Más cultura, mejor país

La opinión de….

.
JUAN BOSCO BERNAL

.

Más cultura, mejor país

.
Cuando observamos el poco valor que se le concede a la cultura y sus manifestaciones, el abandono de sus museos y casas culturales, pensamos que la Nación debe realizar un esfuerzo supremo para rescatar su esencia.

Este hecho no es circunstancial. En un país centrado en la actividad comercial y en el transitismo, crear, preservar y difundir cultura no es una prioridad reconocida ni una tarea fácil para sus emprendedores.

Igualmente, en un movimiento globalizador de culturas y pensamientos únicos, nuestra sociedad, como muchas otras, es llevada por la ola que mueve el mundo y que pone acento en los códigos y modelos culturales de países dominantes. De allí que se consumen bienes materiales y culturales con las marcas y especificaciones de esos mercados y se imitan los comportamientos, creencias y hasta el lenguaje de sus ciudadanos.

La cultura y las industrias culturales propias, tienen un reconocimiento menor. Los presupuestos asignados a las instituciones públicas que las promueven, siempre son inferiores, así como reducidos son los incentivos a las iniciativas privadas para producciones culturales nacionales del cine, la televisión, la radio y toda la gama de la industria editorial y hasta son banalizados los aportes culturales comunitarios.

La cultura es un medio poderoso que contribuye a que la sociedad enriquezca y regule el comportamiento de su población mediante prácticas, costumbres, códigos, normas, sistema de creencias y reglas de juego que definen una manera del ser panameño.

Igualmente, permite a los seres humanos reflexionar sobre sí mismos, contribuye a humanizar y socializar, crea personas críticas, pensantes, racionales, comprometidas éticamente con el progreso de su nación y el mundo. Es decir, personas conscientes de sí mismas, de su historia, con capacidad de trascender la inmediatez de su circunstancia personal, para ubicarse en el contexto social más amplio responsable y constructivo.

De ese modo, hablar de cultura es referirse a expresiones concretas y también simbólicas como: economía, arte, festivales, culinaria, vestimenta, danza, música, arquitectura, instrumentos de trabajo y monumentos.   Igualmente, tradiciones y creencias, los valores, la organización social, la tecnología, la ciencia y la comunicación.

En este contexto, la comunidad antonera ha hecho su contribución. Además de su reconocido Festival del Toro Guapo y su tradicional fiesta del Cristo de Esquipulas, en 1997 se creó la Fundación Casa de la Cultura de Antón “ Manuel María Aguilera ”.   Se trata de una organización privada sin fines de lucro, que nace por el sueño compartido de un número plural de mujeres y hombres de la comunidad de rescatar la cultura y crear un espacio para socializar tradiciones, valores, creencias, expresiones artísticas y musicales de ese distrito y de la región coclesana en su conjunto.

Fueron personalidades pioneras en este esfuerzo educadoras y educadores de prestigio, como Virginia Suárez de Jaén, Hercilia Morcillo Viuda de Bernal, Julio Ortega, Débora Patiño, Sonia Barnett, Silvia Helena Aguilar, Gloria Ponce, Lucrecia Ponce, Gonzalo Vásquez y Aida Aguilar Véliz, entre otras.

Desde su creación, la Fundación dedicó sus mejores energías y capacidades a crear un Museo de Tradiciones, objetivo que logró gracias a la generosidad de la familia Aguilera-Bernal, representada por la Licenciada María Alejandra Eisenmann A., que cedió la casa de sus ancestros para albergar allí este proyecto.

Siempre se concibió la Casa de la Cultura de Antón como un escenario vivo de encuentros, reuniones de trabajo por la comunidad, charlas y conferencias sobre los más variados temas de interés local (salud, educación, producción agropecuaria y artesanal), talleres educativos, pintura, fotografía y culinaria.

Hoy, el Museo de la Casa de la Cultura, gracias al apoyo de sus miembros y colaboración de la comunidad, ofrece modestamente una muestra regional de manifestaciones del folclor, arte religioso, instrumentos de trabajo, labranza, tecnología de formas de construir y ordenar las viviendas, de mitos y leyendas populares, entre otras.

También impulsa la creación de la Orquesta Infantil de Antón, que hoy suma más de 35 niños y jóvenes que desarrollan su talento musical y articulan sus capacidades para ofrecer conciertos en la comunidad y las escuelas del área.

Estas iniciativas responden al interés y la generosidad de muchas personas y organizaciones. Esperamos que oportunamente instituciones del Estado puedan hacer una contribución importante a estas experiencias, mediante diversos mecanismos que incentiven y consoliden la cultura como una expresión de fundamental valor para el futuro de la Nación.
.

<>
Publicado el 12 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Hospitalosis

Las opinión del médico…

.
GUILLERMO ROLLA PIMENTEL

.

Hospitalosis

.
Con el Cambio, el MINSA está recuperando la luz y retomando los criterios técnico —administrativos con lógica— científica. El Hospital San Miguel Arcángel fue construido por el presidente Endara.   Su presupuesto fue de $7 millones, al final consumió $12 millones, con el PRD.

Antes, sin iniciar su construcción, el PRD pidió 33 millones en préstamos a Francia.   El MINSA le pagó $1 millón en efectivo a la CSS por el terreno. El HSMA fue integrado, fue semiprivatizado, siguiendo orientaciones internacionales neoliberales, contra la opinión del objetivo inicial.

Desde el inicio Comenenal, niveles médicos y sociales con “ experiencia ” expresamos que ese modelo era privatizador, no práctico y antieconómico.   El tiempo demostró lo que estaba previsto: incoordinación, explotación inicial por algunos empresarios de salud, quiebra de los últimos, manejo irregular.   Ahora, tiene que reestructurarse el funcionamiento del HSMA.

Las prácticas de unificación de atención deben encuadrarse por etapas en lo que ya estuvo planteado en un gobierno anterior: de centralización normativa y descentralización ejecutiva en la Coordinación Funcional. Unificar por etapas la normativa, la planificación, la rectora, la sistematización, la modernidad, las macroadquisiciones, la auditoría, la supervisión y otros aspectos; y descentralizar la atención ejecutiva preventiva y curativa general con participación efectiva de la comunidad, especialmente en la vigilancia, prevención y educación sanitaria.

Puntos especiales merecen los adecuados presupuestos, su ejecución y auditorías considerando el elevado costo de la moderna tecnología científica.   La Red de atención, comunicación y transporte es un antiguo propósito del MINSA, que ha estado dependiendo de las vías de acceso, de la participación de empresas locales, de la sociedad y de la decisión política de atender a comunidades, aunque no tengan muchos votos.   Los telediagnósticos, telecomunicación y la coordinación con otras instituciones de seguridad y urgencias pueden agilizar esta acción.

Desde 1960, en una reunión Internacional de Escuelas de Medicina en Montevideo, en que representó a Panamá únicamente el Dr. Gorriz (q.e.p.d), que me designó su ayudante por estar especializándome en esa ciudad, se dio una serie de pautas de calificación a las Escuelas de Medicina, entre otras: personal de dedicación exclusiva, presupuesto universitario suficiente para áreas de investigación, docencia, atención clínica ambulatoria y hospitalaria.

El hospital universitario es costoso, porque debe incluir esas áreas con tiempo y calidad, para garantizar la salud colectiva y la enseñanza.   Cuando se recibió el Hospital Gorgas se programó hacer módulos institucionales especializados, entre ellas la Escuela de Medicina; pero posteriormente genios economicista PRD quisieron convertirlo en hotel, al final quedó solo parcialmente actuando como hospital.

La idea del hospital universitario no es nueva. Y es bueno que se comience por algo. Pero ese hospital debe tener suficiente presupuesto universitario para operar como tal y a un nivel de excelencia.

No puede ser solo un hospital de atención con personal para sacar trabajo. Tiene que ser para enseñanza e investigación, donde los concursos y la alta tecnología permitan elevar el nivel de calificación de nuestra Escuela de Medicina y de la Medicina Nacional.

La Salud no solo es medicina, es prevención, superando la pobreza, la ignorancia, el desempleo, la violencia, la mala distribución de la producción, la desnutrición, el precio de la canasta básica, el control de precios y la Justicia.
.

<>
Publicado el 12 de septiembre de 2009 en el diario La Estrella de Panamá; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Vuelve la Ley Faúndes

La opinión del funcionario público….

.

Lic. Hiraldo Cruz G.

.
Vuelve la Ley Faúndes

Así se titula un artículo publicado en la sección de opiniones el día miércoles 9 de septiembre de 2009, escrito por la doctora Marisín Villalaz de Arias.

En el citado artículo, la galena cuestiona al diputado Fanovich, a quien no conozco ni sé cuál es su bancada, sobre la presentación de un Proyecto de Ley que busca, según entiendo, que los mayores de 70 años de edad se retiren del campo laboral.

Además hasta se manifiesta de forma irrespetuosa y grosera para con el referido Diputado y la juventud panameña en general: “…un jovencito irresponsable viene a cortar…”

Será que la doctora Villalaz, siendo del sector salud, no ha comprendido que el problema de la Caja del Seguro Social en lo que respecta a la atención médica, el inventario de medicamentos y el aumento a los jubilados depende de factores administrativos, de justicia y de equidad, toda vez que existe una disparidad en el número de asegurados o dependientes en una familia versus cuotas aportadas.

Paso a explicar lo antes anotado: una persona que gana mil balboas mensuales paga no menos de sesenta balboas de seguro y en la mayoría de los casos sólo tiene a uno o dos asegurados, mientras que una persona que gana trescientos balboas mensuales paga no más de doce balboas de seguro y en muchos casos tiene hasta cinco dependientes.

Por otra parte que nos diga la doctora Villalaz ¿en qué sector laboral existen empleos para jóvenes y empleos para adultos mayores en una misma profesión?

El problema del desempleo no se combate sólo con la creación de nuevos empleo, sino también con la distribución equitativa de los ya existentes.

En Panamá nos falta cultura; cultura de ahorro para prepararnos para esa etapa, cultura de responsabilidad para hacernos cargo de los padres y abuelos que nos dieron, en su momento, todo para que alcanzáramos nuestras metas y por último, cultura de respeto para saber ceder espacio a las nuevas generaciones.

Toda persona jubilada debe y tiene que recibir todo el respeto, consideración, amor y dedicación de parte de sus familiares y el Estado, para que no se vean en la necesidad de laborar, para poder sobrevivir, pues ya su cuota al desarrollo de su familia y su país fue dada.

¡Que venga la Ley Faúndes!

.

Publicado el 13 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Este pueblo nuestro

La opinión de ….

Eudoro Jaén Esquivel

.
Este pueblo nuestro

.

Este es un pueblo que hasta ahora parece ingobernable.  Hemos pasado tantos años carentes de disciplina que meternos en cintura no va a ser tarea fácil.   Ojalá este gobierno lo consiga porque se nos están agotando las opciones liberales.

Nada demuestra mejor nuestro caracter indisciplinado que nuestro comportamiento vehicular.

Hace tiempo aprendí de mi hijo Manuel que existe un “lenguaje del tráfico” o sea un comportamiento vehicular que varía con las nacionalidades y que refleja el carácter de los pueblos  (Me costó un par de colisiones para aprender el “lenguaje” de los milaneses).   Inclusive el “lenguaje” varía dentro de un país.   El comportamiento del napolitano es distinto al del milanés.   En Suecia, demostrando ser un país disciplinado, el motociclista obedece las mismas reglas de tráfico vehicular que los autos; son incapaces de adelantarse irresponsablemente al vehículo de enfrente o circular entre las filas de autos como lo hacemos aquí y en Roma, por ejemplo.   En Alemania, otro pueblo disciplinado, se respetan las reglas de tráfico aún entre los peatones, a quienes no se les ocurre cruzar una vía sin la señal verde aún sin que haya autos en circulación.

Aquí en Panamá impera el desorden, la hostilidad hacia el peatón, el “voy por fuera”, “el juega vivo”, “el que parpadea pierde”, “el no voy” en fin, el irrespeto total a las leyes y al derecho de los otros. Este vacío de disciplina, esa ausencia de respeto al buen orden y a la ley es un reflejo de nuestro comportamiento en general. Vivimos sin miedo a las consecuencias, porque generalmente no las hay. No es necesario extendernos en ilustraciones, solo bastan unos pocos ejemplos de nuestro comportamiento vehicular:

• En todo país disciplinado indicar con la luz direccional en una vía de varios carriles sirve para advertir a los autos que nos siguen nuestra intención de cambiar de carril y los conductores que te siguen respetan tu intención.   Aquí no; sucede todo lo contrario.  Aquí el mensaje es señal para que el auto que te sigue o el que está dos o tres puestos detrás, tome la delantera, se adelante y bloqueé tu movimiento.   Típico “juega vivo”. Por eso pocos usan la flecha direccional en las carreteras, para evitar la usual obstrucción de tu maniobra, lo que es aun más peligroso.

  • En todo país disciplinado la luz amarilla significa disminuir la velocidad pues el tráfico se va a detener. Aquí significa “métele el pie que viene la roja” con consecuencias a veces fatales y el consabido tranque.
  • Pocos respetan la luz roja ni la presencia de policías los amedrenta.
  • En todo país disciplinado el conductor de un vehículo de transporte selectivo o colectivo protege a su cliente y maneja con cuidado, se detiene en los lugares designados o seguros pues un accidente fatal tiene consecuencias serias para el conductor y el propietario de la empresa. No es necesario perder el tiempo explicando lo que sucede aquí.

Son solo unos ejemplos. Estoy seguro que Uds. conocen muchos más.

Finalmente a mi retorno a Panamá veo unas modalidades nuevas para mí. Observo que muchos autos han tomado la costumbre de cubrir sus placas con papel ahumado; se me explica, para evitar ser registradas por las nuevas cámaras de vídeo.   Si eso es cierto, es un claro mensaje de que los conductores de esos autos piensan violar la ley ¿por que no los detienen? Lo he visto en taxis y carros particulares que circulan ante la complaciente mirada de los policías de tránsito.

Una observación, los cascos protectores que usan muchos motociclistas, muy similar a los cascos de protección de los bateadores de béisbol, son muy “chéveres”, pero muy peligrosos; no ofrecen la protección debida. En Europa están prohibidos. El casco correcto es el que protege el mentón, la parte más expuesta en una caída accidental. Las autoridades deben tomar nota.

Cambiar nuestra cultura y convertirnos en una sociedad respetuosa de la ley y el derecho de los otros requiere un gran esfuerzo sostenido de los gobiernos y la sociedad civil.   En cierta medida requiere crear una nueva persona, empezando desde la niñez. A veces pienso que no lo lograremos con estas generaciones y que quizás habría que empezar de cero con las próximas.

Ruego a Dios que el nuevo gobierno cure mi pesimismo, probándome equivocado y no suceda como lo del el Rey Sol que muriendo sentenció: “después de mí, el diluvio”.

.

Publicado el 13 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Claver

La opinión del sacerdote…
.

Rosendo Torres

.
Claver

.

Poco conocido en Panamá, como tantas obras y varones de la Iglesia Católica, es Pedro Claver que el 9 de septiembre figura en el Calendario Litúrgico, Santo jesuita, venerado en Cartagena de Colombia, país vecino. Allí reposan sus restos, como un atractivo turístico más de un presbítero extraordinario conocido como “el esclavo de los esclavos”.

Así como es desconocido, asimismo tiene que suscitar como mínimum, admiración por su labor humanitaria ejemplar inspirada en el mismo evangelio, o buena nueva de Jesucristo que leemos y meditamos entre nosotros. Al hablar de afros, y afroamericanos, es imperdonable desconocer y no admirar a tan gran personaje.

Vivió 66 años de 1591 a 1657 en sitios como Verdú, Cataluña, Barcelona, Tarragona, donde inició su noviciado, de allí donde adoptó como norma sacada de los Ejercicios Espirituales de San Ignacio : “Buscar a Dios en todas las cosas y trabajar por hallarlo en todas; hacer todas las cosas por la mayor gloria de Dios”. Como sólo se puede explicar la obra que desarrolló, el espíritu con que lo hizo que aun hoy es admirado porque en estos tiempos hay que tener mucha fe cristiana para poder admirar debidamente a tan gran Santo, que no es ningún bulto de cartón prensado, ni un tuco de madera labrado sino un miembro aventajado de la Iglesia Católica, a quien veneramos y deberíamos admirar e imitar como él lo hizo con ‘Cristo en obras concretas necesitadas.

El infame comercio conocido como la “Trata de Negros”, estaba en su apogeo en 1614. Cada año millares de negros eran cazados como fieras en las costas africanas de Guinea, Congo y Angola y trasladados a los puertos de América, amontonados, sin distinción alguna en inmundos bodegones de los barcos negreros, con cadenas, sin cama, sin ninguna atención y con escaso alimento. Muchos perecían en la travesía, los más llegaban cubiertos de llagas y úlceras purulentas. En los puertos de desembarco aquella triste mercancía humana era encerrada, como animales, en almacenes húmedos y oscuros, o custodiada en grandes cercados hasta que los colonos los compraban para utilizarlos como esclavos en las plantaciones o en las minas o en cualquier otro servicio. Uno de los puertos era Cartagena que por dicha contó con la presencia de un santo que con todo orgullo durante 40 años se firmaba como “esclavo de los esclavos”.

Tuvo que vencer el odio al blanco que justamente se anidaba en el corazón de los esclavos, luego aprendió la lengua de Angola y múltiples dialectos y sobre todo el vil interés de los negreros que querían vender con celeridad su mercancía humana. Sin arredrarse con estos escollos, logró que ninguno fuera llevado sin antes ser bautizado.

A mi modesto juicio, Pedro Claver es un santo moderno por el tipo de apostolado que asumió, ya que aunque no es oficial la esclavitud, si existe.

.

Publicado el 13 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Entre críticas y realidades

La opinión del Ministro de Gobierno y Justicia, Abogado…

.

José Raúl Mulino

.
Entre críticas y realidades
.
Ser funcionario público conlleva estar sometido a más críticas que alabanzas. Prefiero las críticas que las alabanzas porque estas últimas, en la vida política, casi siempre vienen acompañadas de solicitudes oportunistas. Sin embargo, las críticas genuinas sirven para orientar mejor nuestra actividad y aclarar a los críticos aquellas cosas que no son ciertas, cuando se puede identificar la buena fe del mismo. Ahora bien, hay quienes critican todo, con o sin razón; para ellos, el silencio.

En estos más de dos meses a cargo de esta cartera he procurado ser lo más sincero posible con el país en lo que al escenario de la seguridad pública y ciudadana se refiere. He podido valorar la crisis y las diarias amenazas que la caracterizan así como reconocer que el problema es profundo, de arrastre, y que vivimos-con lástima lo digo-en una sociedad altamente corrupta. En esto no distingo, salvo las excepciones que confirman toda regla.

A raíz de las últimas fugas en La Joyita no faltaron los críticos. Unos por real preocupación, otros por politiquería y otros que, sin autoridad moral alguna, se ponen saco y corbata para ir a los medios a dictar cátedras, a sabiendas de que bien pudieran estar dentro de una de esas celdas.   Pero algunos comentaristas se divierten con ellos y le dan una absurda preponderancia que atribuyo más a desconocimiento que a otra cosa.

No he escondido la dura realidad de nuestro sistema penitenciario.  Le he dedicado tiempo y esfuerzo a buscar una manera de resolver en el tiempo la deplorable situación física de los centros, el hacinamiento vergonzoso y sanear poco a poco la corrupción que campea tanto en la esfera de custodios civiles como en miembros de la Policía Nacional vinculados a tales centros.   He viajado buscando ejemplos exitosos y he logrado recursos para ir atacando la inseguridad.   Jamás he manifestado que se hará en corto tiempo.   El problema es muy grande y el abandono mayor como para pretender que algo así se resuelve solo con voluntad, la cual me sobra.   Tampoco con improvisación.   La crisis de hoy, en materia de infraestructura, es el resultado de la improvisación de ayer y eso no lo vamos a repetir. Además, algo que debe quedar claro, no improvisar y edificar hacia futuro soluciones integrales es costoso y no abundan recursos.

Hemos ya dado la orden de proceder, luego de cumplir con los trámites de ley, para iniciar toda la reparación de infraestructura en la Joya y Joyita y construir un muro perimetral de seguridad que no había. He dicho y reitero que la falta del mismo unido a la corrupción que estamos saneando es vía libre para que se fugue todo el que quiera. Tal instalación estará lista a más tardar el 10 de diciembre próximo. A partir del 2010 venimos con la construcción de cárceles nuevas con toda la tecnología y diseño para que sean seguras y cónsonas con los estándares internacionales en materia de derechos humanos.

La presión por resolver no nos hará improvisar. El abandono integral del país no es nuestra responsabilidad pero debemos recuperarlo con urgencia, con transparencia y con determinación. Bienvenidas las críticas y sugerencias de buena fe.

.

Publicado el 13 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

El transporte es un servicio de primera necesidad

La opinión de…

.

Carlos López

.

El transporte es un servicio de primera necesidad
.

El derecho de toda persona es adquirir un bien o servicio (de desplazamiento ) de un proveedor de calidad. La calidad es un factor operacional y significa satisfacción.

El usuario por analogía es consumidor, y debe obtener los servicios básicos como un derecho consagrado en el artículo número 22 de la Declaración Universal por los Derechos Humanos (Los gobernantes de cada país deben proteger y defender a sus ciudadanos y ayudarles a que tengan lo necesario para vivir).

Por consiguiente, toda persona como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad. Ya que cotidianamente las personas para desplazarse o moverse utilizan un pésimo equipo rodante, mientras los concesionarios son los beneficiarios.

Entre los Certificados de Operaciones (cupos ) otorgados por la ATTT y los equipos rodantes -omnibuses existentes en las distintas rutas- conduce a un desbalance por falta de los carruajes. Los artículos 1 y 33 de la Ley 45 de 31 de octubre de 2007 tutela los derechos de los usuarios y los deberes del gobierno.

¿ El metro es la nueva alternativa ? No hay duda, es necesario y urgente. No obstante, se requiere antes y después de su inicio los ruteros que significa solución para los trabajadores.   Ahora mismo la situación deficitaria de los buses en las rutas es evidente, y debemos de conocer ¿Qué gestión está realizando la A TTT para exigir a la portadores de cupos ausentes en las rutas la sustitución, reemplazo o reposición? Hay que poner un plan en acción, traer 300 buses de poco uso para el 30 de septiembre y 300 para el 30 de noviembre de 2009.

Después, se puede traer los Luxury americanos, asiáticos y europeos.   El tiempo para conversar transcurrió en los últimos 30 años de goce y disfrute de un sistema cerrado de los transportistas. Ese sistema colapsó. Ahora, le toca al pueblo en un sistema abierto en donde los gobernados por mandato electoral seleccionó en el sistema democrático a sus gobernantes como administradores públicos.

Los municipios o la ATTT tienen que colocar en el mercado varios equipos rodantes dentro de un programa institucional.   Los municipios como gobierno local o la ATTT como gobierno central tiene que defender a los usuarios del transporte colectivo, de manera que sus funciones puedan ser ideal y real.   En vista de que, en un gobierno de Ricardo A. Martinelli B. no debe amainar a los transportistas, ya que el verdadero cambio significa transformación.

.

<>
Publicado el 12 de septiembre de 2009 en el diario El Panamá América; a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.