ese asunto, sólo dicen que fue el artífice del traspaso del Canal el 31 de diciembre de 1999.   Convenientemente, olvidan que la entrega en esa fecha ya había sido pactada en los tratados de 1967, antes de que se iniciara la dictadura. También olvidan, con oportunismo, que Torrijos creó una casta militar dedicada a todos los tráficos ilegales imaginables, al saqueo del erario y a las violaciones a los derechos humanos.

Ha llegado el momento de erradicar la mentira histórica que ha promovido el PRD en Panamá y el extranjero. Para comenzar, hay que cambiarle el nombre a la principal área recreativa de la ciudad capital.

¿Cómo es posible que el gobierno nacional, a cuyo cuidado está el parque, les presente a los niños panameños, como modelo, a un sujeto que escondía en los cuarteles los cuerpos mutilados de sus adversarios; que junto con su carnal Noriega es el emblema de la corrupción en este país; y que fue el maestro del endeudamiento público y el despilfarro de los fondos estatales?

El parque para nuestros hijos debe tener el nombre del reverendo Héctor Gallego, quien tenía las manos llenas de tierra, por el trabajo solidario y no de sangre, como su victimario.  Si quieren darle el nombre de Omar a algo, pueden ponérselo a los penales de La Joya o La Joyita, por la similitud entre las condiciones infernales de esos presidios y las que Torrijos creó en Panamá.

También pueden ponérselo a la mina de Petaquilla,  símbolo de desastres ambientales, abuso a las comunidades y del mineral que enloqueció durante la dictadura a tantos políticos serviles y oportunistas que han creado una imagen falsa de Omar Torrijos para arroparse con ella por toda la eternidad.

Esa es la verdad desnuda.

.

<>
Publicado el 30 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Qué forma de gobierno tiene Panamá?

La opinión de…..

.
Abel G. Carrasquilla

.

¿Qué forma de gobierno tiene Panamá?

.
El Estado moderno surgió cuando los reyes retomaron el poder aprovechando la crisis del feudalismo. La burguesía nació junto, caracterizándose por mantener un estatus económico acomodado sin la practica de trabajo manual.  Ese Estado posee identidad, organización, estructuración, formalidad, poder centralizado y reconocimiento político.  Su formación tuvo repercusiones políticas, económicas y sociales, siendo el modo de gobierno utilizado hasta hoy, funcionando como Estado democrático y constitucional, con los poderes públicos sujetándose a un ordenamiento jurídico.

En una democracia, las decisiones colectivas son adoptadas por el pueblo mediante mecanismos de participación directa o indirecta, lo que confiere legitimidad a los representantes.  Es una forma de convivencia social en la que todos sus habitantes son libres e iguales ante la ley, con relaciones sociales que se establecen de acuerdo a mecanismos contractuales.  Se define también a partir de la clásica clasificación de las formas de gobierno de Platón y Aristóteles: monarquía (gobierno de uno), aristocracia (gobierno de pocos), democracia (gobierno de la multitud).

En una oligarquía, el poder supremo está en manos de pocas personas, quienes son los dueños de propiedades, de tierras o de grandes acumulaciones de dinero, siendo poseedores de fuerza política gracias a sus fuertes influencias económicas.   Poseen estándares éticos dudosos con diversos medios de legitimación, teniendo como base el poder acumulado y el símbolo histórico de una sucesión.

En una dictadura, el poder se concentra en torno de un solo individuo, generalmente a través de la consolidación de un gobierno de facto, que se caracteriza por la ausencia de división de poderes, una propensión a ejercitar arbitrariamente el mando en beneficio de la minoría que la apoya, la inexistencia de consentimiento alguno por parte de los gobernados y la imposibilidad de que a través de un procedimiento institucionalizado la oposición llegue al poder.

En una plutocracia, el poder lo ostentan quiénes tienen las fuentes de riqueza. Suele incluirse como un tipo de oligarquía, en su visión clásica, promovida por las experiencias en algunas ciudades griegas y ciudades-estados de Italia medieval.

La cleptocracia es el establecimiento y desarrollo del poder basado en el robo de capital, institucionalizando la corrupción y sus derivados como el nepotismo, el clientelismo político, el peculado, de forma que estas acciones delictivas quedan impunes, debido a que todos los sectores del poder están corrompidos, desde la justicia, funcionarios de la ley y todo el sistema político y económico.  Es un término de reciente acuñación, y se suele usar despectivamente para decir que un gobierno es corrupto y ladrón.

Panamá ha oscilado, a lo largo de su corta historia, dentro de esas formas de gobierno y en una democracia de extrema debilidad. Los problemas graves que enfrenta el país solo serán solucionados cuando haya una democracia que realmente funcione.  Tenemos riquezas humanas y materiales, nos falta un reordenamiento del rumbo del país para un destino mejor. Los panameños merecemos eso y una verdadera democracia nos los puede proporcionar.

.

<>
Publicado el 29 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La destrucción de un símbolo patrio

La opinión de….

.

Amarillys Taylor

.
La destrucción de un símbolo patrio
.
Con saña sin igual y solapadamente, personas incultas que pretenden ignorar que el cerro Ancón es un símbolo patrio, querido y apreciado por todos los panameños, han procedido secretamente a la mutilación y a la destrucción de la cima de este pulmón de la ciudad.

Este cerro, en donde por izar nuestra bandera jóvenes estudiantes sacrificaron su vida, y al que le han cantado poetas, ha sido despojado de numerosos árboles y plantas, creando así una desertificación, que si bien ahora en la estación lluviosa no muestra sus nefastos signos, nos enseñará la desastrosa, irracional y poco científica manera como se ha procedido, cuando lleguen los días secos y ventosos del verano.

Parece increíble que instancias gubernamentales (MEF, Dimaud y otras) que ahora se esconden las unas detrás de otras en vista de la depredación causada, no hayan consultado con asociaciones como Ancon, Vecinos por la Defensa del Cerro Ancón y otros grupos de vecinos y ambientalistas que se preocupan porque este patrimonio de los panameños pueda seguir siendo el refugio de una flora y fauna excepcionales, en el centro de una ciudad tan polucionada como lo es Panamá.

¿Qué mosca los picó?  ¿En qué mente obtusa pasó la idea de que había que cortar cientos de árboles y plantas en un lugar en que hay roca fragilizada por la dinamita que se usó para extraer las piedras para la construcción del Canal?

Un lugar que cuenta con una muy pequeña capa de tierra vegetal sobre las rocas de la cantera, ¿podía “limpiarse” para tener una mejor “vista”, causando con ello la muerte a más o menos largo plazo de ñeques, monos, iguanas, venados, amén de pájaros e insectos en cantidades enormes?

Hay que ser ignorante e inconsciente del frágil equilibrio de este parque protegido por diversas leyes para completar este crimen ecológico sin nombre.

Todos los panameños debemos movilizarnos y protestar a una sola voz potente, para que cesen los atentados contra la naturaleza que es lo último que nos queda en este país, en donde los comerciantes del templo se han movilizado construyendo represas, horribles torres, destruyendo bosques ríos y quebradas, permitiendo la destrucción y envenenamiento por la minería a cielo abierto, para hacernos vivir en un infierno de cemento, donde el agua de las lluvias no puede ser absorbida por la tierra, causando inundaciones y miseria siempre a los más pobres, en donde la basura nos ahoga y en donde, ahora, han atacado el último símbolo de nuestra naturaleza pérdida, el cerro Ancón de todos.

.

<>
Publicado el 30 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Verdades e incomodidad

La opinión de….

.
Paco Gómez Nadal

.
Verdades e incomodidad


Vamos a contar verdades. ¿Les parece?  Ya hablar de verdad ha perdido glamour… como decía un buen amigo:  “la verdad está sobrevalorada porque, en realidad, nadie la quiere conocer”.

Son mejores las medio verdades o las verdades disfrazadas de show mediático, de espectáculo televisivo que no atragante mucho la comida y que, a ser posible, eche la responsabilidad fuera de la mesa particular.

Por eso, quizá, sea más saludable gastarse 100 dólares –o 150- para escuchar a Al Gore, el nuevo gurú del catastrofismo que factura millones de dólares al año después de un lifting de imagen gracias al cual ha pasado de político mediocre y conservador (aunque progresista si se compara con la tropa de Bush) a padre de la salvación terrenal.

Exige carro híbrido para moverse por ciudad de Panamá, aunque no será para ahorrar ya que en la factura de sus conferencias no hace descuentos y sus empresas –de consultoría en negocios “verdes”, su televisora o sus acciones en Google y demás– van viento en popa.  Varias organizaciones “ambientalistas” aparecen en la nómina de patrocinadores o “invitadores” oficiales pero la verdad, de existir, es que no es muy ecológico un evento de megaélite reservado a los que tienen el dinero y no necesariamente a los que pretenden salvar este planeta más híbrido que humano.

El calentamiento global es verdad, pero no es verdad que dependa solo de nuestras actitudes individuales, sino del consumo exacerbado en el primer mundo, desde donde llega el gurú, y de la contaminación de las industrias que pagan la nómina de los que pueden comprar la entrada para escuchar a Gore.

Por ejemplo, los peligrosísimos indígenas nasos que fueron expulsados la semana pasada de la Plaza Catedral con policías antimotines no asistirán a ver la película de la Verdad Incómoda porque están ya bien incómodos hacinados, sin comida y sin derechos, tratados como animales por un Gobierno que, por supuesto, prefiere los animales de Mario Guardia que a sus propios ciudadanos.

Es posible que varios altos cargos del Ejecutivo y que la esposa y varios familiares de Guardia, miembros reconocidos de la alta sociedad panameña, estén escuchando a Gore en directo. Ellos sí aprenderán cómo evitar las emisiones nocivas de carbono de cada una de sus vacas cuando hacen sus necesidades fisiológicas –las vacas, entiéndase bien– en territorio ancestral naso.

A todos nos encanta formar parte del ejército de “concienciados” dispuestos a escandalizarse por los datos que Gore condensa en su exitoso comercial –perdón, documental– que le valió un premio Nobel y pingües beneficios. Sin embargo, otro gallo cantaría si nos tocara implicarnos con nuestra realidad y defender el ambiente que nos están arrebatando.

No hay que esperar a esta verdad incómoda enlatada para saber que es actitud suicida acabar con los ríos de Chiriquí para aportar al consumo eléctrico o a las cuentas de Carlos Slim; ni que la tala de madera en Darién o la extracción de arena o las minas a cielo abierto son heridas profundas a este Panamá y a este planeta que no tienen recambio.

Tampoco nos gustaría saber que antes de la devastación natural, está la agresión a las comunidades. Pero para eso no hay que mirar muy lejos, sino leer el diario y ver cómo todas las semanas tenemos ejemplos de panameños y panameñas expulsados de sus tierras o afectados por algún proyecto de “desarrollo” que no aguantaría ningún examen serio de sostenibilidad humana o ambiental.

No sabemos si Gore le hará la prueba de la huella ecológica al nuevo avión del Ejecutivo que Martinelli jura que no usará –un poco extraño esto de comprar algo para no utilizarlo–, ni si se atreverá a ir al Canal a contar que un alto porcentaje de lo que pasa en los barcos es el alimento del consumismo desmedido que está amenazando a la especie más que Irán y la gripe A juntos.

La verdad no existe, ya lo sé.   Si la hay, es múltiple.   Pero de lo que no hay duda es que las mentiras sí campean a gusto y que deben tener buen sabor porque nos las tragamos sin rechistar.

.

<>
Publicado el 29 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Oportunidad para transnacionales

La opinión del Abogado….

.

Franklin Delgado

.

Oportunidad para transnacionales

.

En estos momentos, en donde la crisis económica mundial golpea a casi todas las empresas del mundo; se hace supremamente necesario que los ejecutivos estén prestos a nuevas formas de ahorro y eficiencia para sus organizaciones. Y en una económica globalizada, estas citadas formas, no se limitan a barreras jurisdiccionales o territoriales; dado que en alguna parte del mundo, podríamos encontrar una estructura legal e impositiva que ofrezca grandes ventajas para contrarrestar en gran medida el nubarrón financiero.

Aunque para muchos sorprenda, Panamá ofrece una herramienta para empresas transnacionales, que otorga beneficios insuperables por otras jurisdicciones. Este el caso de la SEM (Sedes de Empresas Multinacionales) de Panamá.

La SEM, como es conocida por sus siglas en español, es una estructura corporativa con una visión futurista, amparada por una Ley de la república de Panamá (Ley No. 41 de 24 de agosto de 2007); la cual permite que empresas transnacionales instalen operaciones en el territorio panameño, a cambio de beneficios fiscales, migratorios y otros, tales como:

• La empresa subsidiaria de la transnacional, no paga impuestos sobre la renta a Panamá, ya que no realiza actos de comercios de venta de servicios o bienes con terceros.

• No existen límites para la contratación de personal extranjero para esta subsidiaria.

• Los ahorros de costos fijos de las operaciones son significativos al compararlos con otras latitudes de primer mundo.

• Se otorgan facilidades para la obtención de visados y permisos de trabajo.

• Al establecer ciertas operaciones a Panamá, las ventajas del Centro Multimodal, hacen el proceso de trasiego de mercancías más eficiente y por ende más rentable.

Recientemente, autoridades gubernamentales señalaron que la difusión de esta Ley, era una punta de lanza para El Estado, a fin de promover al istmo con empresas globales y así acrecentar el flujo de capitales y la inversión extranjera en el país.

Y es que la apertura de estas subsidiarias, implican la generación de miles de empleos y la utilización de proveedores locales con el objeto de operar eficientemente. La experiencia de otros países como Singapur y Dubái, ha sido exitosa y ventajosa; traduciéndose en desarrollo económico de los clúster creados por las transnacionales.

Coincidimos con los esfuerzos gubernamentales en la difusión y aplicación de esta figura de primer mundo, pues estamos convencidos que el manejo planificado de la Ley citada, no podría traer menos que desarrollo económico sostenido para Panamá.

.

<>
Publicado el 29 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Transformación del sistema educativo

La opinión del Educador y Ex Sub Director General de Eduación….

Rogelio Antonio Mata Grau

.
Transformación del sistema educativo
.
Se ha iniciado el debate acerca de la tan esperada “Transformación Curricular de la Educación Media Panameña”, existen posiciones encontradas en cuanto a que si se debe entrar a la Transformación de la Educación Media o a la Transformación del Sistema Educativo en su globalidad. El actual desafío para la sociedad panameña y todos sus componentes es la de transformar el sistema en dirección a la mejora de su calidad educativa y la disminución de los niveles de inequidad. Lo que deja entrever que la nueva agenda necesita ser pensada desde una perspectiva técnico-política, recuperando la visión de sistema como una trama de actores e instituciones que interactúan alrededor de determinados objetivos.

Hablar de Transformación Educativa se refiere a cambios profundos en los distintos sectores del sistema vigente que en general se muestra inadecuado para responder a las concretas demandas que nos plantea la sociedad panameña de hoy. Este cambio para la transformación implica una modificación sustancial en los modelos pedagógicos, organizacionales y administrativos, lo cual significa no sólo un cambio de rumbo, sino un cambio de signo en la propuesta global. Se trata de no repetir estrategias políticas basadas en modificaciones formales y/o parciales que han producido innumerables “injertos”. El punto de partida de esta transformación debe ser un diagnóstico de la realidad educativa nacional la que manifiesta signos de anquilosamiento y burocratización, con un andamiaje administrativo ineficiente jerárquico y centralista, y con un modelo pedagógico, que reclama una adecuación a estos tiempos.

Se trata entonces de llevar adelante un proceso de transformación con ritmos propios para cada área o sector del sistema que se quiere modificar, siempre respondiendo a acciones integradoras, y a la vez, que las decisiones surjan de un análisis en el que la visión y la madurez política y social sean los valores preeminentes.

Por eso hablar hoy de Transformación Educativa significa: resignificación de los contenidos curriculares atendiendo a los cambios culturales, científicos y tecnológicos que caracterizan al mundo y al país de hoy; revisión de concepciones del conocimiento y de teorías de aprendizaje y enseñanza acordes al más avanzado pensamiento didáctico-pedagógico; vinculación del centro educativo con los ámbitos de la producción y del trabajo desde el Diseño Curricular hasta proyectos institucionales y de aulas, formación y capacitación de recursos humanos para desempeñar con eficiencia el rol profesional en este tiempo de transformación, actualización de la normativa vigente para que sea facilitadora del funcionamiento técnico-administrativo de las distintas áreas del Sistema Educativo Nacional.

.

<>
Publicado el 29 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.