¿“No nos interesa”?, pues, a mí sí…

¿“No nos interesa”?, pues, a mí sí…

.
La opinión de la periodista…

DORIS HUBBARD-CASTILLO

.
Una pobre imagen comenzamos a dar los panameños, por primera vez, en lo que a hermandad internacional se refiere. Primero la necedad de sacar a Panamá del Parlamento Centroamericano (Parlacen), utilizando argumentos solo sostenidos por la lengua que los suelta, pero que para quienes tenemos buena memoria parecen el resultado del enojo del señor presidente, no como presidente de la República, sino como presidente de su partido, porque sus candidatos no fueron siquiera aceptados.

.
Me pregunto si la ojeriza contra el Parlacen existiría si esos candidatos estuvieran allá, creo que no e incluso, como ya lo han hecho otros que hablaron pestes del organismo y después se fueron a meter allá y hasta propuestas hacían, lo defendería y justificaría su existencia.

.
En lo particular tengo mis criterios muy personales sobre si los panameños somos centroamericanos o suramericanos, pero ahora lo importante es que lo que no somos es una isla político-social ni queremos serlo.

.
Por otro lado, el ministro de Gobierno y Justicia, ex canciller también, al referirse a la expatriación de 56 africanos dice, que  “Son personas con diferencias de todo tipo que no tienen nada que hacer aquí”.  “No nos conviene ni nos interesa”.  ¿Cuáles son las “ diferencias ”?  No entiendo, porque son lo más parecidos a la mayoría de la población panameña, pero sobre todo son seres humanos, cuyos motivos, antes de repatriarlos, hay que revisar.

.
Me imagino que al decir “ no nos interesa ”,  el “ Señor Ministro ”, haciendo uso de esa costumbre de muchos de hablar de sí en tercera persona, se refiere a sí mismo, porque, aunque los panameños tenemos muchos problemas, jamás pueden decir que no nos interesa el dolor ajeno ni nos importan las carencias y peligros que han pasado esas personas que se arriesgan a salir en busca de una esperanza.

.
Debemos proteger nuestros intereses, pero en esa operación no podemos deshumanizarnos, ¡eso jamás!

.

Publicado el 29 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora, todo el crédito que le corresponde

Bocas del Toro tiene nuevo destino turístico

Bocas del Toro tiene nuevo destino turístico


La opinión de la Consultora en Turismo…

YESENIA CABALLERO

.

Mundialmente la provincia de Bocas del Toro, es conocida como un destino turístico del Atlántico y su archipiélago de Bocas del Toro.
Los turistas se concentran en la Isla Colón y las islas vecinas.  Dedicados casi exclusivamente a conocer y aprovechar las hermosas playas, su arena blanca y el brillante sol.  Qué lejos están los turistas de conocer una de las mayores riquezas turísticas de Panamá, la flora y fauna de los distritos de Changuinola y Chiriquí Grande.

Existe un nuevo destino, más rico y con mayores beneficios que el archipiélago de Bocas del Toro.

En Changuinola se encuentra la mayor reserva hídrica de Panamá, esta reserva es valedera por el esmero y esfuerzo que ponen sus pobladores por garantizar el medio ambiente.

La sociedad panameña tiene que apoyar, para demostrar que se puede convivir con las hidroeléctricas, porque necesitan agua y en consecuencia el medio ambiente y que su explotación racional comienza por aprovechar la exuberancia del área y la cultura de su gente.

No existe un área natural más conocida en el mundo por su variedad que Panajungla, es un lugar único en América, lleno de historia y acontecimientos, además con una cultura muy rica como el pueblo Naso.

Por lo tanto, se hace necesario el desarrollo de todo un sistema de servicios complementarios turísticos que permitan su explotación racional con la participación de sus habitantes.

En Changuinola, existen las condiciones para convertirlo en el principal sitio de turismo de naturaleza en Panamá, al trabajar en el desarrollo de iniciativas para la creación de una oferta nueva y con perspectiva.

Me quedo maravillada con lo amplio de la oferta y de las alternativas.
Las autoridades tienen que dejar a un lado los grandes proyectos para concentrase en pequeños proyectos que consolidarán y crearán nuevos destinos, permitiendo que más panameños se beneficien de la industria turística.

La convivencia en Chiriquí Grande y Changuinola de dos pueblos indígenas y el territorio donde viven, de por sí es un nuevo destino. Tenemos el reto de aprovechar, organizar, promover e invertir para que esta población se incorpore a la globalización con el turismo. La única manera de contar con un turismo sostenible, es que sean estos pueblos y sus organizaciones las que desarrollen las principales actividades.
Con nuevos actores y nuevos destinos Bocas del Toro, tiene un gran potencial turístico. El plan de turismo de la provincia no puede ni debe ser letra muerta, las autoridades, deben dejar a un lado sus mezquindades y aprovechar las nuevas condiciones del turismo mundial.

.

<>
Publicado el 29 de agosto de 2009 en el diario La Estrella de Panamá, a quien damos, lo mismo que a la autora,  todo el crédito que le corresponde

La conspiración del ALBA (I)

La conspiración del ALBA (I)

La opinión del Docente Universitario y Ex Vicepresidente de la República…

Ricardo Arias Calderón

.

I. Tipos de golpe de Estado.

Al reflexionar sobre el golpe de Honduras llamo la atención sobre su significación e importancia. Se habla a su propósito de golpe de Estado como si hubiese un único prototipo de golpe de Estado, cuando en realidad existe una variedad que me obliga a distinguir por lo menos tres.

El primer tipo de golpe pretende establecer una dictadura tradicional. Todos hemos tenido experiencia en Latinoamérica con este fenómeno socio-político que incluye casi siempre represión y persecución de parte de militares y tiende a ser históricamente regresivo para el desarrollo de la nación. Podríamos denominarle “golpe para la dictadura”.

Al contrario, hay golpes de Estado que ayudan a establecer una democracia, por eso son bienvenidos como benéficos. Persiguen establecer, mantener, restablecer o defender la democracia. Normalmente tienen el apoyo de una amplia mayoría de la población, porque sus objetivos son la búsqueda de un sistema político en donde prime la libertad y que sea al mismo tiempo un régimen de Derecho.  De allí lo indispensable de una Constitución apropiada para una democracia que depende tanto del pluralismo ideológico-social como del pluralismo político-constitucional. Rara vez cuando se trata de perfeccionar una democracia se piensa en una revolución generadora de violencia, sangre y muerte, y más bien se contempla en un concepto de evolución que requiere diálogo, negociación y consenso al margen de cualquier violencia menor que puedan ocasionar inevitablemente. La Constitución en estos casos está abierta a reformas, incluso profundas por los métodos que ella misma prevé. Se les denomina “golpes democratizadores”.

El tercer tipo de golpe es el identificado con el que ejecutaba en Honduras el presidente derrocado Manuel Zelaya al violar la Constitución reiteradamente. Perpetraba un golpe de Estado por etapas, emulando a su modelo y antecedente directo y decisivo Hugo Chávez Frías en Venezuela.

II. El modelo de golpe de Chávez.

Por su parte, Chávez no sólo se ha limitado a justificar su propio golpe y el rito subsecuente sino que se ha dedicado a propagarlo, petróleo y dinero en mano, por toda Latinoamérica con su grupo ALBA y el preconizado socialismo del siglo XXI.

Para lograrlo se ha lanzado al mercado de los liderazgos políticos internacionales comprándose uno que le permita (con los miembros de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América -grupo ALBA- que en realidad son en algún grado sus secuaces políticos) celebrar un rito clásico: en primer término a manera de introducción que despiste, participar en una elección tradicional, aprovechando una crisis que él mismo suscita y ayuda a llevar a su punto culminante; en segundo, introducir una propuesta de reforma constitucional, y si es necesario mediante una constituyente revestida de la apariencia de mera consulta no obligante, cuyos resultados confía sean favorables y le permitan inyectar en el máximo ordenamiento jurídico del país nuevos principios constitucionales que abren las puertas a su propósito real, el cual es garantizar reelecciones continuas dotándole de poderes omnímodos.   El tercer elemento es el desconocimiento efectivo, incluso de la nueva Constitución, seguido de la suplantación de todas las autoridades cuyo periodo de mandato no le permita al presidente removerlos a su antojo;  vienen entonces las maniobras financieras para manipular los agentes de la economía y eventualmente nacionalizaciones desconocedoras de contratos de inversión con la nación.

Como una de las medidas más reveladoras del verdadero espíritu de ALBA está el establecimiento de lo que en la Revolución Cubana se llamó Comités de Barrio y en Panamá, con Noriega, Batallones de la Dignidad.

En Ecuador el presidente Rafael Correa acaba de proponer los Comités de Defensa Nacional. Con esto se persigue la concentración extrema del poder en el Órgano Ejecutivo es decir en la persona del titular que sea miembro del ALBA.  Clausura de medios de comunicación, persecuciones de adversarios políticos y suspensión o eliminación de las tradicionales garantías individuales, son la conclusión de este elaborado rito en el que se inmola la democracia en pos de la comunión con la megalomanía, el abuso de poder, la corrupción, el caudillismo que considera al Estado como patrimonio propio.

.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

La modernización del transporte: un reto, una urgencia

La modernización del transporte: un reto, una urgencia

La opinión de Psicólogo y Docente….

Javier Comellys

.

Una de las promesas de campaña del actual Presidente fue la de modernizar el transporte público y el establecimiento de un sistema, masivo, rápido, cómodo y seguro como es el metro. Este es uno de los tantos retos que debe resolver el actual Gobierno.

Entendemos que esto no se va a hacer de un día para el otro, ya que el mismo conlleva una serie de procesos que van desde la educación a los conductores, educación que se dirijan a un objetivo; a cambiar patrones de conductas, valores, hábitos y aptitudes de los panameños, a darle significado y sentido a la vida, esto por un lado; por el otro, el aplicar medidas drásticas, efectivas y severas a los que manejen desordenadamente, violen los reglamentos del tránsito, conduzcan en estado de embriaguez o bajo el efecto de las drogas o de cualquier sustancia psicodélica.

Esto lo manifestamos en función de que a veces no es la máquina la que está dañada sino el que está maniobrando la máquina, tal como ocurrió hacen días donde por la irresponsabilidad de un alienado y embriagado conductor, que desconociendo el significado de la vida, deja en la orfandad a niños; el luto y la muerte a familias trabajadoras de este país.

Hay que cambiarle el rostro al sistema del transporte urbano y colectivo, a los mal llamado “Diablo Rojos” que tanto dolor y luto le han traído a las familias panameñas, y reemplazarlo por un transporte que se caracterice por su seguridad, eficacia y comodidad de tal manera que las personas que requieran montarse en un bus, se sientan a gusto, y la comunidad pueda disfrutar de un mejor servicio.

Es necesario dejar atrás el arcaico, colapsado e inoperante sistema de transporte colectivo, por otro que vaya a dignificar la familia panameña.

En otros países el periodo de vida de circulación de un transporte público es de diez años, pasado este tiempo hay que remplazarlo por otros.

Frente al problema de la modernización del transporte, no podemos olvidar, que el crecimiento vertiginoso de la población aunado al crecimiento demográfico en los últimos veinte años, ha impactado fuertemente en todas las actividades de la vida del panameño. Ese es el tiempo que debemos recuperar, y esto solo lo podemos lograr utilizando las ventajas que nos ha proporcionado el mundo moderno, el avance de la tecnología en cuanto a comunicación se refiere.

Pienso que un Sistema Integrado de Transporte, conlleva la centralización de todo lo que se refiera y esté relacionado tanto al transporte publico como al privado, el expendio de placas, la instalación de las maquinita llamadas estacionómetros, incremento suficiente de espacios para los estacionamientos de vehículos, paz y salvo, etc. Sólo así podemos mejorar y modernizar el transporte en nuestro país.

.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Panamá y la Seguridad: tarea urgente

Panamá y la Seguridad: tarea urgente

La opinión del Abogado, Ex Director de la Policía nacional…

Oswaldo Fernández

.

Nada más vigente hoy que el tema de la Seguridad, aun cuando en muchos aspectos enfrenta los retos del proceso de globalización que han propiciado los progresos tecnológicos y las relaciones comerciales.

En virtud de estas circunstancias, la cooperación internacional entre las naciones se hace más urgente y necesaria, lo que en lugar de reñir con los principios soberanos de los Estados, tiende a fortalecerlos, sobre todo cuando la principal amenaza a la Seguridad Interna y Externa emana de los atentados a la propia democracia.

Esto es así porque el tema de la seguridad no sólo consigna la lucha contra las amenazas externas al Estado, sino también de aquellas que provienen del deterioro de las instituciones que deben sustentarlo.  En muchos casos, por ejemplo, la corrupción ha dejado de tipificarse tan sólo como un delito, para situarse en la categoría de riesgo de seguridad pública, sobre todo cuando lo actuado desde algunas instituciones genera y desarrolla descontentos en amplios sectores de la sociedad.

En otro ejemplo, la defensa de la democracia se ha convertido hoy por hoy en uno de los factores cruciales de la seguridad. No en vano, Colombia, por ejemplo, ha apelado al concepto Seguridad Democrática como mecanismo y método efectivo para contrarrestar la anarquía promovida por conocidos grupos terroristas, devolverle la confianza a sus ciudadanos y normalizar la vida de ese país.

A la vista están los resultados. La custodia de fronteras, la eficiencia de las instituciones que tienen que ver con el fortalecimiento de las entradas, salidas y movimientos migratorios en el país, así como la estructuración, especialización y efectividad de los estamentos de seguridad e inteligencia hacen parte de las tareas que actualmente tiene en Panamá.

Pero toda esta actividad debe manejarse dentro del marco del respeto al derecho y garantías de los ciudadanos como consolidación de la democracia y del Estado de Derecho.

El eficientismo estatal y garantismo jurídico tienen que ir de la mano, no pueden ser excluyentes, la primacía del primero nos produciría un Estado autocrático y la supremacía del segundo un Estado leseferista donde campearía la impunidad.

.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Antígona en la Corte

Antígona en la Corte

La opinión del médico…

Juan Carlos Ansin

.

Las tragedias clásicas griegas tienen la virtud de encarnar dilemas paradigmáticos de la humanidad.  La de Antígona versa sobre el ejercicio del libre arbitrio, es decir, la libertad de escoger, en este caso, entre un deber moral y un deber legal.

A menudo hoy se presentan situaciones donde lo legal riñe con lo moral. Un acto bochornoso no prohibido por la ley exime al ejecutor no sólo de condena sino que socialmente reviste al hecho con cierta pátina permisiva. Bajo la amoralidad de ese criterio se esconden conductas reprochables. Una sociedad moralmente devaluada puede hacer posible que una mala persona sea también un buen ciudadano, siempre y cuando “cumpla con la ley”. Así, delincuentes absueltos por artificios legales o por corrupción judicial son a menudo condecorados con la Cruz de las Bárbaras Naciones.

Este entredicho entre el derecho y la moral ha sido tratado por Aristóteles, quien opinaba que la sociedad tiene por causa las buenas acciones y no simplemente el cumplimiento de las normas de convivencia.   Kant las divide en dos campos, jurídico y moral. El jurídico prescribe leyes que regulan y rigen el libre arbitrio, ya sea para comprar, vender o poseer acciones.   El campo moral prescribe normas de conciencia que están bajo la esfera de las intenciones.   Ambas normas, la jurídica y la moral, provienen de la razón que, según Kant, no puede ser contradictoria y por lo tanto lo legal debe ajustarse a lo ético.

Toda ley tiene una intención expresa y una tácita.   La tácita radica en el espíritu con que dicha ley fue elaborada.  La intención expresa es el lenguaje con que fue formulada.   Cuanto más aproximado al espíritu original sea el lenguaje forense más clara y precisa resultará su interpretación. Según lo he consultado, la ley de sociedades anónimas fue hecha con la intención tácita de preservar la privacidad de sus integrantes a los efectos de prevenir intromisiones ilegales públicas o privadas. El problema surge cuando las sociedades anónimas no cumplen con su espíritu y se utilizan para infringir o evadir otras leyes. Es conocido el reciente caso del banco suizo que tuvo que romper con la ley del secreto bancario para revelar más de cuatro mil cuentas de supuestos evasores fiscales estadounidenses.   El Manifiesto de Davos de 1973 en relación con la ética de las empresas concluye que “la ganancia es ciertamente un medio necesario, pero no es el fin”.   Añado que todo beneficio tiene una función social que cumplir.  Finalidad ésta que hace que las ganancias, aunque legítimas, sean percibidas como bien o mal habidas.

En el juicio a las juntas militares durante el gobierno del presidente Raúl Alfonsín, también se presentó ante la Corte el dilema de Antígona bajo la forma del imperativo militar de la obediencia debida. Uno de los jueces que las condenó dijo: “Bajo estas circunstancias la justicia en general y las leyes en particular deben expresar también la condena social que obedece a las leyes no escritas de la moral pública”. Mi conclusión es que no toda ley es buena, ni hace bueno al que la cumple.

.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Consejos provinciales

Consejos provinciales

La oponión del Ministro de Gobierno y Justicia, Abogado…

José Raúl Mulino


.

En casi dos meses de estar al frente del Ministerio de Gobierno he podido participar de tres consejos provinciales, Coclé, Darién y Chiriquí. El Artículo 254 de la Constitución crea esta figura dentro del Régimen Provincial y les da unas atribuciones que juzgo importantes para mantener la relación política y funcional de las provincias con el gobierno central.  Una vez al mes se reúnen y en esa reunión participan gobernadores, alcaldes, representantes de corregimiento y demás funcionarios provinciales.

En adición a actuar como órgano consultivo del Gobernador, la Constitución les permite citar a funcionarios nacionales, provinciales y municipales a tratar asuntos de interés de la provincia cuando así se requiera.  Esta facultad tiene su lógica razón de ser.  Es la manera clara de poder atender las necesidades, pero también de escuchar los problemas que se plantean en cada provincia y buscar la solución de los mismos. Lo veo como una forma de prevenir situaciones, en el sentido de que estando en contacto con ellos se pueden anticipar los funcionarios a las crisis y así resolver sin necesidad de que las poblaciones se manifiesten en protestas que usualmente afectan a terceros.  Tranques de calles, por ejemplo.  Simplemente porque nadie los escucha.

La experiencia ha sido para mi muy beneficiosa. Como Ministro de Gobierno tengo bajo mi atención lo relacionado a los gobiernos locales a través de una dirección con competencia nacional. En todas las reuniones me ha acompañando el Ing. José D. Sagel, que atiende esta oficina.  La idea es no sólo presentarlo sino habilitar un conducto de comunicación directo entre esos gobiernos locales y el ministerio a mi cargo.  De esa manera, los problemas pueden ser informados y dada la interacción y acceso que puedo tener con los demás colegas del Gabinete o los demás funcionarios que presiden instituciones autónomas o semiautónomas, advertir de los mismos y buscar soluciones rápidas. Es decir, que se sienta la mano del Ejecutivo interesada en resolver.   Visto de otra manera, le he denominado seguridad preventiva, que no es más que ser proactivos y adelantarse a los escenarios de conflicto.

En gran medida las protestas y tranques responden a genuinas necesidades, jamás escuchadas por nadie. Obviamente, las hay de otro tipo, pero esas se resuelven de otra manera y son o tienen motivaciones de otras índoles.

En el caso del Darién, el viernes que volví a regresar para acompañar al Servicio de Fronteras en una graduación de un programa de entrenamiento, les mencioné que siento una misión que es rescatar a Darién del olvido en que se encuentra.   Casi es una provincia relegada de la atención del Estado, lejos de su mano y de su presencia, con una población que con razón a veces debe dudar a qué país pertenecen.   Eso no puede ni debe seguir pasando.

En fin, con estos Consejos debemos estar más al tanto de lo que pasa en el país y acercarnos a todos, sin distingos, ya que sean gobierno u oposición, los funcionarios electos responden a todo un pueblo que tiene derecho a solucionar sus problemas, tarea que tiene el Gobierno Nacional bien clara.

.

<>
Publicado el 30 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde