La opinión del profesor

La opinión del profesor

Manuel Castro Rodríguez

.

De ser aprobado el proyecto de ley 019-09 –conocida como ‘ley de sapería’-, el Gobierno podrá conocer todo lo que hacemos por teléfono e Internet, sin que medie una orden judicial previa, lo cual vulnera nuestras garantías fundamentales. Esto es característico de un Estado totalitario.

El 7/8/2009, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó a Brasil por las escuchas telefónicas realizadas en 1999 por la Policía Militar, que fueron autorizadas por el poder judicial sin fundamentación jurídica y sin la debida notificación al Ministerio Público.

En Argentina, el 23/2/2009, la Corte Suprema de Justicia de la Nación confirmó la inconstitucionalidad de una ley muy parecida a la que pretenden imponernos. Esa ley había sido aprobada el 17/12/2003, pero fue suspendida por el entonces presidente Néstor Kichner.

¿Quiénes son los interesados en imponernos la ‘ley de sapería’? En la trascripción taquigráfica de la sesión de la Cámara de Senadores de Argentina del 8 de junio de 2004, puede leerse: “Los hechos de la causa son los siguientes: el 25 de setiembre de 2001, entre la empresa americana ChoicePoint y el Departamento de Justicia del Gobierno de Estados Unidos se celebró un contrato según el cual esta empresa, por un precio de 11 millones de dólares, se comprometió a proveer acceso -dialing and control Internet access- a registros de datos personales de ciudadanos norteamericanos y de países latinoamericanos, entre los cuales se encontraba la Argentina”.

Además, no podemos ignorar que sería un negocio millonario para aquéllos que obtengan los contratos para suministrar el equipamiento necesario. El pueblo sería quien tendría que pagar los gastos en que se incurriría por implementar este engendro.

El 26/10/2001, los legisladores norteamericanos aprobaron por una abrumadora mayoría la ‘Ley Patriótica’. Con el pretexto de combatir el terrorismo, EEUU ha violado los derechos humanos de norteamericanos y extranjeros, debido a la restricción de las libertades y garantías constitucionales.

Debemos manifestarnos en contra del proyecto de ‘ley de sapería’. Como nos dice Benjamin Franklin: “Quienes pueden renunciar a su libertad esencial para obtener una pequeña seguridad temporal, no merecen ni libertad ni seguridad”.

<>

Publicado el 17 de agosto de 2009 en el diario El Panamá América Digital, a quien damos, lo mismo que al autor, todo el crédito que les corresponde.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: