Contra el hambre y la pobreza

Contra el hambre y la pobreza

La opinión del pedagogo, escritor y diplomático…

PAULINO ROMERO C.

.

En los últimos años hemos conocido varias expresiones de colaboración internacional (sustantivas en el marco de las Naciones Unidas), en las que se han adoptado compromisos para mejorar la gobernabilidad mundial y lograr un desarrollo que pueda beneficiar más equitativamente a todos. Pero lo que ha faltado es una colaboración más vigorosa que se traduzca en acción tanto a nivel nacional como internacional. Es decir, las muchas iniciativas lanzadas para la acción contra el hambre y la pobreza, con el objetivo de identificar fuentes innovadoras de financiamiento no han prosperado ni avanzado en el campo de la realidad como se esperaba.

En Panamá, a nivel nacional, la crítica situación del hambre y la pobreza, debido principalmente a la inequidad en la distribución del ingreso, lo que no debiera darse de ninguna manera, puesto que Panamá cuenta con los recursos suficientes (que deben ser bien administrados), para evitar esos males sociales que diezman la calidad de vida de un alto porcentaje de la población mundial. El hambre y la pobreza, en alguna medida, también se relacionan con sistemas tributarios débiles, entre otros motivos, a la evasión tributaria a través de prácticas punibles e ilegales. Es un hecho grave que parte importante de la rentabilidad de los flujos financieros y de las ganancias de capital involucrados en la globalización financiera no estén gravados, o lo están insuficientemente.

La evasión tributaria involucra un aspecto ético, ya que castiga a los contribuyentes e inversionistas legítimos, transparentes, abiertos, sin secretos, que pagan sus impuestos, y beneficia a los que tienen malas prácticas, como el no pago de impuestos, el lavado de dinero y el financiamiento del crimen y el terrorismo, actividades que se financian con dinero derivado de prácticas ilegales o permitidas por vicios y errores de los sistemas tributarios.   Las políticas permisivas en condiciones de auge de los flujos financieros han facilitado esta falla de la globalización. Es preciso tomar decisiones para fortalecer nuestro sistema tributario mediante la adopción de medidas que impidan la evasión a través de cualquier medio, incluyendo el de los llamados paraísos fiscales.

La evasión tributaria es muy injusta con los contribuyentes honrados. El Ministerio de Economía y Finanzas puede, y pareciera estar interesado en desempeñar un papel importante para erradicar esta injusticia social, e ir avanzando hacia la adopción de medidas concretas contra la evasión tributaria en todos los órdenes.   En función de la necesaria participación ciudadana, debemos cooperar para apoyar toda iniciativa oficial que, en este sentido, tomen las autoridades gubernamentales. Los beneficios de un sistema tributario equitativo y bien administrado, contribuirá a desarrollar programas pilotos, tales como los destinados a reforzar la acción contra la desnutrición infantil, sin duda, una plausible iniciativa contra el hambre y la pobreza en nuestro país.

<>
Publicado el 3 de septiembre de 2009 en el diario Panama América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: