Panorama costero: luces y sombras (II)

Panorama costero: luces y sombras (II)

La opinión del Arquitecto Urbanista…
Rodrigo Guardia

.

Una agradable sorpresa fue que la base de la estatua de Balboa sea de mármol y no se pudiera reubicar como se planeaba. Esto hubiera borrado un eje de simetría, que atraviesa el Hospital Santo Tomás y el barrio de La Exposición. Al desviarse en una curva la vialidad, ahora se mira la estatua desde varios ángulos al pasar, lo que es interesante. Pero al final, es una alteración circunstancial y esto resulta aparente. Se puede abrir un concurso de diseño paisajístico para “vestir” los alrededores de la estatua y darle una apariencia más terminada.

Otro efecto de la amplitud del nuevo relleno es que al circular por los 4 carriles que van hacia Punta Paitilla, la silueta de los edificios, sobre todo los de Marbella, se mire de otra manera. Edificios que fueron imponentes como el antiguo Holiday Inn y el que fue el Banco Exterior se han encogido al lado de los nuevos edificios.

Hay propuestas interesantes de que se le cambie el nombre a Avenida Anayansi y que se siembren cientos de guayacanes. Esto haría mucho por volverlo un espacio de la identidad nacional panameña.

En un interesante vídeo corporativo se ve un lema que dice aproximadamente “Odebrecht se concentra en la visión de su cliente”. Las críticas de este escrito se centran en el papel del MOP como cliente, que adolecía de una visión idónea y competente para que el proyecto se hubiera realizado con óptimos resultados.

Existe un respeto y estima por los colegas que participaron como diseñadores, es común que se critiquen los diseños, porque no hay dos arquitectos que harían el mismo parque, pero el diseño actual es una propuesta válida y positiva. Consideramos que muchos critican sin fundamento porque no les tocó hacerlo a ellos.

Sin embargo, en el futuro parece más práctico separar las etapas de diseño y construcción y abrirlos a concurso internacional. Otra oportunidad perdida fue saber qué hubieran hecho algunas prestigiosas firmas del mundo en ese lugar.

Lo más importante es el futuro del proyecto. Una buena alternativa a considerar es la figura de un patronato que maneje y mantenga esta obra con independencia y capacidad de gestionar fondos públicos y privados dentro de un marco legal establecido. De este modo las energías del Estado se pueden concentrar en la generación de nuevos proyectos y no desgastarse en la administración cotidiana.

La conferencia del Alcalde en el reciente Encuentro de Arquitectos Por una mejor Ciudad del Colegio de Arquitectos e IPAUR, brinda la esperanza de que se tomarán medidas positivas.

Estas reflexiones fueron ayudadas por investigaciones de estudiantes de arquitectura de la Universidad de Panamá, una visita al proyecto con el Colegio de Arquitectos y una serie de ensayos fotográficos de estudiantes extranjeros visitantes a FSU Panamá. No está vinculado a la comisión de la SPIA sobre este tema.

<>
Publicado el 21 de agosto de 2009 en el diario El Panama America Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

¿Por qué necesitamos la literatura?

¿Por qué necesitamos la literatura?

La opinión del laureado escritor y docente universitario…

Vicente Donoso

.

La obra del filósofo alemán Georg W. F. Hegel es tan amplia y oscura que uno puede refugiarse en ella para defender cualquier idea.  Por ejemplo, si yo digo que, según Hegel, el Estado es la realización de los intereses generales de la sociedad, seguro que encuentro más de un lugar para respaldar mi afirmación.

Algo parecido le ocurre a la obra de otro filósofo y economista alemán, Karl Marx, donde puedo encontrar defensa para el punto de vista contrario, el Estado no es otra cosa que el consejo de administración de los intereses particulares de la burguesía.

Probablemente, ninguna de las dos afirmaciones aisladas es correcta ya que representan las dos caras antagónicas de la realidad: lo universal frente a lo particular; lo colectivo frente a lo individual.

Pedro, uno de mis alumnos más interesados de la Facultad de Ciencias Económicas, me miró con expresión de no entender. Había venido a verme a mi despacho después de la clase y con su gesto me demandaba una explicación. Quiero decir, continué, que ni en la vida social, ni en la política, ni en la ciencia es posible zafarse de los dos polos de esa contradicción.

Por eso necesitamos la literatura. Pedro volvió a mirarme mientras preguntaba, ¿necesitamos la literatura? El tono venía a significar: ¿tanto llenarse la boca con la ciencia económica y ahora el último consejo de su última clase es que leamos (e incluso escribamos) novelas?

Sí, le respondí con firmeza, necesitamos la poesía, el teatro, la novela. Con la ciencia natural tenemos leyes generales y con la historia accedemos a la comprensión de lo concreto; pero ni siquiera este último saber nos revela el interior de la realidad, el sentimiento de lo individual, la intuición de lo irrepetiblemente humano.

Para eso está la literatura, o dicho de modo más general, el arte, que no es otra cosa que la representación de lo real de modo que podamos entenderlo, o mejor, experienciarlo en su individualidad.

Pedro empezaba a comprender, y creo que terminó comprendiendo del todo cuando le dije que nadie enamora a su pareja enunciando “tienes ojos de pi por erre al cuadrado”, sino cosas como:

Ojos claros, serenos,

si de un dulce mirar sois alabados,
¿por qué, si me miráis, miráis airados?
Ojos claros, serenos,
ya que así me miráis, miradme al menos.

<>
Publicado el 21 de agosto de 2009 en el diario El Panama America Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

El sistema acusatorio: democracia y libertad

El sistema acusatorio: democracia y libertad

 

La opinión del Abogado…
Ramiro Guerra Morales

.

 El derecho en Latinoamérica, por muchas décadas siguió en camino trágico de calcar modelos provenientes de una Europa que vivió la anti-democracia y la modalidad autoritaria de ejercer el poder político. En este contexto recepcionamos una teoría del proceso que eran cualquier otra cosa, menos proceso. El código procesal italiano, al cual prestó su tutoría ideológica el maestro Calamandrei (periodo del fascismo en Italia), heredero de las Ordenanzas de Klein, (imperio Austro-Hungaro-1885), influyó de manera , casi determinante, en los modelos del juez y funcionario de instrucción inquisitivo, que desgraciadamente ha servido para violentar los derechos fundamentales del ser humano.  El juez que investiga, el funcionario de instrucción, que su objetivo es la pena al imputado, relegando la justicia, a un segundo plano, en Latinoamérica, no en pocas veces, terminaron haciéndoles los mandados al poder de turno y el preciado y vital derecho de la libertad, fueron confiscados, llevando a las podredumbres de las mazmorras a miles de hombres, que su único pecado fue criticar.

Por fortuna, a la barbarie sobrevino la Carta Universal de los Derechos Humanos y el reino de la normatividad positivista, cedió el paso a un catálogo de principios naturales, cardinales en la nueva sistemática jurídica, sobre toda la procesal.  Advienen en el firmamento de la doctrina, jurista de la talla de un Montero Aroca, Luigi Ferrajoli, Zaffaroni, Alvarado Velloso, Carlos Muñoz Pope, Silvio Guerra, Rigoberto Acevedo, estos últimos compatriotas, que han abierto surcos, para, tanto en el ámbito de lo penal como civil, quebrar la mentalidad inquisitorial del proceso, que tanto daño ha hecho a la humanidad.

Cuando en nuestro país se debate en torno al Código Penal acusatorio, es importante decirle a la población, el porqué este modelo de la justicia penal procesal, se corresponde con la filosofía de un Estado de Derecho Democrático, la columna axial de este modelo prioriza, cierto la justicia penal, pero reconociendo que valores como la libertad, el debido proceso, el estado de inocencia, son imponderablesMienten los que sostienen que el sistema acusatorio no se compagina con los derechos de la víctima y un verdadera justicia penal. Este sistema acusatorio viene a quebrar lo que en nuestro medio queda de justicia policiaca, que no es constitucional y violenta derechos humanos. El modelo acusatorio y garantista, tal vez contenga deficiencias, cierto, pero el que tenemos repugna con la vida en democracia.

Como cuestión de fondo, sigue pendiente la reforma en el proceso civil. Sigue siendo un monumento a la tortuosidad y lentitud.

<>
Publicado el 21 de agosto de 2009 en el diario El Panama America Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

Objetivos de las Reformas Educativas

Objetivos de las Reformas Educativas

La opinión de…

Luis Calvo Rodríguez

Es un mal crónico, un reclamo en cada esquina del país, las falencias de nuestra educación pública son objeto de debates televisivos, radiales y hace poco, fueron blanco también de las promesas electorales.

Cualquier propuesta debe contar con la participación de los principales actores de la vida político social panameña, no sólo con los convidados de siempre –gremios empresariales y educativos- sino que también debe incluir la participación de las organizaciones sociales y de trabajadores, quienes son los padres y madres de los estudiantes que asisten a los centros de educación pública.

La educación -al igual que otros elementos de la sociedad- está influenciada por concepciones ideológicas, que al mismo tiempo reproduce. En Panamá está orientación ideológica ha sido dirigida a promover el individualismo, la competencia, el tecnicismo, por lo tanto, en desmedro de los intereses de la colectividad o valores como la solidaridad y el humanismo.

Mucho se ha hablado sobre la educación, sobre cómo resolver problemas tan enraizados en el propio sistema y creo que la solución pasa por plantearnos soluciones radicales –yendo a la raíz- sino, después del primer impulso retornaremos, en el mejor de los casos, a sólo pintar y arreglar techos en las escuelas.

Dos importantes puntos a abordar son el cambio de evaluación y de jornada. Por una parte, las diferencias entre la evaluación de secundaria y la evaluación de universidad, no tienen ninguna justificación, más que promover la mediocridad.

Mientras que en secundaria se aprueba con la mitad más uno, en la universidad el mínimo requerido es de setenta y un porciento, lo cual es una brecha demasiado grande.

Por otra parte, la jornada de clases recibida por los estudiantes de las instituciones públicas, son más cortas que las recibidas en instituciones privadas, lo cual es una desventaja para los primeros, dificultando los tiempos de aprendizaje y evaluación necesarios.

Se deben construir nuevas escuelas y colegios, que permitan la ampliación del horario de clases y la reducción de la cantidad de estudiantes por aula, a aproximadamente veinte estudiantes, lo cual facilitaría las labores docentes.

A estos puntos podríamos agregar los necesarios cambios en los planes de estudio, los cuales van desde la reforma a los temarios, pasando por reafirmar el carácter laico de la educación panameña, hasta el cambio de los períodos educativos a trimestres o semestres, que darían una mayor continuidad al proceso educativo.

La educación pública hasta el momento sólo ha servido como cantera que crea y facilita mano de obra barata y dócil al capital privado, el objetivo de las reformas a la educación pasa por medidas que cambien este panorama y que permitan la construcción de un sistema educativo, que fomente la formación de ciudadanos plenamente consientes de sus deberes y derechos, con capacidades básicas en las áreas científicas y técnicas, sin descuidar el humanismo y las ciencias sociales, que en definitiva hacen a un ser humano completo.

 -LCR

<>

Publicado el 13 de agosto de 2009 en el blog  “Martillo y machete”  por el autor.  El link al blog y a este artículo fue enviado por el Autor a Panaletras,  para su publicación.

ELOCUENCIA -Oro y fantasía en el discurso

ELOCUENCIA -Oro y fantasía en el discurso

La opinión del Abogado y Docente Universitario, el Doctor..

Silvio Guerra Morales


.

“No todo lo que brilla es oro” reza el viejo aforismo popular. Época hubo en que nadie quería saber nada de las prendas calificadas como “pura fantasía”. O era oro o simplemente no se quería lucir algo de lo cual se sabía era otro material. En todas las civilizaciones el oro, como metal precioso, ha sido admirado, deificado, perseguido por buenos y malos y apetecido por ricos y pobres. Sin embargo, esto es lo que decimos del metal precioso. Queremos ahora hablar de las palabras que brillan como el oro y las que lucen tan solo como meras fantasías.

He venido observando que no pocos de los interlocutores del discurso en Panamá, sea éste político, jurídico, social, en fin, cuando opinan suelen hacerlo acomodando sus opiniones a distintas posiciones de conveniencia o de claros intereses que podemos calificar como “mediáticos”. Es decir, condicionan la palabra al mayor o menor grado de afectación o potencial daño que les pueda causar y de este modo sacrifican valiosos criterios, más que el valor del oro, que si se hubieran emitido habrían generado tanto bien a muchos o tal vez a la sociedad en general.

Me causa tristeza este tipo de personas. Algunas veces los escuchamos pronunciándose a favor o en contra de tal o cual situación, institución, idea, problema, etc., y no transcurren mucho tiempo cuando vuelven a aparecer en la palestra pública emitiendo juicios contrarios a los que ya habían sostenido.

No niego el hecho que, de pronto, estemos equivocados y que posteriormente corrijamos una idea o pensamiento. No se trata de eso. Lo que planteo es que la falta de seriedad científica –entiéndase por científico lo metódico, sistemático, coordinado, elaborado- produce en el seno social incoordinación, desorientación, máxime cuando en ella muchos ciudadanos suelen creer en quienes orientan a la opinión pública y hasta hacen de ellos sus lideres de opinión o persona a admirar.

No podemos caer en el discurso de la conveniencia. Ese discurso es penoso, lamentable, y como tal está plagado de mojigatería, de maledicencia y termina dando al traste con la credibilidad social.

Invito a mis lectores a que seamos circunspectos, hombres y mujeres de una sola materia, sin temor a que nos doblegue la amenaza, el miedo, o tal vez, a lo que podamos perder o dejar de ganar si emitimos nuestras opiniones.

Invito también a que sepamos diferenciar la palabra que brilla por ser “puro oro” de aquella que brilla con engaños y que nunca dejará de ser “pura fantasía”.

No puede ser cierto que en medio de una sociedad que demanda el nacimiento o el fortalecimiento de verdaderos líderes, el miedo a lo que pueda acontecer o suceder por lo que se diga, melle o aniquile la verdad.

<>
Publicado el 21 de agosto de 2009 en el diario El Panama America Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde

¿Por qué urge el Sistema Acusatorio?

¿Por qué urge el Sistema Acusatorio?

La opinión del Abogado, Catedrático Universitario y Activista de Derechos Humanos, Doctor…

Miguel Antonio Bernal

.

El Estado moderno tiene la obligación de ser, en todo momento, garante de la convivencia y del respeto de los derechos fundamentales. Con mucha preocupación y tristeza vemos cómo, sin consulta ciudadana alguna, el Órgano Ejecutivo ha decidido –con absurdo desparpajo- posponer la entrada en vigencia del nuevo sistema acusatorio.

Aducen los integrantes del mismo que: ”Los nuevos términos consagrados…  son los adecuados para completar las tareas pendientes que demanda la administración de justicia en aras de garantizar la efectiva aplicación de la ley.” Y así se pospondrá la entrada en vigencia del Sistema Penal Acusatorio, al 2 de septiembre de 2011 como fecha de inicio para la aplicación específicamente en el Segundo Distrito judicial (que comprende los circuitos judiciales de Coclé y Veraguas) y, así, sucesivamente hasta el 2014, cuando tendrá aplicación en el primer distrito judicial de Panamá. En otras palabras: orden y seguridad, antes que libertad y garantías!

Resulta increíble que toda la labor de educación iniciada para la urgente y necesaria transición hacia un sistema penal acusatorio que nos permita abandonar, de una vez por todas, el sistema penal inquisitivo -que ha servido de sostén a la corrupción, desorganización, ineficiencias e ineficacias, que no permite satisfacer el derecho ciudadano a una justicia pronta, sin el excesivo y nefasto formalismo de la actual- sea tirada por la borda con justificaciones que desbordan de demagogia, populismo y desprecio por el garantismo constitucional. ¿A dónde nos quieren llevar con esta medida?

Se hace necesario recalcarle a la sociedad cuán importante es el nuevo sistema penal acusatorio con su oralidad, en el cual la práctica de prueba y la emisión de la sentencia deben hacerse en el mismo acto de la audiencia, dejando atrás los trámites lentos y ritualistas; que el juez no puede seguir basándose solo en el expediente y que deberá tener un mayor contacto con el imputado y la víctima; que se tendrán que eliminar los privilegios pues se hace obligatoria la igualdad de las partes, que no podrán atiborrarse las cárceles de presos sin condena, por caprichos de fiscales y personeros; que la presencia de un juez de garantías obligará a un mayor respeto de los Derechos Humanos y a impedir tanta impunidad que nos ahoga.

Con el nuevo sistema penal acusatorio, que acabaría con los recursos dilatorios y pondría límites a la duración de los procesos para poner fin la mora judicial, la aplicación de las penas estaría subordinada al respeto de los Derechos Humanos, instrumento esencial de la convivencia social pues ellos deben ser el piso y el techo, el fundamento y el límite del poder punitivo.

<>
Publicado el 21 de agosto de 2009 en el diario El Panama America Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que le corresponde