Malestar en el partido

La opinión de….

Emmanuel García Moreno

.
Malestar  en el partido

.

Hace 40 años, cuando recién se afirmaba el golpe de Estado de Omar Torrijos, decidí escoger una bandera de lucha contra la incipiente dictadura.    No encontré un mejor símbolo de nacionalismo que el Partido Panameñista, dirigido en ese entonces desde el exilio por el insigne Dr. Arnulfo Arias. Tenía en aquel tiempo 22 años y me encontraba estudiando en Brasil.

La oposición al desmadre militarista estaba en ese entonces desarticulada y sin líderes visibles debido a la persecución política y a los atropellos del aparato represivo del régimen militar.   Me documenté sobre la vida y proyecciones del Dr. Arias y me entusiasmé con su verticalismo, honradez, disciplina y amor por la nacionalidad.   Mi panameñismo se afirmó bajo la sombra de este gran estadista.

El amor a mi patria me ha llevado a vivir y trabajar en el Darién en los últimos 15 años y he tenido la oportunidad de conocer a gran número de colombianos humildes y trabajadores que han sido acogidos por esa generosa tierra darienita.   Muchos de ellos me han dado testimonio de su enojo con una coterránea, que al igual que ellos, abandonó su tierra natal en busca de un mejor horizonte, pero que pasados unos pocos años, identificada con el poder reinante de los finales de la década de 1960, renegó de su nacionalidad y aseguraba en los medios de comunicación haber nacido en Panamá.

Uno de ellos muy molesto me decía en El Real: “mi familia y yo vinimos junto a su familia, ella tenía unos pocos años menos que yo. Ahora que tiene poder, no se acuerda de nosotros; pero doctor, ella no es panameña, es colombiana y me molesta que niegue su patria”.

Hoy leo en el periódico que la Asamblea Nacional se apresta a devolverle la nacionalidad a la Sra. Aydée Milanés,  disponiéndose a desconocer un fallo del Tribunal Electoral.   No se puede devolver lo que no se ha tenido.

La bancada panameñista está dispuesta a exigir a sus aliados del Gobierno en el hemiciclo, que se embarquen en esta epopeya como si no hubiese mejores causas que defender.   Están decididos a comprometer al gobierno de Martinelli en otra chambonada como la de Bosco, dándole, en bandeja de plata a sus adversarios políticos, municiones para que ataquen sin sentido al Gobierno.

Lo peor de esta cantinflada es que atentan contra la institucionalidad, poniendo en tela de duda ante la faz del país, los fallos del Tribunal Electoral.   Considero que están abusando de su participación en el gobierno Martinelli y de paso despreciando los valores enseñados por nuestro fundador el Dr. Arias.   Es inaceptable que por agradar a una persona, se ponga en riesgo la unidad de la alianza.

Por mi parte, estoy preparado para presentar mi renuncia al Partido Panameñista tan pronto se apruebe la ley Lay.  Yo mantengo mi panameñismo, pero dudo que éste se mantenga en el partido.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: