El Canal de Panamá, un tajo abierto de minería

La opinión del Licenciado en Comunicación Social, Relaciones Internacionales y Docente Universitario….

Carlos E. Salazar M.

El Canal de Panamá, un tajo abierto de minería


Panamá es un país privilegiado, su ubicación estratégica sumada a su estrechez entre los océanos propició diversos intentos en distintas épocas de su historia, para el análisis, el estudio y finalmente la construcción de un canal interoceánico a través del istmo.

Ya en el avanzado siglo XIX y luego de excavar el canal de Suez, el ingeniero Fernando de Lesseps presentó, su proyecto de construcción del Canal de Panamá.  Precisamente, durante la construcción del Canal se removieron más de 183 millones de m³ de material originalmente excavado, cantidad esta de roca y tierra que solamente se puede excavar utilizando tecnología y experticia de minería. Cuando hacemos las comparaciones de la cantidad de trabajo y de material excavado en el corazón del Istmo de Panamá, nos preguntamos, ¿Adónde está el drenaje ácido que según los abogados y arquitectos convertidos en Gurúes del falso ecologismo, alegan se genera, al exponer grandes cantidades de material pétreo a la meteorización (lluvia), porque en el Corte Culebra, precisamente se expuso al excavarse esta gran cantidad de material, no solamente a la precipitación tropical de Panamá, sino, que se inundó con un lago (en su momento el lago artificial más grande del mundo), el cual según los apocalípticos, debería ser de ácido sulfúrico, qué barbaridad.

La obra de ingeniería más portentosa de principios del siglo XX, no es más que una mina a cielo abierto, por sus características, por el propio tajo que es visible, ahora más con la expansión, el cual no se diferencia en nada al tajo del sitio de mina de Petaquilla Gold y como aquél, no responde a las características de roca sulfurada, condición sine quanon, para la generación del cacareado drenaje ácido.

Las máquinas utilizadas en el canal de Panamá y un gran número de trabajadores que participaron en esta colosal obra, que seguramente no se habría podido construir hoy en día por el sabotaje que de oficio y por negocio realizan tantos y tantos necios que se atreven a hablar de temas de los cuales no tienen la más remota idea y lo peor, tienen luz verde en la gran mayoría de los medios de comunicación del país, algo de lo que me congratulo, porque así nos da la oportunidad de aclarar sus mentiras, cada vez que hacen alarde de su extenso desconocimiento de los temas de geología, mineralogía y minería.

Claro que técnicamente hablando, el Canal de Panamá es sin duda un gran logro de la ingeniería moderna, realizando exactamente los mismos trabajos que se proyectan en una mina a cielo abierto, claro está sin incluir los procesos posteriores de lixiviación. Todo el trabajo de perforaciones, las cuales se llenan con explosivos para volar la roca y la dura arcilla. El uso de palas a vapor (entonces) y hoy a combustible para excavar el material y su colocación en vagones del ferrocarril, hoy en cintas transportadoras, para ser acarreados hacia los sitios preestablecidos para su disposición.

Muchos disfrutan hoy de la zona turística de Amador y el famoso “causeway”, pues ese es el material pétreo que se excavó con tecnología minera en el corte culebra y sirvió para realizar este relleno y otros sectores de Balboa en Panamá.

Descargadores, esparcidoras, máquinas cargadoras de rieles, grúas, ferrocarriles, camiones de volquete entre muchos equipos de minería, fueron y continúan siendo algunos, de uso fundamental en los trabajos de ampliación, hoy por ejemplo tienen primacía, la prevención de deslizamientos y las medidas de seguridad en los programas de gestión de la prevención, concatenadas en la actualidad con la salud ocupacional y la gestión ambiental.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Riqueza

La opinión del Sacerdote Jesuita….

Rosendo Torres
.

Riqueza

.
¿Quiere Dios que seamos ricos? Esa pregunta se la siguen haciendo algunos predicadores no católicos, y quizás algunos católicos, que abogan por el Evangelio de la Prosperidad.

En tres de los evangelios Jesús claramente afirma que el que quiera ser su discípulo que se niegue a si mismo, que tome su cruz y que le siga. Más aún, contrastando los placeres de este mundo con su meta evangélica, Exclama: “de qué le sirve al hombre ganar todo el mundo si es con detrimento de su alma? ” . Se considera ésta una de las enseñanzas más radicales del Nuevo Testamento, sin embargo generaciones de gente de iglesia han entendido que ser cristiano en nivel de autenticidad, exige una disposición para sacrificar todo: dinero, fama, autonomía, incluso la propia vida.

Pero dentro del Protestantismo moderno, algunos grupos le han dado la vuelta a la frase y se preguntan “¿por qué no mejor ganar todo el mundo e incluso mi alma?”,   por varias décadas este pensamiento ha dominado, según David Van Biema en la revista Time del 18 de setiembre del 2006, el movimiento pentecostal de 10 millones norteamericanos que pareciera haberle dado la vuelta a la frase del evangelio.

Ignoran por completo la sentencia del Señor que dice que:  Uno no puede servirse a dos señores, al dinero y a Dios.

Según este movimiento de dudosa espiritualidad, Dios no quiere que nosotros esperemos.  Conocido bajo diversos nombres de “Palabra de Fe”, “Salud y Riqueza”, “Teología de la Prosperidad”, el énfasis está en la prometida generosidad de Dios en ser vida y en la habilidad de los creyentes de pedirla para ellos mismos.

Sugieren que un Dios que te ama, no quiere que tu estés económicamente quebrado.   Aduciendo para esto el Capítulo 10 de Juan, verso 10: “Yo he venido para que ellos tengan vida, y que esa vida sea abundante”.   Por supuesto que está hablando de la vida espiritual, pero resulta cómodo adherirse a la vida material ya que un 17% suscribe esta creencia, mientras que un 61% creen que Dios desea que la gente sea próspera materialmente y un 31% aceptan que si dad dinero a Dios, Dios te lo multiplica con más dinero. “Do ut des” (Doy para que me des).

Sin embargo, Jesús en uno de sus mejores momentos, cuando Pedro confiesa que Él es el Mesías, luego habla de su Pasión y de las contradicciones de la cruz para evitar equívocos en su mesianismo.

No atesoréis tesoros que los corroe la polilla o como está sucediendo con los problemas de la economía mundial tan variable en la cual muchos que tenían abundante, han perdido cantidades fabulosas.

.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Terratenientes de siete pies

La opinión del médico….

Juan Carlos Ansin
.

Terratenientes de siete pies

.
La tierra es uno de los cuatro elementos sin los cuales la humanidad no puede sobrevivir y que está sujeto al régimen de propiedad privada.

En el comienzo la tierra era sagrada y sólo éramos huéspedes del árbol o acaso de la rama con derecho a “bed and breakfast”.   Cuando nos transformamos en bípedos y bajamos a la llanura, cada familia, cada clan y cada tribu trazó los límites de su dominio y de su destino.

La posesión de la tierra es un complicado tema económico, político y social. Desde el punto de vista económico la producción agropecuaria fue el principal ingreso del PBI en la era pre industrial.   En nuestro país, según la profesora Marcela Camargo, en 1950 constituía el 29% del PBI. En el 2000 descendió al 6.5%. En 1920 el país tenía una población de 446.098 hab. El 73% de ella era rural y 23.3% urbana. En el 2000, con 2.839.177 hab. el 37.8 % era rural y 62.16% urbana.   Esta inversión en la distribución se debió a la pauperización del campesinado que migró a las ciudades.

Según el primer censo agropecuario realizado en Penonomé, el 82% de la tierra era del Estado.   En cuanto a los latifundios creados por la venta de tierras estatales en las primeras décadas como país independiente, muchas fueron a parar a manos extranjeras.   La hacienda alemana Bismarck, en Coclé del norte tenía una extensión de 2 mil Ha.   La Panama Boston Coconut Co. en Mariato, tenía 100 mil Ha.   Y la Corozo de propiedad de Rodolfo Chiari, en Los Llanos de Natá tenía 1500 Ha.   Dato curioso, sólo el 30% de los títulos de propiedad eran de mujeres.

En muchos países tradicionalmente agrícola-ganaderos ha habido una reversión de los procesos de reforma agraria debido a la distorsión asimétrica en la incorporación de tecnología y a la fragmentación de la producción de granos para la industria energética en detrimento de la seguridad alimentaria. De modo tal que la demanda de soja ha desplazado al cultivo de trigo, maíz, lino, cebada y forraje para el ganado.   Situación agravada por el arrendamiento de gran cantidad de pequeñas fincas a empresas extranjeras, como Monsanto, dedicadas al cultivo transgénico.

Sólo el Estado tiene la potestad de regular la tenencia de la tierra y al mismo tiempo la responsabilidad de resguardar la seguridad alimentaria, incentivar y controlar la utilización tecnológica, promover el valor agregado a las manufacturas, proteger los recursos naturales como los bosques y el agua y crear escuelas dedicadas al desarrollo científico y ecológico del campo.

La pobreza es consecuencia de políticas económicas egoístas y de malos sistemas sociales implementados por los gobiernos, pero también tiene su razón de ser en una cultura donde la impotencia del pobre ha permanecido intacta entre los vahos de la marginalidad y la adicción. En el capitalismo antropofágico, el pobre es un consumidor consumido por un sistema que a su vez consume al sujeto económico.

De lo que se trata es que la propiedad de la tierra no es tal.   La Dama de Negro es su más justa distribuidora, al final todos seremos terratenientes de siete pies.

.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El metro de Martinelli

La opinión del economista….

Flavio Velásquez
.

El metro de Martinelli

.
La gente no gusta de esos machos endemoniados llamados Diablos Rojos porque andan sueltos por las calles de la ciudad como almas en pena. La gente los piensa así tan malos como conducen y se muestran.

Como todos los machos en la naturaleza los Diablos Rojos se maquillan de colores llamativos que dibujan espantos agresivos y pinturas de cuerpos poderosos, y nombres de amores pasajeros; y visiones sobrenaturales.

El pueblo de Panamá no gusta de esos grafitis ambulantes, trompudos, tronantes y prepotentes. Pero gusta contemplar esos grafitis estremecedores para viajar a otros mundos fantásticos, para reafirmar un modo de ser panameño contrario a la letal conducta del Diablo Rojo; y para celebrar su mejor conciencia ciudadana; mística y primordial. Somos un pueblo que sabe mostrar muy bien sus fantasías y sus ritmos corporales agitados. Que sabe animar iconos y practicar liturgias trascendentes para conjurar y expulsar, como lo hace el exorcista, a sus demonios y aparecidos. Es en el rito místico del fuego, impreso en el Diablo Rojo, en donde el pueblo panameño fragua poderes incontenibles para rescatar derechos elementales y poner un alto a su dolor.

En cierto modo el rechazo al Diablo Rojo es una rebeldía total contra algunas cosas dañadas que no nos gustan de nosotros mismos. Ya que hemos llegado a esa parte de nuestra historia ciudadana en donde todo el pueblo de Panamá clama por vivir la catarsis final de un cambio que los libere de sus opresores. Pienso entonces que estos son tiempos de expiación y de limpieza ética que anticipan cercanos tiempos de liberación.

Así es que hemos llegado hoy al tiempo bueno del cambio; que coincide con el tiempo de la espera por el metro de Martinelli. Para salvar quizá ese arte popular que se aferra al realismo mágico. Pero ciertamente para terminar con el dolor intolerable que padece la ciudadanía y que le inflige con maldad implacable un sistema diabólico que está poseído por un grupo de gestores criminales.

Tiempo de espera para darle no sólo al Diablo Rojo otro espíritu; antes que muera. Un espíritu civilizador amigo de la sociedad. Un espíritu nuevo que civilice a los conductores. Un espíritu bueno que guíe a una administradora de rutas ordenadas, puntuales y expeditas. Un espíritu nuevo y bueno que se agite y anime también a los usuarios y a toda la ciudadanía.

Y si no sucede así, entonces cuando llegue el nuevo Metro de Martinelli, tendríamos el mismo viejo demonio metido en otro cuerpo y por ende, el mismo infierno de dolores.

Lo que quiero decir es que durante el tiempo de espera por el Metro de Martinelli todos los panameños tendríamos la extraordinaria oportunidad de cambiar nuestros malos hábitos por buenos hábitos.

Yo creo que podemos.

.

<>
Publicado el 20 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Un nuevo camino, velocidad excesiva

La opinión del político….

Rafael Pitti
.

Un nuevo camino, velocidad excesiva

.

Es una verdad de a puño, que una vez concretada la realización una obra de caminos o carreteras, más que hacer un buen uso de los mismos y valorar el beneficio, la gran mayoría de conductores parecieran entrar en un estado de éxtasis emocional, que los lleva a conducir a grandes velocidades, produciéndose de hecho accidentes graves y lamentables.

Traigo a colación esta realidad, porque la comparo con el eslogan de la nueva administración gubernamental, que hablando con objetividad, varios de los temas o asuntos que intentan cristalizar, definitivamente, beneficiarán a gran parte de la sociedad panameña.   Sin embargo, creo que la emoción de la asunción al poder y la equivocada idea de creer que el mismo es omnímodo, le están llevando más que ha lograr apoyo, exacerbar la voluntad de sectores importantes del país.

No conozco a fondo la dinámica y desarrollo del manejo comercial y operativo de la Zona Libre, creo con respeto que nuestros gobernantes tampoco.   Escuché a uno de los usuarios de pequeñas compañías que allí laboran, y me dio la impresión de una persona con mucha seguridad y elocuencia en sus argumentos.   El tema de la contribución o aporte al Estado, según ex funcionarios y los propios interesados es tangible y no como perciben los funcionarios de turno.   No obstante, lo más importante de este asunto es la voluntad manifiesta de los principales actores, en el interés de sentarse a conversar con las autoridades, para esclarecer y llegar a puntos de acuerdo que permitan un feliz término.

¡Increíble sorpresa!, luego que voceros del Ejecutivo anunciaran una reunión, los mismos la cancelan abruptamente, sin una explicación de lógica aceptación.   No se si han estimado y calculado la magnitud económica de este emporio. Con anterioridad algunos cambios en la Ley de esa Zona Franca, provocaron que empresas internacionales emigraran a otros países.   Por tal razón se requiere prudencia y sabiduría en la decisión. El deseo para que con las acciones emprendidas “Ahora le toque al Pueblo”, pueden traer consecuencias contrarias y negativas si no se actúa con mesura.

Por otro lado Señor Presidente, estamos en un estado de derecho y la época de barbarie fue superada.  Usted representa la majestad de la Patria. El tumbar paredes, cerrar casas de ocasión, participar en operativos de combate a la delincuencia y otros, puede causar aplausos y popularidad en algún sector de nuestro pueblo, pero frente a los hechos, nuestra imagen en el orden internacional queda maltrecha. Por favor, por Panamá, dele al cargo el lugar y rol que le corresponde.

Es más fácil apoderarse del comandante en jefe de un ejército que despojar a un miserable de su libertad (Confucio).
.

<>
Publicado el 19 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Sugerencia para el Movimiento 23 de Octubre

La opinión del estudiante de derecho…

Kevin Arjona-Moncada

.

Sugerencia para el Movimiento 23 de Octubre
.

Este artículo es una sugerencia para el Movimiento de Usuarios 23 de Octubre y para los familiares de los fallecidos en el accidente acaecido en las Garzas de Pacora, producto de la irresponsabilidad.

Hace poco, los resultados de toxicología hechos al cadáver de Carlos Iván Huertas (conductor imprudente del camión volquete en el siniestro de Pacora), revelaron que el nivel de alcohol en su sangre era de 148.5 microgramos por dL, cuando el reglamento establece que por encima de 86 microg/dL es embriaguez comprobada.

La norma vigente sanciona la embriaguez comprobada con una multa y la retención del vehículo. ¡Absurdez!   Un borracho al volante pone en riesgo no solo su vida, sino la de otros también. Todo individuo cuerdo y lúcido conoce los fatídicos riesgos que conlleva el conducir en estado de ebriedad. El chófer, al momento de ingerir alcohol, es consciente de que puede acabar con la vida de un inocente; el entendimiento o la previsión de este posible resultado ilícito, produce lo que en Derecho Penal es llamado “dolo eventual”.

Así las cosas, recomiendo al Movimiento de Usuarios 23 de Octubre que impulse, solicitando al Presidente, la creación de un proyecto de ley que sancione con pena de prisión a los conductores que se les diagnostique embriaguez comprobada.

Me comentaba un estudiante de Derecho español, que en su país tipificaron delitos contra “La Seguridad Vial”, que castiga con pena de prisión o días multa (de acuerdo a la gravedad) no solo a quienes conduzcan embeodados en grado sumo, sino a aquellos que conduzcan a una velocidad superior en 60 Km/h en vía urbana y 80 Km/h en vía interurbana a la permitida reglamentariamente; es decir, se castiga también el exceso radical de velocidad.

Y es cierto, el conductor conoce que el vehículo, si no es manejado con responsabilidad, puede convertirse en un arma de muerte; así las cosas, deben ser contempladas como hechos delictuales estas conductas.

En países primermundistas lo hacen, ¿por qué nosotros no?

.

<>
Publicado el 19 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Dime qué deseas y te diré quién eres (II)

UN MENSAJE AL CORAZON del Monseñor….

Rómulo Emiliani

Dime qué deseas y te diré quién eres (II)

Detecta cuáles son tus deseos más profundos. Pregúntate si van de acuerdo con las normas evangélicas y éticas y si te están llevando por el camino adecuado. Luego lo ideal es tener algún confidente, persona preparada para escucharte. Todos deberíamos tener “un director espiritual” o consejero. Hay que ser sincero y valiente para purificar el corazón de los deseos que hagan daño. El querer siempre sobresalir y ser el primero, vivir a “costillas de otro”, escaparse y no cumplir los compromisos contraídos, vengarse de alguna persona, cualquier mal deseo debe ser descubierto a tiempo y neutralizado.

Hay que enfocar tu atención en ideales nobles. Ese el gran reto nuestro. Entiendo por ideal noble el que te haga mejor persona, te ayude a crecer integralmente y mejore en algo la condición de la humanidad y del universo. Desde el que se ha decidido a estudiar y mejorar la condición de las mariposas en las selvas, hasta el que busca descubrir una vacuna contra el cáncer, pasando por la madre que quiere formar en lo mejor posible a sus hijos, o el que quiere montar un taller de mecánica y servir con calidad al cliente, los ideales son múltiples, variados y todos complementarios. Los buenos deseos son aspiraciones que intentan siempre mejorar la condición humana personal y comunitaria. Los malos deseos siempre al final tienen víctimas, gente que termina padeciendo la maldad producida por las acciones que alimentan el “ego” de alguien. ¿Cómo queda el alma y el cuerpecito de una niña violada por un desalmado? ¡Cuánto cuesta superar ese trauma!

Detrás de los asesinos hay deseos de aniquilación. Nadie mata por matar. Los que se atreven a quitarle la vida a alguien, primero lo mataron con su corazón. Poco a poco, sea por resentimientos y odios, o por dinero si es un vil sicario, el asesino planea el crimen, lo hace visual, se motiva con las imágenes. Siente un gozo morboso y sádico al ver mentalmente a la víctima rodar por el suelo y sangrar. Lo está matando en su alma y por eso Jesús nos dice que el que insultó mentalmente a otro lo está matando y merece el mismo juicio que un asesino, así como el que deseó a la mujer de su prójimo ya adulteró. Es decir, “del corazón del hombre nacen los homicidios, robos, adulterios….” Debemos estar siempre vigilando nuestros deseos, porque pueden ser el origen de una vida dichosa y plena, o de nuestros más terribles sufrimientos y frustraciones. Recuerde que con Jesús podemos purificarnos de nuestros malos deseos, porque con Él somos invencibles.

.

<>
Publicado el 19 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.