Sabías que…

La opinión de…

,

Cledy Vásquez de Riesen

.

Sabías que…

Aunque hay quienes ven a la discapacidad como algo novedoso y sensacionalista, es una condición inherente al ciclo de vida del ser humano que ha existido desde el principio de los tiempos.

Es así como leemos en Las Sagradas Escrituras pasajes donde se hace alusión a sanaciones realizadas por Jesús a ciegos, paralíticos, endemoniados y otros vulnerables, todos ellos humildes, pobres, rechazados, repudiados y segregados, objetos de burlas y humillación.

A través de la historia el tratamiento que se le ha dado a esta población vulnerable, las personas con discapacidad, ha respondido a condiciones políticas, sociales, económicas y filosóficas de cada país.

En la Edad Antigua y Edad Media, los (as) niños (as) que nacían con discapacidad eran sacrificados (as) o arrojados (as) al vacío, viéndoseles en ocasiones con un enfoque mágico-religioso donde se les ligaba a una divinidad o al demonio, siendo objetos de lástima o caridad.

También eran señalados como atípicos e identificados con calificativos como minusválidos, impedidos, retrasados, discapacitados, y otros términos peyorativos que por ignorancia, han persistido hasta nuestros días.

Luego de la post-guerra, en forma segregacionista se les ubicó en auspicios y hospitales, tratándoseles con un enfoque de salud-enfermedad, donde los que primero recibieron atención fueron los ciegos y sordos, permaneciendo sin autonomía ni participación ciudadana.

Con la revolución industrial que conllevó muchos cambios en los paradigmas anteriores, surge el concepto de vida independiente o autónoma y el enfoque y tratamiento de la discapacidad desde el modelo de los derechos humanos, junto a conceptos de equidad, diversidad, equiparación de oportunidades, accesibilidad universal o total y otros dirigidos a ver a la persona con discapacidad como sujeto y no objeto de derecho.

Son muchas las normativas legales que existen en torno a la discapacidad, siendo la ley 42 de 1999, reglamentada por el decreto 88 del 2002, la considerada ley madre en la temática de la discapacidad en nuestro país. Sin embargo, dista mucho para que esta reglamentación se implemente en su totalidad, requiriéndose de la buena voluntad y compromiso de todos (as).

La Primera Encuesta de Discapacidad (PENDIS) realizada en nuestro país por la Secretaría Nacional de Discapacidad, SENADIS,(2005-2006), donde la provincia de Veraguas y Comarcas registran la mayor prevalencia, ofrece resultados que permiten orientar certeramente la atención de las 3700,053 personas con discapacidad registradas en nuestro país, que corresponden al 11.3% de los (as) panameños (as).

El lema “Nada de Nosotros, sin Nosotros”, con el que las personas con discapacidad reclaman su derecho a la no representatividad en aras de una vida independiente y autónoma, con pleno disfrute de los derechos humanos, es un mensaje al que debemos responder por convicción y solidaridad.
.

<>
Publicado el 9 de septiembre de  2009 en el diario El Panamá América ;  a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: