Casos y cosas de mi país

La opinión de…..

Nicky Ballesteros
.

Casos y cosas de mi país

.

¿Qué tenemos que hacer para que algunos mandatarios y jefes de oficinas públicas se den cuenta de que el dinero del Estado es plata ajena?   Esta pregunta me la hago cuando escucho sobre colegios no construidos o con fibra de vidrio, cuando caigo dentro de un cráter cuando manejo o cuando veo que alguien decide construir un cuarto, tipo hotelito, en un despacho de la Asamblea.

Con toda franqueza no estoy impactada con estos casos, en nuestro país han pasado cosas insólitas y creo que políticamente nos regimos bajo el lema de “nada es imposible”.   Todo lo que usted cree y más, puede ocurrir.

Esto es lo que pienso sobre lo que veo y escucho en las noticias.   Sin ser doctora, puedo diagnosticar que el malestar de Belgis Castro es sencillamente agrura.   Me parece que el Sr. Castro está experimentando la misma agrura que debe sentir cualquiera en el momento que tiene un proceso en su contra.   ¿Por qué no hacemos una encuesta en La Joyita a ver cuántos se sentían malitos de salud cuando tenían un proceso en su contra?   A estos cristianos, sin embargo, les dieron un Alka Seltzer o Sal de Andrews para que se mejoraran y dieron por terminado el pequeño malestar que sentían.

En el otro caso, digamos que el ex presidente de la Asamblea únicamente construyó la habitación para “dormir”, y pregunto también:   ¿Por qué motivo o razón pago impuestos tan altos para que alguien que sea presidente de la Asamblea, que gana 7 mil dólares mensuales me diga que necesita descansar?

Si me hubieran pedido mi opinión ante este caso de somnolencia les hubiera hecho una excelente recomendación.   Por cerca de mil 500 dólares se hubiera podido comprar una máquina de café que permite hacer los más deliciosos expresos, café con leche o capuccinos.  Esto, más una pequeña moledora de café, hubiera solucionado el problema de cansancio.

Tomar café, RedBull o tiamina es la única solución que tenemos el resto de los mortales cuando estamos en la oficina y tenemos sueño. A la mayoría de nosotros, los ciudadanos menos afortunados, no nos permiten echarnos siestecitas durante la jornada laboral, y de ser que algún intrépido se queda dormido en su puesto de trabajo, de seguro su dulce sueño se convertirá en una pesadilla cuando reciba un memo o su carta de despido.

Pido únicamente a los nuevos mandatarios que no sean tan creativos en sus sinvergüenzuras,  hagan lo que tienen que hacer laboralmente y nosotros los ciudadanos se lo agradeceremos muchísimo.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Generación de ingresos y soberanía

La opinión de….

Virgilio Chang
.

Generación de ingresos y soberanía

.

Las hidroeléctricas de Chiriquí generan más del 70% de la energía total producida en Panamá, pero consumen solo el 10% (Panamá en Cifras 1996).   Durante el mes de agosto de 2009, violando el reciente acuerdo bipartita con el Gobierno, las empresas eléctricas aumentaron las tarifas que más bien serían reducidas en un 10%.

Ante este hecho, cabe recordar que nuestra provincia es la dueña de la materia prima (agua) utilizada para generar este porcentaje de energía y, consecuentemente, de los ingresos económicos que se derivan de esta explotación lucrativa.

Esta circunstancia nos mueve a la reflexión seria, responsable y comprometida, en cuanto a los valores que para la ciudadanía y sus líderes de la sociedad civil organizada tienen los “activos” de las naciones y sus habitantes.

En este caso particular, sus recursos naturales: el agua, líquido vital para el hombre, y el desarrollo socio-económico y humano sostenible.

Además del aspecto físico y material en sí, ya es hora de que en términos de participación, responsabilidad social, democracia económica participativa, sociedad civil y conciencia social, cuantifiquemos y valoremos económicamente, el significado que para las naciones tienen estos “activos tangibles” que nuestro creador nos dio para utilizarlos, de manera razonable, con justicia, equidad y responsabilidad social.

Justificada y soberanamente nuestro Gobierno se ha replanteado la responsable, moral, ética y humana técnica de ganar ganar en las relaciones gubernamentales con sus clientes internos (ciudadanía) y externos (empresas beneficiadas).   Para concretar lo planteado, aprobamos plenamente la resolución del día 23 de agosto, aprobada por el Consejo de Gabinete y anunciada públicamente por el Presidente de la República.

Por lo tanto, exhortamos patrióticamente a todas las organizaciones ambientalistas nacionales para que brinden de manera real, práctica y efectiva su respaldo incondicional a esta ejemplar acción gubernamental, a fin de “forjar una nueva cultura del agua que integre valores y realidades, para garantizar la conservación, el uso racional, la valoración económica, la comprensión y aceptación de la población de que el agua es un recurso finito y vulnerable, necesario para el desarrollo humano sostenible (conclusión de la Declaración de Panamá, Cumbre del Agua, 27 de octubre de 2001).

Estamos seguros de que las respectivas entidades gubernamentales cumplirán fiel y responsablemente con el compromiso adquirido mediante la firma estampada en la Declaración de Panamá, precitada.

Además, exhortamos a los medios de comunicación para que sean los “ojos y oídos” de la población panameña en cuanto al cumplimiento de los compromisos señalados.   Respetuosamente, pedimos a los partidos políticos la aprobación del proyecto de ley del Órgano Ejecutivo que haga viable la implementación real y efectiva de la “valoración económica” establecida en la Cumbre del Agua, mediante la Declaración de Panamá, del 27 de octubre de 2001.

Asimismo, solicitamos a la Autoridad Nacional de los Servicios Públicos y a la Defensoría del Pueblo que velen por mantener la equidad social en las tarifas eléctricas para beneficio de los más de 94 mil clientes en Chiriquí, donde se genera más del 70% de la energía eléctrica producida en Panamá.

La implementación efectiva del conjunto de acciones específicas anunciadas por el Presidente en la resolución de gabinete citada hará realidad una necesidad sentida del pueblo, es decir, que toda materia prima tiene un costo y, además, en el caso del agua, una valoración económica que genera multimillonarios ingresos a las empresas extranjeras dedicadas a explotar comercialmente nuestro más preciado recurso natural.

En consecuencia, los multimillonarios ingresos económicos que reciben las empresas eléctricas deben ser compartidos con justicia y equidad, tal como se plantea. Sugerimos que un porcentaje del valor del nuevo impuesto por kilovatio producido, se utilice para el desarrollo socio económico de los corregimientos, distritos y provincias quegeneran estos ingresos.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Malestar en el partido

La opinión de….

Emmanuel García Moreno

.
Malestar  en el partido

.

Hace 40 años, cuando recién se afirmaba el golpe de Estado de Omar Torrijos, decidí escoger una bandera de lucha contra la incipiente dictadura.    No encontré un mejor símbolo de nacionalismo que el Partido Panameñista, dirigido en ese entonces desde el exilio por el insigne Dr. Arnulfo Arias. Tenía en aquel tiempo 22 años y me encontraba estudiando en Brasil.

La oposición al desmadre militarista estaba en ese entonces desarticulada y sin líderes visibles debido a la persecución política y a los atropellos del aparato represivo del régimen militar.   Me documenté sobre la vida y proyecciones del Dr. Arias y me entusiasmé con su verticalismo, honradez, disciplina y amor por la nacionalidad.   Mi panameñismo se afirmó bajo la sombra de este gran estadista.

El amor a mi patria me ha llevado a vivir y trabajar en el Darién en los últimos 15 años y he tenido la oportunidad de conocer a gran número de colombianos humildes y trabajadores que han sido acogidos por esa generosa tierra darienita.   Muchos de ellos me han dado testimonio de su enojo con una coterránea, que al igual que ellos, abandonó su tierra natal en busca de un mejor horizonte, pero que pasados unos pocos años, identificada con el poder reinante de los finales de la década de 1960, renegó de su nacionalidad y aseguraba en los medios de comunicación haber nacido en Panamá.

Uno de ellos muy molesto me decía en El Real: “mi familia y yo vinimos junto a su familia, ella tenía unos pocos años menos que yo. Ahora que tiene poder, no se acuerda de nosotros; pero doctor, ella no es panameña, es colombiana y me molesta que niegue su patria”.

Hoy leo en el periódico que la Asamblea Nacional se apresta a devolverle la nacionalidad a la Sra. Aydée Milanés,  disponiéndose a desconocer un fallo del Tribunal Electoral.   No se puede devolver lo que no se ha tenido.

La bancada panameñista está dispuesta a exigir a sus aliados del Gobierno en el hemiciclo, que se embarquen en esta epopeya como si no hubiese mejores causas que defender.   Están decididos a comprometer al gobierno de Martinelli en otra chambonada como la de Bosco, dándole, en bandeja de plata a sus adversarios políticos, municiones para que ataquen sin sentido al Gobierno.

Lo peor de esta cantinflada es que atentan contra la institucionalidad, poniendo en tela de duda ante la faz del país, los fallos del Tribunal Electoral.   Considero que están abusando de su participación en el gobierno Martinelli y de paso despreciando los valores enseñados por nuestro fundador el Dr. Arias.   Es inaceptable que por agradar a una persona, se ponga en riesgo la unidad de la alianza.

Por mi parte, estoy preparado para presentar mi renuncia al Partido Panameñista tan pronto se apruebe la ley Lay.  Yo mantengo mi panameñismo, pero dudo que éste se mantenga en el partido.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

La historia oficial… y otros demonios

La opinión del Sociólogo…

.

Carlos David Castro Gómez
.

La historia oficial… y otros demonios

.
Omar Jaén Suárez, alta cifra de la intelectualidad panameña, historiador y agudo pensador social, acaba de publicar un interesante artículo en el cual se refiere de manera despectiva y derogatoria a una noción que, para sectores muy importantes de la comunidad académica e intelectual del país, se resume en el concepto de “etnia negra panameña”.

De no ser por el hecho de que este artículo, en nuestra opinión, representa un monumental retroceso en el proceso de visibilización de temas tan álgidos como los de género, etnia o, raza, hubiéramos asumido esas afirmaciones como una suerte de delicatessen intelectual apoyado en la erudición y capacidad ex-cátedra del Dr. Jaén para referirse con solvencia y autoridad sobre temas nacionales. Pero además de un retroceso, estas afirmaciones parecieran revelar lo distante que se encuentra la comunidad culta de Panamá para debatir y abordar con seriedad temas emergentes y complejos en el contexto de la erupción de nuevos interlocutores sociales.

Debemos convenir en que las ideas expuestas no son exclusivas del Dr. Jaén, de hecho las mismas son ciertamente compartidas por un selecto núcleo de intelectuales panameños formados en importantes y exclusivas universidades de Europa y Norteamérica.   A su vez, como distinguido miembro de la academia panameña sus puntos de vista han sido endosados por las elites económicas y políticas del país.   Pero no nos engañemos, no caigamos en la elementalidad de pensar de que se trata solo de las ideas de un “intelectual orgánico” de las clases altas y adineradas del país.   Las opiniones del Dr. Jaén, al igual que muchas ideas relacionadas con nuestra cultura e identidad, esbozadas por otros autores, son el producto de siglos de dominación colonial y, en consecuencia, han sido producidas y reproducidas por el imaginario colectivo independientemente de la clase social a la cual pertenezcan.

El problema es  ¿Quién decide quién o quienes forman parte de una etnia? Por lo menos, los españoles durante la Colonia tenían resuelto este problema. De hecho, el conquistador español borró las diferencias étnicas de los pueblos originarios y los etiquetó con el término genérico de Indígenas.   De esta forma, se fueron perdiendo, sin menos cabo de la resistencia cultural, durante siglos, las diferencias entre Aztecas, Incas, Mayas, Olmecas, Zapotecas, Toltecas, Arawakos, Emberás, Kunas, Guajiros, Aymaras, Jíbaros, Otavalos, Mapuches, Chipayas, etcétera.

Igual ocurrió con los esclavos africanos que llegaron al continente, los cuales fueron invisibilizados con el término de Negros.   De esta manera, desaparecieron las diferencias culturales y ancestrales entre Yorubas, Carabalíes, Mandingos, Masais, Congos o Bakongos, Sanes, Awases, Nubas, Acholis, Afares, Tureges, Dukas o Akwases. Al igual que los pueblos originarios, los africanos también ingresaron al cartel de los invisibilizados.

Sospecho que en esta oportunidad, al cuestionar el derecho de un grupo a proclamar su propia identidad como “etnia negra panameña”, estamos reproduciendo un vicioso mecanismo colonial. En pleno siglo XXI, la etnografía o descripción desde afuera, sobre quien pertenece o no a una etnia, esta fuera de lugar.  Esta “antropología etnográfica de vitrina” hace tiempo entró en crisis. Cada grupo tiene el derecho a reivindicar su origen, pero desde su intima identidad y no desde afuera y menos por otra etnia.   ¿A qué grupo étnico pertenece el Dr. Omar Jaén Suárez?

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Los Padres de la Patria

La opinión del Abogado….

.
Alberto E. Fadul N.
.

Los Padres de la Patria

.
Cuando la vergüenza se pierde en el violento aguaje de la corrupción impune, la vulgar estafa de los privilegios, por ejercer determinados cargo públicos, ya se consideran, por los actores, derechos adquiridos. ¿Puede o debe la ciudadanía aceptar tan descara apreciación? ¡Definitivamente no!

El servicio público se desarrolla en función de las necesidades de la Patria.   Ejercerlo, debidamente, es una obligación no sujeta a privilegio alguno; particularmente, ante los niveles de pobreza que enfrenta una gran parte de nuestra población.

Cuando el gobierno contempla reformas fiscales y tributarias refiriéndose, populistamente, a las grandes empresas del país, es asombroso que la más alta magistratura no se refiera a los altos funcionarios públicos que malgastan enormes sumas del erario público.

El Órgano del Estado con la reputación más resquebrajada, ante la ciudadanía panameña, es el Órgano legislativo.   ¿Les importa o les preocupa esto a “Los Padres de la Patria”?
El gobierno, regente del Cambio, cuenta con mayoría en la Asamblea Nacional; ante tal situación, es de esperar que las propuestas, mínimas de reestructuración formuladas por su Presidente, no deberían contar con dificultades para convertirse en Ley; sin embargo, lo que se escucha y se lee es que, en privado, alejados del conocimiento ciudadano, expresan disentir con aquellas medidas que eliminan o disminuyen los privilegios a los cuales están acostumbrados. ¿Para eso es que cuentan con niveles elevados de independencia de criterios? O sea, para ellos malgastar el dinero del erario público, representa un actuar responsable y patriótico. ¿Sera posible que, realmente, poco les importa caminar por las calles de Panamá, ante su actuar insensible y descarado? Cuando las cosas tienen nombre y apellido y pasan del carácter genérico a lo particular, es aún más impresionante la cara dura con que se pavonean, orgullosísimos, por la calles de la ciudad.

Autos carísimos y armas especiales para la protección de un alguien de dicho Órgano, habitaciones secretas, etc.   Bueno en esa época aquello era de esperar.   Lo imposible de aceptar, ante la figura del Cambio, bajo la que fueron electos, por una impresionante mayoría, aún quieran pago por no trabajar, exoneraciones para la compra de vehículos, pasaportes especiales, sueldo para unos suplentes, absolutamente, innecesarios: los sueldos y los mismos suplentes.

Presidente Martinelli. ¿A qué debemos atenernos y cuál es su posición personal pública, frente a esta supuesta actitud de los “Padres de la Patria”?

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Panamá desde lejos

La opinión del Abogado y Embajador de Panamá ante la OEA…. .

Guillermo A. Cochez

.

Panamá desde lejos

.
Lo único que no se extraña de Panamá cuando se vive afuera es la vida violenta que cada día aumenta y que se experimenta en nuestras calles cuando te suenan sin razón la bocina, te recuerdan a tu difunta madre porque no vas a la velocidad que pretenden o cuando se pasan la luz roja y casi te asesinan porque estabas de primero en la fila que tiene la luz verde.    Sin embargo, Panamá es entrañable.   Tu familia, su gente, tus amigos.   Tu comida caliente con guiso casero y tu helada Panamá.   Tu música alegre y sus bailes tan movidos y su calor tropical que te logra enjugar algunas gotas de sudor.

Sin embargo a la distancia, sentimos que podemos ser mejores en muchas cosas.   Por ejemplo, poniendo orden en nuestras ciudades, en las urbanizaciones.   Una ciudad capital como Washington dispone de más áreas verdes que cualquier otra, a la par de campos de juegos y parques por donde uno mire, que sirven de entretenimiento y solaz a gran cantidad de sus habitantes y que seguro lograran que muchos jóvenes no se sientan atraídos por la droga.   Nosotros, donde no hay moles de cemento, buscamos la forma de eliminar la verde y sin planificación alguna, lo rellenamos con alguna construcción; en las barriadas donde por ley deben haber espacios para campos de juegos y parques, hacemos lo imposible para ceder para estos espacios los peores espacios.

La capital norteamericana tiene reglas muy severas de urbanismo.    El que no las respeta simplemente le demuelen lo construido en contra de las disposiciones.   Hacen cumplir muy estrictamente sus reglas sobre manejo y estacionamientos; a cada momento vemos grúas transportando vehículos mal estacionados: 100 por la multa; 200 por el transporte.   El que maneja embriagado se le ponen multas muy altas y se le acumulan puntos que pueden suspenderle la licencia de conducir por dos años.   El que no respeta la propiedad estatal, como las estafetas, los basureros y las áreas públicas podría hasta ser conducido a la cárcel.

No soy de los que me quejo por lo que veo en otras partes y no encuentro en Panamá.    Sin embargo, somos muy dados a copiarlo todo de otros lares; sin embargo, pero sólo lo peor: las bocinas estrepitosas; los horripilantes peinados y tintes; la ropa que atenta sobre todo contra la dignidad de las féminas. Copiemos lo mejor, lo que nos hará mejores. El hábito a ser ordenados; la costumbre de la lectura, el amor por las artes; la afición por la música clásica; la dedicación por el deporte. Gobernados y gobernantes, en una alianza sólida, pueden ayudar a que copiemos esas cosas buenas que una cultura como la anglosajona nos puede enseñar.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Revolución desde la derecha?

La opinión del comunicador social….

.
MIGUEL A. ESPINO P.

.

¿Revolución desde la derecha?

.
Desde el momento cuando se anunció el triunfo presidencial de Ricardo Martinelli, y antes de que asumiera el cargo, surgieron voces de alarma, salidas de las “izquierdas”, desilusionadas, quizá, por la escandalosa e inaceptable realidad de una derrota electoral y, lo que es peor, el triunfo arrollador de un exitoso y apolítico líder empresarial salido del odiado sector del capitalismo. Había triunfado la derecha y eso es considerado “malísimo” para los pueblos, sobre todo ante las perspectivas prometedoras del socialismo del siglo XXI, promovido con mucha demagogia en nuestros pueblos decepcionados, con razón, de los políticos y partidos de “la derecha”.   Aunque tampoco las propuestas PRD se consideraban de “izquierda.   Posiblemente, si el pueblo las hubiese considerado como “izquierda”, le habría dado menos votos. No es una opción en la que el pueblo cree, a pesar de la probidad de algunos dirigentes.

Parece que al presidente Martinelli no le preocupa lo de “ izquierdas ” o “ derechas ”, sino solo las soluciones reales y prácticas, como las sugeridas por el sentido común. En la lucha contra de la delincuencia, sin enredarse en consideraciones ideológicas sobre “ fuerzas policiales represivas ” contra “ sectores populares ” (¿las pandillas son de sectores populares?), se prometen mejores salarios a los policías, más unidades, leyes más justas y su aplicación, sin temores, sin diferencias de clases, sean del pueblo o de saco y corbata los transgresores.

En el problema del transporte público, por ejemplo, uno de los más emblemáticos que el gobierno promete resolver en beneficio del pueblo, la “ izquierda ” es el lado en donde se sienta el chofer, y la “ derecha ” es donde se halla la puerta por donde entran los pasajeros.

Con sus históricos fracasos, los partidos tradicionales han alimentado las esperanzas de la izquierda para presentar la necesidad de soluciones definitivas desde “ gobiernos revolucionarios ”; esto es, gobiernos que, fieles al nombre, consideran la destrucción de todo lo establecido para construir una nueva realidad, ideal y soñada, que no han logrado en ninguna parte.

En una improvisada locución pública, el presidente expresó, en solo una frase, toda su política socioeconómica, cuando se refirió al “ capitalismo salvaje ” como el camino equivocado para atender los problemas de la sociedad panameña. Con esa sola sentencia, el presidente parece conocer de qué habla y hacia dónde va. El único camino que le queda al mundo, tras los fracasos del socialismo radical y del capitalismo “ salvaje ”, es el rescate de los valores éticos y morales y su inserción en la economía y en toda la vida social y política; valores tradicionales y de sentido común; valores que tuvieron alguna vigencia en la concepción de una “ economía social de mercado ”, víctima ésta, también, de la creciente paganización de la sociedad; aspectos a los que se refiere, entre otros de importancia y actualidad, la Encíclica social de Benedicto XVI, Caritas in Veritate.

Para alcanzar los objetivos anunciados, deben darse voluntad política y honestidad. El presidente y su equipo parecen contar con esas cualidades.   De este modo, es posible que nuestro país pueda dar al mundo el ejemplo de una revolución sin violentos “ cambios de estructuras ”, o sea, una “ revolución ” desde la derecha, que se enmarca en una política de “ opción preferencial por los pobres ”, que solo se puede lograr con la vigencia de una cultura política en donde prevalezcan los valores éticos y morales tradicionales, erradicados de la sociedad moderna por el materialismo y el laicismo, nutrientes del capitalismo salvaje, y del socialismo revolucionario; ambos nocivos, por destruir la justicia social, el primero, y por destruir la libertad, el segundo, y por despreciar la dignidad de la persona humana, ambos.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El que traiciona una vez, traiciona…

La opinión del periodista….

ERNESTO A. QUIJADA

.

El que traiciona una vez, traiciona…

.
Son conocidos los enormes esfuerzos que está haciendo la mayoría de los delegados del PRD, respondiendo al sentir de los más de 600 mil adherentes, quienes exigen —ya no solicitan— que su actual dirigencia abandone sus cargos, ante el pobre resultado en las elecciones del 03 de mayo y el resquebrajamiento que han generado con su inacción.   Es harto conocido que estos miembros se dedicaron a “ barrer para adentro ”, aprovecharon sus cargos para beneficio propio y de sus adláteres, quienes son en resumidas cuentas los que mayores beneficios lograron en los cinco años de gobierno pasados.

La suerte está echada, pese a todas las fórmulas que han tratado de imponer para mantenerse a sangre y fuego en sus cargos, a los integrantes del CEN del PRD, al parecer, ya se les acabaron los excusas para dilatar lo que sus bases exigen.

Un cambio de actitud de esos directivos arrogantes, intransigentes y personalistas, y que ahora han cambiado la estrategia y se muestran como conciliadores y dispuestos a dialogar con los que las propias bases han seleccionado como representantes, en esto que debió ser una transición civilizada y no una lucha fratricida que debilita el partido. Varios de los actuales dirigentes del CEN, autodenominados seguidores de Omar, lo que han demostrado es ofender su memoria y desvirtuar el principio y fin de su legado.


A muchos suspicaces les resulta extraño observar a un Martín Torrijos, una Balbina Herrera, a un Héctor Alemán, a Pedro M. González y a otros en menor proporción hablar de sentarse a encontrar caminos de avenimiento, que permitan unir al partido.   Pero lo anterior, es solo la visión efectiva que sus acciones están dirigidas a mantener el control del partido en lo referente al manejo del subsidio electoral, para abrirles la chequera a sus condicionales, para que en estos cinco años de gobierno de la Alianza para el Cambio tengan un cuartel de invierno para esperar mejores tiempos.   Tanto es así, que un grupo de miembros y delegados está exigiendo los informes y la planilla en la cual se gasta ese subsidio, pero se encuentra con una barrera infranqueable de parte de la logia que gobierna a su antojo el PRD.

Ya Martín, Balbina y Alemán han demostrado que son conspiradores profesionales, seguidores fieles de los postulados de Nicolás Maquiavelo. Dentro del propio partido, ya se comprobó que traicionaron el pacto con Juan C. Navarro y esa traición genera severas consecuencias en miles de hogares de miembros del partido, que hoy han quedado sin empleos y /o están a punto de perderlos.

Que tengan cuidado quienes están aceptando el diálogo entre conspiradores para decidir el rumbo del PRD. Gente nueva como, Bolo Flores, Martínez Acha; e insignes y tradicionales, como “El Toro” Balladares y Juan C. Navarro, no pueden parpadear cuando se reúnan con estos personajes que tienen una bien ganada reputación de no honrar sus palabras.

.

<>
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Liderazgo en tiempos de crisis

La opinión del Comunicador Social…..

ERNESTO A. HOLDER

.

Liderazgo en tiempos de crisis

.
Desde hace algún tiempo el rol y el concepto de liderazgo en nuestro país entró en crisis y cada día parece afectarse más. Ha surgido un número considerable de personajes en la vida nacional, particularmente en el aspecto político, que se hacen llamar “líderes”.   Sin embargo, lo que ha venido sucediendo en nuestra esfera social y política con respecto a muchos de ellos tiene que ver más con las oportunidades que el momento en particular les ha ofrecido.   El clima social y, ante todo el factor económico, les ha abierto el espacio necesario para insertarse en el escenario nacional ofreciéndose como salvadores de la patria.

Una serie de eventos cuestionables han venido sucediendo en el grupo de gobierno que lleva las riendas de la Nación desde el 1 de julio pasado, que pone en duda y cuestiona la visión planteada en campaña por el entonces candidato presidencial.   Por otra parte, la semana pasada un grupo de notables ex dirigentes del Partido Revolucionario Democrático (PRD), llamó a su actual dirigencia a “.. no más atrincheramientos personales ?”; y a promover una inmediata “ restauración ” del PRD y su “ re-fundación doctrinal ”.   En ambos casos, hay evidentes señales de una crisis de liderazgo.   En el gobierno la visión expuesta por el presidente no parece ser norte de sus “ seguidores ”, y en el PRD simplemente no hay liderazgo establecido como para sacar a ese partido de la situación de cuidado en que se encuentra.

Peter Drucker, reconocido escritor e investigador social, teorizando sobre la cualidad del individuo, señalaba que: “ el líder que básicamente se enfoca en él mismo va a engañar ”. (“ The leader who basically focuses on himself or herself is going to mislead ”.)   Dice Drucker: “ Liderazgo es elevar la visión de un hombre a niveles más altos, es aumentar el desempeño de un hombre a estándares más importantes, es la formación de la personalidad de un hombre más allá de sus limitaciones normales “. Eso se logra, según Drucker mediante “ estrictos principios de conducta y responsabilidad, altos estándares de desempeño y respeto por el individuo y su trabajo ”.

Los indicadores culturales dan señales de que lo que ha sucedido en estos años es lo opuesto a los conceptos filosóficos de Drucker y otros pensadores.   Y culturales nada más, porque el desarrollo y la conducta cultural determina la ejecutoria social, política, ambiental, etcétera, del individuo.

En Panamá, lo primario y fundamental de muchos de los actores en el escenario nacional es cómo hacerse rico, y los que se activan en el entablado político trabajan por hacerse del control de segmentos del pastel económico.

Los problemas que experimentamos como sociedad y que se deben manejar como realidades que atentan decididamente contra nuestras posibilidades de desarrollo, no son examinados científicamente en un afán por ofrecer alternativas político-sociales y económicas para resolverlas.   En vez, y a falta de visión, estamos expuestos todos los días al ‘ matraqueo ’ grosero y mundano en todas partes para obtener ventaja y hacerse del poder.

La realidad atenta contra nuestro sueño de construir un país con ciudadanos interesados en trabajar por una visión más humana y entregada de compromiso con la sociedad. Eso no quiere decir que no los hay.   Pero reconozco que los ejemplos a imitar, en el marco de poner en práctica las enseñanzas teóricas de muchos pensadores, no están a la vista.

Drucker fue claro en su juicio sobre el egocentrismo en el liderazgo. Nuestras culturas americanas se han inclinado en estos años a atizar esa conducta y — esa conducta a falta de un liderazgo comprometido — es la que nos conduce hoy por caminos difíciles de supervivencia.

Solo nos queda reclamar oportunidades del liderazgo temporal que ofrece la actual dinámica político-social en donde el tiempo es un restrictivo, los recursos son específicos, y las probabilidades de forzar cambios dramáticos en las sociedades son limitadas.

En ese contexto y, para aquellos que se autoproclaman líderes y que pretenden dirigirnos como nación, la formulación de una nueva visión de país y las estrategias para resolver los problemas se deben delinear en el marco de un conocimiento educado de la realidad y de un entendimiento de las verdaderas posibilidades de lograr las metas propuestas para alcanzar la visión de un mejor país, eso es con el gobierno y con la oposición.

Fuera de eso, todo lo demás es irresponsable y demagógico.

.
Publicado el 21 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

<>

Estado deplorable de la educación

La opinión de la Arquitecta y Ex Ministra de Estado…Mariela Sagel

.

MARIELA SAGEL

.

Estado deplorable de la educación

.
En un programa de televisión en el que participé recientemente me tropecé con una realidad que me impactó por la confrontación que la misma tiene con el estilo de vida del panameño.

En ese programa, la viceministra de Educación señaló que Panamá está de penúltimo en lectura comprehensiva y tiene muchos problemas de lecto-escritura.  Esa medición no va pareja a la inmensa inversión que han hecho los gobiernos en este rubro y está yuxtapuesto totalmente a los índices de crecimiento que arroja tanto el Producto Interno Bruto como la economía en su totalidad.

Interesada en el tema encuentro que Panamá está en la posición No. 62 de mejor índice de desarrollo humano (IDH) de una totalidad de 70, siendo Islandia el país que ostenta el mejor índice y estando Brasil de último en este grupo privilegiado.

El Índice de Desarrollo Humano (IDH) lo define el PNUD como “ un indicador compuesto que mide el avance promedio de un país en función de tres dimensiones básicas del desarrollo humano, a saber: vida larga y saludable, acceso a conocimientos y nivel de vida digno.  Estas dimensiones básicas se miden, respectivamente, según esperanza de vida al nacer, tasa de alfabetización de adultos y tasa bruta combinada de matriculación en enseñanza primaria, secundaria y terciaria y producto interno bruto (PIB) per cápita en paridad del poder adquisitivo en dólares de Estados Unidos (PPA en US$) ”.

En esta medición se destaca que Cuba tiene mejor índice que Panamá, teniendo una economía tan deprimida, pero no me sorprende que Chile vaya en el número 40, dos puntos debajo que los argentinos.   Nuestro vecino Costa Rica tiene mejor categorización que nosotros,  pero Colombia está entre los países con un IDH medio, seguido por Venezuela y, la República Dominicana —que es el último país en la lista de deficiente lectura comprehensiva—, va casi pareja con los dos países bolivarianos que comparten una frontera.

Con todo este galimatías comparativo quiero señalar que es preocupante la situación, porque es obvio que nuestro vertiginoso desarrollo económico, que nos aleja muy rápidamente del resto de los países centroamericanos —aún antes de salirnos del Parlacen— lo que ofrece es un país de gente inculta sin vocación de superarse, y nos expone aún más a la inmigración inmisericorde de extranjeros que tienen la actitud de respeto y servicio que debe prevalecer en la población que trabaja, tanto en la empresa privada como en las oficinas del gobierno.   Lo interesante de descifrar en qué hemos fallado ni siquiera está en que el IDH panameño ha ido permanentemente en aumento desde el año 1975, o que quizás los panameños tienden a gozar de una vida larga, que casi no hay analfabetismo (el 91.9% de la población está alfabetizada) y por supuesto, lo que inclina la balanza, es el Producto Interno Bruto, que nos pone a todos con un ingreso per cápita que nos bloquea el acceso a ayudas internacionales por los pocos que somos y lo mucho que circula el dólar.

En resumidas cuentas, tenemos una población alienada en un país que avanza hacia el segundo mundo. Urge revisar, tanto por las autoridades como por la sociedad en general, la cultura ciudadana de la cual carecemos y trabajar hacia un verdadero crecimiento en todo sentido, tanto personal, espiritual como colectivo, para poder equiparar estos altos grados de desarrollo con algo tan básico y necesario como comprender lo que se está leyendo.   Que no nos sirva de consuelo que Panamá tenga un alto índice y que la mayoría de los países del área estén entre los que tienen uno medio, porque precisamente por la disociación que existe entre crecimiento económico y enriquecimiento cultural es que estamos como estamos.

Para complementar lo dicho en el programa y al decir de Eduardo Galeano, “ Al fin y al cabo, somos lo que hacemos para cambiar lo que somos ”.   Y cierro con este pensamiento de John Ruskin, sociólogo inglés que vivió en el siglo 19: “ Educar a un niño no es hacerle aprender algo que no sabía, sino hacer de él alguien que no existía ”.

.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Dueños de la verdad

La opinión del fotógrafo profesional y comentarista….

ARISTIDES HERRERA B.

.

Dueños de la verdad

.
Es sumamente deplorable escuchar a individuos autodenominados prolijos inquisidores del acontecer ciudadano, cuando no son aptos para guiar la opinión de los demás, gracias a sus descomunales rabos de paja ganados en anteriores actividades amparados por imaginaria impunidad.

La cuestión abordada ahora nace de los comentarios de ciertos conductores de un programa televisivo.  Espacio supuestamente dedicado al pugilismo, con abundante y excelente bagaje de esta rama del deporte sin faltar una coma.

Pero, recientemente tildaron de mentiroso a Bosco Vallarino, alcalde del distrito capital, además de reprochar sarcásticamente sus frecuentes apariciones con una estampa religiosa.   Asimismo, lo designaron indiscutible rey de la ignorancia administrativa comunal.

No soy gratuito o pagado defensor de la gestión del citado funcionario, pero lastima oír sandeces de los menos indicados para calificar su trabajo y festejar sus “ metidas de pata ”.

Por tal razón, traigo al tapete una contienda titular falazmente presentada con exagerada publicidad como una difusión en directo el 24 de enero de 1982 desde Atlantic City (EE. UU.),  donde Eusebio Pedroza defendía su faja universal frente al boricua Juan LaPorte.  Previamente, los mejores del boxeo notificaron la transmisión del evento en el preciso momento de su ejecución. Aún recuerdo el insólito fraude del que fui víctima, junto a gran cantidad de seguidores de la pantalla chica.

Patente está en mi memoria el enfado mostrado por los “ dueños de la verdad ”, cuando bien temprano un canal de la competencia reveló el triunfo del “ Alacrán ”. Mientras ellos solapadamente pasaban en diferido el combate con ribetes “ de directo ”. Sin duda, son culitripis con piernas de trapo.

Fue un imperdonable desliz de los amos del embuste.   La conducta del rival noticioso produjo un tremendo disgusto a los tramposos de la época, quienes tacharon el informe de perjudicial a los innumerables anunciantes del evento. No hubo rectificación ni disculpas por la falsa acción periodística, solo interesaban sus inmensos intereses personales.

No acabaron allí sus andanzas; porque también rememoro la discutida acción de los jueces del pleito de Pedroza contra el costarricense Rudy Alpizar la noche del 7 de julio de 1982, declarado sin decisión por una brecha sufrida en el segundo asalto por el actual miembro del Salón de la Fama. Repudié el veredicto en el semanario Todo en Deportes , editado por La Estrella de Panamá.

En aquel entonces fui el blanco de un ataque a mansalva, del que participaron los sujetos aludidos y otros muchos comunicadores sociales de igual calaña.

Defendían a toda costa, junto a la flamante COMIBOX presidida por el recordado Tomás Alberto Cupas, la corona del coterráneo, sin importar la claridad del resultado y del hecho en sí. Lo esencial era mantener el cinturón mundial en Panamá, basándose en un malévolo y archiconocido dicho: “ A lo tuyo con razón o sin ella ”.

No soy el más verás, y cometo errores. Pero, sigo sagradas enseñanzas evitando lanzar la primera piedra; aunque los comentarios de los sucesos parezcan barrabasadas carentes del más mínimo fundamento. Apuntalo esta opinión con la sentencia de Abraham Lincoln: “ Se puede engañar a algunos algunas veces, pero no se puede engañar a todos todo el tiempo “. ¡Zapatero, a tus zapatos!

.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Salen a relucir las garras

La opinión del sindicalista y Secretario General del SUNTRACS….

.

GENARO LÓPEZ

.

Salen a relucir las garras

.
Tal como lo señalamos en artículos pasados, el gobernar a través de “shows mediáticos” tiene su límite, en la medida en que la población empieza a percibir la verdadera esencia del llamado “cambio” de Martinelli.   Por ejemplo, en las últimas semanas la población ha comenzado a salir a las calles en busca de solución real a sus problemas socioeconómicos, la respuesta del gobierno ha sido la represión, tal como ocurrió con los pobladores en Colón y Panamá Este, realidad que ha sido transmitida con un bajo perfil por los medios de comunicación social, según algunos por los mensajes subliminales desde Presidencia en torno al tratamiento de las noticias referentes a la esfera gubernamental.

Por otro lado, a menos de 100 días de gobierno, los escándalos de corrupción en la nueva administración empiezan a salir a flor de piel: Alcaldía (viáticos a la esposa del alcalde, cheque de vicealcaldesa), Autoridad de Tránsito (297 permisos de operación emitidos de manera “ irregular ”, que llevó a la renuncia de la directora de la ATTT, Sandra Escorcia), entre los más sonados.    A ello hay que sumar la política preferencial desarrollada en el legislativo para la aprobación de la Ley de Reformas Tributarias, donde se termina favoreciendo, después de reunión a puertas cerradas en Presidencia y Asamblea, a los sectores tabacaleros, licores, ZLC, banca, entre otras.

Los viajes en grandes caravanas se suman a la gestión gubernamental, que despertó el descontento de la población, y que su critica trató de ser mermada con la manipulación “ informativa ” que hace el gobierno en torno al posible arribo del Papa Benedicto XVI en el año 2013.    Como si ello fuera poco, la defensa acérrima que se hace a la compra por casi 18 millones de dólares del avión presidencial, a pesar de que Martinelli dice no necesitarlo; aunado al pacto que buscan gobierno y perredista para establecer un acuerdo de la llamada clase política sobre los exorbitantes privilegios de los que gozan los diputados del país, al igual que otros altos funcionarios.

Como se ve, salen a relucir las garras de los mandatarios y su gestión de gobierno, la cual no dista de las de sus antecesores, los cuales gozan de la mayor impunidad, a pesar de que ello cuesta millones de dólares al pueblo trabajador.   Es decir, en la medida en que los apetitos personales y de grupos económicos de los nuevos inquilinos de la Cosa Pública comiencen a aflorar, el discurso anticorrupción del nuevo gobierno irá desapareciendo del escenario público, con lo cual corruptos y corruptores, del presente y pasado, gozarán de impunidad y podrán descansar en paz.

Mientras tanto, comunidades de Panamá Oeste están seriamente amenazados por el dengue, que ya ha costado la vida a varios panameños; niños de áreas marginales mueren por desnutrición, la comunidad indígena Ngäbe Buglé está amenazada con el virus A(H1N1) y malaria; tal como venía denunciando el Comité de Familiares por el Derecho a la Salud y la Vida los casos de muertes y afectados por el envenenamiento masivo por el tóxico dietilene glycol siguen aumentando (se reportan 1155 nuevos casos, estimándose que la cifra real es del orden de los seis mil afectados).  Todos estos problemas sin la mayor atención hasta el momento por parte de las autoridades gubernamentales.

En este sentido, conscientes de que solo el pueblo salva al pueblo, grupos originarios del país emprendieron desde el 17 de septiembre una caminata de casi 400 kilómetros, que partió de San Félix y deberá llegar a ciudad Panamá el 6 de octubre, para exigir se respete el derecho a su cultura y tierras ancestrales, se atiendan sus demandas socioeconómicas y cesen los proyectos mineros e hidroeléctricos que atentan contra el medio ambiente.

Esta realidad nacional obliga al movimiento social panameño a organizar y unificar sus fuerzas; a retomar los métodos de lucha de los sectores populares para enfrentar las políticas antipopulares, tal como se viene haciendo; en este sentido debemos solidarizarnos con las acciones de lucha que hoy emprende el movimiento campesino e indígena a través de la caminata “ Por el Derecho a la existencia de los pueblos originarios y campesinos en sus comunidades y territorios ancestrales con justicia social ”.

Hoy, más que nunca, estamos conscientes de que la ética y la moral, la honradez, la honestidad, la decencia es del pueblo trabajador, nunca han sido, ni serán de quienes explotan, roban y avasallan al pueblo trabajador.
.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.