El lenguaje de la naturaleza

La opinión de….

.

Alexander A. Alleyne Botacio

.
El lenguaje de la naturaleza

Desde 1876, en la obra “El papel del trabajo en la transformación del mono en hombre”  (Engels)  se describe el diálogo establecido entre la naturaleza y la sociedad; la primera, proveedora de las materias primas que sustentan el modelo productivo y la segunda bajo el supuesto de una relación “grifo y sumidero”, se apropia de manera violenta de la oferta natural que nos ofrece el medio.

La historia ambiental da cuenta del modelo de relación establecida en el pasado; el presente nos cobra la deuda acumulada que tenemos como sociedad con el medio natural.

El cambio climático, realidad innegable, concepto en boga, no es más que la expresión natural de las acciones del pasado en presente.  En este contexto, como sociedad debemos reconocer que el clima es el lenguaje como se expresa la naturaleza . Bajo la premisa expresada en un curso de sociología ambiental reza así:  “El tipo de relación que se establece con el medio natural se expresa en las condiciones de este”. Por ello, no hay sorpresa de la recurrencia en eventos como inundaciones, vientos fuertes, “cuasi tornados” u otras expresiones de la naturaleza como resultado de nuestras intervenciones relacionadas con el irrespeto a las leyes naturales.

Partiendo de la construcción del Canal, como evento de transformación socio ambiental más traumática en escala local, y en lo actual los procesos de “desarrollo urbano” no planificados son ejemplos de intervenciones en el medio natural con su consecuente saldo.

La sociedad organizada bajo un modelo productivo, con profundo conocimiento y aceptación de su influencia en el orden natural, ha minimizado el potencial de la naturaleza frente a nuestro accionar. Con respecto a las modificaciones del medio natural, decía Engels: “En la naturaleza nada ocurre en forma aislada.   Cada fenómeno afecta a otro y es, a su vez, influenciado por éste; y es generalmente el olvido de este movimiento y de esta interacción universal lo que impide a nuestros naturalistas percibir con claridad las cosas más simples… no nos dejemos llevar del entusiasmo ante nuestras victorias sobre la naturaleza.   Después de cada una de estas victorias, la naturaleza toma su venganza. Bien es verdad que las primeras consecuencias de estas victorias son las previstas por nosotros, pero en segundo y en tercer lugar aparecen unas consecuencias muy distintas, totalmente imprevistas y que, a menudo, anulan las primeras” (Engels, 1876).

La realidad ambiental a escala global demanda un abordaje como sociedad; hemos reconocido el peligro ante la afectación del medio natural y por ende el riesgo a los impactos a eventos naturales–antrópicos; más allá de normativas o protocolos con intenciones fallidas de cohesión, es urgente un compromiso ético ambiental como especie en riesgo de extinguirse.

Finalmente, recordemos a Martí cuando expresó: “La naturaleza gime sin que los poderosos quieran escuchar”.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Tres edificios históricos de la ciudad

La opinión de…

.
Howard V. Walker

.


Tres edificios históricos de la ciudad


.

Panamá es un país poseedor de una herencia rica e histórica.   Sus tesoros datan de muchos milenios antes de la llegada de Colón y de siglos posteriores.   Estamos agradecidos por todos aquellos que se quedaron para nuestro enriquecimiento y apreciación.   Tristemente, mucha de esta riqueza de tipo arquitectónico-residencial de Panamá ha caído bajo el martillo destructor en los vecindarios centrales de la ciudad.

En muchos sentidos, podemos decir que nuestra historia está escrita más claramente en la arquitectura que nuestros antepasados nos han legado y en la que hoy se crea, porque nos vemos a nosotros mismos en nuestros edificios; ellos reflejan los valores y aspiraciones de los constructores en diferentes épocas.

Actualmente, el destino de varios edificios importantes de la ciudad capital, que datan del siglo XX, está en la balanza.   Todos jugaron papeles prominentes durante el crecimiento de la urbe.   Dos de ellos se ubican en la avenida Balboa:  el edificio de Embajada de Estados Unidos y la Residencia del Reino Unido;   el otro es el estadio Juan Demóstenes Arosemena, en Curundú. El estadio se construyó en 1938 y la Embajada dos años después. El edificio de Reino Unidos es el más viejo, fue construido a mediados de la década de 1920.

La destrucción de edificios con méritos histórico-culturales para reemplazarlos por nuevas edificaciones es algo que rechazan los ciudadanos en las democracias de la mayor parte del mundo. En vez de eso, se enfocan en un re-uso y rehabilitación. Con esto se busca preservar el diseño arquitectónico en un mundo cambiante, en el que se necesita ese sentido de perspectiva que proporciona el pasado y que nos liga a nuestros orígenes.

En otro nivel, en su diversidad visual, los viejos edificios enriquecen la escena urbana. Además, su preservación ayuda a conservar energía y recursos naturales, que tendríamos que volver a gastar con la construcción de nuevos edificios.

Se ha dicho que el sitio de la Embajada será utilizado para oficinas del Estado.   Este nuevo gobierno, en el que los panameños han colocado tanta confianza y la esperanza, tiene la oportunidad de demostrar un nuevo enfoque en el diseño y el desarrollo urbano, en el que el diseño contemporáneo sensible se integre a los edificios dignos.   Las opciones incluyen la localización de nuevas oficinas en el espacio abierto que queda en el bloque de la Embajada, ligado apropiadamente a la estructura en la avenida Balboa, entre otras.

El estadio Juan Demóstenes Arosemena es la única estructura pública de Panamá que representa el estilo conocido como Dignified Beaux Arts, que es la representación arquitectónica de una era, un recuerdo de los mejores tiempos pasados, del orgullo cívico y la esperanza en esta área empobrecida ahora.   Obviamente, las condiciones sociales en el área requieren de una atención drástica e inmediata. La pérdida del estadio puede ser inevitable, pero no antes que todas las opciones sean exploradas.

Afortunadamente, en el sitio de la residencia de Reino Unido todavía hay tiempo para establecer reglamentos y para controlar el desarrollo en esa zona.

En resumen, estamos ante tres desafíos que requieren tres buenas respuestas.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Aplicar la inteligencia para la solución de problemas

La opinión de….

.
Javier Comellys

.
Aplicar la inteligencia para la solución de problemas.

Cuando me refiero al concepto de inteligencia, no lo hago en función de aquellos empleados públicos que carecen de ella; ni de aquella que utilizaron los corruptos del gobierno pasado para robarle el dinero al pueblo; ni mucho menos a aquella inteligencia que utilizó la dictadura militar a través de sus aparatos y estamentos de seguridad, llamado G–2, que no era más que una especie de Gestapo para reprimir encarcelar y desaparecer a los que disentían del terror y la ignominia de esa época de la historia.

Voy a referirme a aquella inteligencia que sólo utilizan los seres excepcionales para resolver los problemas, las crisis y los conflictos que se generan como producto de las actividades diarias del ser humano.   De esa inteligencia que deben utilizar los gobiernos para enfrentar la pobreza, los problemas educativos, el alto costo de la vida, la corrupción en la administración pública, las irregularidades en el transporte, etc.   Esto lo manifiesto porque, desafortunadamente, nuestro país está viviendo una crisis cultural y de valores, de identidad y de supervivencia que sólo los gobernantes inteligentes podrán resolver.

Por ejemplo, en lo que se refiere al grave problema de la seguridad pública, el Gobierno tiene que poner a funcionar todos los estamentos de investigación, que conlleva un sistema de inteligencia de alto perfil.   Un sistema de alto perfil significa que las personas que se dedican a la investigación deben generar inteligencia. Y generar inteligencia significa ser consistente en la información, creativo, original, no hacer lo mismo todo el tiempo, tener espíritu de investigación, curiosidad, aprovechar los errores, etc.

No podemos tener un equipo de investigadores en la lucha contra el crimen organizado, la delincuencia, el pandillerismo y la corrupción, etc. que carezca de flexibilidad y fluidez de pensamiento, de sensibilidad ante los problemas y, fundamentalmente, de la capacidad de redefinición, de análisis y síntesis de la información que se obtenga.   Lo contrario a esto sería igual a tener una jauría de sabuesos no entrenados que, por entretenerse en rumiar un huesito, dejan pasar la presa.

En materia de seguridad, la inteligencia ejerce un papel fundamental para enfrentar el crimen organizado transnacional, ya que el mismo constituye una amenaza de primer orden en la institucionalidad del Estado, afectando el desarrollo económico, social y cultural del país, en un mundo que crece vertiginosamente interconectado e interdependiente.

Los estudiosos de la conducta humana manifiestan que el crimen organizado, que constituye una amenaza para la sociedad y el Estado, es multifacético. Al tener vinculaciones con el terrorismo se manifiesta de diversas formas, ejemplo el tráfico transfronterizo de drogas, armas y personas, el pandillerismo, etc. encontrando en el blanqueo de capitales y la corrupción el apoyo necesario.

No es extraño que nuestras instituciones públicas hayan sido en estos últimos años infiltradas por el crimen organizado; una mafia que ha actuado desde las altas esferas del Gobierno en confabulación con las empresas transnacionales, obstruyendo el crecimiento del país y encareciendo la vida de los panameños.   De ahí que es necesario investigar a cabalidad y auditar minuciosamente en qué se utilizó el dinero del presupuesto que se le otorgó a cada ministerio e institución durante la pasada administración.

El caso Cemis, que tanto escándalo hizo en el país, parece haber sido sepultado por un alud de tierra, porque no se ha oído más nada de ese caso. Nadie ha sido investigado, a nadie se le ha llamado a declarar, a pesar de que todos los involucrados tienen nombre y apellido. El Ministerio Público se ha quedado en el más absoluto mutismo, después de que hubo mucho ruido y pocas nueces.

Esperamos que la cadena de casos de corrupción que se están descubriendo en todas las instituciones públicas no corran la misma suerte.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Reflexiones educativas

La opinión de….

.
Francisco Díaz Montilla

.

Reflexiones educativas
.

Hace algunos días salió nuevamente a colación el tema de los deficientes resultados de las pruebas de admisión en las universidades oficiales, específicamente en la Universidad de Panamá y en la Universidad Tecnológica.

Un aspecto llamativo cuando se comunican situaciones como éstas tiene que ver con la dimensión tragicómica con que se anuncian, y la subsiguiente cacería de brujas: los responsables son los docentes, o son los estudiantes… o es la sociedad.   En fin, se trata de algo que se repite año tras año, y no hay visos en el horizonte de que las cosas vayan a cambiar.

Desde hace algunos años, las autoridades del Ministerio de Educación han iniciado una suerte de cruzada anti–fracaso escolar: los docentes deben entender que la evaluación no es un castigo cuya finalidad es fracasar al estudiante, etc.  Por ello, aunque en cálculo, por ejemplo, el joven no pueda determinar el límite de una función en un examen, el docente debe comprender que no todos los estilos de aprendizaje son iguales, así que debe buscar otras estrategias para que el joven aprenda.  La idea es que el chico no fracase.  Sólo que, en el caso del cálculo, una disciplina que requiere justamente disciplina mental, lógica y razonamiento, las otras inteligencias servirían de muy poco.

Parte del problema educativo tiene que ver con una pedagogía light impulsada por las propias autoridades. Al final, el docente –para que no le estén jorobando la paciencia por la cantidad de fracasos– se convierte en una especie de malabarista y aprueba, incluso, a los deficientes de todo el año. Esta práctica se acentúa sobre todo cuando se cursa el último nivel (de premedia o media).   Resultado, un joven habituado a la exigencia mínima,  perezoso intelectualmente, que no profundiza en nada, pero que cree saber un montón sobre el mundo que lo rodea porque lo ha visto en internet.

En las universidades, donde se debiera frenar esta situación, se prohíja, ya sea reduciendo el nivel de exigencia para el ingreso (en las oficiales) o mediante un tácito pacto de no agresión entre docentes y estudiantes.

Los miembros de las comunidades universitarias debemos ser más críticos. Y la crítica empieza por responder a algunas interrogantes: ¿cuál es el porcentaje ideal de ingreso a la universidad por año y por qué?, ¿es la universidad, más allá de la formalidad jurídica, una institución para todos?, ¿qué significa el ideal de la excelencia en contraposición a la masificación de la institución?

En China, un país teóricamente comunista, las respuestas están más o menos claras. Aproximadamente 60% de los aspirantes ingresa a la educación superior, presentando pruebas muy difíciles y entre el 10% –20% de los aspirantes ingresa a las universidades elites. En otras palabras, la universidad no es para todos, y prima la excelencia sobre la masificación.

Es hora, pues, de empezar a establecer algunos parámetros para hacer mejor lo que hasta ahora hemos hecho. En ese orden de ideas, me parece que debemos implementar una política de evaluación y de supervisión educativa eficiente y sistemática en tres líneas:

(i) calidad de proceso y formación docente,

(ii) evaluación del graduando de media mediante la presentación del examen de bachillerato,

(iii) aprobación de una legislación que disponga la obligatoriedad de exámenes para ingresar a la universidad y exámenes de Estado como precondición para la graduación.

Esto no soluciona el problema educativo, pero introduce parámetros mínimos en términos de control de calidad.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Prensa; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Pseudotorrijistas debilitan el PRD (I)

La opinión del Abogado…. .

LUIS CARLOS CABEZAS MORENO

.

Pseudotorrijistas debilitan el PRD (I)

.
La entrega sistemática, programática y gradual de quienes se autodenominaban la alternativa popular (Guaycucho NIR, luego PRT, algunos sectores del FER-29); la claudicación de unos y el anquilosamiento de otros dentro de sectores del Partido del Pueblo; la división “ingenua” del sindicalismo panameño, misma que “nunca” ha logrado agruparse en un “sindicato único y revolucionario”, añoranza abortada de Suntracs, Frenadeso y otros; el oportunismo dentro de corrientes de diversa índole en el PRD (empresarios y la tendencia), conducta esta confesa postinvasión, incluso por los adláteres del denominado “proceso revolucionario” (con mayores virtudes que deficiencias), sumadas a la poca atención por parte de quienes se autodenominaron los herederos de Torrijos (sus compañeros de armas, su partido) hacia esa creciente clase empresarial con visión de país, llegaron a ser factores que la clase política panameña en su conjunto acumuló, hasta lograr que la población en general dejará de creer en los políticos, como una vez sí lo logró Torrijos.

¿Y cuál fue el error mayor?: no generar un análisis serio, mesurado, cercano a la mayor objetividad de los errores y desaciertos. No, al contrario, teníamos que vanagloriarnos de ese pasado, que solo los líderes construyen, para que luego sus oportunistas seguidores destruyan.

EL PRD no solo abandonó en diez años la consulta interna, sino que, ya antes, las ansias de figuración de una gran parte de su componente directivo de primera línea nos llevó al error de confundir la implementación (que nos es lo mismo que orientación) de los “ programas de gobierno ” con la dirección del país y la dirección del partido. Pero lo que siguió fue peor.   En la gestión de Pérez Balladares la dirección del partido se llegó a convertir en la dirección del país y nos bandeamos con una organización que en el día era gobierno y que fuera de horas laborables era dirección partidista.   En otras palabras, duplicamos el desgaste, no supimos delegar la responsabilidad de preparar y entregar el liderazgo del partido a esos valiosos “ nuevos ” cuadros.

La debacle :  Al llegar los denominados ” martinistas ” cambiaron los frentes de masas por los “ teams ”, como si la política fuera un deporte, y así se inició el desastre. Martín Torrijos ganó las elecciones, pero triunfo él, no se sintió que ganó el PRD. Su estilo con los “ teams “, los amigos del mandatario, el partido en tercer plano, comenzó a brindar la tónica de lo que se esperaba.

Nuevamente se cometió el error de la anterior gestión PRD, pero esta vez fue devastador.    La consigna electoral a lo interno se tradujo en “ cero consulta ” con las bases del PRD,  “ cero acceso “ a lo que oliera a Pérez Balladares,  “ cero espacio “ a quienes no fuesen “ yes man ” del “ team ” y “ el jefe “.   Así se manejaron las cosas y se volvió al método Noriega de utilizar la letra “ P ”, dependiendo de si era para los amigos, aliados, adversarios o enemigos.  Lamentable que en un gobierno del hijo de Omar se abandonara el PRD hasta la fatalidad.

Y de la última campaña ni hablar: Una candidata presidencial (y casi todos los demás candidatos) abandonada a su suerte. (Ojalá se atreva a aceptarlo).   Con un equipo al que poco le importaba el momento político. Sus intereses, sus negocios, incluyendo los que se podían lograr a última hora, pareciesen haber sido más importantes. A cuántos de ellos no vimos con esas actitudes.   ¿Y qué no decir de aquellos otrora “ históricos dirigentes ”, que despotricaban contra Martín Torrijos y a los cuales la chequera presidencial, cuales pancistas descarados, no solo silenció, sino que de las acusaciones de “ muchachito delincuente, con ansias de rabiblanco ”, los llevó a presentarlo como el único salvador de los ideales de Omar?

Ojalá que con la apertura de la escuela del “ maestro ” Colamarco se acuerden de que, antes de dictarnos clases de torrijismo, primero deben concientizarse de que el torrijismo no es ideología, sino una práctica diaria, llevada de la mano de la consulta permanente, en donde no tienen cabida las coimas, la corrupción y, como el propio Omar decía, la lambonería. (Continuará).

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Justicia taiwanesa: ejemplo a seguir

La opinión del Abogado….

.
IRVING DOMÍNGUEZ

.

Justicia taiwanesa: ejemplo a seguir

.
En mayo de 2008, estando en Taipei para la toma de posesión del actual presidente Ma Ying Jeu, me tocó apreciar la forma como actúa el sistema de justicia en Taiwán. Mismo que está fundado en el sistema acusatorio, que a la fecha ha sido congelado en su implementación por razones presupuestarias en nuestro país.

Me llamó poderosamente la atención que el ex presidente, y actual convicto, Chen Shui-bian, a penas entregado el poder y pisando las escalinatas fuera de la Presidencia, y no lo digo en sentido figurado, era esperado por el fiscal general de Taiwán, quien le notificó a él y a su esposa de una medida limitativa de su libertad, consistente en no abandonar la isla hasta tanto culminarán las investigaciones seguidas en su contra y de algunos familiares, allegados y ex miembro del gobierno.

Transcurridos a penas seis meses desde esa muestra representativa de la posición que debe adoptar todo agente de instrucción, se ordenó la inmediata detención de Chen, su esposa y restantes implicados, por el mayor escándalo de corrupción que involucra al Estado taiwanés, y se prosiguió con las restantes etapas del proceso, el cual terminó hace unos días con la prisión perpetua del referido ex presidente y demás séquito implicado. Es importante resaltar que en un año y cuatro meses se procesó al ex presidente, sin distingo de su posición, como un mortal más, y se le impuso la pena máxima para el delito cometido, eso sí, respetándole todas las garantías y defensas a su favor.

Dicen que las comparaciones son necias, pero si cotejamos este caso versus los casos connotados de corrupción, o restantes delitos cometidos contra la administración pública en Panamá, nos percataremos de que transcurren años sin que se defina la situación de los mismos, siendo algunos víctimas de la indiferencia posterior de los medios y de la opinión pública, la cual en muchos casos sufre de amnesia a largo plazo.

Siento que la independencia judicial en estos casos se ve trastocada al no lograrse avances en procesos en contra de prestantes figuras gubernamentales o de partidos políticos con cierta representatividad. Incluso, países cercanos como Costa Rica, cuyo sistema judicial es modelo para Latinoamérica, se han visto imposibilitados de juzgar a ex presidentes por casos como el que se dio en Taiwán, situación que evidencia igualmente la intervención política en estos procesos.

A manera de corolario, es obligante que avancemos hacia un sistema acusatorio que escude al sistema judicial del intervencionismo estatal o particular y le dé vigencia a la independencia de criterio de los jueces y agentes de instrucción, respetando las garantías de todo procesado, sin importar prestancia o abolengo.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

¿Regresará Noriega?

La opinión del Docente Universitario….

.
MARCO A. GANDÁSEGUI

.

¿Regresará Noriega?

.
En Panamá la gente se pregunta qué le ha pasado a Noriega.   Sí, el general Manuel A. Noriega, quien fuera jefe de las Fuerzas de Defensa de Panamá (FDP) entre 1983 y 1989, hasta que la invasión militar norteamericana lo secuestrara para juzgarlo por cargos de supuesto tráfico de drogas. Curiosamente, fue rápidamente condenado como traficante en Panamá en un juicio realizado en Florida, mientras era considerado “prisionero de guerra” por el gobierno norteamericano.

Durante la invasión militar de EEUU fue muerto un número de personas que oficialmente nunca se ha dado a conocer. Algunos dicen que fueron mil personas, otros aseguran que fueron cerca de cinco mil.

En realidad, los gobiernos panameños (un total de cinco en 20 años) se han encargado de encubrir las causas y las consecuencias de la guerra declarada por EEUU contra Panamá. ¿Cuántas muertes fueron? ¿Por qué fue tomado prisionero de guerra el general Noriega? Preguntas que los gobernantes panameños y sus asesores legales prefieren no plantearse.

El gobierno norteamericano todavía tiene clasificada gran parte de los archivos que se refieren a la invasión militar de 1989. Además, unidades especiales de inteligencia norteamericana se llevaron la totalidad de los archivos de las FDP, que incluyen los de la Guardia Nacional (1953-1983).

Bob Woodward, el periodista que descubrió la conspiración del hotel Watergate, señala que la invasión era parte de una campaña de relaciones públicas del entonces presidente Bush (padre), quien era considerado un debilucho por la opinión pública de EEUU y había que crearle una imagen de “ macho ”.   La invasión militar, la muerte de miles de inocentes y la “ captura ” de Noriega lo convertirían en “ héroe ” y aseguraría su reelección en 1992. En la campaña electoral de ese año, Clinton lo desbancaría recordándole que el problema de EEUU era “ la economía, estúpido ”.

Curiosamente, EEUU trata de explicar la situación de Noriega recurriendo a la Convención de Ginebra. Tratado internacional pisoteado por EEUU desde su aprobación.  Washington admite que tortura, detiene sin juicios, asesina y realiza espionaje. (Los casos recientes de Guantánamo son una pesadilla para el pueblo norteamericano, que siente vergüenza por el comportamiento de sus gobernantes). Según analistas de ese país, EEUU debe expulsar a Noriega de su territorio y devolverlo a Panamá. Así dicta la Convención de Ginebra. Sin embargo, algunas mentes legales de EEUU alegan que Noriega no puede regresar a Panamá, porque constituye un peligro para la estabilidad política del país. “ El retorno del general puede contribuir a la destrucción de la unidad nacional. Como consecuencia, sería prudente descartar la ley y ser pragmático ”. Quienes piensan de esta manera en EEUU, dicen que hay “ demasiados políticos panameños que tuvieron vínculos con el régimen norieguista y su regreso crearía tensiones capaces de desestabilizar la sociedad panameña ”.

En realidad, Noriega constituye un peligro para EEUU en su calidad de agente de ese país mientras dirigía las FDP.   Si regresara a Panamá no podría ser juzgado, porque todas las evidencias de sus supuestos crímenes los tiene EEUU.   Como señalara el sociólogo argentino, Atilio Borón, Noriega ahora se levanta como espejo ante la política de EEUU en Colombia y México.   En el país vecino, el presidente Álvaro Uribe puede ser objeto de una acción punitiva por parte de EEUU si da un paso en falso.

.

<>
Publicado el 17 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.