Los Padres de la Patria

La opinión del Abogado….

.
Alberto E. Fadul N.
.

Los Padres de la Patria

.
Cuando la vergüenza se pierde en el violento aguaje de la corrupción impune, la vulgar estafa de los privilegios, por ejercer determinados cargo públicos, ya se consideran, por los actores, derechos adquiridos. ¿Puede o debe la ciudadanía aceptar tan descara apreciación? ¡Definitivamente no!

El servicio público se desarrolla en función de las necesidades de la Patria.   Ejercerlo, debidamente, es una obligación no sujeta a privilegio alguno; particularmente, ante los niveles de pobreza que enfrenta una gran parte de nuestra población.

Cuando el gobierno contempla reformas fiscales y tributarias refiriéndose, populistamente, a las grandes empresas del país, es asombroso que la más alta magistratura no se refiera a los altos funcionarios públicos que malgastan enormes sumas del erario público.

El Órgano del Estado con la reputación más resquebrajada, ante la ciudadanía panameña, es el Órgano legislativo.   ¿Les importa o les preocupa esto a “Los Padres de la Patria”?
El gobierno, regente del Cambio, cuenta con mayoría en la Asamblea Nacional; ante tal situación, es de esperar que las propuestas, mínimas de reestructuración formuladas por su Presidente, no deberían contar con dificultades para convertirse en Ley; sin embargo, lo que se escucha y se lee es que, en privado, alejados del conocimiento ciudadano, expresan disentir con aquellas medidas que eliminan o disminuyen los privilegios a los cuales están acostumbrados. ¿Para eso es que cuentan con niveles elevados de independencia de criterios? O sea, para ellos malgastar el dinero del erario público, representa un actuar responsable y patriótico. ¿Sera posible que, realmente, poco les importa caminar por las calles de Panamá, ante su actuar insensible y descarado? Cuando las cosas tienen nombre y apellido y pasan del carácter genérico a lo particular, es aún más impresionante la cara dura con que se pavonean, orgullosísimos, por la calles de la ciudad.

Autos carísimos y armas especiales para la protección de un alguien de dicho Órgano, habitaciones secretas, etc.   Bueno en esa época aquello era de esperar.   Lo imposible de aceptar, ante la figura del Cambio, bajo la que fueron electos, por una impresionante mayoría, aún quieran pago por no trabajar, exoneraciones para la compra de vehículos, pasaportes especiales, sueldo para unos suplentes, absolutamente, innecesarios: los sueldos y los mismos suplentes.

Presidente Martinelli. ¿A qué debemos atenernos y cuál es su posición personal pública, frente a esta supuesta actitud de los “Padres de la Patria”?

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: