Cómo se siente una mujer después de los 40

La Psicóloga y especialista en Conducta Humana…Geraldine Emiliani

opina…
“CÓMO SIENTE UNA MUJER DESPUÉS DE LOS 40”

Muchas mujeres piensan que después de los 40 la vida se acaba y que al llegar a esa edad ya están viejas y nadie las podrá amar. Viven con la fijación de los años, con miedo a mirarse al espejo y observar que no tienen la lozanía de la juventud. Amiga, los años son números. Tienes la madurez para saber lo que te hará bien y lo que te puede dañar.

Déjame decirte que después de los 40, la mujer reclama su derecho al placer, especialmente las que tienen una visión positiva de su cuerpo, sin importar las ideas impuestas sobre belleza y juventud. Ya no están para satisfacer las necesidades de nadie, están para compartir, desear y vivir experiencias sexuales y afectivas propias con su pareja.

La mujer es fértil toda la vida. Cuando ya no pueden engendrar hijos, engendran proyectos de todo tipo, sacan a relucir ese aspecto de su personalidad que tenían escondido, descubren virtudes y capacidades que desconocían. La mujer busca sentirse amada, querida, atendida, valorada, buscada, deseada, y de cierta manera: “Necesitada más que nada en el alma”.

Los afectos de la mujer no se concretan a los límites de la piel que pide y exige sexo… ¡No! Los amores, pasiones y deseos de la mujer, sea madura o sea tierna, van mucho más allá de la piel, y no se concreta sólo en el sexo.

Por tanto, mujeres maduritas, o mujeres tiernitas, deben reconocer que lo que las mueve no es la edad, ni la razón, sino la emoción. La mujer inventa, experimenta, crece, corre riesgos, rompe reglas, se equivoca, lo vuelve a intentar, se divierte, ríe, llora, y canta.

No es la edad la que hace la diferencia, son los golpes, las heridas, la capacidad de cicatrizar, y juntar los pedazos y arriesgarse de nuevo. La piel es la que se marchita, no así, el corazón.

El amor es algo que no se puede definir, es algo que no se mide….se ama y basta.

A los 20…sueñas…a los 40…..lo vives en su máxima expresión. Lo importante no es saber como se ama… lo importante es amar porque esa es tu energía vital que te hace envejecer mas lento, te limpia la piel y, tu sonrisa se hace mas amplia, y todo tu cuerpo trabaja como debe ser. Después de los 40 te enamoras con más intensidad que una jovencita, solamente que ya has aprendido a diferenciar la realidad de las ilusiones. Una jovencita se engaña a si misma creyendo que es correspondida, una mujer de 40, no.

Algunas mujeres sufren cuando consideran que para ellas la sexualidad se ha acabado debido a la menopausia. Pero lo cierto es que no existe ningún fundamento científico que justifique la falta de impulso sexual al retirarse la regla. Al contrario, los estudios realizados indican que la sexualidad puede seguir siendo satisfactoria a pesar de la edad. En una relación sexual son muchos otros los factores que influyen, tales como el estado anímico, el compañero, etc.

Lamentablemente el consumo, el exitismo tienen un papel tan preponderante en la vida de la mujer. Las cargas laborales por otro lado le han restado tiempo para amar; sin embargo, no es motivo para sentirse despreciadas.

El amor ciertamente no reconoce edades ni etapas, no obstante, hay algo que destacar y es que a esta edad el sentimiento es abordado con mayor conocimiento de causa y lógicamente hay rasgos parecidos al amor de adolescente pero con algunas precauciones, prudencias y con mayor sabiduría para amar locamente y ser amada ardientemente.

.
Publicado el 4 de septiembre de 2009 en Facebook y en el Suplemento Carrusel del Diario La Estrella de Panamá, a quienes damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que les corresponde.

Educar bien, meta alcanzable

Educar bien, meta alcanzable

.

La opinión de…

.

Isabel Barragán de Turner

.

La práctica profesional de la docencia por más de 30 años me ha mostrado algunas facetas de nuestro sistema educativo que deberían mejorarse, otras que deberían erradicarse y algunas que sería importante reinsertar.

Cuando hace algunos años acompañé a mis hijos, todavía pequeños, a ver la película de Spielberg Volver al futuro, me impresionó la forma tan dramática como el cineasta planteaba la importancia de corregir los errores del pasado para que los humanos lleguemos al futuro.

Si los errores cometidos en el pretérito persisten, en el futuro se borrará la figura humana del paisaje y quedará un ente que o estará degradado, por todos los vicios conocidos y por conocer, o sobrevivirá como un hombre automatizado, despojado de la esencia humana: mente crítica, clara escala de valores éticos, sensibilidad estética, solidaridad, compañerismo y otras calidades inherentes al oficio de ser personas.

Creo que es posible aplicar este patético mensaje a la realidad de nuestro presente sistema educativo, ya que si no corregimos los destructivos errores que lo corroen no llegaremos humanos al mañana.

Como todas las realidades, la educación no puede, ni mucho menos debe, explicarse desde una sola perspectiva ni tampoco encontrar una sola causa para dilucidar su mal funcionamiento, por tanto, me limitaré a esbozar algunos elementos que pienso son importantes corregir. El primero de ellos es la necesidad de enseñar la búsqueda de la excelencia.

Me preocupa enormemente observar que a los jóvenes que arriban a la Universidad de Panamá no les interesa hacer las cosas lo mejor posible, actúan al desgaire, sin un verdadero empeño por obtener el mejor resultado posible. Son responsables, pero a medias, se dan por vencidos sin empezar a luchar y no enmiendan los errores que comenten una vez y otra. Sin embargo, con una pequeña dosis de noble exigencia corrigen bastante esa desganada y desaliñada actitud ante las tareas por elaborar.

Igual realidad observo en los servidores públicos y en los de la empresa privada. El poco celo por culminar una labor con excelencia, prontitud y decoro es una de las hierbas malas que hay que erradicar del carácter de los panameños. Este reto se consigue enseñando con el ejemplo, pero también diseñando una estrategia para lograrlo. Se consigue predicándolo en el hogar, en los medios de comunicación, en las iglesias, pero también exigiéndolo en las escuelas, en las empresas y en todas las instituciones.

Otro aspecto que me parece cardinal en la revisión del sistema educativo consiste en lo que la industria llaman control de calidad.   Supervisar en las distintas etapas del proceso educativo la obtención de la deseada calidad debe ser otra meta que deberíamos proponernos alcanzar.

Durante mis primeros años de ejercicio docente en la escuela media, recibí orientación por parte de mi coordinadora sobre la mejor forma de preparar las pruebas y también sobre el hecho lógico de que éstas debían ir acorde con el planeamiento inicial y, por supuesto, reflejar los objetivos que se habían programado. El rector supervisaba el resultado de la labor bimestral a través de las pruebas, trabajos y exámenes, y, al menos una vez que otra, visitaba al profesor en el aula para ver su desempeño y corregir amablemente los errores observados. Después nunca más, nadie se acercó a supervisar mi trabajo.

Estoy convencida de que tal como funciona nuestro incoherente sistema educativo se pueden (y de hecho así ocurre) enseñar perfectas “ñamerías” y otras clases de irracionalidades.

En la misma línea de reflexión, vale la pena preguntarnos quiénes imparten esas descabelladas enseñanzas: los maestros y profesores que pertenecen al cuerpo de docentes.   En realidad, hay un sinnúmero de educadores que están en el oficio pane lucrando, sin la vocación que implica un afán infinito de ser mejor, de saber más, de ser ejemplo moral para los discípulos y para la comunidad.

Esa actitud se ve desde cómo es su apariencia, su habla, sus modales, y, sobre todo, cómo es su ansia de superación basada en los méritos y no en las palancas políticas y en el amiguismo. Seleccionar y reeducar a los docentes es una tarea impostergable.

La calidad también se logra comprobando cuánto de lo que se ha enseñado se ha aprendido. Pruebas o exámenes al final de cada etapa brindan luces sobre la situación de los estudiantes, empero las pruebas son muy breves, solamente memorísticas y muchas veces sobre asuntos intrascendentes.

Además, se acostumbra a eliminar en las pruebas subsiguientes los asuntos que fueron cuestionados en las pruebas anteriores. Esta fórmula hace que los estudiantes sólo guarden en su memoria determinados conocimientos por un precario y breve instante, el del examen. No se enseña para pensar, sólo para recordar; no se enseña para saber en el trascendental sentido de la palabra, sino para exhibir conocimientos, no se enseña para transformar, sino para conseguir; en fin, no se enseña para llegar a ser hombres y mujeres de una sociedad superior.

Educar bien es una utopía porque es una meta difícil, pero alcanzable.  En un mundo que se muda en cada rotación, en una sociedad que no acaba de presentar una moda cuando ya está siguiendo otra tendencia, en una cultura en que se superponen capas de duradero metal y de efímera espuma, educar representa una labor de supervivencia, es la fórmula más antigua de someter los humanos al sistema; pero también es la más vieja receta para cambiarlo y de paso reinventar el mundo.

.

<>
Publicado el 5 de septiembre de  2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Es momento de decir adiós

Es momento de decir adiósl

La opinión de….

Joaquín Perurena D.

.

El PRD paga hoy la miopía histórica de haber entregado el partido a un secretario general que desconocía su historia, su fundamento ideológico, su adhesión a la Internacional Socialista y la vocación socialdemócrata que fue la génesis de su fundación. La aventura nos ha salido cara. Martín Torrijos trabajó para la oligarquía que en su momento su padre desplazó por corrupta y le sirvió sin chistar.

En un solo período se alejó de todo grupo que significaba la plataforma del partido: el pobre, el estudiante, el campesino, el indígena, la clase media que paga impuestos exorbitantes, los obreros, el universitario y los intelectuales.  Aún así no se da por enterado, y no entiende, o no le importa, el futuro del partido.

Por supuesto que carece de la gallardía para enfrentar la derrota del 3 de mayo y asumir la responsabilidad por la misma. Si así lo hiciera, se detendría la fiesta de nuestros adversarios que ven en el inexacto actuar de nuestro secretario general la oportunidad para destruir al colectivo definitivamente.

Más de 500 mil panameños votamos por el PRD.  Gente que entendió que un matrimonio entre Cambio Democrático y los arnulfistas, fraguado en la embajada de EU, no podía ser bueno.   Gente que entendió que, los avances sociales del torrijismo, hoy opacados por las nubes de dudas que sobrevuelan a Martín, podrían peligrar.   Gente que entendió que, aún ante oídos sordos del secretario general, inaccesible en su condición de Presidente de la República, vimos el futuro con “luces largas” y apoyamos al partido.

La membresía ha perdido la confianza.  Y sin confianza no hay nada. Por eso este momento es tan importante. Dilatar las decisiones sólo nos llevan a un barranco de mayor profundidad. Martín Torrijos debe renunciar a la Secretaría General. Debe asumir la derrota, despojarse de toda inmunidad y enfrentar, desde una condición de ciudadano, no de secretario general, no de diputado del Parlacen, lo que le venga. Sólo así daría paso a la posibilidad del partido de concebir una nueva ruta, de airear el ambiente y de hacer una oposición de cara a la derecha fundamentalista que actualmente ocupa el Palacio de las Garzas.

Entiendo que esto es mucho pedir. Entiendo que otros ya se lo han dicho.  La historia pocas veces ofrece salir por la puerta ancha como en esta ocasión se le presenta a Torrijos Espino.  Se lo debe a su apellido, se lo debe al país y, sobre todo, se lo debe al PRD.

.

<>
Publicado el 5 de septiembre de  2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Nuestro orgulloso ejército…

Nuestro orgulloso ejército…

.

La opinion del militar, Ex-Comandante, Ex-ministro de Estado y actual asesor ministerial….

Rubén Darío Paredes.

.

La primera línea de defensa que garantiza la seguridad, equilibrio social y gobernabilidad consiste en asegurar la alimentación del pueblo. El hambre de tu prole, en el país que fuere, impulsa a los padres a encontrar alimentos para sus hijos a cualquier costo o sacrificio. Democracia y gobernabilidad sin pan es una quimera. El hambre deshumaniza, propicia gobiernos autoritarios y retorna al hombre a las cavernas, algunos transformados en delincuentes casi fieras.  Entonces debemos decidir o invertimos en recursos, educación, creatividad y trabajo para producir alimentos o las circunstancias a causa de la inseguridad descontrolada nos obligará a construir más cárceles y cuarteles llenos de policías.

Solo los pueblos motivados y guiados por estadistas de liderazgo, audaces y visionarios –sin rebasar las normas constitucionales– podrán organizarse con suficiente antelación para amortiguar el rigor y penurias a causa de la hambruna que acecha a la humanidad; a consecuencia de la crisis económica y de los estragos climáticos que derivaran del calentamiento global que afectará la producción de granos básicos.

Nuestros gobernantes deben ser conscientes de que el istmo centroamericano y Panamá serán afectados por estos fenómenos atmosféricos: largas sequías, inundaciones, heladas, cosechas exiguas, plagas en los cultivos, enfermedades emergentes, tal como lo precisan prestigiosos centros universitarios, Greenpeace, figuras como el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, y Fidel Castro, cuando coinciden en que: ¡el cambio climático es un desestabilizador del equilibrio mundial, al extremo que atenta contra la paz del universo! El científico de mayor actualidad en el tema, Mark Serreze, advierte: “¡La realidad está excediendo las expectativas, pensábamos que el efecto del cambio climático ocurriría en el año 2100, hoy pensamos que será en 2030, quizás antes”.

Visto el devenir tan incierto, debemos tener presente que, por ningún dinero en el mundo, los países sometidos a desastres y escasez de alimentos, venderían sus cosechas a otros pueblos.  Entonces solo nos queda la alternativa de fijar, como política de Estado, la meta de autosuficiencia y sustituir la importación de alimentos en lo posible.

Ha llegado la hora de sonar el clarín y llamar a filas al ejército capaz de organizar la fuerza de tareas para afrontar esta inevitable guerra por ¡la comida del pueblo panameño!  Al referirme a este ejército hablo de los 50 mil productores de alimentos, pequeños, medianos y grandes, quienes en vez de balas esparcen semillas y fertilizantes; en vez de tanques de guerra y carros blindados, usan tractores, arados y cosechadoras; aviones y helicópteros para garantizar cosechas abundantes, etc.

Hablo de una fuerza de tarea bajo el mando del Mida y su plana mayor integrada por el BDA, ISA, IMA, Idiap, Arap, Anam, etc.  Treinta años han transcurrido desde que fui ministro del Mida.  He tenido el honor de retornar como invitado del ministro actual Víctor Pérez a recorrer estos viejos caminos conocidos de la patria profunda, la campiña panameña.

He retornado, les decía, precisamente, acompañando a este valioso ciudadano el ministro, un pura sangre del agro, alumbrado, criado y formado en los surcos, con estudios superiores en la Universidad de Texas, y empresario de éxitos sobresalientes, como uno de sus asesores.

Debo expresar constructivamente que con la transformación del antiguo Ministerio de Planificación y Política Económica,  al hoy Ministerio de Economía y Finanzas se sacrificó el clásico modelo de planificación del rumbo, o azimuth, de la nación con luces largas; concepto imprescindible de todo Estado moderno y progresista.

¿Cuál es la consecuencia?, pues, que han pasado tres quinquenios y tres presidentes, quienes han actuado administrado improvisadamente y a tientas.

Un alto funcionario del gobierno anterior quiso convencerme de que, según Harvard, la mejor planificación en el desarrollo económico de un país es la que no existe, tesis que no termino de comprender.

.

<>
Publicado el 5 de septiembre de  2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Pintada de verde del sabado 5

Pintada de verde del sabado 5 de septiembre de 2009

Columna sabatina del Diario La Prensa.

.

La opinión de la Abogada, Periodista y Ambientalista…

LINA VEGA ABAD

.

‘PETARCILLA’. Esta semana, la cosa ha estado muy movida por los lados de Petaquilla y los enredos de los perredosos.   Claro que si uno repara en que el principal cantalante que tiene Petaquilla Gold es un perredoso de pro, y que la empresa minera gestionó su impunidad a las mil maravillas durante la “patria nueva”, vemos que los temas están muy relacionados.   Por lo pronto, ya se conocieron los resultados del informe económico hecho por The Nature Conservancy (TNC) sobre Petaquilla Gold.   Nada sorprendente: la empresa se forrará, mientras el país y sus recursos naturales quedan fregados.   Bajo parámetros conservadores e incluyendo solo dos recursos naturales –pérdida de cobertura vegetal y afectación de la calidad de agua y hábitat acuático–, perderemos 52 millones de dólares que no serán compensados con nada.

Durante la presentación del informe, el viceministro de Comercio, Ricardo Qui-jano, hizo una importante declaración:  “Ese contrato nunca hubiera sido firmado por el presidente, Ricardo Martinelli, por leonino”. Se refiere al Contrato ley 9 de 1997 otorgado en tiempos del expresidente Ernesto Pérez Balladares para la explotación minera en Cerro Petaquilla.

Hay que decir también, que el ministro Quijano hizo una frenética defensa de la “seguridad jurídica”,  en un patético intento de alejar el contrato de Petaquilla de los procesos de revisión que está haciendo el gobierno a cada uno de esos sospechosos contratos concedidos por sucesivos gobiernos en perjuicio de Panamá y los panameños. Y es que, dice el señor ministro, la minería sacará a Panamá del subdesarrollo. Nada menos.

Por lo pronto, la creatividad de los señores de Petaquilla Gold está al máximo. Entre involucrar a la Fundación Universidad de Panamá (¿?) y la creación de “Petarcilla” no se dan abasto.  En ese último caso, les paso el dato a los expertos: ¿podría repetirse el caso del asbesto con esos ladrillos y tejas hechos con el material contaminado que producirá la mina?

.

<>
Publicado el 5 de septiembre de  2009 en el diario La Prensa, a quien damos, lo mismo que a la  autora, todo el crédito que le corresponde

Pintada de verde del sabado 29

Pintada de verde del sabado 29 de agosto de 2009

Columna sabatina del Diario la Prensa.

.

Opinión de la Abogada, Ambientalista y Periodista…

.

Lina Vega Abad

.

OPORTUNIDAD. Recuperar espacios públicos para los ciudadanos -hoy en manos de carros, estacionamientos o comercios de todo tipo- debería ser una de las prioridades de todos los funcionarios locales. Por ello, aplaudo la intención del representante de Bella Vista, Ricardo Domínguez, de ocuparse de la Vía Argentina, tal vez una de las pocas avenidas con personalidad que aún le queda a la ciudad. Por eso mismo, hacerlo bien es imperativo. Esta semana se hizo una consulta pública -que no fue anunciada ni de forma apropiada ni con el tiempo necesario- para presentar a los residentes de El Cangrejo una propuesta de rehabilitación de la Vía Argentina donada por la firma de los arquitectos Mallol.

Al final de la presentación y, me aseguran que haciendo énfasis en que debe atenderse también el tema de los alcantarillados, la propuesta fue aprobada. Se alega que la urgencia está en que existe un fondo del famoso Prodec que hay que gastar si o si. Peligro, peligro, peligro. Ya sabemos que el apuro trae cansancio y, diría yo, cosas peores. Entiendo que, muy probablemente, el señor Domínguez esté pagando la novatada en su cargo, pero aceptar la primera propuesta que le haga un arquitecto -aunque se trate de un famosillo local o un amigo personal- es algo que no se debe hacer. El tema debería ser llevado a concurso público para analizar las diferentes alternativas.

Porque, como escuché justo hace unos días, “cuando la limosna es muy grande, hasta los santos se asustan”. Y es que, darle una manita de gato a la Vía Argentina llenando de “mobiliario” unas isletas que no tienen el tamaño para ello, podría ser contraproducente. Reducir el espacio que hoy es tierra por adoquines, cemento o áreas para colocar mesas de los restaurantes del área, eliminaría el efecto esponja que minimiza el problema de las inundaciones. Como vemos, el tema es complejo y debería ser discutido por expertos. No pierda esa oportunidad, señor representante.

.

<>
Publicado el 29 de agosto  de  2009 en el diario La Prensa a quien damos, lo mismo que a la  autora,  todo el crédito que le corresponde .

GPS = Gemir Por Siempre

GPS = Gemir Por Siempre

La opinión del Ex-funcionaro de ATTT
.
Rafael Pitti
.

Las iniciativas implementadas por la Directora General de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre ATTT, mostraron en cruda realidad, las deficiencias y carencias del transporte público, pero también de quienes tuvieron la responsabilidad de supervisar y fiscalizar este servicio tan sensitivo para el desarrollo del país. Mi lectura de la reunión llevada a cabo en la Presidencia de la República con la dirigencia del sector, indica a todas luces que en esa entidad tendremos “Más de lo mismo”. Pareciera que de forma alguna desautorizan a la regente, y le imponen el tradicional y sistemático método de acuerdos y concesiones, que lo único que ha producido es mantener el círculo vicioso de ofrecer y pedir, sin resultados favorables para usuarios y prestatarios.

La oferta de adaptación de GPS a auto buses, como alternativa de control, jamás podrá ser tan efectiva como la de fiscales de ruta e inspectores de tránsito. Sin embargo ruidos excesivos, regatas, respeto al orden de origen-destino y viceversa, aunado al desorden en el manejo, no será suplantado por esta herramienta tecnológica, mientras los palancas, tengan que pagar una cuenta establecida por el propietario del bus.

Sé que mis argumentos molestarán, pero tengo la solvencia y autoridad moral para hacerlo, porque mis intenciones siempre han sido de aportar y porque mi naturaleza no es la de hacer daño a nadie. No obstante puedo mencionar que las coreadas frases, “El machete para el que trabaja” y “Bien pendejos son si se dejan arrebatar lo conquistado”, se convirtieron en un eufemismo y una desafortunada falta de visión, de quienes hoy debieran ser propietarios de sólidas empresas, por la cantidad de recursos que diariamente maneja este sector.

Hay que transigir en cuanto a la indemnización que reclaman los afectados, pero la misma tiene que ser bajo parámetros de seriedad y responsabilidad. Las deudas al Banco Nacional por préstamos en esa cartera, al igual que la morosidad en infracciones de tránsito deben ser saldadas. De la misma manera solo deben ser beneficiados quienes han estado prestando el servicio, ya que las cantidades en operación y las que se aluden existen, no son compatibles.

Por otro lado, los usuarios del Oeste seguirán de rehenes, ya que en horas pico no tienen la capacidad de respuesta, pero exigen perseguir a ciudadanos y “piratas”. Soy reiterativo que esta actitud complaciente, no mide que en la mayoría de casos, existe violación a Derechos Constitucionales. En el mismo orden de ideas, la terminal, en altas horas de la noche, ¿servicio? ¡Apelar al cielo! Y que decir de los No Voy, por eso creo que GPS es sinónimo de Gemir Por Siempre.

.

<>
Publicado el 5  de septiembre de  2009 en el diario Panamá América Digital a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde