Mortandad de peces, agroquímicos presentes

Mortandad de peces, agroquímicos presentes

La opinión del Ingeniero….

.

Carlos Salazar

.

“Verde con punta es guanábana”, reza un viejo refrán cubano.

Constantemente recibimos noticias de grandes mortandades de peces en diversos ríos de la república de Panamá, sin que se organicen movimientos para protestar ni clamar por la prohibición de ciertos productos agroquímicos de libre venta en nuestro país, aunque algunos de ellos sean prohibidos en la mayoría de los países civilizados.

Por otra parte la frontera agrícola avanza y la explosión demográfica,  con las conocidas porquerizas, atentan contra las fuentes de agua, incluyendo al río Chagres (así lo publicó el científico Stanley Heckadon, hace ya varios años).

Por ejemplo, el periodista Alcibíades Cortez de La Prensa reporta en un despacho del día 4 de agosto del presente, que los análisis físicos, químicos y microbiológicos realizados por el laboratorio del Ministerio de Salud (MINSA) en la provincia de Los Santos confirmaron la contaminación de origen fecal en el cauce del río Estivaná, principal afluente del río La Villa y donde se encuentra la toma de la potabilizadora Rufina Alfaro, que abastece de agua a más de 60 mil santeños.

Más adelante, señala el periodista Cortez, que existen antecedentes al nuevo hallazgo, ya que están los exámenes realizados en los años 2005 y 2006 por el laboratorio de calidad de agua del MINSA en Los Santos, que detectaron la contaminación del río Estivaná por heces fecales provenientes de las lagunas de oxidación de las porquerizas que vierten sus aguas sin control.

El mismo profesional de la pluma destaca también en otro despacho periodístico del 4 de agosto, que “Funcionarios del Ministerio de Salud (MINSA) y de la Defensoría del Pueblo en la provincia de Los Santos comenzaron esta tarde las investigaciones para dar con los responsables de haber contaminado el cauce del río Viejo, en el distrito de Tonosí.” Continúa diciendo el despacho que la averiguación comenzó luego que ambas instituciones, recibieran denuncias de la existencia de peces muertos en el citado cauce, aparentemente por contaminación de las actividades ligadas al sector agropecuario en la zona.

Con fecha del 5 de agosto, el mismo periódico, publica “Investigan mortandad de peces en el río Tuira”, esta vez la noticia es de Isabel Castro P. desde La Palma, Darién. En la noticia se destaca que “Alci Bacorizo, director de la Autoridad de Recursos Acuáticos de Panamá, en Darién, dijo que la probable contaminación de las aguas del río Tuira por un agroquímico puede haber causado la mortandad de peces de agua dulce y salada, detectada esta semana”.

Se señala también que en la comunidad de Colorado, por el Lirial, cercano a la laguna de Matusagratí, se dio una fumigación con un fuerte agroquímico para sembrar tecas. Esto es lo que ha provocado la muerte de gran cantidad de especies de agua salada que llegan procedentes del golfo de San Miguel.

Es así como encontramos a lo largo y ancho del país cualquier cantidad sostenida de casos que culminan con la mortandad de peces como consecuencia de actividades humanas diversas, en zonas en las que no existe ningún proyecto minero, pero las mismas pasan inadvertidas para los Neofariseos del ambientalismo, o como los llama el presidente Correa del Ecuador, “Ambientalistas infantiles, o bien, como acertadamente los calificó Juan Carlos Tapia en su programa del pasado jueves 31 de julio.

Mientras que los ríos aledaños al proyecto minero Petaquilla, son constantemente monitoreados de manera científica, tanto por la ANAM, como por el MICI, además del propio programa de gestión ambiental de la empresa, estas personas (con distintas motivaciones que van desde las ideológicas, a las económicas e impregnadas de extensa ignorancia), insisten en acusar al proyecto de causar estas muertes de peces, cuando la verdadera causa de la muerte de estos peces y los del resto del país radica en el uso indiscriminado y desordenado de agroquímicos altamente tóxicos y causantes de la muerte de decenas de panameños, como consecuencia de su consumo directo e indirecto.

Ojalá que un día se norme la importación, venta y uso de estos mortales productos que con la complicidad de toda la sociedad, se encuentran en todo el territorio nacional, esperando a ser comprados y así regados por nuestros suelos y aguas en su mortal accionar.

Mortandad de peces, presencia de agroquímicos, verde con punta es guanábana.

.

<>
Publicado el 4 de septiembre de  2009 en el diario Panamá América Digital a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: